El apetito del rey Ricardo II

Son ya legendarios los abusos y excesos de los reyes ingleses en el medioevo, El rey Ricardo II de Inglaterra (1367 – 1399) tenía un gusto por la buena comida inigualable, entre los manjares con los que solía deleitarse habitaban todo tipo de comidas e ingredientes que, muchas veces, mandaba a traer especialmente de su lugar de origen por emisarios.

También así su servicio de cocineros era formidable, entre ellos trabajaban los mejores profesionales del reino. Esto llevó a que gradualmente fueran adoptando técnicas y recetas que, en pos de complacer a su rey, fueran aptas a su gusto. Es así que en 1390 presentan un manuscrito con aproximadamente 250 recetas y técnicas de cocina.

Banquete medieval.
Banquete medieval.

Un detalle curioso es que muchas de las recetas contenidas en este libro pionero podrían entrar fácilmente en nuestra lista de las comidas más repulsivas así como muchas otras que, honestamente, resulta muy apetecibles. El libro hace gala además de una selección extremadamente exótica de ingredientes, los cuales van desde la carde de delfines hasta frutos e hierbas hallados en Asia.

Curiosamente el manuscrito es el primero, en idioma Inglés, en mencionar la existencia del aceite de oliva o la utilización de recetas con ingredientes tales como ballenas y elefantes. Lo que nos demuestra como la cultura inglesa se fue refinando a medida que comenzó a explorar y comerciar con otras tierras europeas y de Medio Oriente y el Norte de África.

The Forme of Cury

Si bien existen manuscritos que predatan a «The forme of Cury» (Cury en inglés medieval significa cocina, no lo debemos confundir con el ingrediente actual) estos no son libros de cocina, son más bien recetas y consejos aislados. La diferencia que presenta el libro del Ricardo II es que es un compendio cohesivo de recetas y una completa descripción de técnicas afines a éstas.

En si éste es el primer libro con la intención de enseñar a cocinar, tal cual los libros modernos. El nombre del manuscrito original es imposible de saber ya que gran parte se perdió en el tiempo «The forme of Cury» es el nombre otorgado por Samuel Pegge, librero que lo re-editó en el siglo XVIII.

Los reyes ingleses y la buena comida: la glotonería aparenta haber sido una afición compartida por muchos reyes ingleses. Si bien Ricardo II era miembro de la Casa Plantagenet, uno de sus sucesores al trono inglés, aunque de la casa rival de los Tudor, fue el el infame Enrique VIII, rey famoso por decapitar a sus esposas y uno de los más glotones reyes ingleses al punto que éste sufrió de serios problemas de salud debido a su apetito inacabable.

Sin duda alguna otro de los detalles muy interesantes de esta obra culinaria medieval es la siguiente mención en su prefacio: «Aprobación y consentimiento por los maestros de la medicina y la filosofía que componen su -refiriéndose a Ricardo- Corte». Quizás te preguntes el por qué de tan singular mención.

Página de The forme of Cury, el primer libro de cocina.
The forme of Cury, el primer libro de cocina de la historia. Versión del siglo XVII. Las versiones originales del libro no han llegado a nuestros días y fueron perdidas en el tiempo.

En la Edad Media la medicina y la cocina estaban fuertemente ligadas (puedes leer más sobre la medicina medieval siguiendo este enlace), muchas plantas y pócimas eran utilizadas para sanar pacientes y además se tenía un temor muy grande a los venenos. Mencionar la aprobación de los hombres de ciencia de la corte significaba dejar claro que ninguna de las recetas era mortal o perjudicial.

La realidad supera a la ficción: Como nota de color Ricardo II también fue el inventor del pañuelo y además fue la primer victima de La Guerra de las Rosas entre las casas de los York y los Lancaster. Dichas familias fueron las inspiraciones para los Stark y los Lancaster en el libro y posteriormente la serie de HBO Juego de Tronos. Como podemos ver Ricardo II fue la inspiración para el rey Roberto Baratheon.

Otro de los detalles importantes es el observar la compleja elaboración de algunos platos orientados especialmente a la Corte. Se mencionan centros de mesa hechos de frutas representando batallas navales, personajes históricos y hasta figuras tamaño real de los nobles.

Plato hecho siguiendo una receta de The forme of Cury
Plato hecho siguiendo una receta de The forme of Cury, el primer libro de cocina de la historia.

Escaneo de la versión del siglo 18 realizada por Samuel Pagge, quien en efecto fue el que nombró el libro como The Forme of Cury.

Datos varios del libro

  • No está escriot en inglés moderno, sino que utliza un precursor del inglés actual denominado inglés medio.
  • Quizás no haya sido el primer libro de cocina de la historia, ya que el libro de cocina francés Le Viandier of Taillevent es también de esa época y, si bien los historiadores creen que el libro de Ricardo II fue escrito primero, es imposible saberlo a ciencia cierta.
  • Las recetas utilizan una gran cantidad de azúcar comparadas con el Viandier, en efecto la mitad de las recetas incluyen frutas y podrían considerarse agridulces. Un tercio de las recetas requieren varias cucharadas de azúcar.
  • Hay recetas para carne de ballena, carne de focas y carne de un tipo grande de delfín.

Más sobre la comida en la antigüedad

Los modales en la mesa medieval

Codex Romanoff y la invención de los emparedados

La historia del tenedor y su origen

La historia del cuchillo en la mesa