Drenajes de represas

Las represas son ciertamente uno de los logros más impresionantes de la ingeniería moderna. Si bien las mismas existían con fines de irrigado desde hace miles de años, fue durante el último siglo que las represas hidroeléctricas comenzaron a construirse y a causar estragos en sus áreas circundantes. Las mismas generalmente tienen un impacto gigantesco en el área que afectan, como por ejemplo la represa que obligó a mover un palacio del antiguo Egipto entero a mediados del siglo XX o la increíble planta hidroeléctrica debajo de las cataratas del Niágara, para la cual se debió perforar debajo de unas de las cataratas más emblemáticas del mundo.

Morning Glory

Denominados drenajes de tipo Morning Glory, a causa de su parecido visual con la flor de dicho nombre, estos controladores de nivel de agua en los lagos artificiales generados por las represas son realmente un espectáculo visual imperdible.

Su función principal radica en permitir que el nivel de agua nunca sobrepase un punto dado, ya que inmediatamente el excedente es «chupado» por una garganta de concreto que, generalmente, se encuentra ubicada en medio de la represa.

Drenaje Morning Glory en acción, este es uno de los drenajes más grandes del mundo.
Drenaje Morning Glory en acción, este es uno de los drenajes más grandes del mundo y previene que la represa rebalse y se rompa.

Uno de los drenajes de represa más grandes del mundo es el de la represa de Monticello -a la izquierda regulando el agua de la represa y a la derecha con el nivel de agua por debajo del máximo permitido- es capaz de drenar más de 1.370.319 litros por segundo.

La razón por la cual éstos drenajes requieren caudales tan increíbles se debe a un motivo de seguridad industrial. Es decir, permiten evitar que se sobrecargue la represa, lo cual no solo llevaría a que esta rebalse sino que por otro lado dañaría su integridad estructural.

Debido a esto gran parte del diseño estructural en la ingeniería de las represas radica no solo en diseñar este tipo de drenajes sino las salidas de los mismos que deben soportar flujos de agua que sobrepasan el millón de litros por segundo.

Morning Glory de la represa Monticello, uno de los drenajes más grandes del mundo.
Morning Glory de la represa Monticello, uno de los drenajes más grandes del mundo.

Tan solo imaginemos la descomunal fuerza y cantidad de energía que estos flujos de agua generan.

Un morning glory natural: en el parque nacional de Yellowstone, famoso por sus puntuales géisers y enormes piscinas termales naturales, existe un gigantesco hoyo de agua natural que también recibe el nombre de Morning Glory debido a su similitud con la flor anteriormente mencionada: Las maravillas del Parque de Yellowstone.

Qué pasaría si no se cuenta con un drenaje

Su importancia es tal debido a que previenen la liberación de agua producto del rompimiento de una represa. Esto ocurrió en Italia, cuando el sobre nivel del lago artificial de la represa Prealpi Mineraia causó su rompimiento, destruyendo los pueblos del valle de Stava, Italia, donde más de 200 mil metros cúbicos de agua inundaron mas de 43 hectáreas de la superficie local a más de 90 km/h dando el trágico resultado de 268 muertes.

Un desastre muy distinto pero a la vez similar, es decir un pueblo fue destruido debido a un error de ingeniería hidráulica, ocurrió en el lago Peigneur. Un lago destruido por un error de cálculo por parte de una compañía minera que llevó a la destrucción completa de una comunidad y todas las estructuras cercanas al epicentro del desastre.

Lo anterior nos recuerda a uno de los proyectos de ingeniería más insanos del siglo XX: el Proyecto Atlantropa, el plan de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial que buscaba crear una serie de represas y así vaciar e mar mediterráneo con el fin de convertir a todo su lecho en tierra arable y habitable.

Efectos de la rotura de la represa Prealpi mineraia.
Efectos de la rotura de la represa Prealpi mineraia en Italia. Un desastre de características dantescas que destruyó varios pueblos.