La estación espacial internacional

La ISS (International Space Station o, en español, Estación Espacial Internacional), es una estación espacial en órbita alrededor de la tierra que puede considerarse como la sucesora de la estación soviética MIR, una estación en la cual los soviéticos realizaron todo tipo de experimentos relacionados a la habitación a largo plazo del espacio, hasta incluso llegando a construir un sauna en el espacio.

Esta estación, con una órbita que va entre los 408 kilómetros en su apogeo y 410 kilómetros en su perigeo comenzó a ser construida a través de segmentos denominados módulos en 1998, y su construcción llevó más de tres décadas con los primeros residentes llegando el 2 de noviembre del año 2000. Se estima que se invirtieron más de 150 mil millones de dólares entre la construcción de los módulos y los gastos de mantenimiento.

Módulos de la estación Espacial Internacional.
Módulos de la ISS (International Space Station o, en español, Estación Espacial Internacional).

Si bien el párrafo anterior puede dar a entender que la construcción ha sido terminada, esto no es así y la continua al día de hoy con mucho segmentos aun planeados. Por ejemplo, al año 2020 los rusos planean enviar nuevos módulos de ingeniería y de ciencia.

La estación espacial en sí misma se divide en dos grandes segmentos: el segmento ruso (ROS) y el segmento estadounidense (USOS) aunque otros países tienen módulos propios como por ejemplo Japón, con el módulo Kibo, le más grande de los módulos conectados a la ISS.

Los habitantes de la estación permanecen en ciclos que duran varios meses, y son por lo general científicos e ingenieros que requieren meses de entrenamiento, incluido pasar semanas enteras en estaciones submarinas como la denominada NEEMO por la NASA, una estación en el lecho marino que intenta emular las condiciones del espacio.

En la estación se realizan todo tipo de experimentos; desde experimentos de permanencia a largo plazo en el espacio, como por ejemplo el realizado con los hermanos gemelos Scott y Mark Kelly, experimentos con módulos espaciales inflables, experimentos con materiales y las propiedades físicas de los elementos y varios otros tipos de experimentos relacionados a la tecnología aeroespacial.

Además de los experimentos realizados dentro de la estación, este vehículo orbital posee una cantidad considerable de sensores y antenas, con los cuales se realizan todo tipo de observaciones y experimentos orbitales.

La Cupola

De todo los módulos habidos y por haber en la estación espacial internacional quizás el más interesante de todos es la Cupola, una literal y verdadera ventana espacial. Un modulo construido con el fin de contar con un puerto de observación que permite realizar inspecciones visuales al exterior de la estación.

Vista desde el interior de la Cupola.
Vista desde el interior de la Cupola.

La Cupola en si misma es una singular ventana ubicada en diseñada para la ESA, la Agencia Espacial Europea, por distintas empresas europeas, especialmente Thales Alenia Space, e instalado en la Estación espacial internacional durante la misión STS-130, la cual tuvo lugar durante febrero del 2010.

Como es evidente por la fotografía la misma ofrece una vista única, hasta podríamos decir que es fuera de este mundo.

La ventana espacial

La ventana lunar en la Catedral de Washington.
La ventana lunar en la Catedral de Washington. La misma contiene una piedra lunar obsequiada por los astronautas de la misión Apolo XI.

Si de «ventanas espaciales» hablamos no podíamos dejar de mencionar y describir la que curiosamente es la ventana más interesante en el planeta tierra.

Esta ventana no ofrece ninguna vista, ya que ésta es una vidriera en la catedral de Washington realizada a partir de cristales de colores, obviamente, y fragmentos de la luna. Sí, así es, la misma es la única pieza de arquitectura en el mundo construida, aunque sea en una muy pequeña parte, con materiales traídos por seres humanos directamente desde otro cuerpo celeste.

La ventana es denominada como la Ventana Lunar y su pieza principal es una pequeña roca lunar entregada en persona por miembros de la misión Apolo XI. Si bien ésta catedral es famosa por tener todo tipo de objetos referentes a hechos relacionados con la historia y cultura de los Estados Unidos, entre ellos el más gracioso es una gárgola con el casco de Darth Vader, la Ventana lunar es ciertamente la pieza más exótica de todas, aunque debido a que es una más de las doscientas vidrieras presentes en la catedral es difícil hallarla.

La misma fue diseñada por el joyero y artista del vidrio Rodney Winfield. Para orientarnos, la piedra se encuentra dentro del pequeño círculo blanco dentro del gran círculo rojo.