La música

La base fundamental de la música son las vibraciones del aire las cuales transmiten el sonido, algo que explicamos en detalle en nuestro artículo para entender las notas musicales. Estas vibraciones controladas se producen mediante la utilización de instrumentos musicales. Instrumentos que, al ser accionados ya sea con las manos o la boca, producen frecuencias que se traducen en música.

No obstante, y como veremos en este artículo, existe un muy particular y singular instrumento musical capaz de producir música sin que el músico deba entrar en contacto físico alguno con dicho instrumento: el theremín, uno de los instrumentos musicales más fascinantes alguna vez inventados.

El theremín

Como mencionamos al principio de este artículo el theremín es uno de los pocos instrumentos musicales que «no se toca» y el cual no requiere interacción directa o contacto físico alguno. Inventado a principios del siglo XX y patentado en el año 1928 por el inventor y músico ruso León Theremin, este particular instrumento musical se basa en un par de antenas metálicas censoras que perciben la posición de las manos del músico.

Leon Theremín demostrando las válvulas interiores de su instrumento musical.
Leon Theremín demostrando las válvulas interiores de su instrumento musical.

Estos sensores a su vez, y mediante un relativamente simple circuito compuesto de varias válvulas, controlan uno o más osciladores de audio los cuales, finalmente, producen el sonido (Hoy en días los theremines son mucho más pequeños que los originales creados por León Theremin, ya que los electrónicos modernos han eliminado la necesidad de utilizar válvulas).

A partir de esta configuración con una mano se logra controla la frecuencia mientras que con la otra se controla el volumen. Al recoger los datos, las señales eléctricas generadas por el movimiento de manos y el trabajo de los osciladores son amplificadas y enviadas a un parlante. Como resultado, se obtiene una música casi «aural» muy reconfortante y hasta podríamos decir única en su tipo.

La inspiración de un genio: León Theremin se vio inspirado para crear sus inversiones musicales en la obra de uno de los genios más grandes de la modernidad, Nikola Tesla, y de hecho durante sus años como estudiante llegó a construir su propia bobina de Tesla.

El avance tecnológico y las modificaciones llevaron a que hoy en día existan múltiples versiones, entre ellas, el Syntheremin. Un theremin que combina un sintetizador. Años después León crearía un instrumento, el terpsitone, del cual, a menos que se tenga una coordinación digna de la mejor bailarina de ballet del mundo, es imposible de tocar. El mismo utiliza una serie de antenas y debe manejarse utilizándose la totalidad del cuerpo.

Si bien el theremín fue el primer dispositivo que no requería contacto físico para ser «tocado», no fue el último, y prontamente tras la invención del theremín se desarrollaría el Ondes-Martenot el cual como veremos terminaría volviéndose a convertir en un instrumento que requiere contacto físico con el paso de los años.

Ondes-Martenot

Otro instrumento que utiliza el mismo principio de señales captadas por sensores convertidas a frecuencias eléctricas mediante osciladores es el Ondes-Martenot. Los mismos, y a diferencia de los theremines, actualmente se tocan físicamente, es decir se necesita un contacto entre el, valga la redundancia, contacto y un anillo metálico que genera la conexión.

La única crítica que tengo es que me desagrada como a veces se corre en exceso la modulación cuando la melodía es muy sostenida. Pero, habría que escuchar como suena una pieza compuesta exclusivamente para el ondes-Martenot.

En la siguiente imagen podemos ver cómo se utiliza el anillo para producir el sonido.

Un Ondes-Martenot junto a un órgano electrónico.
Un Ondes-Martenot junto a un órgano electrónico.

El instrumento musical más antiguo de todos

El instrumento musical más antiguo de todos, según creen los arqueólogos es un instrumento de viento, ya que precisamente el instrumento más antiguo alguna vez hallado es una simple flauta hecha a partir de hueso. Esta flauta tiene miles de años de antigüedad, y perteneció a un grupo de hombres de neandertal.

Puedes leer más sobre estar flauta y ver imágenes de la misma en el siguiente artículo: Los instrumentos musicales de los hombres de Neandertal.