La primera cámara

Athanasius Kircher fue un monje Jesuita del siglo XVII con una de las mentes más brillantes y curiosas de la humanidad. No en vano fue apodado justamente como «El maestro de las cien artes», ya que lograba perfeccionar todo lo que practicaba sea pintura, música o ciencia. No solo pensó en realizar un ordenador mecánico en pleno siglo XVII, sino que además fue la primera persona en hacer un mapa de los cráteres de la Luna y en sugerir que una infección «puede ser causada por organismos muy minúsculos que se incorporan al cuerpo desde el exterior» prediciendo así la existencia de los microbios.

No obstante, Athanasius continuó investigando en cientos de temas diferentes tratando de relacionar el arte con la ciencia, y gracias a una de estas búsquedas, tratando de lograr «cuadros exactos», se convirtió en la primera persona de la historia en crear y revelar una fotografía utilizando una camara obscura (en español: cámara oscura, es decir una habitación en obscuridad desde la cual se tomaba la fotografía.)

Vemos un diagrama de ésta particular cámara:

Ilustración de una camara oscura.
Concepto de cámara oscura del siglo XVII ideado por el gran Athanasius Kircher. En efecto, la primera cámara fotográfica de la historia.

En su gran obra Ars magna lucis et umbrae -si mi Latín no me traiciona significa: «Gran Ciencia de Iluminación y Oscuridad«- Kircher nos regala la primera ilustración de una «Camara Oscura», en otras palabras el primer prototipo de una cámara fotográfica.

Muy a diferencia de nuestras cámaras actuales estas cámaras del siglo XVII solo podían captar algunos grados de sombras del gris y tenía el tamaño de una habitación. No obstante, en el presente las cámaras oscuras se han minimizado y son generalmente utilizadas para capturar solarigrafías.

Nota: si bien la Camara oscura fue utilizada desde el siglo XI y mencionada incluso por gente como Leonardo Da Vinci, Kircher la mejoró en gran medida. Puedes leer sobre algunos de los más extravagantes inventos de Leonardo Da Vinci siguiendo este enlace.

La primera fotografía en la Historia (conservada)

Desgraciadamente las imágenes producidas por las cámaras de Kircher solo duraban unos cuantos meses, por lo que ninguna se conserva. La que es hoy considerada como la «primer» fotografía, o al menos la más vieja que se conserva, fue tomada en 1826 por Joseph Nicéphore Niépce desde uno de los ventanales del castillo Le Gras.

Hoy en día es custodiada con mucho recelo, ya que su imagen, si no es tratada bajo condiciones específicas, se puede llegar a desvanecer. Según cuenta la leyenda Niépce comenzó a investigar en el campo de la fotografía al ver su carrera de dibujante frustrada por su falta de talento. La imagen original es casi indistinguible.

Fotografía más antigua que se conserva.
Esta fotografía tomada por Joseph Nicéphore Niépce en 1826 en el castillo Le Gras es la fotografía más antigua que se conserva.

De aquí en adelante el avance de las cámaras fue meteórico, y las mismas serían útiles al punto de volverse una herramienta de los espías victorianos hasta llegar a la cámara de cine capaz de grabar imágenes en movimiento poco más de medio siglo después en 1888. Puedes ver la primera película en la Historia siguiendo este enlace.

La primera fotografía en la Historia de una persona

Unos pocos años después, en 1838, Louis Daguerre tomaba en el Boulevard du Temple la primera fotografía en la que aparece una persona. A pesar de que la calle era muy transitada llamativamente en la imagen se ve solo a un hombre. De manera curiosa en ese mismo instante por ésta avenida circulaban varias personas y carruajes.

Sin embargo, el hombre que sale reflejado fue el único capturado en la imagen a causa de quedarse quieto durante un tiempo mientras lustraban sus botas. En efecto, este hombre permaneció quieto el tiempo suficiente como para ser capturado en la placa fotográfica a pesar de los 10 minutos de exposición que Louis había configurado -de hecho se lo puede ver levantando una pierna mientras le lustran las botas-.

Primer fotografía de una persona.
Esta fotografía tomada por Joseph Nicéphore Niépce en 1826 en el castillo Le Gras es la fotografía más antigua que se conserva.

En sí, aunque no se conserva, la primera fotografía de una persona fue posiblemente tomada por Athanasius Kircher quien se autorretrató.

La primera fotografía, a color

Si bien la primera fotografía que logró capturar colores fue tomada por el físico James Clerk Maxwell en 1861, fue le trabajo de Sergei Mikhailovich Prokudin-Gorskii entre 1909 a 1915 lo que popularizó a la fotografía en color. Su trabajo comenzó al servicio del Tsar, y consistió en un viaje fotográfico por Rusia utilizando su flamante técnica fotográfica para capturar imágenes a color.

Fotografía de Sergei Mikhailovich Prokudin-Gorskii.
Sergei Mikhailovich Prokudin-Gorskii recorrería Rusia tomando fotografías a color durante 1909 y 1915 al servicio del Tsar.

No se sabe exactamente cuál de todas las fotografías tomadas por este fue la primera. Sin embargo, muchos aseguran que la primera de calidad presentable, es decir sin contar las experimentales, consiste en el siguiente autorretrato de sí mismo.

Hemos hablado sobre el legendario e histórico viaje de Mikhailovich Prokudin-Gorskii Prokudin-Gorskii en el artículo sobre los fotocromos, la ventana al pasado.

Primer fotografía a color de la historia.
Primer fotografía a color. Tomada por el físico James Clerk Maxwell en 1861.

Más sobre tecnología antigua

Athanasius, el microscopio y el descubrimiento de los microbios

La cautivadora belleza de las solarigrafias

Un mensaje que cambiaría al mundo, el primer mensaje de telégrafo