La isla más pequeña del mundo

La roca de Bishop no sólo ostenta el récord de ser la isla más pequeña del mundo, sino que además es considerada como la isla con mayor porcentaje de terreno edificado, ya que el faro construido sobre esta ocupa un 95% de su totalidad.

Vista desde la parte duperior del Faro de Bishop.

Fotografía del Faro de Bishop, construido en la isla más pequeña del mundo.

La roca/isla se encuentra al sudeste de Gran Bretaña y es una barrera natural entre el Atlántico y las islas Británicas. Sin embargo, no son sus características geológicas lo llamativo sino que lo m’as interesante alrededor de la misma radica en el hecho de que su mayor atractivo es el que en la pequeña extensión de la isla que sale a la superficie se haya construido un faro de 45 metros de altura.

El faro de Bishop

Construido en 1858 utilizando más de 5 mil toneladas de granito, el faro debió de soportar las voraces olas que naturalmente se generan en la región durante debido a sus características geográficas. Actualmente su señal luminosa puede ser vista como un haz a más de 24 millas náuticas (44 Km) y es constantemente visitado por turistas que, a falta de lugar y a causa de las peligrosas olas, llegan en un helicóptero el cual desciende en el helipuerto ubicado en la parte superior del faro.

Desde ese entonces hasta nuestros días el faro ha cumplido con su tarea. Otra de las modernizaciones que ha recibido es la instalación de varios paneles solares que cargan las baterías que luego alimentan las luces del foro y un sistema de control automatizado.

Debemos tener en cuenta que la construcción de este faro fue una tarea dantesca para la época. Muchos otros faros similares a éste fueron construidos entre mediados del siglo XVIII y mediados del siglo XIX en pequeñas islas rocosas del Atlántico, siendo prontamente derribados por las inclementes tormentas marinas de la región. Uno de estos faros, el faro de Eddystone, es famoso por haber acabado con la vida de su creador, quien se quedó a dormir dentro del mismo durante una tormenta para demostrar que la estructura «era segura».

Fotografía del Faro de Bishop.
Vista aérea del Faro de Bishop y la Roca de Bishop, la isla más pequeña del mundo.

La importancia del helipuerto ubicado en el mismo es fundamental, ya que hace posible que se pueda acceder a la isla durante todo el año. El faro es regularmente golpeado por algunas de las olas más peligrosas del mundo, por lo que el acceso en barco al mismo es dificultoso y solo posible durante unos pocos meses al año. Puedes leer más sobre olas y faros en el siguiente artículo.


Más sobre lugares remotos

Los Valles Secos, el lugar donde no llueve desde hace 2 millones de años

Las regiones del mundo donde siempre es de día, el sol de medianoche