Proyectos subterráneos a gran escala

En el pasado hemos hablado sobre lugares subterráneos abandonados y a su vez también sobre proyectos hidroeléctricos fuera de lo común, como es el caso del proyecto Atlantropa, ideado por la Alemania de la Segunda Guerra Mundial con el fin de vaciar el Mediterráneo. Hoy hablaremos sobre uno de estos fascinantes proyectos, el cual, a diferencia de la fantasía ingenieril anteriormente mencionada, logro construirse y ponerse en funcionamiento: la planta hidroeléctrica dentro de las cataratas del Niágara.

La planta eléctrica de las Cataratas del Niágara

Planta de energía hidroeléctrica del Niágara.
Detalle del túnel interno de la Ontario Power Generation Station.

Se trata nada más y nada menos que de un complejo de túneles que formaban la estructura de una planta hidroeléctrica subterránea y cuyo acceso resultara ser tan problemático que durante décadas años permaneció «perdido» del mundo, solitario e inhabitado al cual solo se puede acceder si se atraviesan, literalmente, las cataratas del Niágara.

El mismo tuvo origen a principios del siglo XX cuando la Ontario Power Company (Compañía de Poder de Ontario), a manera de proyecto hidroeléctrico, tuviera la idea de utilizar la energía producida por la caída misma de las cataratas para así generar grandes cantidades de electricidad. Algo en ese entonces muy novedoso y hasta tecnológicamente revolucionario ya que permitía generar una mayor cantidad de energía utilizando una menor cantidad de turbinas de generación eléctrica.

Para esto se desarrollarían una serie de túneles subterráneos plagados de conductos que alimentando varias tuberías de carga que, gravedad mediante, movían varias turbinas hidroeléctricas cuyo sistema, fuertemente modificado en comparación a las tradicionales, les permitía alimentar generadores ubicados a varios metros en la superficie.

El sistema era increíblemente novedoso para la época, ya que otra serie de tuberías devolvía el agua a la parte baja del río, sin afectar así el caudal del mismo, y por lo tanto, muy a diferencia de la tecnología de la época, respetaba el medio ambiente. Hoy en día, en el siglo XXI, por fortuna cada vez más plantas de energía renovable están siendo construidas. Puedes leer sobre la mayor planta de energía solar en el mundo siguiendo este enlace.

Pero la tarea lograría superar la tecnología de la época y el proyecto sería abandonado a pesar de varios intentos de revivirlo. Durante varias décadas quedaría oculto, inhabitado y, gracias a su más que difícil acceso -solo se puede ingresar por un pequeño túnel detrás de las cataras- totalmente perdido del mundo.

Cascadas asombrosas: el mundo está repleto de asombrosas cascadas. Desde cascadas de color rojizo perdidas en las profundidades de la Antártida cuyo color hicieron que se ganen el apodo de «cascadas de sangre» hasta cascadas en lugares tan fríos que durante el invierno llegan a congelarse.

Permaneciendo así hasta que un grupo de intrépidos exploradores The Vanishing Point, especializado en explorar minas, cavernas y túneles, ingresara a la planta hace unos pocos años y obtuviera una gran cantidad de fotografías e información del mismo.

Grabado antiguo en el que vemos las series de turbinas utilizadas para generar la electricidad:

Turbinas de generación de energía eléctrica de la Ontario Power Plant debajo de las cataratas del Niágara.
Turbinas de generación de energía eléctrica de la Ontario Power Plant debajo de las cataratas del Niágara.

Más sobre energía

Derritiendo acero con espejos gigantes y la luz solar

Construir un reactor nuclear casero y las personas que lo lograron

Enlaces externos

Puedes visitar el sitio de Vanishing Point sobre la Ontario Power Company siguiendo el enlace anterior.