Megaproyectos inútilmente geniales

Ah, qué sería del mundo sin soñadores que, en una actitud al mejor quijotesca, emplean su vida y recursos en perseguir una meta tan imposible como, quizás, también ridícula. Si bien pocos llegan a ver sus frutos, es gracias al espíritu emprendedor y soñador de éstos soñadores que el mundo se merece una oportunidad.

El túnel transatlántico y la posterior locura de su constructor
Alexander Stanhope St. George era un visionario, tan visionario que, tras un viaje a New York y haber vislumbrado el puente de Brooklyn, ideó construir un túnel telescópico entre Londres y New York con el fin de intercambiar noticias e información al instante entre ambos continentes. Esto además fomentaría le comercio, permitiendo mostrar catálogos de productos y mercancías.

1130-2.jpg

1130-3.jpgSi bien es una idea aparentemente muy alocada como para haber sido llevada a cabo, St. George no se rendiría, y tras años de investigación y planeamiento del proyecto, comenzaría en 1890 la excavación del mismo. la misma tendría lugar en una de las islas del atlántico, facilitando así la entrega de suministros y la logística del proyecto.

La realidad demostraría ser mucho más dura que cualquier plano, y durante los más de 4 años que Alexander y su equipo invirtieron en la isla, infinidad de accidentes y contratiempos comenzaron a surgir. Desde plagas y sabotajes, hasta brechas en las paredes de los túneles que llevaban a inundaciones violentas; hasta curiosos visitantes que terminaban perdidos en las laberínticas 1130-1.jpgexcavaciones y reporteros sensacionalistas que atormentaban al pobre ingeniero dando a entender que el túnel iba a inundar a Londres, fueron suficientes para que St. George quedara, literalmente, loco.

Su años finales serían transcurridos en la clínica mental de Bethnal Green, desde la cual, delirando y viviendo constantemente temeroso de que las paredes repentinamente se agrietasen, y un aluvión de agua lo cubra.

Afortunadamente, como ya hablamos en Anfrix hace unos meses, su tataranieto terminaría el proyecto simbólicamente.
 

El proyecto Atlantropa
1130-5.jpgEl mismo comenzó a partir de los temores a futuro del arquitecto Herman Sörgel, quien, en la década del 20, creía que el mundo se fracturaría en tres súper poderes. Uno americano, otro europeo y otro asiático. Al contar con la menor cantidad de población y territorio, creía Sörgel, el europeo sería el más vulnerable y conquistable, por lo que una poderosa industria sería necesaria para sobrevivir. Tan poderosa debería ser, que ninguna fuente de energía de ese entonces podría solventarla, por lo que la única solución sería, según sus palabras, domar el poder del Mediterráneo mediante una gigantesca serie represas y centrales hidroeléctricas que, valiéndose de las corrientes del Mediterráneo, generen gigantescas cantidades de energía.

Esto además, drenaría parte del caudal interno del mar, generando la formación de un nuevo continente. Por otra parte, el nuevo territorio generaría población que necesitaría ser alimentada. Por lo que una gigantesca serie de canales irrigaría el Sahara, convirtiéndolo en una pradera fértil. A su vez, esta colosal tarea acabaría con todos los problemas de desempleo por más de un siglo. El proyecto había sido tan cuidadosamente planeado, que incluía un sistema de acueductos y represas para proteger el caudal de agua en Venecia debido a su importancia cultural.

1130-4.jpgEsta no sería una idea fugaz, Sörgel la defendería a capa y espada hasta el final de sus días, de hecho, en 1952, moriría tras ser atropellado mientras se dirigía a un simposio sobre el proyecto Atlantropa. Y tampoco era algo tomado a la ligera, Sörgel emplearía más de 10 años en desarrollar su proyecto, y crearía una enorme organización de arquitectos, economistas e ingenieros que, aunque dudosos, colaborarían con el desarrollo y la planificación del mismo.

– Pueden leer más del proyecto Atlantropa en la archigenial Cabinet Magazine (en inglés). Lejos, mi revista preferida.
– Wikipedia tiene una lista con las menciones de Atlantropa en obras de ficción (en inglés).
– Strange maps tiene un interesante artículo sobre el tema.

…Continuará con la segunda parte.

15 thoughts on “Megaproyectos inútilmente geniales”

  1. jajaja sí, problemas de sobrepoblación no iban a tener. Con el cambio climático que eso iba a generar iban a quedar pocos para verlo terminado 😛

  2. Ese proyectirijillo del túnel de Londres estaba muy bueno 🙂 pero te faltó poner el linkirilijillo al artículo del tataranieto del tipo 😛

  3. Algo que nunca entendí es por que todos los ingenieros y arquitectos victorianos utilizaban un hombrecito con galera como referencia. Brunel con los puentes del támesis también siempre ponía a un hombrecito con galera.

  4. Me ha sorprendido este artículo, en concreto la segunda parte. No podía imaginar que se llegara a plantearse seriamente cerrar el estrecho. Creí que era sólo tema de ciencia ficción.
    Como en muchas otras cuestiones, la realidadad supera a la ficción.

  5. Y muchas realidad que superan la ficcion. Nunca me hubiese imagina a Francia y UK unidos, y mucho menos por un tunel :S

  6. Escapa a la lógica como al primero se le ocurrió eso. Que no se dio cuenta de que es imposible ??

  7. Atlantropa estaba condenada al fracaso. Qué no leyó don Herman mitología griega ❓ el día que se vacíe el Mediterráneo los soldados esqueleto de las profundidades conquistarán la Tierra ❗

  8. Bueno como estoy en Venezuela y aqui los presidentes son muy amigos de los megaproyectos inutiles. recuerdo 2 recientes. el oleoducto transamazonico. y el tren intercaontinental ambos por supuesto para unir buenos aires, La Paz, Brasilia o Rio Y Caracas. obras de las que se muestran proyectos y estudios vagos de factibilidad. pero que solo son posibles en la mente del dueño del Circo que hoy es Venezuela.

  9. El proyecto Atlantropa se asemeja al aspecto del mediterraneo antes del ultimo deshielo.
    Si cierra el estrecho de gibraltar, el mediterraneo no puede mantener su caudal unicamente con la aportacion de los rios que le surten (ni aunque el nilo sea uno de ellos), y el nivel del mar bajaria como habia previsto, pero dispondria de mas ‘terreno salobre’, no apto para el cultivo.
    En cuanto a fertilizar el norte de africa, , el coste energetico de desalar el agua necesaria quizas fuese mayor que el conseguido por la supre-presa de gibraltar (seria interesante contar con el balance energetico). No obstante, de ideas ‘semilla’ como estas se puede llegar a algun proyecto realmente util para una humanidad en busca de energia sostenible.

  10. Sí, y además de lo que dice Tecnico, un atentado o una bomba en la presa y morirían millones de personas.

  11. Es cierto, no me había dado cuenta de eso. Por algún lado tengo el mapa de Europa durante el deshielo. Voy a buscarlo 🙂

Leave a Reply