La batalla naval más grande de la antigüedad

Es llamativo que se haya librado una batalla entre 1.500 barcos y 250 mil navegantes, sin embargo es sorprendente que esta se haya disputado hace aproximadamente 2500 años. Salamina, la mayor batalla naval que se libró en la historia de la humanidad. Para darnos una idea, esta batalla superó en cantidad de hombres a batalles navales de la Segunda Guerra Mundial como por ejemplo el Ataque al Lago Truk, la venganza por Pearl Harbor, o incluso la Batalla del Golfo de Leyte, la batalla naval más grande de la Segunda Guerra Mundial, y en la que estuvieron involucrados unos 200 mil marinos.

Salamina

Temistocles
Temístocles, el mayor almirante griego. Héroe de Salamina.

La magnitud de esta batalla no es de extrañar si consideramos lo inmensa que era la rivalidad entre los griegos y los persas, es decir, los dos bandos de la guerra. Existía un resentimiento histórico tan grande entre ambas partes que prácticamente movilizaron sus países enteros con el fin de levantar dos armadas tan monumentales que incluso dos milenios y medio después aun no se ha vuelto a librar una batalla naval que involucre tantos barcos ni con tantos hombres (solo se puede considerar que fue, obviamente, superada en poder de fuego, así mismo, si nos referimos al tamaño de la batalla entonces diremos que la más grande fue la del Golfo de Leyte entre Japón y los Estados Unidos).

Los griegos fueron una clase especial y única cuya magnificencia jamás se ha vuelto a repetir. Enfocados, lógicos y apasionados luchaban hasta lo último de su ser con el fin de proteger su civilización. En el 480 aC Persia era un imperio extremadamente poderoso, no solo cientos de miles de soldados sino que centenares de navíos apoyaban sus invasiones. Sin embargo, no había armada o ejército que doblegara el espíritu helénico, y habiendo disputado monumentales batallas terrestres como la de Maratón o la heroica batalla de Termópilas, ahora quedaba enfrentarse en el mar.

El ejército Persa era enorme, y aun presentando las más decididas batallas los griegos no pudieron evitar que arrasaran Atenas. Sus ciudadanos, ahora refugiados en la isla de Salamina, enfrentaban una muerte segura la cual fue evitada por el ingenio de Temístocles quien tras una serie de artilugios y decisivas estrategias logró, con sus 350 vapuleados trirremes, vencer a más de 1271 navíos pesados persas.

Astutamente consiguió llevar la tierra al mar, utilizando sus navios como transporte para descargar hoplitas en los barcos persas y eliminar a sus tripulaciones. El resultado de la batalla fue tan monumental que Xerxes -o Jerjes si se prefiere la versión castellanizada del nombre- volvió a Persia totalmente frustrado abandonando sus planes de conquista.

Otras batallas navales históricas: ciertamente a lo largo de la Historia de la humanidad no han faltado las batallas navales de características colosales, especialmente entre Ingleses y Franceses, quienes libraron algunas de las batallas navales más particulares que alguna vez se han visto.

Mapa de la Batalla de Salamina.
Movimientos persas y griegos durante las batallas de las Termópilas, Salamina y Platea.

Nota: Si nos referimos al tamaño de la batalla en poder de fuego sin duda alguna nos referiríamos a la batalla del Golfo de Leyte en la segunda guerra. Batalla en la que participaron 17 portaviones, 12 navíos de combate, 141 destructores y 24 cruceros aliados contra otro tanto de embarcaciones de guerra japonesas. En la batalla además participaron aproximadamente 1700 aviones y fue la primera vez en la que aparecieron los pilotos Kamikaze en acción.

Batalla naval griega.
Ilustración de una batalla naval griega.

Relacionado a Grecia

Herma, las esculturas más raras de Grecia

Cómo eran los chistes de los antiguos griegos

El mecanismo de Antiquerra, la computadora más antigua de la historia