Cascadas fuera de lo común

Cuando se habla de una cascada inmediatamente imaginamos agua cristalina, corriendo por su cauce hasta llegar a un desnivel dado desde el cual, gravedad mediante, se precipita formando una de las vistas más bellas del planeta. No obstante, no siempre es así, y hay algunas cascadas en la tierra que son realmente todo un espectáculo debido a su singular rareza. En este artículo hablaremos sobre las cascadas de sangre halladas en la Antártida y varias otras sorprendentes cascadas del mundo.

Cascadas congeladas

En Estonia el cruento frío invernal lleva a crear uno de los espectáculos naturales más raros en el mundo: las cascadas congeladas de Valaste. Puedes leer más al respecto y ver las asombrosas fotografías de esta singular cascada en el siguiente artículo: La furia invernal de Estonia y sus cascadas congeladas de Valaste.

Cascadas congeladas de Valaste.
Panorama de las cascadas congeladas de Valaste.

Las cascadas de sangre

La Antártida es uno de los continentes más fascinantes del mundo debido a sus extremos, desde los Valles Secos, un helado desierto en el que no llueve desde hace dos millones de años, hasta cascadas rojas. Cuando el geógrafo británico Griffith Taylor las descubrió en 1911 no pudo creer lo que sus ojos estaban viendo. Allí, en el crudo frío antártico, en medio de un despoblado pero a la vez magnánimo valle glaciar, una cascada rojiza se precipitaba sobre el hielo. Como si se tratase de una herida misma al corazón antártico por la cual escapaba su sangre.

Fotografía de las cascadas de sangre antárticas.

En la imagen anterior vemos el por qué los primeros exploradores las llamaron «cascadas de sangre».

Este singular fenómeno, ubicado en la región este del continente, más precisamente en Victoria Land, es quizás una de las ocurrencias geológicas más llamativas del planeta. En un principio se creyó que el color rojizo del líquido se debía a causa de la presencia de algas.

Sin embargo, estudios posteriores y más complejos demostrarían que el agua poseía una gran cantidad de hierro en estado de oxidación -después de todo algo en común con la sangre tenía. Recordemos que la hemoglobina es la heteroproteína que sirve a su vez como el ‘pigmento’ que le da ese color rojizo tan característico a la sangre, color que es a su vez causado debido a la presencia de hierro-.

Las fascinantes algas: las algas halladas en las cascadas de sangre son extremadamente pequeñas. No obstante, en otros lugares del mundo podemos encontrar algas gigantescas, como las laminariales, las algas que forman densos bosques submarinos.

En fin, si bien se ha intentado numerosas expediciones cartográficas en varias oportunidades, todas estas han sido infructuosas en lograr realizar un correcto mapeo de las estructuras subterráneas que dan origen a la misma, algo muy lógico si tenemos en cuenta las duras condiciones del lugar y su difícil acceso.

Fotografía de las cascadas de sangre antárticas.
Halladas en Victoria Land cerca del lago Bonney.

Durante varios años se creyó que el agua salina rica en hierro, es decir el componente que le otorga el color rojizo a la cascada, provenía de fisuras posiblemente relacionadas con la actividad geológica de la región. No obstante, nueva evidencia indica la posibilidad de un origen microbiológico del óxido de hierro.

Es decir que el hierro haya sido un subproducto producido por antiguos microbios hace más de un millón de años, lo que hace a esta cascada uno de los más singulares y particulares ecosistemas del planeta tierra.

Si te interesa la exploración de la Antártida te recomendamos el artículo sobre los Sno-cats los vehículos capaces de cruzar por tierra la Antártida.

Cascadas de fuego

Fotografía del parque Yosemite.

En el lado este de El Capitán, en el parque nacional Yosemite, existe una gigantesca pared de granito desde la cual un magnífico suceso natural tiene lugar solamente durante unos pocos días al año.

Todos los meses de Febrero, y solo cuando el clima es bueno y el cielo está despejado, una pequeña cascada de temporada formada en la pared de granito de la formación rocosa ya mencionada, es iluminada de manera especial por los últimos rayos del solares del ocaso -normalmente entre los cinco y las seis de la tarde-.

El particular ángulo de iluminación, el relativo poco brillo del ambiente y el reflejo en el granito hacen que la cascada se ilumine con un color ámbar brillante, intenso y a la vez variable cuya intensidad aumenta y disminuye de manera rítmica, dando la impresión de que la misma está conformada por fuego y no por agua. En pocas palabras, una maravillosa ilusión óptica como pocas otras en el mundo.

El fenómeno es ya todo un clásico del parque, y eso hace que desgraciadamente los días en los cuales ocurre el área se llene de turistas y fotógrafos. Este es un fenómeno muy común en muchas maravillas naturales del mundo, donde el comercio turístico quitan gran parte de la belleza y el espectáculo natural al llenar el área con un mar interminable de turistas e infraestructura para dichos turistas.

Otra de las maravillas del parque nacional Yosemite es la Flecha Perdida, formación geológica a la que muchos aventureros cruzan a través de una cuerda floja.

Escalando El Capitán: esta formación geológica es muy popular entre los escaladores ya que tiene paredes particularmente verticales. Entre estos escaladores se encontraba Dan Osman, un escalador libre (es decir que no utilizaba cuerdas o amarres de ningún tipo) que logró escalar El Capitán a toda velocidad y alcanzar su cima en poco más de cuatro minutos. Puedes ver el video de Dan Osman escalando El Capitán sin cuerdas en el siguiente artículo.

Las cascadas de lava

No hay mejor ejemplo en la historia que las recientes cascadas de lava formadas por la enorme erupción producida por el volcán Eyjafjallajökull -que si bien no tiene traducción directa al castellano significa algo así como «volcán isla-montaña» o islamontañavolcán, debido a la capacidad de las lenguas escandinavas para formar nuevas palabras a partir de la combinación y unión de otras-.

Fotografía de las cascadas de lava.
Erupción del volcán Eyjafjallajökull en Islandia durante el mes de Abril del 2010.

Este fenómeno, que le ha complicado la vida a varias decenas de miles de personas al interrumpir vuelos por toda Europa, nos ha dado al mismo tiempo algunas de las vistas más espectaculares que se puedan presenciar. Entre estas, varias cascadas de lava que logran quitar la respiración.

Puedes leer más al respecto en nuestro artículo sobre Los ríos y cascadas de lava de los volcanes de Hawaii, la furia del Kilauea.

Fotografía de las cascadas de lava.