Silueta de una persona parada entre el lente de una cámara y un arco de Parry.

De los arcos de Parry a los sundogs, los fenómenos atmosféricos más increíbles

Los arcos de Parry y los parhelios de tipo sundog son dos de los fenómenos atmosféricos más espectaculares de la tierra, más aun cuando son capturados por el lente de una cámara.

La fotografía a continuación es simplemente sorprendente, en la misma tienen lugar varios fenómenos atmosféricos de los que ya hemos hablado, desde un parhelio hasta un arco-iris medio. Estos dos fenómenos atmosféricos son de por si extremadamente raros, pero verlos en simultáneo es simplemente sorprendente y asombroso.

Un Arco de Parry y un parhelio del tipo
Un Arco de Parry y un parhelio del tipo «sundog» rodeando a una persona.

No obstante, el más impresionante es el llamado halo del hielo o arco de Parry. Ilusión óptica que suele ocurrir en lugares en los cuales la superficie se encuentra completamente congelada y con un alto grado de cristalización. Como podemos observar en la fotografía hacia la derecha, la Antártida es el lugar por excelencia para poder ver la ocurrencia de este tipo de fenómenos, así como también lo son Alaska y el Polo Norte.

La misma fue avistada por vez primera en el siglo XIX por Sir William Edward Parry, durante una de sus expedición al ártico, y puede observarse cuando los rayos de la luz solar atraviesan formaciones cristalinas formadas a partir del hielo de la superficie y cuya configuración las convierte en prismas hexagonales.

Los rayos, si se dan las condiciones necesarias, atravesaran las dos caras adyacentes de los prismas, cuyos ejes y dos de sus caras se encuentran orientadas horizontalmente. De esta manera, tendrá lugar un brillante arco de luz de 22º (obviamente con respecto a la posición del observador del fenómeno).

Como podemos observar en las dos fotografías presentes en este artículo, si una persona se posiciona exactamente entre la cámara y el arco, el resultado logrado es simplemente indescriptible con palabras, y, si bien podemos pensar que el mismo es un curioso efecto logrado con el Photoshop por algún diseñador gráfico aburrido, en realidad este fenómeno es completamente natural y no posee ningún tipo de efecto gráfico o edición alguna.

Sir William Edward Parry

Sir William Edward Parry fue un contralamirante inglés de la Marina Real cuyo rol en la exploración del Ártico fue pionero e importante. Durante sus varias travesías por las tierras heladas del Ártico vislumbró y documento por vez primera todo tipo de fenómenos lumínicos y atmosféricos en el cielo, entre ellos los ya mencionados arcos de Parry, a los que además dio nombre.

Silueta de una persona parada entre el lente de una cámara y un arco de Parry.
Silueta de una persona parada entre el lente de una cámara y un arco de Parry.

Parry realizó gran cantidad de ilustraciones muy precisas de lo visto en sus viaje, y fue uno de los pioneros en la ilustración y documentación científica de los fenómenos atmosféricos en el pasado.

Sus extensas y detalladas anotaciones incluso inspiraron obras de arte, como por ejemplo El Mar de Hielo (Das Eismeer) del pintor Caspar David Friedrich. Una bella pintura en la cual una serie de bloques de hielo aplastados por el movimiento de las placas heladas genera figuras similares a las olas del mar, de allí el nombre de la pintura.

Como podemos ver Parry vivió una vida repleta de aventuras y descubrimientos, algo realmente envidiable.

Maravillas de la naturaleza

En el planeta tierra no faltan los fenómenos lumínicos relacionados con los cristales del hielo. Por ejemplo, en Sigulda, Letonia, existe un fenómeno espectacular denominado como los pilares de luz de Sigulda, también causados por la refracción de la luz en los cristales de hielo depositados en la superficie. Estos pilares son gigantescos pilares de luz los cuales forman uno de los más asombrosos espectáculos lumínicos naturales en el mundo. Puedes leer un artículo en detalle sobre estos siguiendo el enlace anterior.

Si bien los fenómenos lumínicos naturales en el cielo son asombrosos, los artificiales también lo son, el enlace anterior te llevará a un articulo sobre las detonaciones nucleares espaciales realizadas durante la Guerra Fría.

5 Comments

  1. No puede ser un poco menos iridiscente?

  2. Si es que entendí bien tu pregunta, creo que no, ya que se forma siempre junto a otros fenómenos como arcos de 46 grados o parhelios del tipo ‘sundogs’.

  3. Wow, la segunda foto te deja sin palabras, es como mirar un cielo lleno de estrellas con el sol brillando.

  4. Así es, parece una de esas pinturas «New Age» 😛

  5. es posible ke eso aparenzca en concordia entre rios??

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies