La distribución eléctrica

La energía eléctrica es algo fundamental en la vida de ciudad moderna, al punto que nuestros estilos de vida actuales no podrían funcionar sin la misma. Sin embargo, a pesar de su gran utilidad, la electricidad es algo peligroso si no se maneja con cuidado, y esto lo tienen muy en cuenta los operarios que trabajan día a día reparando lineas de alto voltaje. Un trabajo en el cual sus vidas está constantemente en juego.

Reparando lineas de alto voltaje desde helicópteros.
Reparando lineas de alto voltaje desde helicópteros.

Actualmente utilizamos el modelo de distribución eléctrica mediante corriente alterna popularizado por el gran genio Nikola Tesla a finales del siglo XIX. Este sistema de distribución eléctrica o modelo eléctrico tiene como su columna vertebral las lineas de alto voltaje conectando cadenas de subestaciones con las centrales de poder, básicamente lo que hoy comúnmente denominados como «la red eléctrica». Lineas que requieren ser reparadas constantemente, principalmente debido al efecto de los temporales y vientos excesivamente altos sobre las mismas, desde helicópteros por operarios altamente entrenados.

Producción de energía en el siglo XXI: en el presente nos encontramos vislumbrando un cambio de paradigma, y los medios de energía alternativa están ganando un considerable nivel de momento. En efecto, las plantas solares en solo diez años pasaron de producir 10MW (generados por la Pocking Solarpark la planta de energía solar más grande en el 2008) a producir 1.2GW (generados por la Noor Abu Dhabi, la planta de energía solar más grande del mundo en la actualidad) más de 120 veces el nivel de energía.

Reparando lineas de alto voltaje

Como mencionamos de manera breve al principio de este artículo, en orden de reparar las enormes y costosas lineas de alto voltaje que conectan a las centrales eléctricas con las subestaciones de poder y centrales de redistribución deben utilizarse helicópteros, para cortar de esta manera el contacto a tierra. Esto principalmente es debido al hecho de que no se puede interrumpir el poder entre subestación y subestación para hacer los arreglos o modificaciones ya que, si se hiciese ésto, se terminaría interrumpiendo el poder a miles de hogares y varias industrias de la región afectada.

En el vídeo a continuación vemos a un operario remplazar los espaciadores entre lineas, es decir el dispositivo que separa a las lineas entre si como su nombre lo indica, de una linea de alta tensión de unos impresionantes 765.000 voltios. Si, 0,76 millones de voltios. Estos espaciadores tensan la linea a contra eje y previenen que las mismas se toque entre si (son uno de muchos dispositivos empleados para prevenir esto)

Sin tener conocimientos técnicos es imposible comprender la cantidad de energía que transita este tipo de vías. Sin embargo, y sin tener conocimientos técnicos, podemos darnos una idea de la tensión en las lineas de alto voltaje si nos paramos debajo de una de estas. Prontamente descubriremos que las lineas emiten un sonido muy audible y fácil de percibir.

En efecto, la electricidad alterna obedece a un fenómeno de tipo senoidal, por lo que durante distintos períodos del día, y dependiendo del consumo eléctrico, la armonía cambia e incluso la frecuencia del sonido varia. De manera poética y en pocas palabras, es como si las ciudades tuviesen su propia música.