Recorriendo la ciudad fantasma japonesa de Namie

El servicio Street View de Google maps ha ido actualizando en los últimos años las decaídas y abandonadas calles de la ciudad de Namie incluídas dentro de la zona de exclusión, un lugar surrealista cercano a la central nuclear de Fukushima, ciudad que un día 11 de marzo de 2011 fue abandonada por miles de personas tras el terremoto y tsunami que dañaron la planta nuclear.


Si bien gran parte de la ciudad ha sido abandonada, los distritos de la ciudad fuera de la zona de exclusión son habitados por más de 18 mil personas. Curiosamente, cuando navegamos a través Street View dentro de la zona de exclusión en sí misma podemos llegar a toparnos con varias personas, casi siempre empleados del gobierno japonés trabajando en la recuperación del aérea. El mayor trabajo de dicha operación consta en limpiar los techos de las casas y en remover las capas superiores del suelo, las cuales poseen peligrosos niveles de partículas radiactivas, y meterlas en montañas de gruesas bolsas de PVC para su posterior remoción. El área es también habitada por más de 300 personas que se negaron a abandonar la ciudad cuando ocurrió la tragedia.

Una ciudad siendo devorada por la naturaleza
Quizás algunas de las imágenes más espectaculares de Namie y las cercanías de la planta es el ver como la naturaleza está devorando absolutamente todo.

Cercanías de Fukushima

Cercanías de Fukushima Cercanías de Fukushima

Las alienígenas minas de sal de Danakil, trabajando a más de 50 grados entre piratas y lagos de ácido

Con temperaturas que llegan regularmente a los 50 grados y sensaciones térmicas que suelen sobrepasar los 60 grados, las minas de sal de Danakil, Etiopía son uno de los lugares más inclementes y peligrosos del mundo. No sólo debido a las condiciones climáticas y las termas hirvientes de sulfuro del que es, por promedio, el lugar más caliente de la tierra, sino que además sus tramos desérticos y montañas están plagadas de piratas de la sal armados hasta los dientes.

Lagos de Danakil
Danakil es un territorio único en el mundo. No sólo Repleto de volcanes, vientos arenosos, arenas movedizas y constantes terremotos, sino que es además un paisaje alienígena gracias a sus termas sulfurosas y lagos de sal producto de la actividad volcánica que los formó hace millones de años.

Danakil
Si bien ya la geografía de Danakil es asombrosa, su actividad comercial y humana es incluso aún más interesante. Poblado mayoritariamente por la tribu nómada de los Afar, la extracción de la sal es la actividad comercial más popular en la región; la misma es extraída manualmente con picos y palas por incansables mineros y cargada en hileras interminables de decenas y hasta centenas de camellos, siempre escoltados por hombres armados ya que Danakil es tierra de nadie y la piratería está a la orden del día.

Camellos en las minas de sal de Danakil
El desierto es famoso por tener el suelo más caliente del planeta tierra, y además estar repleto de termas calientes sulfurosas. Así y todo, y aunque parezca increíble, es normal que los mineros trabajen descansos. Uno de sus puntos más extremos es la Depresion de Danakil, a 100 metros bajo el nivel del mar, de hecho uno de los lugares más bajos de la tierra, y con constantes tormentas de arenilla salina.

Lagos de Danakil Minero de Danakil

La actividad minera de los afar es incansable. Generalmente la rutina consiste en extraer bloques de sal trabajando sin parar hasta que todos los camellos sean cargados con la mayor cantidad posible de bloques de sal, y luego moverse en grupo en una travesía de dos días hasta el pueblo de Hamed Ela donde se comercializa la sal extraída. La celeridad del trabajo no es en vano, ya que es muy común que bandas de ladrones y piratas de la sal embosquen y ataquen a los mineros para robarles su cargamento.


Los cazadores de la Sabana que entrenaban monos para montar jabalíes y dirigirlos hacia sus redes

Esta técnica utilizada por cazadores de Mozambique debe ser la más original que he visto, en mucho tiempo. Para la misma empleaban papiones (en el video se mencionan los babuinos. No obstante están hablando de los papiones y no de los babuinos gigantes, ambos miembros de la familia de los Cercopithecinae) los cuales muy habilmente como el mejor cowboy montaban jabalíes para cansarlos y redirigirlos hacia los cazadores.


Si bien la cacería suele despertar comprensibles emociones de frustración, debemos recordar que estos hombres vivían en contacto con la naturaleza, y respetaban a la misma. No debemos compararlos con los cazadores furtivos que actualmente desangran África con sus rifles de alto poder y vehículos 4X4.

Probando chalecos antibalas con personas en la década del 20

Ciertamente los estándares de seguridad en el trabajo y resguardo de la integridad han evolucionado, incluso, mucho más de lo que ha evolucionado la tecnología en éstos últimos casi cien años. Sólo alcanza con ver cómo en los años 10, 20 y 30, pero los 20s principalmente, los distintos fabricantes de material antibalas demostraban en su material de publicidad la efectividad de sus productos, muchas veces utilizando a sus propios seres queridos (o quizás no tan queridos) como factor de riesgo.

Versión coloreada de la icónica fotografía de WH Murphy y su asistente demostrando de la Protective Garment Corporation of New York demostrando su innovador chaleco antibalas flexible en 1923. A diferencia de sus competidores, este chaleco era revolucionario, ya que dejaba de ser una pesada plancha de metal, por lo que los oficiales de policía de la jefatura estatal de Washington permanecían incrédulos. Para demostrar que lo que anunciaban era cierto, decidieron entonces demostrar públicamente la efectividad del chaleco. El asistente debió soportar más de un disparo, ya que luego Murphy alento a los jefes policiales a utilizar sus propias armas para demostrar que no se trataba de un truco.

Demostración de chaleco antibalas

Soldados de la Triple Entente demostrando sus armaduras antibalas tras una prueba de fuego Fuerte de la Peigney en Langres, Francia. La prueba fue realizada con los soldados vistiendo las armaduras mientras les disparaban con rifles de alto poder.

Triple Entente

Continue reading Probando chalecos antibalas con personas en la década del 20

La antropometría y el ingeniero que parametrizó al ser humano para que las acciones y la interacción con los objetos resulten más simples

Hombre de vitruvioDefinir la altura estándar de una puerta parece algo muy simple: hacerla lo suficientemente alta como para que pasen por la misma las personas más altas dentro de un rango razonable que acapare al 99% de la población, pero lo suficientemente baja para que sea práctica estructuralmente. Eso resulta simple de comprender; pero qué acerca de, por ejemplo, la altura de una silla en relación a un escritorio y sus cajones, ciertamente debe existir una relación matemático estadística que enlace y determine los tamaños y distancias para que dichos elementos sean cómodos como para que el promedio de los seres humanos, y sus rangos de variaciones, puedan realizar una escritura confortable sobre la superficie del escritorio como a su vez poseer un fácil y rápido acceso a los cajones del mismo sin necesidad de mover el tronco de su cuerpo, todo perfectamente al alcance de nuestros brazos; o tal vez cuando nos sentamos en un automóvil, y simplemente con un movimiento de brazos podemos tomar el ojal del cinturón de seguridad e insertarlo en la traba con un simple movimiento que tampoco requiere mover el tronco del cuerpo para la absoluta mayoría de la población adulta.

Todo esto hoy lo damos por sentado y resulta tan básico, tan elemental y dado por hecho que nunca pensamos que esto, en realidad, es el producto de siglos de mediciones y estudios. Primero desde el saber común con tablas de medidas para ciertos objetos, y luego, con la llegada de la modernidad, del diseño industrial y el estudio científico de la biomecánica humana.

Los pioneros
Tabla de medidasPrimeramente ésta ciencia empezó como una técnica, midiendo la disposición y distancia de los elementos, por ejemplo, Hipócrates dio gran importancia en la cirugía al acceso y distancia del instrumental, Taylor durante la revolución industrial presto principal atención a mecanizar movimientos cortos, simples y prácticos durante el trabajo, y ciertamente infinidad de gremios a lo largo de los siglos desarrollaron sus propias “tablas de medidas” como la que puede verse hacia la derecha, utilizada por carpinteros del mundo angloparlante para determinar el tamaño y la distancia óptimos de distintos muebles para que estos sean prácticos y convenientes.

EL ModulorNo obstante, no fue hasta la llegada del arquitecto Charles-Édouard Jeanneret-Gris, mejor conocido como Le Corbusier, en que las dimensiones y movimientos humanos se comenzaron a considerar como relaciones matemáticas aplicables. Para esto creó el Modulor, una serie de escalas antropométricas que harmonizaban las dimensiones humanas con la arquitectura. Con éste, se podían dimensionar objetos tanto arquitectónicos como mobiliarios de manera tal que posean una mayor armonía con las dimensiones y movimientos humanos. El mismo empleaba fuertemente las series de Fibonacci y, a grosso modo, el sistema partía desde la mano levantada del hombre (226cm) y desde su ombligo (113cm). A partir de la primer dimensión se suma y se resta sucesivamente en relación a la sección áurea y se obtiene la serie azul; con el mismo proceso, pero a partir de la segunda medida, se obtiene la serie roja. Esto permite obtener miles de combinaciones aplicables tanto a un simple mueble como a un edificio entero.
EL Modulor

El hombre que parametrizó al ser humano
Estudios de Henry DreyfussEl problema con el Modulor es que si bien fue un adelanto no era un estudio científico, y se preocupaba más por la estética y el arte que el rigor matemático. No obstante, esto lo solucionaría el industrial Henry Dreyfuss a mediados del siglo XX. Con éste fin publicaría en 1960 una influyente obra denominada Measure of Man: Human Factors in Design (La medida del hombre: Factores humanos en el diseño), una obra culmine del diseño industrial; en la que se interpretan las relaciones ergonómicas como si se tratase de “ingeniería humana”. La antropometría deja de ser el paradigma principal siendo reemplazada por la ergonomía, es decir, las medidas en si dejaban de importar y las relaciones de movimientos y posiciones eran los factores determinantes

Estudios de Henry Dreyfuss
Estudios de Henry DreyfussDreyfuss crearía dos modelos estandarizados Joe y Josephine, todas sus medidas no estarían determinadas por valores absolutos sino que representarían porcentajes interrelacionados, por lo que al ajustar ciertas variables los modelos podían representar personas de distintos tamaños, así como niños, personas con distintos índices de masa corporal e incluso personas en sillas de ruedas. La biomecánica jugaba un rol fundamental en dichos modelos, con las articulaciones y sus rangos de acción definidos en arcos proyectantes de gran información visual para quien emplee el modelo.

Estudios de Henry DreyfussLas dimensiones, los rangos de movimiento y rotación del cuerpo dejan de ser valores individuales y pasan a representar relaciones interdependientes, jerarquizadas. Un movimiento de la rodillas alterará los valores asignados a su respectivo pie, así como el área de acción del modelo. Más importante aun es la tabulación de valores aplicables a distintas acciones. Tablas para el modelo sentado, tablas para el modelo estático, tablas para el modelo en movimiento, etc.

Estudios de Henry Dreyfuss

Esta obra marcó un antes y un después, y ciertamente dejó por sentado que en el diseño industrial se deben adaptar los objetos a la persona y no la persona a los objetos, dando paso a los diseños altamente ergonómicos que disfrutamos hoy en día.

El punto de la tierra más cercano al espacio

El sentido común nos llevaría a pensar que es la cima del Monte Everest es, en efecto, el punto de la tierra más alto. No obstante, estaríamos en un error, ya que el monte Everest es la montaña más alta con respecto al nivel del mar, mientras que el Volcán Chimborazo, ubicado en Ecuador, es el punto más alto de la tierra en su conjunto. Si bien el Everest es la montaña más alta del mundo, el hecho de que la tierra no es una esfera perfecta, sino que es un esferoide oblato, hace que el diámetro de su eje de simetría sea mayor que el diámetro de su eje perpendicular. Es decir, si medimos el diámetro de la tierra por su circunferencia ecuatorial obtendremos que el mismo es unos 42,77 kilómetros mayor que si lo medimos por su circunferencia polar (12.756km vs 12.714km, redondeados). Esta diferencia se denomina como bulto ecuatorial.

Punto más alto del volcán Chimborazo

Diámetros de la tierraTeniendo esto en cuenta, y el hecho que Chimborazo es la formación más alta cercana al ecuador, es que obtenemos que la cima del mismo es unos dos kilómetros y medio más alta que la cima del Everest, y efectivamente el punto de la tierra más alto de la tierra y cercano al espacio y más lejano al centro de la tierra.

Cima del volcán chimborazo

Esto si bien se sabe desde hace mucho tiempo, en el 2007 Joseph Senne y el planetario Hayden en Nueva York lo demostraron matemáticamente, se confirmó precisamente éste año, cuando dos equipos del Instituto Geográfico Militar de Ecuador y el IRD (Instituto de Investigación para el Desarrollo) de Francia instalaron una antena GPS en la cima del Chimborazo y realizaron las mediciones correspondientes con otros puntos de la tierra..

Escalando la rueda de la fortuna de Chernobyl

La rueda de la fortuna de Pripyat, Chernobyl es la postal más reconocible de la tragedia nuclear más espeluznante del siglo XX, un remanente oxidado, y en constante deterioro que ha sido testigo mudo e imagen emblemática de uno de los mayores desastres ecológicos en la historia de la humanidad, por supuesto, esto hace para mucho aventuraros que la misma sea una meta difícil de rechazar.

Cabe aclarar que Pripyat, donde se encuentra la rueda, es una pequeña ciudad del raión de Chernobyl (un raión es una subdivisón administrativa ucraniana, y en el raión de Chernobyl se encuentran tanto la planta, la ciudad del mismo nombre y Pripyat)

La expedición científica que ingresó a Chernobyl tras el desastre

Pripyat explorada desde un drone

Los espectaculares torneos japoneses de “caminata grupal sincronizada de precisión”

Otra razón más para amar a Japón: los Shuudan koudou, concursos de caminata grupal sincronizada de precisión.

Estos concursos comenzados por la NSSU (Universidad de Ciencias del Deporte del Japón) tuvieron lugar desde hace más de medio siglo a puertas cerradas, y recientemente se han hecho públicos atrayendo una gran audiencia. Reúnen en noviembre a estudiantes de todo el Japón, pero principalmente de la NSSU, para participar en los denominados Shuudan koudou (acción colectiva). Las rutinas requieren meses de entrenamiento, al punto que se puedan hacer perfectamente de memoria y con los ojos cerrados (y eso no es exageración).

El siguiente video empieza con varias personas simplemente marchando, y en sólo unos cuantos segundos se convierte en una de las rutinas más espectaculares que he visto.

Estos concursos se han vuelto muy populares, llegando a reunir públicos compuestos por miles de personas. Cada grupo está compuesto por los caminantes y un coordinador, quien debe con precisión marcar mediante gritos cortos y puntuales el ritmo a seguir, el sentido y la posición de la rutina. Para reducir el tiempo de respuesta, varios movimientos complejos han sido codificados y reducidos a una palabra monosilábica, o un número.

Esta universidad, que se especializa en entrenar deportistas y profesores de educación física, es mundialmente aclamada por su alto nivel de rendimiento y la gran cantidad de medallistas olímpicos que le ha dado a Japón.

El hombre que sobrevivió a una desacelaración de 214g y el hombre que lo hizo posible

Kenny BräckKenny Bräck es un piloto sueco que antes de retirarse participaba en distintos circuitos de Indy, CART e Indianapolis. Fue en uno de estos torneos en los cuales sufrió el peo accidente de su carrera, el cual no sólo es el peor en su historia pero además considerado como el peor accidente en la historia del automovilismo. Este fue en el año 2003, en la Texas Motor Speedway, su vehículo trabo sus ruedas con el conducido por Tomas Scheckter y en cuestión de milissegundos ambos autos quedaron destruidos. El de Scheckter sufrió el menor daño, ya que continuo contra el borde de la pista, p3ro el de Bräck comenzó a girar como un trompo, desintegrándose en el proceso.

Galileo ProbeDurante ese trompo descontrolado, Bräck sufrió múltiples desaceleraciones, incluído un pico de 214g (1g es igual a la aceleración de la gravedad, 9,8m/s²), algo terrible. Para darnos una idea, la Galileo Probe, la mini sonda experimental que se desprendió de la nave sonda Galileo en 1995 y entró a la atmósfera de Júpiter a unos 47 kilómetros por segundo, al impactar contra la atmósfera sufrió una desaceleración de 230g, y la fricción fue tal que su escudo termal de 152 kilogramos perdió 80 kilogramos durante el ingreso. La sonda luego desplegó su paracaídas y durante 58 minutos transmitió a su nave madre las lecturas del interior de Júpiter, un verdadero infierno.

Ilustración de la Galileo Probe

El hombre que lo hizo posible
John StrappBräck no tendría que haber sobrevivido a semejante colisión, pero lo hizo, con fracturas múltiples y 18 meses de terapía, pero lo hizo, y lo hizo gracias a otro hombre: el coronel John Stapp, un médico, cirujano de vuelo y biofísico de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos quien dedicó su vida al estudio de la desaceleración en los pilotos. Strapp también trabajaría, tras retirarse de la fuerza aérea en la NHTSA (National Highway Traffic Safety Administration), estudiando los efectos de las colisiones y la desaceleración en los conductores.

Strapp es un héroe silencioso, ya que a pesar de no ser conocido es quizás responsable de haber salvado cientos de miles de vida, y eso no es una exageración. A finales de los años 40, y con el fin de no arriesgar la vida de sus pilotos, se ofreció como voluntario para llenar su cuerpo de sensores y someterse a violentas desaceleraciones, estudiando además las reacciones mecánicas del cuerpo. La información recogida de éstas pruebas sería fundamental para la creación de los crash test dummies, los maniquíes de pruebas de choque.

En 1954 realizaría su más peligrosa prueba, tras la misma quedaría temporalmente ciego. Esta prueba, para la cual se debió atar a un trineo impulsado a cohete, sirvió para re-diseñar los arneses de seguridad y los asientos del piloto para proteger el cuello y evitar un paro cardíaco al sufrir presión extrema en el pecho por parte del cinturón de seguridad sujetando al piloto. Parte de estos hallazgos brindarían información para la creasion de los HANS Devices (Head And Neck Support Device), o en español: Soporte para cabeza y cuello, que salvan incontables vidas en pilotos de carrera y de aviones.

Los datos recolectados sirvieron para la creación de los maniquíes de pruebas modernos, tanto los efectos físicos sufridos por la victima así como varios rediseños y nuevos conceptos de seguridad que no eran considerados hasta ese momento.

Relacionados
– Su historia nos recuerda a Joseph Kittinger, otro arriesgado hombre que recolectó datos imprescindibles para la ciencia.

– Para más información sobre Strapp ver: La bala humana

El trágico destino de los moriori, la tribu que odiaba la violencia

Los moriori eran una civilización muy avanzada para su tiempo, creían en la paz total y el entendimiento. Si bien ciertamente creo (o al menos espero) que el dialogo y la paz es el futuro que la humanidad merece y debe de trabajar duro para algún día alcanzar, todavía estamos demasiado lejos de esto. Infortunadamente los moriori intentaron ser absolutamente pacifistas en un tiempo y contexto donde reinaba la ley del más fuerte, sin reparar en al menos adoptar una postura de no agresión pero con cierta capacidad de defensa; por el contrario, negaron la violencia incluso cuando era en defensa propia.

Arte MorioriTodo comenzó a finales del siglo XV, cuando Nunuku-whenua, el lider de la tribu polinésica Hamata de los moriori llevó a su gente a las Islas Rēkohu, deshabitadas en ese entonces. Asqueado de las guerras que atestiguó durante su juventud, Nunuku estableció una serie de leyes que prohibían la guerra, la violencia, el canibalismo y el asesinato sea cual fuese el motivo. Eventualmente comenzaron a progresar en las islas, lo que impulsó a los otros moriori a migrar hacia las mismas y vivir en paz.

En 1791 llega a la isla el HMS Chatham, de la armada británica (de aquí que hoy se conoce a las islas como las Islas Chatham). Su tripulación establecería una pequeña base y al encontrar a los moriori muy pacíficos nunca entraron en conflicto con éstos, sólo comerciando de vez en cuando e intercambiando alimentos por cuerdas, lámparas y materiales de herrería.

No obstante, los tiempos oscuros llegaron en 1835, cuando alrededor de 900 guerreros maoríes desembarcaron en las islas. Los mismos cometerían atrocidades inimaginables, las cuales incluyeron desde la esclavización de niños hasta violaciones masivas y asesinatos rituales, en una oportunidad llegaron a masacrar al 10% de la población de las islas; obligando además a los sobrevivientes a defecar en las tumbas de sus ancestros e incluso a empalar vivas a decenas de mujeres en las playas. Este nivel de odio y violencia es totalmente inexplicable, ya que los moriori ni siquiera intentaron defenderse o presentar resistencia, por lo que no puede aducirse rencor alguno ante estas inhumanas acciones.

Guerreros maoríes

(Los maoríes eran una cultura guerrera por excelencia. Constantemente en expansión, altamente territoriales y con una habilidad de combate única. Con sus rostros y cuerpos enteramente tatuados atormentaban incluso hasta a los marinos del Imperio Británico.}

Los marinos británicos en las islas nunca intervinieron, ya que la relación con los maoríes era extremadamente tensa y no querían arriesgar desatar un conflicto en las colonias de Nueva Zelanda, ni ofender a los maoríes aliados al Imperio Británico contra las tribus maoríes más fuertes. Esta pasividad probaría haber sido inútil, ya que menos de 9 años después el Imperio Británico entrarían en guerra contra la gran mayoría de las tribus maoríes en las llamadas Land Wars (Guerras de Nueva Zelanda)

30 años después de la invasión maorí sólo menos de 100 Moriori quedaron con vida, y las antiguamente llamadas Leyes de Nunuku pasaron a llamarse como la Maldición de Nunuku.