Fotografía de un amezaiku.

Amezaiku, los caramelos esculpidos de Japón

En Japón existe una maravillosa tradición de crear caramelos esculpidos. Denominados amezaiku, estos rompen la barrera entre la comida y el arte.

Amezaiku

Fotografía de un pez hecho con amezaiku.
Pez comestible hecho con la técnica amezaiku.

La técnica llegó a Japón a través de China durante el Período Edo, donde se la perfeccionó y expandió para crear formas mucho más complejas. Si bien en un principio se utilizaba para crear adornos de azúcar de manera similar al soplado de vidrio, una vez en Japón se modificó para que los mismos sean a la vez comestibles.

Para la creación de cada pieza se utiliza una mezcla especial, un par de pequeñas pequeñas tijeras de artesano y una bomba de aire. La mezcla utilizada se mantuvo relativamente idéntica a la utilizada en China, y se realiza a partir de un jarabe producido con azúcar y almidón el cual es derretido y mezclado durante varios minutos para luego introducirlo en un contenedor caliente que la mantendrá a la temperatura justa para que se maleable y al mismo tiempo lo suficientemente fría para poder trabajarla con las manos descubiertas.

Tras extraer una porción del contenedor el artesano tendrá solo tres minutos para crear la figura antes de que se enfríe y pierda su maleabilidad. Una vez que la pieza se enfría, se la pinta con colorantes vegetales dándole los colores y patrones característicos del animal o motivo que está siendo representado por el artista.

Estos caramelos son generalmente regalados en ocasiones especiales generalmente relacionadas a las buenas noticias, como por ejemplo el término del año escolar un ascenso en el trabajo, etc. También cuando se desea realizar un regalo especial al huésped de una fiesta o banquete.

Gente de azúcar

El proceso es similar al soplado de cristales para la creación de adornos (recomendado sobre el tema es el documental holandés Glas, el cual dura 15 minutos y ganó un Oscar debido a su belleza). La tradición comenzó en China hace varios siglos entre los campesinos, quienes al no poder costear decoraciones de cristal creaban figuras en azúcar denominadas 糖人 «gente de azúcar», curioso nombre ya que las figuras de animales son las más populares.

Fotografía de un artesano haciendo un caramelo del tipo gente de azúcar.
La «gente de azúcar» es un tipo de caramelo decorativo artesanal encontrado en china el cual se realiza soplando de la misma manera en la que se sopla el cristal decorativo.

La técnica consta en derretir un jarabe similar al ya mencionado. Esta mezcla produce un gel viscoso y maleable, el cual se pellizca y se estira para crear un filamento por el cual el artesano soplará inflando la pieza. Luego, la técnica en si no varía mucho del soplado de vidrio, sólo que el objeto se puede agarrar y manipular con las manos, algo imposible en el soplado de vidrio.

Es importante el destacar que estos rara vez son comestibles, se utilizan como un regalo o curiosidad durante festivales. Son sobretodo populares los puestos de dichos sopladores de azúcar durante las ferias o mercados callejeras.

2 Comments

  1. Excelente las figuras que crean. Creo que es una forma de arte

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies