Tag Archives: Soldados

El hombre que pensó distinto a todos y logró traducir los jeroglíficos egipcios

Piedra de RosettaUn 15 de Julio de 1799 un grupo de soldados Franceses se encontraban reparando los muros del Fuerte Julien, un fuerte originalmente Otomano capturado por los franceses. Sin saberlo realizarían uno de los hallazgos más importantes de los siglos XVIII y XIX. Al reforzar una de las paredes, corrieron una gran piedra utilizada como cimiento por los Otomanos durante la construcción del fuerte, fue prontamente el capitán e ingeniero Pierre-François Bouchard, que se encontraba guiando los trabajos de reparación, quien se dio cuenta que esa roca que los Otamanos habían enterrado como si fuese una piedra más tenía en realidad un gran valor arqueológico. Si algo hicieron los soldados franceses fue toparse con reliquia perdida tras reliquia.

La piedra contenía el mismo texto en tres lenguajes distintos: el egipcio antiguo, el demótico y el Griego antiguo. El demótico era una versión simple del egipcio antiguo con origen entre las clases populares del Delta del Nilo, de aquí su nombre en griego dimotika (habla popular). Los escribas de menor rango e incluso las clases populares podían dejar su legado escrito en demótico, a diferencia de los jeroglíficos sólo utilizados por los escribas de alto rango.

El mismo Napoleón poseía un gran interés por la cultura del Egipto antiguo, por lo que ordenó a sus soldados recolectar cualquier reliquia que hallasen, muchas de estas semi enterradas o completamente descuidadas. Algo común tras la caída de un gran imperio, recordemos como las finísimas losas de mármol del Foro Romano y tantos otros edificios fueron destripadas de sus edificios para crear paredes de chiqueros en la Roma medieval.

Oficial napoléonico en Egipto

La importancia de la piedra fue notada desde un principio y varias copias de la misma fueron realizadas y enviadas a varios museos, si bien el artefacto se estudió intensivamente durante más de dos décadas no fue hasta 1822 que Jean-François Champollion logró traducirla y crear el primer diccionario de jeroglíficos. Todos sus antecesores consideraban al egipcio como un lenguaje simple, primitivo, cuyos símbolos representaban simples alegorías. Traducirlo, creían, requería entender las alegorías de los símbolos. Tanto los contemporáneos a Champollion como los del pasado, sólo Ibn Wahshiyya llegó a sugerir que podían llegar a formar un alfabeto, no obstante falló en su intento.

Presentación de la piedra de Rosetta
(Presentación de la piedra)

Piedra RosettaPero Champollion pensó distinto, el no creía que esos hombres que erigieron las pirámides escribiesen con simples alegorías gráficas (algo que mucha gente todavía cree), y así comenzó a buscar patrones, series de repetición, familiaridades ente grupos de símbolos e incluso frecuencias entre los distintos símbolos. Eventualmente descubrió algo sorprendente, no se trataba de un sistema puro de escritura como el alfabético sino que era un complejísimo sistema mixto de morfemas logográficos que servía para representar, en efecto, de manera alegórica ideas pero que además incluía 24 caracteres de consonantes simples cuya función se asemejaba a la de un alfabeto y se complementaba incluso con glifos fonéticos.

Jean-François ChampollionLo más sorprenderte es cómo Champollion comenzó a desenmarañar el problema. Primero se dio cuenta que los egipcios encerraban ciertos nombres y palabras en cartuchos (una especie de borde ovalado), por lo que buscó en monumentos los jeroglíficos que representaban los nombres de los personajes honrados en dichas obras, especialmente el de Cleopatra en el Templo de File. Es así que llegó a una conclusión fascinante: los jeroglíficos también contenían un componente alfabético, algo que no era obvio a priori ya que como se mencionó anteriormente era un sistema de escritura mixto en el cual convivían ciertos símbolos logográficos que permitían resumir conceptos o palabras comunes en simples símbolos alegóricos y un sistema alfabético.

Piedra de Rosetta

Pero no terminaba allí, además de lo anterior descubriría que poseía un sistema de redundancia fonética mediante complementos fonéticos, similar a los vistos el lenguaje escrito Maya o en el kanji japonés. Una misma palabra podía escribirse de manera distinta si se le adicionaba su componente fonético

Curiosamente Champollion debió trabajar con copias, ya que no tuvo acceso a la piedra original (tras la derrota de Napoleón en Waterloo los Británicos tomaron posesión de la piedra y la enviaron al Museo Británico).

Y qué decía la piedra
El texto en la misma hace al Decreto de Menfis, y la Piedra de Rosetta no fue única, sino que cientos de estas fueron realizadas y expuestas en plazas y mercados para comunicar el decreto. En efecto, como se aprecia en las imágenes la Piedra de Rosetta estaba dañada y su texto incompleto, gracias al hallazgo de otras de estas piedras, como la estela de Noubarya, se pudo completar el texto entero

Artículos relacionados
De como mover un frágil obelisco de 4 mil años.
Desenterrando el obelisco egipcio más grande alguna vez construido.
El sultán que intentó destruir las pirámides.
El sello que protegió la tumba de Tutankamón durante 3.245 años.

Stilyagi, los jóvenes “a la moda” que desafiaron a la Unión Soviética

StilyagiEs muy común hoy en día ver fenómenos culturales de otras regiones del mundo meme-ificarse y expandirse en los lugares más inesperados, como si se tratase de un imparable incendio forestal en un bosque reseco por el verano. Generalmente estas modas son influenciadas por las películas y el Internet. Claro, eso es comprensible, pero cuando este fenómeno se da en un lugar tan cerrado, aislado y represivo como la Unión Soviética de los años 60, eso es sorprendente.

Si bien el Kremlin y la Nomenklatura, la elite del partido comunista en los lugares de poder, reprimían con mano de hierro, fusilamientos y viajes sólo de ida al gulag a cualquier elemento considerado como “contrarrevolucionario” y en efecto controlaba todo medio audio visual en los territorios que manejaba, por otra parte cientos de miles de jóvenes hombres eran alistados en las fuerzas armadas y enviados a regiones fronterizas, embajadas o bases remotas. Allí, éstos hombres, en su gran mayoría adolescentes o veinteañeros, tenían por primera vez en sus vidas contacto con culturas extrañas, llámese la cultura Occidental. Por más que los comandantes impusieran castigos y reprimendas, sólo había que tener una pequeña radio o televisión para ver recitales de rock, películas y demás. Ni hablar de revistas, o incluso items culturales.

Stilyagi

Tras terminar su servicio y volver a sus pueblos, éstos soldados traían de vuelta consigo esas influencias, y es así, como al intentar replicarlas, y el hecho de que a más presión siempre habrá mayor resistencia, que nace la cultura de los Stilyagi, quienes eran una mezcla rara de la cultura greaser con el rock de principios de los años 60.
Continue reading Stilyagi, los jóvenes “a la moda” que desafiaron a la Unión Soviética

El infierno de la Batalla del Dniéper resumido en una sola imagen

Ayer por la tarde me encontraba leyendo sobre la Batalla del Dniéper la cual se considera al día de hoy como una de las batallas más grandes, tanto en personal como equipos y pérdidas, en la historia de la humanidad: 2.650.000 soldados del lado soviético y más de 1.250.000 de soldados del lado italo-alemán en conjunto a miles de tanques y decenas de miles de cañones y piezas de artillería se enfrentarían desde el 24 de agosto de 1943 hasta el 23 de diciembre del mismo año. En total entre 1.600.000 a 2.800.000 seres humanos perderían sus vidas o serían heridos. Superando con creces el millón de muertes

Batalla del Dniéper

Increíblemente, otra vez más, me encuentro con el ejemplo de cómo, una simple imagen, puede resumir algo sin necesidad de palabras. La imagen anterior refleja el infierno de la contienda, vemos a un soldado herido caminando entre las piezas de artillería soviética abriendo fuego sobre posiciones alemanas. Me aterra como algo tan horrible e inhumano puede, a la vez, dejar como legado una imagen tan estéticamente bella. Simplemente me aterra.

La mirada de las mil yardas

Mirada de las mil yardasCon la reciente muerte de Harry Patch, el último soldado sobreviviente que participó en el combate de trincheras durante la Primer Guerra, comencé a leer bastante sobre la vida de este gran hombre, quien a pesar de sus 111 años y frágil salud, continuaría hasta utilizar sus últimas fuerzas en advertir a las generaciones futuras sobre los horrores y la inutilidad de las guerras.

En la serie de recuentos y anécdotas que supo dejar antes de morir, una supo captar mi atención en gran medida. La misma contaba como, en un principio, los oficiales fusilaban a ciertos hombres por cobardía tras que éstos, al recibir una orden, la ignoraban por completo. No obstante, los soldados sabían que no se trataba de cobardía ni desobediencia, sino que había una razón mucho más profunda y desalentadora para este comportamiento que comenzaba a surgir en los campos de batalla modernos. No porque no existiese anteriormente, sino porque las condiciones de la guerra misma habían cambiado, volviéndose mucho más intensas y estresantes. Con el pasar de los meses, el Alto Mando Británico confirmaría esta sospecha, y daría la orden a rajatabla a sus comandantes de no fusilar a éstos hombres. Esto ya que catalogarían a los mismos como ‘enfermos de guerra’. Prontamente todos los bandos tendrían su nombre para esta condición: Kriegszitterer para los alemanes, obusite para los franceses, y shell-shock para los americanos y británicos.

Hoy lo conocemos como desorden de stress post-traumático agudo. No obstante, anteriormente, y años después del aterrador combate de trincheras y gases nerviosos, durante la Segunda Guerra, los soldados comenzarían a referirse a esto informalmente como “la mirada de las mil yardas,” a partir de un artículo aparecido en la revista LIFE y en alusión a la prácticamente abstracta presencia de la persona de su lugar físico. Era fácil reconocerlos, hombres sentados en trincheras o búnkers con sus miradas perdidas, mirando hacia la nada, muchas veces sonriendo a pesar de estar bajo intenso fuego de artillería, ignorando todo peligro a su alrededor como si sus mentes hubiesen decidido escapar de sus maltrechos cuerpos.

En la imagen en cuestión vemos a un soldado australiano de la Primer Guerra en un improvisado hospital de campaña tras la sangrienta Batalla de Ypres, con su mano amputada junto a otros heridos. Sonriente, y completamente abstraído de la sombría escena que le rodeaba, el soldado tiene su mirada perdida en la nada, como si se encontrase en un mundo aparte, alejado de los horrores de la guerra. -click en la imagen para ver la escena completa-.a

Figuras vivientes de principios del siglo XX

A principios del siglo 20 se puso de moda entre los ejércitos del mundo realizar figuras de sus escudos, animales o símbolos nacionales. De esta manera, no solo se demostraba la disciplina de los soldados, logrando formar perfectamente complejas e intrincadas figuras que, vistas desde el aire, cobraban sentido, sino que además servían para levantar la moral de las tropas.

1502-1.jpg

No siempre eran ejércitos, en el ejemplo anterior vemos el tigre de la Universidad de Pittsburgh, realizado el 9 de Abril de 1920 por su alumnado -Desgraciadamente la imagen original se encuentra muy aclarada hacia la derecha, por lo que la he ecualizado, para ver la imagen original (y de resolución mucho mayor) hagan click aquí

La Alemania Nazi y la Unión Soviética, aunque en menor escala, solían también realizar este tipo de imágenes. En la fotografía vemos una esvástica realizada por soldados apuntando sus rifles en todas las direcciones.Sin embargo, sería en los campos de reserva del Ejército de los Estados Unidos, donde donde esta técnica digno de hace envidiar a cualquier colonia de hormigas, se volvería todo un arte. Formando todo tipo de imágenes y escudos muy queridos para pueblo americano con miles y miles de soldados. Algunos de los ejemplos, son los que vemos a continuación: La estatua de la libertad, realizada en 1918 en el Camp Dodge, con la cooperación de 18 mil hombres, la mayoría miembros de brigadas de reservistas. La Campana de la Libertad, famosa tras ser la campana utilizada para llamar a los ciudadanos de Filadelfia en 1776 para leerles por vez primera la Declaración de Independencia. La misma, también realizada en 1918, pero en el Fuerte Dix, requeriría la cooperación de 25 mil reservistas. En la tercera imagen vemos el emblema del cuerpo de Marines. Esta, es ciertamente la más increíble de todas, no solo por el número de hombres requerido, sino por la complejidad del emblema. Además del águila crestada –Morphnus guianensis y el ancla inclinado, debían formar el globo terreste y en el centro del mismo una imagen correcta de todo el continente americano. En la cuarta y última, también extremadamente compleja, vemos al perfil Presidente Woodrow Wilson (y su autógrafo) formado a partir de 21 mil reservistas del Campo Sherman.

Estatua de la LibertadCampana de la LibertadUS Marine CorpsWoodrow Wilson

Estas últimas fotografías fueron tomadas por los fotógrafos Arthur Mole y John Thomas, especialistas en fotografías de magnitud épica. Noten la excelente perspectiva que logran darle a las imágenes, destacando a los hombres cercanos a la cámara mientras que, los más alejados, logran confundirse entre la maraña de personas como si solo fuesen puntos o trazos.

Actualización: Tras publicar la entrada pude encontrar un enlace a la galería Carl Hammer, de Chicago, la cual contiene gran parte del trabajo con figuras vivientes de Mole y Thomas, así como otros especialistas en este arte. Vale la pena seguir el enlace ya que el mismo contiene imágenes de gran calidad.

Operation Fortitude – El ejército inexistente que permitió la invasión a Normandía

La Operación Fotitude es quizás uno de los más interesantes eventos de la historia. No solo porque definiría el curso del mayor conflicto de la humanidad. Sino porque además fue el único ejército inexistente de la historia en causar tanto daño a su enemigo sin disparar una sola bala.

Las tropas aliadas debían entrar a Francia si querrían abrir exitosamente un frente occidental. Sin embargo, todas las posibles rutas de desembarco masivo, es decir las que poseían accesos a rutas que permitiesen la entrada de tanques, camiones y vehículos de apoyo, estaban fuertemente fortificadas por los alemanes.

El punto de entrada fue elegido tras mucho debate en el mando aliado. Este sería Normandía. Sus amplias playas permitían la entrada masiva de vehículos de combate y abastecimiento, y a la vez, la red de caminos cercanos daban la posibilidad de que las tropas se dispersasen rápidamente una vez tomadas las bocas de playa. De esta manera se evitaba el asedio de artillería de largo alcance y el bombardeo aéreo. Esta operación, ejecutada el famoso Día D, sería la histórica Operation Overlod. No obstante, existía un gran problema. Normandía era uno de los lugares mejor fortificados del mundo.

Operation Fortitude
Si se deseaba entrar exitosamente, había que distraer la atención de Alemania a tal punto que su alto mando evitara, con el fin de fortificar otras zonas supuestamente bajo amenaza, enviar refuerzos y tropas extras. De esta manera, no solo se aminoraba la cantidad de bajas en el desembarco, sino que además se eliminaba la posibilidad de un contra-ataque terrestre.

El plan estaba dividido en dos puntos concretos, hacer creer al eje que los aliados invadirían Noruega y que el intento de entrada a Europa continental sería por el Paso de Calais. Estas operaciones eran denominadas Fortitude North y Fortitude South. En caso de funcionar, Normandía quedaría prácticamente a merced de los aliados.

El primer problema consistió en cómo distraer a un ejército cuya tecnología era claramente superior. Esto se logró “engordando” el número de tropas aliadas al norte. No solo una sagaz red de contra-espías entraría en acción, difundiendo rumores en territorios del eje y en sus rangos de oficiales. Sino que además, se crearía el más grande de los “ejércitos invisibles” de la historia.

Faltaba poco tiempo para el Día D y estaba todo listo, la SHAEF organizaría la operación bajo la supervisión del general Dwight Eisenhower. El conjunto de la operación era monstruoso, enorme, y miles de piezas armaban el rompecabezas. Peor aun, si solo una de estas piezas fallaba la operación entera sería inútil. Claramente no una tarea fácil, ni mucho menos simple. Por lo que una operación multivectorial sería desarrollada:

a.- En primer lugar se utilizaría una red de radio-operadores que enviarían decenas de miles de señales y comunicados con el fin de simular coordinaciones de tropas y formaciones de batalla al norte de Normandía.

b.- Quizás el punto más interesante de la operación. Se construirían cientos de tanques y vehículos de madera, con el fin de engañar al reconocimiento aéreo alemán. Así mismo, se construirían falsas fachadas, simulando barracas y cuarteles,

c.- Una amplia red de contra-espías llevaría información falsa a Alemania.

d.- Se haría presente el legendario general George Patton para realizar el papel de comandante de la región. El prestigio de Patton y el hecho de ser uno de los más grandes estrategas de la historia, lograron que el eje ponga mucha atención en la zona y la considere un peligro latente. No era secreto que Alemania consideraba a Patton como el mejor general de los Estados Unidos.

e.- Se filtraría información diplomática a través de los países neutrales, ampliando la gama de rumores y la falsa data que llegaba a los cuarteles en Berlín.

El resultado
No solo el plan fue todo un éxito, limitando ampliamente la capacidad del eje para reforzar Normandía rápidamente tras el desembarco. Sino que además la operación significó un gravísimo golpe en la moral y confianza del comando central alemán. Limitando a su vez el ritmo con el que la inteligencia alemana catalogaba y difundía información estratégica del enemigo a sus generales.

De hecho, y por más curioso que parezca, la Operación Fortitude, creó el ejército inexistente que más daño hizo a su enemigo.

Nota curiosa: La invasión a Normandía fue el desembarco más grande de la historia. Rompió el récord anterior, el cual había sido impuesto hacía dos mil años por Julio César cuando este invadió Britannia -Reino Unido actual-. Curiosamente, Julio César hizo zarpar a sus navíos desde Normandia y desembarcó en un punto muy cercano del que dos mil años más tarde zarparía el contingente británico que invadiría Normandía.

300 la verdadera historia

Aprovechando el interés por Esparta que desató la película 300 decidí hacer una guía puntual comentando que es lo que realmente pasó en las Termópilas y quién era quien en este tiempo.

“Los griegos”
Leonidas en Termopilas,Hoy en día hay una confusión muy grande con respecto a Grecia, de hecho es normal escuchar a la gente referirse a las distintas polis como “los griegos” como si todo el mundo helénico fuera un conjunto indivisible cuando en realidad lo único que unía a Grecia era el idioma. Las distintas polis eran muy diferentes unas de otras, y en algunos casos entre ellas no se consideraban como la misma gente -por ejemplo los escritores atenienses solían referirse a Esparta como “los otros”-. Para notar las diferencias entre unos y otros podemos remarcar el trato a la mujer, mientras que en Atenas a la mujer se la subyugaba en Esparta se la dejaba ser libre, poseer propiedades, elegir con quien se casaría, participar en las decisiones de la ciudad e incluso entrenarse militarmente. De hecho hasta poseía derechos que el hombre no, como la posibilidad de poder tener “amantes legales” sin que el marido pueda oponerse -esto es ya que tener la posibilidad de tener hijos de un hombre más fuerte se consideraba como un derecho indispensable-.

El pueblo guerrero
Los pueblos que conocemos hoy en día como helénicos no eran originarios de la región, sino que pertenecían a pueblos del Norte que bajaron y conquistaron las distintas zonas. En el caso de Esparta, cuya leyenda dice que son los descendientes directos de Hércules, dominaron Esparta con facilidad y esclavizaron a la población local, los ilotas. Ya que los ilotas superaban numéricamente a los espartanos en una proporción de 10 a 1 -aunque algunos autores remarcan una relación de 15 a 1- los espartanos derivaron las tareas agrícolas a los ilotas y ellos se concentraron en la milicia. De esta manera, a pesar de ser superados ampliamente, su poderío militar ponía a los ilotas constantemente a raya. Esto a su vez hizo que se convirtieran en los mejores guerreros de la historia de la humanidad ya que su entrenamiento comenzaba a los 7 años y el honor era rigor en sus vidas. No solo en lucha armada y en formaciones de falange eran expertos, sino que además su entrenamiento en el arte del Pankration -arte marcial basada en lucha desarmada de tipo combinada- los hacía rivales mortales con o sin armas.

Termopilas

Licurgo y los Reyes
Licurgo fue el Rey más importante de Esparta. Sus decisiones prácticamente deshicieron las desigualdades sociales entre los espartanos y aportaron a construir la personalidad y el carácter que haría a Esparta mundialmente reconocida. De hecho, cuando le sugirieron construir paredes para defender la ciudad respondió: “Esparta no necesita paredes, los espartanos son sus paredes”. Además de las reformas sociales creó la base legal y el sistema militar de carácter estoico.

Con lo que respecta a los Reyes de Esparta siempre debía de haber dos Reyes con el mismo poder, ya que esto evitaba la subida de un tirano que con caprichos y ego destruyera la polis. Este sistema probó ser excelente al punto que luego, siglos después, sería adoptado por Roma convirtiendo a la República en un sistema legal comandado por dos Cónsules iguales. -Y como la historia ha sabido mostrarnos cuando cae la República y nace el Imperio, abandonándose el sistema de dos Cónsules por el de un Emperador todo poderoso, los excesos, caprichos y egos de éstos Emperadores destruyeron a Roma-

Ephialtes el traidor

Los antecedentes a Termópilas
Persia fue un caso especial, un “Imperio Meteórico” cuya desintegración ocurrió tan rápidamente como su ascenso. Tras estancarse su expansión por el Oeste bajo el mando de Jerjes I el Rey Dios, como era considerado por “sus” pueblos -Persia tenía conquistadas decenas de naciones que utilizaba para la guerra- Jerjes decidió conquistar Grecia, la cual a causa de sus diferencias estaba debilitada por las guerras internas. El primer intento fue en Maratón, donde los atenienses resistieron gloriosamente y lograron detener el avance persa a fuerza de lágrimas, sudor y sangre. El segundo intento esta vez tendría como fin ingresar por Termópilas.

¿Era tan brutal Persia?
En la película se muestra a los persas como monstruos deformes, pero la realidad es otra. Persia fue una de las primeras naciones en la historia en proponer un trato decente a los esclavos y ciertamente una de las primeras en considerar que los rivales, a pesar de ser enemigos, tenían sus derechos como seres humanos. Su nivel cultural era remarcable con bibliotecas repletas de volumenes e investigadores de todas las ciencias. Ciertamente sus ciudades eran las joyas de Oriente y del mundo. Continue reading 300 la verdadera historia

El triunfo y las ovaciones a los generales romanos

Hoy en día todo el mundo sentiría un pleno orgullo al recibir una ovación, de hecho, e irónicamente como ya veremos, decir que algo: “fue ovacionado” es sinónimo a decir que algo fue amplia y gloriosamente recibido. Curiosamente esto es producto de una degeneración conceptual a lo largo de la historia, ya que para un general Romano recibir una ovación no era exactamente algo como para sentirse muy orgulloso que digamos. Cuando un general triunfaba en campaña y lograba eliminar a 5000 o más enemigos éste, al volver a Roma, recibiría un Triunfo monumental. La ciudad se vestiría de fiesta, carrozas desfilarían y columnas y columnas de hombres y mujeres irían a vitorear al general triunfante. Sin embargo si el general, cónsul, pretor o quien quiera que fuese el que hubiera comandado las tropas no hubiere llegado a matar 5000 mil o más enemigos, incluso si así fueran unos 4999, en honor a éste solo se realizaría una modesta ceremonia y se sacrificaría una oveja en su honor. Algo con lo que todos podemos estar de acuerdo que resultaba mucho menos grato y deseable por los generales. Oveja en latín, y no casualmente, se denominaba ovis. Como podemos ver ser “ovacionado“, palabra en Español que desciende de la latina ovatio que su vez proviene de ovis, no era un motivo de tanto orgullo para los romanos como lo puede ser para nosotros el día de hoy.

Artículos relacionados:
Bajo el yugo, cómo los romanos humillaban a sus enemigos.
El humo se le subió a la cabeza.
El templo romano de la paz, que nunca pudo ver paz.