Pinturas de Hitler

De las pinturas de Adolf Hitler a las películas de Kim Jong-il arte dictatorial

Antes de convertirse en uno de los más sangrientos dictadores en la Historia, Adolf Hitler quiso ser pintor. Aquí te mostramos sus pinturas, así como también Pulgarasi la película de Kim Jong-il.

Arte dictatorial

En el pasado habíamos hablado en Anfrix sobre las obras de arte realizada por asesinos seriales, y en dicha entrada debatíamos sobre la dicotomía que se presenta cuando intentamos comprender cómo es posible que hombres tan nefastos y oscuros a la vez tengan un interés por el arte y hasta sientan pasión. Después de todo, es difícil entender cómo es posible que personas que por un lado no sientan piedad alguna por la vida, a la vez se sensibilicen con el arte.

Quizás lo anterior nos demuestra que la mente humana es mucho más compleja de lo que se puede asumir a priori, haciendo posible que personas despiadadas y sin remordimiento alguno, capaces de masacrar a pueblos enteros, puedan a la vez sensibilizarse por el arte.

En este artículo veremos desde las pinturas de Hitler hasta las películas dirigidas y producidas por el dictador norcoreano

Las pinturas de Adolf Hitler

Adolf Hitler, pasó nefastamente a la historia no solo por haber desatado la guerra más mortífera en la historia de la humanidad, sino que además implementó un sistema de matanza industrializada sin igual en la Historia. Si bien los campos de concentración industriales de Alemania no fueron los primeros, estos fueron por lejos los más mortíferos y de mayor extensión.

Dicho lo anterior, es popularmente reconocida la afición del arquitecto del Holocausto por la pintura. De hecho, una de las bromas, por así decirlo, alrededor de este personaje histórico es que si los directivos de la academia de arte a la cual pretendió acceder durante su juventud hubiesen aceptado su solicitud de ingreso, el futuro dictador nunca hubiese iniciado la Segunda guerra mundial. Nunca podremos saber qué hay de cierto y qué no en esta aseveración.

Pintura del patio interior de una mansión, pueden verse además un árbol y una fuente de agua.
Patio de una residencia en Munich, por Adolf Hitler, 1914. Pintura del patio interior de una mansión, pueden verse además un árbol y una fuente de agua.

Si bien al ojo amateur las pinturas de Hitler no resultan tan malas, varios críticos de arte que las han estudiado definieron unánimemente a la técnica utilizada como tosca y a los trazos como mediocres. El dictador alemán tenía serios inconvenientes al representar correctamente las perspectivas en la lejanía y a su vez los tópicos elegidos para cada pintura eran poco interesantes y no ofrecen algo que logre atrapar al espectador de la obra.

La perra que ofendía a Hitler: uno de los más curiosos hechos de la Segunda Guerra Mundial es el hecho de que una perra llamada Jackie se hizo famosa en las altas esferas de Finlandia por imitar a Hitler, algo que ofendió al dictador.

Una de las pinturas de Hitler. En la misma vemos un conjunto de ruinas.
Ruinas de un claustro en Messines, pintura de Adolf Hitler. 1914. Una de las pinturas de Hitler. En la misma vemos un conjunto de ruinas.

Puedes encontrar mas imágenes aquí.

Pulgasari la película de Kim Jong-il

De nuestro «querido lider Kim Jong-il», apodo con el cual obligaba a millones de norcoreanos a llamarle, dictador absoluto y vitalicio de Corea del Norte y líder del Partido comunista juche que actualmente está en el poder, nos llega Pulgasari.

Pulgasari es una película de monstruos que mezcla minotauros gigantes y damiselas ligeras de ropa en peligro. Una clara copia al género de kaiju japoneses. Género del cual se desprenden clásicos del cine como Godzila y su archi-enemigo Mothra .

Curiosamente Kim Jong-il es un cinéfilo y, en un episodio comparable al guión de una película de Austin Powers, secuestró en 1978 al famoso director de cine sur-coreano Shin Sang-ok con el fin de hacerlo dirigir las películas que el mismo había escrito o producido. Shin Sang-ok pasó más de 8 años prisionero del régimen dirigiendo todo tipo de obras y cortos escritos o retocados por Jong-il.

Captura de un monstruo destruyendo un templo.
Pulgarasi, el monstruo de la película del dictador norcoreano Kim Jong-il. Vemos que el mismo era una copia de Godzilla.

Más sobre dictadores

El dictador más megalómano y egocéntrico de la historia

Corea del Norte, el último gran exportador de estatuas gigantes

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies