Las esculturas musicales

En los últimos años varios proyectos artísticos musicales fueron creados a lo largo y ancho del mundo, como por ejemplo la pieza musical que dura mil años sin repetirse. Entre estos proyectos, son las esculturas musicales, es decir, esculturas capaces de generar música a partir de los elementos.

A continuación veremos algunas de las más interesantes y atractivas de las esculturas y estructuras musicales del mundo. Desde árboles hechos con tubos que se activan con el viento hasta esculturas musicales que se activan con el incansable y eterno ir y venir de las olas del mar.

El árbol cantor

Esta escultura de Art Jim fue solicitada por el Consejo de la región británica de Burnley. La misma, inaugurada en Diciembre del 2006 como parte de un proyecto turístico de la región, posee una particularidad muy especial: No sólo es llamativa visualmente, sino que además lo es al oído.

Árbol cantante.
Árbol cantante durante el invierno.

Es decir, esta escultura genera música cuando es tocada por el viento. Esto lo logra gracia a que su diseño, compuesto de varios tubos huecos de metal el cual le permite utilizar los fuertes vientos de la región para producir todo tipo de sonidos.

Si bien la mayoría de las veces los sonidos producidos son un tanto caóticos, hay otras veces donde los patrones llegan a formar extrañas e interesantes melodías. Los organizadores de la escultura han grabado el equivalente a varios días de los sonidos producidos por el «árbol cantor» y lanzado a la venta un CD musical llamado «Ringing Tree».

Árbol cantante, una de las más bellas esculturas musicales.
Detalle de los tubos del árbol cantante.

Sobra la música: el arte de la música es increíblemente complejo y estructurado, razón por la cual es muchas veces muy difícil apreciar su complejidad. Si deseas entender más de la misma, y explicado de una manera amena y simple, te invitamos a leer el siguiente artículo donde se explican las notas musicales, y la gama de la música.

Los caminos musicales de Hokkaido

Otro ejemplo de piezas musicales ocultas en una estructura o construcción son los caminos musicales de Hokkaido, los cuales en los últimos tiempos se han vuelto en un atractivo turístico sin igual.

Estos son caminos en los cuales se han creado distintos patrones a manera de surcos y huecos que, al chocar con el aire que acarrea la superficie de un automóvil al desplazarse a cierta velocidad, producen distintos tipos de melodías y tonos. Puedes leer más sobre estos caminos musicales siguiendo este enlace.

Camino musical de Hokkaido, una de las esculturas musicales más llamativas del mundo.
Marcador indicando al conductor que inicia un camino musical.

Las esculturas musicales de la capilla de Roslyn

Una de las maravillas arquitectónicas que más me fascinan es la capilla de Rosslyn. Construida a mediados del siglo XV en el poblado escocés de Roslyn, aunque en español a veces suele escribirse como Roslin, bajo ordenes del conde de Caithness, ésta capilla, cuyo arquitecto permanece en el anonimato hasta el día de hoy, ha sido el epicentro de incontables leyendas y teorías conspiratorias.

No obstante, el secreto de la misma, consistía en una bella y antiquísima obra musical oculta en los pilares de la iglesia. Mediante una serie de cubos, podían deducirse notas musicales las cuales, en su conjunto, formaban una composición musical de índole eclesiástico.

Fotografía de una de las gárgolas de Caithness.
Uno de los tantos «seres grotescos» que adornan los interiores de la capilla de Rosslyn.

Descubrir ese secreto llevó literalmente siglos, y hasta fue descubierto por pura casualidad. Si bien el concepto es un tanto diferente, otra obra que esconde una melodía musical en surcos es la capilla de Rosslyn, y su melodía permaneció escondida durante mas de 500 años.

El organo del mar

En Zadar, Croacia, existe otro llamativo instrumento musical experimental que se vale de la fuerza de la naturaleza para producir sus sonidos. El mismo es un gigantesco órgano hidráulico.

Creado por el arquitecto Nikola Bašic, encargado de rediseñar la parte costera de la ciudad, el mismo es a su vez considerado como el órgano más grande del mundo. Dependiendo de la marea, y los vientos, el instrumento puede crear distintas melodías. A veces violentas, otras caóticas e incluso, como aseguran varios turistas, hasta atractivas a su propio modo.


Más sobre música

El Theremin, el único instrumento musical que no se toca

La grabación musical más antigua que se conserva