Si bien existen infinidad de imágenes del siglo XIX y principios del XX, las mismas son tan borrosas, tan carentes de vida, que es difícil imaginar la vida en aquel entonces. No obstante, menos conocidas, son las imágenes obtenidas por la técnica del fotocromo. Las cuales son, verdaderas ventanas al pasado:

Calle Mulberry, New York City, 1900; La estación del ártico Spitsbergen a finales del siglo XIX, base de la expedición sueca en glogo; El castillo Neuschwanstein, 1890, del cual se basaría el castillo de la Cenicienta.

Los fotocromos son en sí una técnica de menor calidad que la fotografía a color, disponible en la época, pero prohibitivamente costosa. La misma utiliza una fotografía en blanco y negro para la imagen en general, y 14 placas litográficas para el color. Su costo menor, permitió que miles de fotos en los lugares más apartados del mundo fueran tomadas.

Niñas en Jerusalén a finales del siglo XIX; Palacio de Amsterdam, finales del siglo XIX; Día de playa en Coney Island, 1902.

Vemos un detalle interesante de estas fotografías. Le resolución puede ser muy alta, pero la definición generalmente es baja. Por lo que se pueden capturar escenas de áreas grandes pero a la vez capturar pocos detalles de las mismas.

Con el fin de lanzar una línea de postales de 1 penique, el gobierno de Estados Unidos mandaría a capturar miles de fotocromos en lugares de todo el mundo. Hoy, más de 5000 son mantenidos por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos de América.

Si bien es su variedad lo que las vuelve un tesoro incalculable, su calidad no se compara con verdaderas fotografías a color. Recordarán quizás el artículo sobre fotografías pioneras, y la odisea fotográfica de Sergei Mikhailovich Prokudin-Gorskii al servicio del Tsar.

Todas tomadas durante 1909 y 1915, en la última el mismo Gorskii aparece autoretratado. Si quieres leer más sobre fotografía pionera puedes leer el siguiente enlace.

Esta entrada tiene 8 comentarios

  1. La inmortalidad del ser humano solo se logra a través de las fotografías, donde se puede ver personas que vivían, respiraban y se divertían; y los que ya no existen desde hace mucho, pero una fotografía conserva ese instante de tiempo. Son muy hermosas ver fotos del ayer pero te hace sentir escalofríos. 😳

  2. La gloria nos hace inmortales….
    Muy buen artículo Oli.

  3. Neuschwanstein es considerado el castillo mas embrujado de Alemania 😛

  4. Muy bueno existiran aun hoy esas camaras ?

  5. Edhin, o la genética. Pero esa ya es otra historia 😛

    Doc, es cierto 🙂 muchas gracias.

    Oskar, sí, lo había odído. Creo que se suicidó una princesa allí y desde entonces quedó la idea de que su espíritu en pena rondaba los corredores del palacio.

    Tas, no lo sé. Pero imagino que sí.

  6. Borrosas pero hermosas 🙂

  7. Quizá sea porque hoy e roto mis anteojos, pero indudablemente estas imágenes fueron una delicia a mis ojos, verdaderamente son una ventana al pasado, me pregunto si aún las fabricaran en algún lugar…

    Estas también me recordaron un poco a la película Eso (It) de King, la parte donde los niños están viendo como cobra vida la fotografía al aparecer el payaso.

  8. Excelente aporte
    Me encantó la de la playa.. y todas!
    Que tal uno vestido así en playa
    Uy re escalofriante lo que dices baratijas jeje
    Si nuestra generación fuera retratada creo que sería frente al compu en messenger o facebook
    En un par de siglos esas páginas sí que serán unas reliquias.. y una ventana a la vida en los 2.000’s

Deja un comentario

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies