Tag Archives: Fotografía

La cautivadora belleza de las solarigrafias

La solarigrafia es una técnica de fotografía de larga exposición en la cual se imprime en papel fotográfico las distintas trayectorias del sol a través del cielo durante las estaciones del año. Para la misma generalmente se suelen utilizar cámaras de tipo estenopeicas, es decir sin lente y un cuerpo el cual consta de una caja de estanco con un orificio o estenopo por el cual ingresa la luz quedando plasmada en un material fotosensible. En efecto un principio y mecanismo muy similar al utilizado en las cámaras oscuras, las primeras cámaras en la historia.

Tras seis meses o un año la luz que ingresa a través del orificio irá marcando en el papel fotográfico la trayectoria del sol entre sus puntos máximo y mínimo y todos los puntos intermedios entre estos. Un detalle interesante a notar es que el color de cada trayectoria es el color del cielo durante el período de tiempo de esa trayectoria en cuestión, por lo que las solarigrafias no sólo indican el trayecto del sol sino que además son una buena indicación del color del cielo durante cada período de tiempo.

Como puede observarse en la imagen hacia la derecha, las cámaras utilizadas son simples y fáciles de construir y generalmente se construyen utilizando latas. El único desafío técnico presentado por las mismas consta en calcular el diámetro óptimo del orificio o estenopo y la altura a la cual debe ubicarse la cámara para capturar los puntos máximos y mínimos de la trayectoria.

Es una técnica tanto artística como didáctica ya que permite visualizar de manera clara y sencilla la trayectoria de sol en el cielo sin necesitar de una mayor explicación.

Fotografías del solsticio
Un tipo de fotografía similar en temática pero muy distinta en su técnica son las fotografías del solsticio de verano. La técnica en si es mucho más simple y no se necesita construir una cámara especial, simplemente se toma una fotografía por hora desde las 6 AM hasta las 6 PM y luego se realiza una composición de todas las imágenes.

En esta imagen realizada en Noruega vemos al sol transitar directamente sobre el Trópico de cáncer.

Artículos relacionados
Fotografías pioneras, la primer fotografía en la Historia.

La paloma cámara, un drone versión 1903

Hace unos días mencionábamos las razones que llevaron llevaron al Imperio austrohúngaro a modificar por completo su agencia de inteligencia a principios del siglo XX con el fin de contrarrestar la aparición de las cámaras y los micrófonos en el campo del espionaje. De todos éstos métodos tecnológicos la paloma cámara fue quizás el más ingenioso.

Durante miles de años las palomas fueron un instrumento de inteligencia militar crucial para la transmisión de mensajes, pero no fue sino hasta principios del siglo XX que las mismas se convirtieron además en una herramienta de espionaje y recolección de información.

Éste desarrollo tuvo lugar en 1903, cuando Julius Neubronne patentó su diseño y comenzó a ofrecer los prototipos a distintos organismos del estado. El mismo constaba de una pequeña cámara de acción neumática de 70 gramos que, tras ser accionada por un temporizador, comenzaba a tomar fotografías a una altura que variaba entre los 50 y 100 metros (ésto dependía enteramente de la paloma) cada 30 segundos y un arnés que permitía montar dicha cámara al pecho de una paloma mensajera sin dificultar su vuelo. Entre los interesados se encontraría la Compañía de palomas mensajeras de Baviera, quienes le brindaron los fondos suficientes a Neubronne para continuar desarrollando prototipos más sofisticados, que fueron desde cámaras cada vez más pequeñas hasta arneses cada vez más elaborados.

Si bien la fotografía aérea en el campo de batalla no era una novedad, y varios tipos de globos que sujetaban cámaras en altura ya habían sido utilizados en el pasado, las ventajas que ofrecían las palomas eran notables. En principio eran menos sospechosas, y si se ponía la paloma entre el objetivo y su palomar se aseguraba la obtención de las imágenes. Con los globos lo anterior dependía de los vientos. Además, a diferencia de los globos, no se debía montar una arriesgada y muchas veces infructífera misión de búsqueda para obtener el rollo fotográfico, ya que la paloma siempre retornaba con el éste a su palomar.

En esta singular imagen podemos apreciar las plumas del ave.

Al día de hoy no sabemos exactamente en qué operaciones militares concretas fueron empleadas, ya que su utilización se mantuvo en secreto, pero si sabemos que fueron empleadas en gran número durante la Primer Guerra Mundial para el reconocimiento de distintos campos de batalla. La mayoría de las imágenes de la paloma cámara que existen fueron obtenidas durante la Exposición Internacional de Fotografía de Dresde.

Fotografía aérea antigua

La fotografía aérea antigua, y en especial la de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, es ciertamente un tema extremadamente interesante, sobretodo los métodos utilizados. Uno de estos métodos, y sin lugar a dudas el más popular de todos, era subirse a una grúa con una pesada cámara y comenzar a tomar fotografías de los alrededores. La imagen en cuestión fue tomada durante la década del 20.

Muchas de las imágenes aéreas antiguas más reconocibles fueron tomadas por Darian Smith, un verdadero pionero, y una de las primeras personas en emplear aviones y cámaras para realizar revelamientos topográficos para la producción de mapas de mayor precisión.

Artículos relacionados
Reloj cámara para espías victorianos.
El Sr. Richebourg, un espia particular.
Alfred Redl, el peor traidor en la Historia.

Cómo los Laboratorios Bell lograron “fotografiar el sonido”

En 1954 y con el fin de estudiar la propagación del sonido y los fenómenos ondulatorios, los Laboratorios Bell, institución prácticamente legendaria ya que ha sido responsable en gran parte por haber inventado infinidad de las tecnologías que hoy damos por hechas en el siglo XXI, dispuso de un grupo de cinco científicos e ingenieros bajo la dirección de Winston Kock (quien años más tarde se convertiría en una de las figuras más importantes en la historia de la NASA) con la tarea de lograr capturar visualmente de las ondas sonoras y su propagación. Éstos investigadores eran parte del Laboratorio Volta, subdivisión de la Bell Labs especializada en el estudio del sonido.

Tras varias pruebas y prototipos los investigadores desarrollaron un dispositivo que lograba la tarea que se les había sido encomendada a la perfección, más importante aun, el mismo era elegante: originalmente denominado como la lente acústica (no confundirse con las lentes acústicas utilizadas para enfocar el sonido en ciertos tipos de parlantes, éstas también fueron inventadas por los Laboratorios Bell), y posteriormente renombrado como el refractor de ondas sonoras. Éste aparato consistía de de dos partes, un parlante tipo bocina para producir el sonido, y el sistema de captura y conversión de las ondas sonoras en luces de distinta intensidad. Éste último a su vez se subdividía en una varilla de aluminio que vibraba al ser expuesta a las ondas sonoras y un micrófono que capturaba el sonido en si, las señales captadas por ambos sensores eran entonces codificadas en distintas tensiones de voltaje y a través de otro circuito se alimentaba a una lámpara de neón utilizando esas tensiones.

Dicha lámpara fue especialmente diseñada para este propósito por los ingenieros de Bell, y era la parte más compleja del dispositivo, ya que podía variar en su intensidad, apagar y prenderse y variar los ángulos de refracción varias veces por segundo, siendo además capaz de producir distintas intensidades de brillo en distintas áreas de su superficie en simultáneo. El efecto generado por la misma puede verse claramente en la imagen cabezal.

La importancia de esta investigación es que permitió visualizar ondas sonoras propagándose en el espacio, todos los intentos anteriores, como el realizado de manera pionera por Joseph Norman Lockyer 1878, lo hacían en el plano.

El asistente de laboratorio novato que destruyó por error el mejor archivo fotográfico del Día D

Robert Capa, de origen húngaro, es reconocido como uno de los mejores fotógrafos y corresponsales de guerra del siglo XX. Desde la Guerra Civil Española, donde capturó la “Muerte de un miliciano”, pasando por la guerra Segunda guerra sino-japonesa, la Guerra árabe-israelí de 1948, hasta la destrucción de Berlin entre otros. Es muy posible que sin saberlo hayas visto su obra cientos de veces, ya que tomó algunas de las fotografías más emblemáticas e icónicas de la Historia.

Su talento y su valor eran tales, de hecho Chttps://www.meneame.net/m/cultura/asistente-laboratorio-novato-destruyo-error-mejor-archivo-dia-dapa se metía entre los soldados en medio del combate, que el Comando Aliado lo autorizó para tomar las fotografías del desembarco en Omaha, durante la Batalla de Normandía. A ver, para que entendamos la dimensión de esto, era húngaro, y Hungría era parte del Eje, por lo que para el mando aliado y a pesar de ser judío y perseguido por los nazis Capa era ante todas las cosas un “ciudadano enemigo”, y la invasión a Normandía era crítica y se mantenía en el máximo secreto. No obstante, su talento y coraje eran tales que así y todo lo enviaron a capturar con su cámara el desembarco cómo fotógrafo para la revista LIFE. Después de todo, su lema era “Si tus fotos no son buenas, es que no estás cerca”

Y así lo hizo, el valiente fotógrafo se subió a una de las lanchas de desembarco, sobrevivió a la artillería que destruyo a varias de las lanchas antes de que toquen tierra en la Playa de Omaha, sobrevivió a las ráfagas de ametralladora que venían desde los búnkers alemanes, a las minas, al fuego de morteros y a los francotiradores alemanes todo mientras tomaba fotografías con sus dos cámaras Contax II y lentes de 50 mm de la acción aconteciendo a su alrededor. En total tomaría 106 fotografías. Si bien hubo otros fotógrafos, la importancia de Capa es que éste desembarcó con la primer ola junto a la Compañía E del Regimiento de Infantería 16 de la 1ra División, lo que le permitió capturar el momento más intenso y cruento de la batalla. En comparación, ninguno de los fotógrafos de la Agencia AP pudo desembarcar con la primer ola, y el otro fotógrafo de LIFE, Bob Landry, desembarcaría en una playa no muy defendida. Los fotógrafos restantes irían con el General Patton o con la fuerza aérea.

Pero lo peor, incluso peor que las balas y granadas alemanas pasando a centímetros de su cuerpo durante el Día D, llegaría más tarde, cuando un asistente de laboratorio de sólo 15 años de edad llamado Dennis Banks contratado por la revista Life por unos pocos dólares en Londres tomara tres y medio de los cuatro rollos entregados por Capa, configurara mal el secador de la plancha de negativos derritiendo los mismos en el proceso. Sólo 11 fotografías sobrevivieron, este juego fotografico se conoce hoy con “Las Once Magníficas”. Curiosamente, Capa se apiadó del joven y nunca le dijo nada a sus jefes en Londres.

Algunas fotografías de Capa
Sperlinga, 1943.

La muerte de un miliciano, 1936.

El impresionante mundo submarino de David Doubilet

Naufragio

Pez de naufragioDavid Doubilet es sin lugar a dudas el mejor fotógrafo submarino del mundo, y eso es indiscutible. Sus fotografías reflejan el mundo submarino de una manera única. En la cual tanto la ciencia como el arte y la aventura son combinadas para capturar escenas que reflejan tanto lo insólito de las profundidades como lo excepcional y realmente maravilloso de las mismas. Mundos que, a pesar de existir en nuestro planeta, son totalmente alienígenas al nuestro.

RayasHabiendo publicado varios libros fotográficos, los cuales, como buen admirador, tengo todos (recomiendo infinitamente Water Light Time, obra dedicada especialmente a la interacción entre la luz y el agua en lo profundo), Doubilet es famoso por su técnica fotográfica de lentes separadas, la cual “inventó” por error cuando en sus inicios configuró mal una de sus cámaras. Interesado con el resultado obtenido una vez reveladas las fotografías continuó experimentando con ésta configuración hasta lograr las Bosque sumergidoespectaculares imágenes actuales donde combina a la perfección lo que ocurre en la superficie con lo que ocurre debajo del agua.

En Anfrix ya hemos hablado sobre fotografía y arte subacuática en un par de oportunidades -ya con la nueva versión del sitio tendremos un índice temático de entradas-. Algunas de estas entradas fueron: El mundo sumergido de Jason de Caires Taylor, Un bosque sumergido en el Pacífico, El cementerio sumergido de estatuas soviéticas (pronto saldrá un nuevo artículo sobre otros cementerios de estatuas)

Cardumen Focas Barco y submarino Buzo Mantaraya y un barco Buzo y medusas

Una fascinante familia de gorilas espalda plateada

Gorila espalda plateada en RuandaHoy pude ver una de las mejores exhibiciones fotográficas sobre gorilas alguna vez realizadas. Se trata del trabajo realizado por los usuarios de Flickr youngrobv (Rob & Ale). Quienes aprovechando un viaje a Ruanda en la región del monte Sabyinyo en Virunga, lograron entrar en contacto con una amistosa familia de gorilas espalda plateada. Realmente, las expresiones faciales de estos magníficos animales son capaces de romper la frontera entre humanidad y mundo animal para acercarnos aun más con nuestros primos biológicos. Definitivamente, en varias de las imágenes, estos gorilas me resultan más humanos que algunas de las personas que conozco.

Visitar la galería.

 

La triste situación de los gorilas
Una razón más para luchar por los derechos de estos espectaculares animales que durante milenios vivieron pacíficamente en las montañas Virunga y que actualmente se encuentran siendo masacrados y exterminados hasta su extinción a causa de los conflictos políticos en el Congo y Ruanda. Muchas veces, grupos de rebeldes ingresan al hábitat de los gorilas y literalmente los toman de rehenes para evitar que el ejército los persiga. En este enlace encontrarán mucha información al respecto (atención, imágenes crudas de la matanza)

Capturando el patrón dejado por la hélice de un helicóptero

Patrón de la hélice - 1949

Adreas Feininger fue un fotógrafo que investigó profundamente en lo que a técnicas de fotografía respecta, dedicándose especialmente a temáticas de la naturaleza o aspectos científicos. En fin, una de las fotografías más interesantes y bellas sobre aviación que pude ver fue tomada por Feininger en el año 1949, para la cual, utilizando un helicóptero de la Marina de los Estados Unidos con su hélice especialmente iluminadas, expondría una película de gelatina de plata capturando el patrón dibujado por la hélice del helicóptero mientras este aterrizaba.

Patrón de la hélice - 1949 Patrón de la hélice - 1949 Patrón de la hélice - 1949

El infierno de la Batalla del Dniéper resumido en una sola imagen

Ayer por la tarde me encontraba leyendo sobre la Batalla del Dniéper la cual se considera al día de hoy como una de las batallas más grandes, tanto en personal como equipos y pérdidas, en la historia de la humanidad: 2.650.000 soldados del lado soviético y más de 1.250.000 de soldados del lado italo-alemán en conjunto a miles de tanques y decenas de miles de cañones y piezas de artillería se enfrentarían desde el 24 de agosto de 1943 hasta el 23 de diciembre del mismo año. En total entre 1.600.000 a 2.800.000 seres humanos perderían sus vidas o serían heridos. Superando con creces el millón de muertes

Batalla del Dniéper

Increíblemente, otra vez más, me encuentro con el ejemplo de cómo, una simple imagen, puede resumir algo sin necesidad de palabras. La imagen anterior refleja el infierno de la contienda, vemos a un soldado herido caminando entre las piezas de artillería soviética abriendo fuego sobre posiciones alemanas. Me aterra como algo tan horrible e inhumano puede, a la vez, dejar como legado una imagen tan estéticamente bella. Simplemente me aterra.

La mirada de las mil yardas

Mirada de las mil yardasCon la reciente muerte de Harry Patch, el último soldado sobreviviente que participó en el combate de trincheras durante la Primer Guerra, comencé a leer bastante sobre la vida de este gran hombre, quien a pesar de sus 111 años y frágil salud, continuaría hasta utilizar sus últimas fuerzas en advertir a las generaciones futuras sobre los horrores y la inutilidad de las guerras.

En la serie de recuentos y anécdotas que supo dejar antes de morir, una supo captar mi atención en gran medida. La misma contaba como, en un principio, los oficiales fusilaban a ciertos hombres por cobardía tras que éstos, al recibir una orden, la ignoraban por completo. No obstante, los soldados sabían que no se trataba de cobardía ni desobediencia, sino que había una razón mucho más profunda y desalentadora para este comportamiento que comenzaba a surgir en los campos de batalla modernos. No porque no existiese anteriormente, sino porque las condiciones de la guerra misma habían cambiado, volviéndose mucho más intensas y estresantes. Con el pasar de los meses, el Alto Mando Británico confirmaría esta sospecha, y daría la orden a rajatabla a sus comandantes de no fusilar a éstos hombres. Esto ya que catalogarían a los mismos como ‘enfermos de guerra’. Prontamente todos los bandos tendrían su nombre para esta condición: Kriegszitterer para los alemanes, obusite para los franceses, y shell-shock para los americanos y británicos.

Hoy lo conocemos como desorden de stress post-traumático agudo. No obstante, anteriormente, y años después del aterrador combate de trincheras y gases nerviosos, durante la Segunda Guerra, los soldados comenzarían a referirse a esto informalmente como “la mirada de las mil yardas,” a partir de un artículo aparecido en la revista LIFE y en alusión a la prácticamente abstracta presencia de la persona de su lugar físico. Era fácil reconocerlos, hombres sentados en trincheras o búnkers con sus miradas perdidas, mirando hacia la nada, muchas veces sonriendo a pesar de estar bajo intenso fuego de artillería, ignorando todo peligro a su alrededor como si sus mentes hubiesen decidido escapar de sus maltrechos cuerpos.

En la imagen en cuestión vemos a un soldado australiano de la Primer Guerra en un improvisado hospital de campaña tras la sangrienta Batalla de Ypres, con su mano amputada junto a otros heridos. Sonriente, y completamente abstraído de la sombría escena que le rodeaba, el soldado tiene su mirada perdida en la nada, como si se encontrase en un mundo aparte, alejado de los horrores de la guerra. -click en la imagen para ver la escena completa-.a

Cuando la naturaleza supera al Photoshop

Arco de Parry

Arco de ParryLa fotografía anterior es simplemente sorprendente. En la misma tienen lugar varios fenómenos atmosféricos de los que ya hemos hablado, desde un parhelio hasta un arco-iris medio. No obstante, el más impresionante es el llamado halo del hielo o arco de Parry. Ilusión óptica que suele ocurrir en lugares en los cuales la superficie se encuentra completamente congelada. La misma fue avistada por vez primera en el siglo XIX por Sir William Edward Parry, durante una de sus expedición al ártico. Y puede observarse cuando los rayos de la luz solar atraviesan formaciones cristalinas formadas a partir del hielo de la superficie y cuya configuración las convierte en prismas hexagonales. Los rayos, si se dan las condiciones necesarias, atravesaran las dos caras adyacentes de los prismas, cuyos ejes y dos de sus caras se encuentran orientadas horizontalmente. De esta manera, tendrá lugar un brillante arco de luz de 22º. Como observan en las fotografías, si una persona se posiciona exactamente entre la cámara y el arco, el resultado logrado es simplemente indescriptible con palabras.

Parry realizó gran cantidad de ilustraciones muy precisas de lo visto en su viaje. Las mismas las incluiré en una entrada futura que estoy preparando sobre como se ilustraban los fenómenos atmosféricos en el pasado.

Figuras vivientes de principios del siglo XX

A principios del siglo 20 se puso de moda entre los ejércitos del mundo realizar figuras de sus escudos, animales o símbolos nacionales. De esta manera, no solo se demostraba la disciplina de los soldados, logrando formar perfectamente complejas e intrincadas figuras que, vistas desde el aire, cobraban sentido, sino que además servían para levantar la moral de las tropas.

1502-1.jpg

No siempre eran ejércitos, en el ejemplo anterior vemos el tigre de la Universidad de Pittsburgh, realizado el 9 de Abril de 1920 por su alumnado -Desgraciadamente la imagen original se encuentra muy aclarada hacia la derecha, por lo que la he ecualizado, para ver la imagen original (y de resolución mucho mayor) hagan click aquí

La Alemania Nazi y la Unión Soviética, aunque en menor escala, solían también realizar este tipo de imágenes. En la fotografía vemos una esvástica realizada por soldados apuntando sus rifles en todas las direcciones.Sin embargo, sería en los campos de reserva del Ejército de los Estados Unidos, donde donde esta técnica digno de hace envidiar a cualquier colonia de hormigas, se volvería todo un arte. Formando todo tipo de imágenes y escudos muy queridos para pueblo americano con miles y miles de soldados. Algunos de los ejemplos, son los que vemos a continuación: La estatua de la libertad, realizada en 1918 en el Camp Dodge, con la cooperación de 18 mil hombres, la mayoría miembros de brigadas de reservistas. La Campana de la Libertad, famosa tras ser la campana utilizada para llamar a los ciudadanos de Filadelfia en 1776 para leerles por vez primera la Declaración de Independencia. La misma, también realizada en 1918, pero en el Fuerte Dix, requeriría la cooperación de 25 mil reservistas. En la tercera imagen vemos el emblema del cuerpo de Marines. Esta, es ciertamente la más increíble de todas, no solo por el número de hombres requerido, sino por la complejidad del emblema. Además del águila crestada –Morphnus guianensis y el ancla inclinado, debían formar el globo terreste y en el centro del mismo una imagen correcta de todo el continente americano. En la cuarta y última, también extremadamente compleja, vemos al perfil Presidente Woodrow Wilson (y su autógrafo) formado a partir de 21 mil reservistas del Campo Sherman.

Estatua de la LibertadCampana de la LibertadUS Marine CorpsWoodrow Wilson

Estas últimas fotografías fueron tomadas por los fotógrafos Arthur Mole y John Thomas, especialistas en fotografías de magnitud épica. Noten la excelente perspectiva que logran darle a las imágenes, destacando a los hombres cercanos a la cámara mientras que, los más alejados, logran confundirse entre la maraña de personas como si solo fuesen puntos o trazos.

Actualización: Tras publicar la entrada pude encontrar un enlace a la galería Carl Hammer, de Chicago, la cual contiene gran parte del trabajo con figuras vivientes de Mole y Thomas, así como otros especialistas en este arte. Vale la pena seguir el enlace ya que el mismo contiene imágenes de gran calidad.

Fotocromos, la ventana al pasado

Si bien existen infinidad de imágenes del siglo XIX y principios del XX, las mismas son tan borrosas, tan carentes de vida, que es difícil imaginar la vida en aquel entonces. No obstante, menos conocidas, son las imágenes obtenidas por la técnica del fotocromo. Las cuales son, verdaderas ventanas al pasado:

Calle Mulberry, New York City, 1900 -versión en altísima resolución por aquí; La estación del ártico Spitsbergen a finales del siglo XIX, base de la expedición sueca en glogo (a la cual ya le dedicaremos una entrada); El castillo Neuschwanstein, 1890, del cual se basaría el castillo de la Cenicienta -Versión en alta resolución por aquí

1145-1.jpg 1145-3.jpg1145-2.jpg

Los fotocromos son en sí una técnica de menor calidad que la fotografía a color, disponible en la época, pero prohibitivamente costosa. La misma utiliza una fotografía en blanco y negro para la imagen en general, y 14 placas litográficas para el color. Su costo menor, permitió que miles de fotos en los lugares más apartados del mundo fueran tomadas.

Niñas en Jerusalén a finales del siglo XIX; Palacio de Amsterdam, finales del siglo XIX; Día de playa en Coney Island, 1902.

1145-5.jpg 1145-4.jpg 1146-6.jpg

Con el fin de lanzar una línea de postales de 1 penique, el gobierno de Estados Unidos mandaría a capturar miles de fotocromos en lugares de todo el mundo. Hoy, más de 5000 son mantenidos por la Biblioteca del Congreso, y han sido puestos en línea en versiones de alta resolución.

Si bien es su variedad lo que las vuelve un tesoro incalculable, su calidad no se compara con verdaderas fotografías a color. Recordarán quizás el artículo sobre fotografías pioneras, y la odisea fotográfica de Sergei Mikhailovich Prokudin-Gorskii al servicio del Tsar.

Todas tomadas durante 1909 y 1915, en la última el mismo Gorskii aparece autoretratado.

1145-7.jpg 1145-9.jpg 1145-8.jpg

Yousuf Karsh, el fotógrafo de la historia

1123-2.jpgSemanas atrás estaba leyendo un artículo muy interesante sobre el Genocidio Armenio, poco me esperaba encontrar una referencia hacía un personaje tan interesante y con un legado tan inmenso como Yousuf Karsh.

Nacido en 1908, en Mardin, actual Turquía, Yousuf Karsh, de etnia armenia, presenciaría desde niño el horror de un genocidio. Evento por el cual sus padres deberían a escapar hacía Canadá. En su exilio, viviría con su tío, fotógrafo de profesión, quien le haría dar los primeros pasos hacía el oficio que, inesperadamente, lo llevarían a convertirse en el fotógrafo de personajes históricos más prolífico del que se tenga registro.

Karsh se interesó en la fotografía de manera artística, a pesar que su familia, presionada por la situación de pocos recursos en la que vivían, lo impulsaba a buscarle un rédito económico a su tarea. Curiosamente, este oficio no fue primeramente su deseo, ya que éste comentó en varias oportunidades que deseaba estudiar medicina. Carrera que no pudo realizar por motivos económicos.

Inmediatamente, una vez iniciado como retratista, comenzaría a perfeccionar su técnica cada vez más. Su intención, según sus palabras, consistía en “poder capturar el alma de la persona,” la esencia que, a pesar de tratarse solamente de una imagen estática, indicaba la personalidad, el carácter y, posiblemente, hasta la importancia del personaje retratado.

1123-1.jpg1123-3.jpg1123-5.jpg

Esto lo llevaría a investigar fuertemente en el campo de la iluminación de estudio, revolucionando el concepto y logrando desarrollar varias técnicas y metodologías nuevas en el proceso. Esta dedicación y talento darían sus frutos, que, tras su histórica fotografía para la portada de Life de Winston Churchill, lo llevarían a convertirse en uno de los fotógrafos más destacados del mundo. Así continuaría durante sus 60 años de carrera, capturando para la historia los rostros de la gran mayoría de las figuras del siglo XX. Tanto artístas y pensadores como políticos y nobles pasarían por su lente. Siendo hoy en día considerado como el fotógrafo de famosos más prolífico de todos los tiempos.

1123-4.jpg1123-6.jpg1123-7.jpg

Enlaces relacionados
– Una galería de imágenes de la vida del mis Karsh (click en “next” para pasar de imagen)
Tres galerías con algunas de las fotografías de personajes famosos retratados por Karsh
Esta galería tiene una navegación bastante tediosa, pero la misma tiene una gran cantidad de imágenes.