El árbol que es dueño de si mismo

En uno de los casos más singulares de todo el mundo existe un árbol, en Georgia, Estados Unidos, el cual es el único vegetal que es dueño de si mismo y de todo lo que se encuentra a ocho pies de sus raíces.

La vida de este roble blanco comenzó en algún año de principios del siglo XVI. Famoso en su comunidad, Athens, por su tamaño y por el hecho de haber existido en el pueblo mucho tiempo antes de que los primeros pobladores se asentaran, ganó un cariño y respeto por todos. Según se cree, ya que los registros no son muy claros y llegan a la frontera con la leyenda, el árbol pasó a formar parte de la propiedad del héroe de guerra William Jackson, quien todas las tardes disfrutaba sentándose a leer debajo de éste. Encariñado con su pacífico compañero de lectura antes de mudarse dejó establecido que el vegetal era de ahora en más dueño de si mismo y del terreno que ocupaban sus raíces, siendo el hecho conmemorado en una placa recordatoria.

Su hijo
En 1942 luego de largos siglos de vida el árbol original muere, sin embargo a los pocos años se realiza una campaña en el pueblo para buscar un remplazante entre alguno de los tantos robles blancos que habían crecido de sus retoños. Tras encontrar el candidato ideal y realizar los preparativos el Departamento de Agricultura de la Universidad de Georgia se ofreció a realizar el transplante. Como es de esperar una vez en su nueva ubicación todo el pueblo se reunió a festejar el suceso, realizándose conjuntamente un acto oficial en el que se nombra al nuevo árbol como «hijo y legítimo heredero».

Si bien por tecnicismos legales el árbol no es una persona física éste es tan famoso y querido por el pueblo que todo el mundo respeta su posición como dueño de si mismo, de hecho la parcela en la que éste se encuentra fue donada al gobierno de la ciudad para declararla como intocable y propiedad del árbol.

La placa conmemorativa

POR Y EN CONSIDERACIÓN
DEL GRAN CARIÑO QUE LE TENGO
A ESTE ÁRBOL Y EL FUERTE DESEO
QUE TENGO DE SU PROTECCIÓN
POR LA ETERNIDAD. LE DEJO ENTERA
POSESIÓN DE SI MISMO Y
TODO EL TERRITORIO A 8 PIES
DE TODOS SUS LADOS
WILLIAM H. JACKSON

Enlaces relacionados
Vista satelital desde Wikimapia.

6 Comments

  1. Debo agregar que no es el único Oli, el ciruelo de mi jardín es considerado como «Pepe» por la familia y todos lo respetamos como un integrante más de la casa. Mi mujer hasta le pide permiso cuando le saca las ciruelas 😆

  2. Curioso el tema este. Desde luego, no sólo este árbol es dueño de si mismo… Ya hemos escuchado a Bachelor.

    La mariguana que planto también es dueña de si misma mientras le salen los cogollos. A partir de ahí, toda la planta en su conjunto pasa a mi poder. 😆

  3. Desde hace burda (modismo venezolano que significa mucho jejeje) visito el blog y bueno ya todos sabrán que voy a escribir que está arrechísimo y soy fiel visitante, pero quisiera preguntarle a OLi, porque no coloca notas relacionadas con el deporte, a ver… los avances tecnológicos ligados al desarrollo deportivo por ejemplo, o las curiosidades (que tanto disfruto en anfrix)en el mundo deportivo.

    Intuyo que quizás no manejas mucho el tema, o no te apasiona, pero como vives en Argentina desde hace bastante tiempo, algo de emoción tienes que sentir por el fútbol no?

  4. Caracol: Al menos les das un tiempo de vida propia jajaja 😛

    tony pearsom: La verdad es que mucho no me gusta 😛 y los deportes que suelo practicar (artes marciales y natación) no atraen a mucha gente.

  5. Ya decía yo que no era tan descabellado heredarle algo a mi perro… después de todo, él es más dueño de mis calcetines que yo misma ¬¬

    Saludos!

  6. A animales muchos le heredaron, hace poco una señora le heredó a sus gatos una fortuna 😛

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies