Capturando efectos de manera visual

La utilización de distintas y variadas técnicas fotográficas para capturar patrones y efectos visuales que de otra manera serían invisibles es muy útil para entender dichos patrones y efectos. Por ejemplo, en el pasado ya hemos hablado sobre el proyecto que logró capturar visualmente los campos electromagnéticos producidos por los equipos y dispositivos en los laboratorios de la NASA. En esta oportunidad hablaremos sobre algo similar, aunque mucho más simple y antiguo: las técnicas fotográficas del pionero de la fotografía de alta velocidad Andreas Feininger con el fin de capturar el patrón de las aspas de los helicópteros.

Capturando lo que no se ve: Este fue uno de los tantos intentos por capturar «lo que no se ve» durante el siglo XX, siendo el más importante de estos experimentos el realizado en los Laboratorios Bell a mediados de siglo con el fin de, literalmente, fotografiar el sonido.

Los patrones de las aspas los helicópteros

Adreas Feininger fue un fotógrafo que investigó profundamente en lo que a técnicas de fotografía respecta, dedicándose especialmente a temáticas de la naturaleza o aspectos científicos. En fin, una de las fotografías más interesantes y bellas sobre aviación que pude ver fue tomada por Feininger en el año 1949, para la cual, utilizando un helicóptero de la Marina de los Estados Unidos con su hélice especialmente iluminadas, expondría una película de gelatina de plata capturando el patrón dibujado por las aspas del helicóptero mientras este aterrizaba.

Fotografía del patrón de las aspas de un helicóptero capturado utilizando una película de gelatina.
Fotografía del patrón de las aspas de un helicóptero capturado utilizando una película de gelatina.

Vemos en la imagen anterior el patrón descrito por las aspas, el cual nos permite observar los niveles de inclinación la separación de las mismas y la manera en la cual el sistema de vuelo maneja el control de actitud de las aspas (es decir como se posicionan).

Las películas de gelatina le permitían a Feininger aumentar el nivel de exposición de la imagen, es decir, capturar la luz que entraba al lente de la cámara durante un tiempo más prolongado, obteniendo así tanto el momento final del aterrizaje del helicóptero como el patrón descrito por las aspas durante el aterrizaje.

La utilidad del helicóptero: desde su invención el helicóptero se convirtió en el vehículo volador más útil y popular del mundo entero. Los mismos son utilizados en tareas tan disimiles como por ejemplo desde llevar la los operarios del faro ubicado en la isla más pequeña del mundo, isla a la cual hoy se llega solo en helicóptero y cuyo antiguo faro prácticamente ocupa el 95% de la superficie de la isla, hasta para transportar a los operarios que reparan las peligrosas torres de alta tensión sin que estos toquen el suelo.

Gracias a esto la Marina de los Estados Unidos pudo estudiar de manera visual la manera en la cual se comportaban las aspas de sus helicópteros durante el aterrizaje y diseñar mejores sistemas de control de actitud logrando así aterrizajes más suaves y precisos. Ciertamente un gran avance desde que el legendario Leonardo Da Vinci ideó uno de los primeros conceptos de helicóptero en la historia.

Fotografía tomada por Andreas Feininger en 1949 del patrón dejado por la hélice de un helicóptero.
Fotografía tomada por Andreas Feininger en 1949 utilizando una película de gelatina de plata para capturar el patrón dejado por la hélice de un helicóptero de la Marina.

El efecto Kopp-Etchells

En la naturaleza y sin equipos fotográficos técnicos puede observarse algo similar gracias al denominado efecto Kopp-Etchells. Este efecto se da cuando las aspas de los helicópteros de guerra en el desierto son dotadas con láminas abrasivas de titanio y níquel. Puedes ver las sorprendentes imágenes de este efecto en el siguiente artículo: El efecto Kopp-Etchells y los helicópteros en la arena.