El número de Dunbar

Darwin_as_monkeyEn el año 1992 el antropólogo Robin Dunbar decidió responder una de las preguntas más buscadas por los expertos en primatología: ¿Cuál es el límite cognitivo de relaciones sociales estables que un ser humano puede mantener?. La respuesta, según Dunbar, sería 150. Número que no sólo parecería ser el límite de relaciones estables que una persona puede mantener. Sino que además podría indicar el límite de personas que pueden llegar a formar un grupo orgánico estable sin una estructura de autoridad piramidal. En palabras del mismo Dunbar:

…Existe un limite cognitivo al número de individuos con los cuales una persona puede mantener relaciones estables, así también éste limite es una función directa relativa al tamaño de la neocorteza, y esto en efecto limita el tamaño del mismo grupo [a formarse]

La base de la teoría
Dunbar partiría realizando un censo del tamaño promedio de grupos en 36 géneros de primates. Información que correlacionaría con el tamaño de su neocorteza. Con esta información crearía una ecuación de regresión con la cual podría predecir como ambas variables -tamaño del grupo con respecto al tamaño del cerebro- se corresponden entre si. Relacionando esta información al ser humano, deduciría que 147,8 es el número promedio de relaciones sociales estables en un ser humano. Dunbar tomaría este número como exploratorio ya que era consciente del margen de error en la ecuación. Sin embargo, prontamente descubriría que su ecuación no estaba tan errada.

150, un límite muy humano
Posteriormente, Dunbar comenzó a comparar su predicción con grupos de humanos observables en distintos períodos y culturas. Su estudio, tomaría como base de partida la evolución de la neocorteza humana durante el Pleistoceno. Una vez definido el punto de partida recopilaría información arqueológica y etnográfica con información sobre la estructura social de sociedades en el Pleistoceno. Así iría armando una especie de censo promedio de dichas grupos, concluyendo que éstos se dividían en tres categorías. Pequeños (30 a 50 individuos) medianos (100 a 200) y grandes (500 a 2500).

Llamativamente, durante su investigación en profundidad de los grupos a lo largo de la historia y las distintas culturas, notaría una relación aproximada con el número descubierto en su primer etapa. 150 habitantes era el promedio de habitantes de un poblado neolítico; 150 a 200 era el número de académicos en una sub-especialización de una disciplina; y 150 hombres era la cantidad de soldados encontrados en una unidad promedio desde la Antigua Roma hasta el siglo 16. Más importante aun, si la unidad necesitaba ser más grande, esta debía ser fragmentada en grupos “manejables” que siempre rondaban los 150 hombres.

A este punto Dunbar basaría su estudio enteramente a partir del número 150 como la cantidad máxima promedio que, a nivel cognitivo, formaban el número de relaciones sociales estables que un ser humano podía mantener. Este número, a su vez, estaba directamente relacionado al tamaño de la neocorteza. De hecho, su observación más importante radicó en el que un grupo de 150 personas poseían un incentivo de supervivencia muy grande para permanecer juntas. A su vez, elabora Dunbar, esa unidad, que resulta ser evolutivamente provechosa, sólo podía ser mantenida si el grupo de personas pasaban un 42% de su tiempo socializando -de hecho, Dunbar teoriza que el lenguaje es principalmente desarrollado para limitar esa cantidad de tiempo-.

Es importante notar que el número 150 hace referencia a grupos orgánicos de personas. En efecto, establece que para mantener grupos más grandes es necesario establecer una estructura organizacional centralizada y figuras de autoridad piramidal. 150 personas, no obstante, pueden formar un grupo cohesivo sin la necesidad de una estructura piramidal de organización y mando.

A partir de esto, el “Número de Dunbar” comenzó a ser estudiado como “tópico caliente” por antropólogos de todo el mundo. No pasaría mucho tiempo hasta que el mismo comenzara a aplicarse en teorías y aplicaciones del marketing; e incluso para estudiar grupos de personas en mundos virtuales como el World of Warcraft.

22 thoughts on “El número de Dunbar”

  1. Ah, me encanto! La verdad es que no tenia idea de ese numero… mas grande lo hace a Dunbar el hecho de haberlo deducido y luego corroborado.
    Y otra cosa que me encanta es que NO ES ningun numero relacionado con potencias de 2, y que tampoco tiene que ver con la serie de fibonacci y blablabla… o sea, es un numero bien humano 🙂

  2. El número de Dunbar… que interesante, gracias por el aporte, de verdad me pareció súper bueno,,, siempre pensé que tener tanta gente en el facebook a la final no puedes saber quien es quien. Bueno ahora lo se 150 y lo de mas esta de mas

  3. seria bueno buscar modelos que se hagan dado en la actualidad y que hayan funcionado. si son mas de 150 se creara un conflicto inevitablemente ???

  4. Si, claro.. porque no lo supe antes… tengo 149 amigos y mi computador… por eso no puedo conseguir novia … superlol … tendre que sacrificar a alguno de esos amigos para “hacer espacio” 😈 ….

  5. Imagino que eso le pasa a Oli… sólo que al reves [citando a bachelor], la licenciada llena ella solita la neocorteza de Oli, con lo que no le queda espacio para su amigo virtual anfrix &cia …. 😀 :manifes: ¡por eso hay baches de semanas sin artículos en anfrix! :brujita:

  6. A juzgar por los cambios climáticos a nivel mundial no creo tener que esperar 90 años mas para ver nevar aqui nuevamente !!

  7. Muy bueno. Foucault había establecido que el número máximo de personas sin contról trabajando efecientemente en una misma tarea era de 20. Obviamente que el trabajo de Dunbar fue mucho mas científico

  8. Pues a mi me parece una solemne tontería. Creo que no hay ningún límite numérico.

  9. :manifes:

    Un grupo de 150 personas POR COJONES necesitará de un lider… por lo que directamente se convierte en un sistema piramidal.

    AHHH…. 150 son muchos…. A MI YA ME CUESTA RELACIONARME CON MI MUJER Y 2 HIJAS !!!!! XD

  10. Fercho, ni la proporción dorada 😀

    JoseM, si, es increíble, mi novia tiene 400 contactos en el MSN (en realidad no se cuántos exactamente, pero es una lista enorme) y creo que si conoce a 40 de la lista es mucho 😛

    Jalex, no necesariamente, siempre hay rangos de tolerancia y “condicionantes externos” que llevan a una variación en el resultado del grupo.

    Freddy, jajaja hay cosas a las que uno no puede escapar superlol

    jeguz, jajaja en 20 años seguramente si. En los 80 todos decían que “el mundo se enfría” ahora dicen que se caliente.

    Jaleajalea, Foucault era un ladrón 😛

    Ácido sulfúrico, el problema es que hay muchas teorias científicas que sin el conocimiento previo de la materia parecen no tener sentido.

    Ephraim, son las cosas de la vida 😛

    Caracol, necesita figuras de autoridad si, a lo que hace referencia el estudio es que no necesita justamente autoridad primaidal ni estructurada (son dos cosas muy diferentes)

  11. Totó, no sé si sabrás que en la etiqueta de una conocidísima marca de anís aparece el mismísimo Darwin caricaturizado con el aspecto de un mono (los lectores españoles ya se habrán dado cuenta de que ya he desvelado la marca del anís). Según parece es uno de los grabados que hicieron los rivales de Darwin para burlarse de sus teorías sobre la evolución de las especies y de su afirmación de que el hombre descendía del mono.

  12. Le comentaba a un amigo que mi lista de contactos de messenger no pasaba de 150. Cuando ya tenía muchos, borraba algunos y seguía sin pasar esa cantidad…Según he visto la cantidad de contactos de otros conocidos y siempre ronda por ese número.

  13. tengo una amiga que supero los 100 novios a los 22 ya tiene 29 le preguntare si aun se relaciona o se acuerda del nombre de la mayoria, lo cierto es que su msn los supera a los 150 y 90% son hombres , sin duda una mujer puede mantener mas de una charla a la vez, y escuchar otra, la pregunta del millon es ( COMO LO HACEN) DEBERIAN PASARLO EN EL DISCOVERY !!!!

Comments are closed.