The Right Stuff

The Right StuffDesafortunadamente durante el 40ta aniversario del gran acontecimiento que fue la llegada del hombre a la Luna me encontraba tan ocupado y atareado que no pude crear una entrada celebrando este evento histórico. No obstante, y porque mejor tarde que nunca, aprovecho esta conmemoración para acercarles la mejor película sobre la carrera espacial alguna vez creada: The Right Stuff

y si bien la misma no trata sobre el Programa Apollo, sino que relata la historia de los primeros astronautas, los «space cowboys» del proyecto Mercury, The Right Stuff es realmente una oda que simboliza el esfuerzo y sacrificio que costó la llegada a la Luna. Y por sobretodo, un gran homenaje a ésos intrépidos que arriesgaron sus vidas sentándose, literalmente, arriba de un tubo metálico lleno de combustible explosivo con el fin de avanzar el conocimiento humano.

Por cierto, y el hecho de tener que tratar esto realmente me entristece, pero es necesario. Últimamente ganó popularidad el mito infundado que dice que «el hombre no pisó la Luna,» y que todo se trató todo de una pantomima política filmada en un estudio de televisión. Esto último es casi tan ridículo como defender al «diseño inteligente» o decir que la actividad humana no es, en parte, responsable por el cambio climático. Realmente una ridiculez. En el Programa Apollo se vieron involucradas infinidad de personas de más de cincuenta países, y gracias al mismo se crearon infinidad de tecnologías que hoy utilizamos cotidianamente. No obstante, y por sobretodo, existen pruebas irrefutables y tangibles de la veracidad de la llegada del hombre a la Luna. Esto último ya lo he tratado en un artículo hace un tiempo en el cual se presentan enumeradas todas las pruebas de la veracidad del hecho. Desde la confirmación del éxito de la misión Apollo por el jefe de ingenieros del Programa Espacial Soviético, las pruebas físicas de la llegada, hasta los recuentos de los radio-astrónomos independientes que siguieron a los módulos hasta la Luna con su propio equipo.
The Right Stuff

Síguenos en las redes sociales:

11 Comments

  1. Sí leí sobre las pruebas afirmando que el hombre no había llegado a la luna. Y aunque me salga un poco del tema, también he leído sobre el supuesto ataque terrorista a las torres gemelas (esto quizás sea más creible porque de Bush se puede esperar todo… menos que piense, claro).

  2. Es bastante triste ese rumor difundido. Aún recuerdo hace unos días que pasaron en uno de los dos noticieros nacionales en México un mini documental dando todas esas pruebas que desacreditan el hecho como la bandera ondeando o las pisadas…inmediatamente pensé: «nombre…a como esta la gente, ya van a agarrar esto como un dato de cultura general».

  3. Rafael Dillon, teorías conspiratorias existen desde los tiempos de la Grecia antigua. Pero la de la llegada a la Luna en particular me duele, ya que fue un evento único y maravilloso.

    baratijas, exactamente. Yo también pude observar algunos programas de TV donde mencionaban la «posibilidad» y me resultó muy desagradable.

  4. A mi también me duele mucho, pero los conspiranóicos son de carácter fuertemente fundamentalísta, es difícil que entren en razón, de forma similar a los dogmáticos, prefieren las explicaciones fantasiosas a la rigurosidad científica. Por eso me sentí tan bien con ésto:
    http://www.liveleak.com/view?i=4b5_1248212249
    Como atreverse a insultar a un héroe que arriesgo su vida en nombre del progreso!

  5. Has patinado amigo. Decir que la actividad humana no tiene nada que ver con el cambio climático, es y seguirá siendo a medida que transcurran los años, una postura sensata respaldada por una gran cantidad de pruebas. Pero bueno, es difícil saber de todo…

  6. Chem, sí, es histórico ese video.

    Al Gore, te pido que releeas lo que escribí. En ningún momento dije que la actividad humana no tenga nada que ver con el cambio climático. Al contrario, critiqué a los que la niegan de pleno.

    «es casi tan ridículo como defender al “diseño inteligente” o decir que la actividad humana no es, en parte, responsable por el cambio climático.»

    ¿Dónde digo lo que mencionas?

  7. Esta pelicula es una de las favoritas que tengo, empieza con el X1A, con Chuck E. Yeager volando ese prototipo y rompiendo por primera vez la barrera del sonido, despues llegando a donde ninguno habia conseguido llegar con un avion, 140mil pies y Mach 2.5 (casi le cuesta la vida, la foto de antes del video es cuando llega a tierra)
    Chuck no fue elegido para el proyecto espacial por que NO TENIA ESTUDIOS, pero era el mejor piloto de las fuerzas aereas. Hoy en dia esta retirado pero no por eso ha dejado la aviacion
    mas info: http://es.wikipedia.org/wiki/Chuck_Yeager

  8. Oli, te recomiendo que releas lo que escribí. Yo soy un orgulloso «negacionista» y te entendí perfectamente a la primera 😉

    «Decir que la actividad humana NO tiene nada que ver con el cambio climático, es y seguirá siendo a medida que transcurran los años, una postura sensata»…

  9. Por cierto, felicidades por tu blog, es de mis favoritos. Lo cortés no quita lo valiente 😀

  10. Espectacular película, recuerdo haberla visto hace años, cuando no sabía quienes eran estos señores ylo que hicieron por el progreso de la carrera espacial. ¿Qué el hombre no llegó a la Luna? Me río y los dejo que sigan revolcandose en su ignorancia.
    Por cierto Dakota, creo (si mi memoria no metraiciona) que la fotografía de Yeager quitandose el casco corresponde a un intento de romper un record de altitud con F-104 Starfighter (espectacular nombre para un caza), hecho del que estoy muy bien documentado. Si recuerdo bien, debido a que iba subiendo en candela (casi verticalmente) no veía bien la instrumentación debido al sol, y subió en un ángulo más elevado al que debía y por consiguiente, llegó más alto al recuperar, donde no había el suficiente aire para sustentar al avión. Yeager activó los cohetes, pero no pasó nada y el avión cayó en una «barrena divergente en los 3 planos» (giraba en los ejes X, Y y Z); los embates eran tan fuertes que si no hubiera estado con los arneses hubiera salido despedido del avión ( de hecho, su casco rayó el cristal de la carlinga). Luego de recuperar un poco y acabar cayendo en barrena plana, Yeager eyectó con tan mala suerte que luego de desprenderse del asiento, la parte inferior de este, aún ardiendo por los cohetes aceleradores lo golpeó en la cabeza y prendió la junta de caucho del cuello, lo que prendió el oxígeno que estaba respirando. Con la cabeza convertida en una antorcha, logro levantar el visor, lo que cortó el flujo de oxígeno. Sobrevivió (de hecho), pero apenas: incluso el calor del fuego vitrificó la sangre que chorreaba de su ojo por el impacto del asiento de eyección.
    Perdón por extenderme tanto, pero esta etapa de la aeronautica me fascina, tal como dijo Oli, estos eran aventureros que arriesgaban su vida en cada misión. Lástima que no hayan más relatos desde el punto de vista soviético.
    Antes de irme; antes del vuelo en que rompió la barrera del Mach 1, Yeager salió a cabalgar y se rompió las costillas… y aún así voló. ¿Un piloto de la actualidad haría lo mismo?

  11. :wink:Máginifico blog. Admiro todo lo que haces, en serio.
    Da gusto encontrar a otras mentes inteligentes en el mundo 🙂

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies