Tag Archives: Hielo

El capitán que sin saberlo fotografío al iceberg que hundió al Titanic

La fría noche del 14 de abril de 1912 pasó a la historia cuando aproximadamente a pocos minutos de la medianoche el barco más grande del mundo, un lujoso palacio flotante obra de los afamados ingenieros Thomas Andrews y Alexander Carlisle impactó en su lado de estribor contra un enorme iceberg y pocas horas más tarde se hundió en las gélidas aguas del Atlántico Norte causando una de las mayores catástrofes marítimas en la historia.

La historia del hundimiento del Titanic se ha contado cientos de veces, e infinidad de teorías intentando determinar el por qué este, en teoría, “barco imposible de hundir” se terminó hundiendo han sido postuladas. No obstante, hay otras historias relacionadas al hundimiento que no tienen que ver con el Titanic en si mismo, sino que relatan el esfuerzo de los navíos cercanos por rescatar a los sobrevivientes, recuperar cuerpos en el agua e incluso investigar y determinar qué fue lo que ocurrió.

Una de estas historias es la del buque de pasajeros SS Prinz Adalbert, el cual durante el mediodía del 15 de abril, aproximadamente unas 11 o 12 horas después del hundimiento del Titanic, detectó un iceberg particular que llamó la atención de los marineros ubicados en los puestos de vigía. Debido a la capacidad limitada de los equipos de telecomunicaciones de la época, la tripulación del Prinz Adalbert desconocía lo ocurrido ya que al momento del hundimiento se encontraban a más de 140 kilómetros del lugar y es por esta razón que los hombres en cubierta se sorprendieron al ver un enorme iceberg que presentaba restos de pintura roja en uno de sus lados. Es también importante notar que transcurrió un tiempo considerable desde que la colisión tuvo lugar hasta que el Titanic, que se encontraba viajando a una velocidad de 22 nudos, logró detenerse por completo, por lo que se calcula que el hundimiento tuvo lugar a una distancia de 5 kilómetros del iceberg.

Sospechando que una colisión había tenido lugar el capitán ordenó abandonar su curso planificado, emitir un mensaje de alerta a las embarcaciones cercanas y navegar en un patrón de búsqueda con el fin de quizás rescatar a algún naufrago. Uno de los barcos que recibió esa alerta fue la Minia, un barco comercial que se encontraba tendiendo cables telefónicos sumergidos en el océano. Debido a que se debía llevar un registro visual de ciertas de sus tareas, el capitán contaba con una cámara, la cual utilizó para capturar las que se cree son muy posiblemente las únicas imágenes cercanas que existen del iceberg que hundió al Titanic, específicamente dos fotografías: una de la cara sur y otra de la cara este.

Cabe destacar que existe una fotografía tomada por una de las pasajeras del RMS Carpathia en la cual puede verse un iceberg muy a lo lejos, y el cual varios investigadores han mencionado como posiblemente otro documento visual del objeto con el que colisionó el Titanic. La misma puede verse a continuación:

Encendiendo bengalas dentro de cavernas glaciares, un espectáculo único

Encender una bengala dentro de una caverna de hielo debe ser uno de los espectáculos visuales más impresionantes en la tierra. La luz de las mismas, constantemente variando en intensidad, es refractada a través de las varias capas de hielo ricas en minerales y cuyas densidades varían a medida que las mismas se hacen más antiguas, formando así un verdadero paisaje de otro mundo.

Las cavernas de Alaska

Las siguientes imágenes fueron realizadas como parte de un proyecto fotográfico durante el 2012 en una caverna de hielo en Alaska formada en el 2010, es decir una caverna en pleno proceso de formación. Algo peligroso ya que la misma está formada a partir de “hielo nuevo” y carece de capas compactadas. Su estabilidad estructural es un acertijo ya que es un proceso en formación.

Eslovenia
Las cavernas de hielo de Eslovenia son particularmente limpias. Es decir, el hielo que las forma no posee una concentración de minerales elevada, por lo que su color es un azul puro e intenso.

Islandia

Esta es la misma fotografía utilizada en el cabezal de la entrada. La misma fue tomada en las cavernas de hielo de Islandia por el fotógrafo y naturalista Brynjar Agústsson. Las cavernas glaciales de Islandia son particularmente interesantes debido a su antigüedad y la cantidad de minerales atrapados en el hielo producto de las varias y densas erupciones volcánicas que azotaron a esta isla al borde del ártico a lo largo de los milenios.

Rusia
Las Cavernas Arcoiris en Rusia, llamadas de esta manera debido a los distintos colores que poseen sus hielos a causa de los depósitos minerales que los componen, son otro de los lugares espectaculares y relativamente desconocidos del planeta tierra debido a su extremadamente difícil acceso en el este de Russia. Durante cientos de miles de años estas cavernas acumularon los minerales expulsados por el volcán Mutnovsky en Kamchatka.

Continue reading Encendiendo bengalas dentro de cavernas glaciares, un espectáculo único

Cómo los persas hacían toneladas de hielo y congelaban carne hace 2400 años

Algunas comodidades son ciertamente difíciles de imaginar en los tiempos anteriores a los dispositivos eléctricos, no obstante, lo anterior no quiere decir que no hayan existido. El hielo y los alimentos congelados son algunas de estas comodidades, y la manera en la que las distintas culturas procuraban la producción de hielo es asombrosa.

En Persia, región del mundo reconocida por sus veranos calientes e inclementes, el hielo era considerado un bien de lujo y extremadamente preciado. Pero Persia era también una cultura extremadamente rica y afluente, por lo que con el tiempo gracias al ingenio de los intelectuales que abundaban por la región, se crearon los yakhchal (pozos de hielo). Si bien éstas eran elaboradas construcciones y muy costosas, su valor comercial y símbolo de estatus eran tales que se llegaron a construir miles. Todo terrateniente o personaje acaudalado debía tener su yakhchal.

El funcionamiento de los mismos se basa en refrigeración por evaporación y consta de dos partes, la de producción de hielo y la de almacenamiento. Generalmente al yakhchal se en si se lo asocia con la estructura de almacenamiento la cual se basa a partir de un domo espiralado y una cámara subterránea.

La sección de producción de hielo se mantiene aledaña al domo, y requiere de tres partes: una pared principal ubicada en dirección este-oeste, un pequeño acueducto subterráneo con flujo sur-norte el cual podía redirigirse de manera controlada a tres destinos distintos y una serie de canaletas de 40 a 50 centímetros de profundidad alimentadas temporalmente hasta llenarlas por uno de los flujos del acueducto, generalmente protegidas por una segunda pared y un techo. Durante enero, el mes más frío del invierno (mes de la producción de hielo, con temperaturas que van de los 7°C a los 13°C durante el día y a los cero grados o bajo cero durante la noche), se llenan dichas canaletas, las cuales fueron resguardas del sol durante el día por la sombra de las paredes manteniendo la piedra bien fría. La piedra es a su vez enfriada por un proceso secundario, un segundo flujo del acueducto que se abre durante todo el mes de producción y que toca la base de la piedra de cada canaleta.

Este proceso es gradual, y lleva varios días, con el grosor de la capa de hielo creciendo cada noche desde el piso de las canaletas. Durante los primeros días se busca que se genere esa primera capa de hielo, protegiendo además las canaletas del sol; sobretodo la piedra de las canaletas, la cual debe estar fría y enfriarse aun más durante la noche. Al cabo de un tiempo, los bloques de hielo son cortados y llevados a la cámara de almacenamiento del yakhchal, la cual es a su vez enfriada por un tercer y último flujo proveniente del acueducto que toca las paredes internas de la cámara por fuera. Nada se desperdiciaba, esos flujos de agua utilizados para enfriar la piedra eran a su vez redirigidos a un acueducto vecino o utilizados para regar cultivos.

Una vez con el yakhchal lleno de hielo, en las partes superiores de la cámara se solía poner carnes y comida, las cuales quedaban congeladas, así, los yakhchal brindaban hielo y comida fría durante los calurosos veranos persas.

Sólo podemos imaginar la sorpresa de los viajantes extranjeros cuando visitaban una ciudad persa y eran invitados con hielo en pleno verano.

Los qanat
Lo más interesante es que esto pudo ser posible en Persia gracias a su avanzado nivel de civilización y desarrollo. El gobierno persa estaba obligado a hacer el trabajo duro, construir los qanat (acueductos subterráneos) desde la montaña hacia la ciudad, y extensiones a baños y cisternas públicas. Luego, la gente acaudalada podía si quería realizar una extensión hacia sus tierras utilizando su propio dinero. Por cierto, las cisternas públicas, llamadas ab anbar eran otra maravilla de la ingeniería, con un sistema de captura de aire para mantener el agua ofrecida fría.

Cascadas de sangre y fuego

Cuando se habla de una cascada inmediatamente imaginamos agua cristalina, corriendo por su cauce hasta llegar a un desnivel dado desde el cual, gravedad mediante, se precipita formando una de las vistas más bellas del planeta. No obstante, no siempre es así, y hay algunas cascadas en la tierra que son realmente todo un espectáculo debido a su singular rareza.

Las cascadas de sangre
Blood fallsCuando el geógrafo británico Griffith Taylor las descubrió en 1911 no pudo creer lo que sus ojos estaban viendo. Allí, en el crudo frío antártico, en medio de un despoblado pero a la vez magnánimo valle glaciar, una cascada rojiza se precipitaba sobre el hielo. Como si se tratase de una herida misma al corazón antártico por la cual escapaba su sangre.

Este singular fenómeno, ubicado en la región este del continente, más precisamente en Victoria Land, es quizás una de las ocurrencias geológicas más llamativas del planeta. En un principio se creyó que el color rojizo del líquido se debía a causa de la presencia de algas. Sin embargo, estudios posteriores y más complejos demostrarían que el agua poseía una gran cantidad de hierro en estado de oxidación -después de todo algo en común, al menos poéticamente :), con la sangre tenía. Recordemos que la hemoglobina es la heteroproteína que sirve a su vez como el ‘pigmento’ que le da ese color rojizo tan característico a la sangre, color que es a su vez causado debido a la presencia de hierro-. En fin, si bien se ha intentado numerosas expediciones cartográficas en varias oportunidades, todas estas han sido infructuosas en lograr realizar un correcto mapeo de las estructuras subterráneas que dan origen a la misma, algo muy lógico si tenemos en cuenta las duras condiciones del lugar y su difícil acceso. Durante varios años se creyó que el agua salina rica en hierro, es decir el componente que le otorga el color rojizo a la cascada, provenía de fisuras posiblemente relacionadas con la actividad geológica de la región. No obstante, nueva evidencia indica la posibilidad de un origen microbiológico del óxido de hierro, como se puede leer en este interesante artículo de la National Geographic sobre la posibilidad de que el hierro haya sido un subproducto producido por antiguos microbios hace más de un millón de años (en inglés).

Blood falls

Cascadas de fuego
Yosemite fireballEn el lado este de El Capitán, en el parque nacional Yosemite, existe una gigantesca pared de granito desde la cual un magnífico suceso natural tiene lugar solamente durante unos pocos días al año. Todos los meses de Febrero, y solo cuando el clima es bueno y el cielo está despejado, una pequeña cascada de temporada formada en la pared de granito de la formación rocosa ya mencionada, es iluminada de manera especial por los últimos rayos del solares del ocaso -normalmente entre los cinco y las seis de la tarde-. El particular ángulo de iluminación, el relativo poco brillo del ambiente y el reflejo en el granito hacen que la cascada se ilumine con un color ámbar brillante, intenso y a la vez variable, dando la impresión de que la misma está conformada por fuego y no por agua. El fenómeno es ya todo un clásico del parque, y eso hace que desgraciadamente los días en los cuales ocurre el área se llene de turistas y fotógrafos.

Y si de fuego propiamente dicho se habla
No hay mejor ejemplo en la historia que las recientes cascadas de lava formadas por la enorme erupción producida por el volcán Eyjafjallajökull -que si bien no tiene traducción directa al castellano significa algo así como “volcán isla-montaña” o islamontañavolcán, debido a la capacidad de las lenguas escandinavas para formar nuevas palabras a partir de la combinación y unión de otras-. Este fenómeno, que le ha complicado la vida a varias decenas de miles de personas al interrumpir vuelos por toda Europa, nos ha dado al mismo tiempo algunas de las vistas más espectaculares que se puedan presenciar. Entre estas, varias cascadas de lava que logran quitar la respiración.

Eyjafjallajökull Eyjafjallajökull

Las últimas tierras de nadie en el mundo

Tierra de Marie ByrdLeyendo sobre la colonización de Australia debido al aniversario del caso de Mabo, me surgió una duda: ¿aún existe en el mundo moderno una terra nullius? esas tierras de nadie como su definición técnica en latín lo indica que, literalmente, no pertenecen, al menos de manera legal y con reconocimiento internacional, a ningún estado. Curiosamente sí, aun existen, y aunque no tan comunes como hace uno o dos siglos atrás, en el mundo de hoy encontraremos dos tierras perdidas y libres de una bandera.

La tierra de Mary Byrd
Si bien más de un millón y medio de kilómetros cuadrados de tierras completamente salvajes y ocho regiones costeras pueden sonar como un sueño para cualquier estado deseoso de ampliar sus territorios. Marie Byrd es quizás una de las regiones más remotas y de difícil acceso en el planeta. Ubicada en la Antártida, al este del mar de Ross, esta península helada está a su vez rodeada por infinidad de islas y fragmentos de icebergs. Por lo que llegar a la misma es toda una travesía, siendo casi prohibitivo el mantener una ruta de suministros lo suficientemente grande como para poder así albergar un campamento estable y declarar a la región, según ley internacional, como propia.

Si bien hubo campamentos en la misma, como el establecido por la Unión Soviética y las expediciones del 2004 al 2006, todos fueron parte de expediciones científicas temporales. Razón por la cual, al día de hoy, Mary Byrd no pertenece a ningún país.

Razonablemente hay quienes argumentan que la división territorial de la Antártida es ilegal y, en realidad, el continente entero es una terra nullius

Varias imágenes tomadas durante una de las expediciones a la Tierra de Marie Byrd.

El desierto que nadie quiere
Bir TawilBir Tawil -pozo de agua- es un caso extremadamente particular. Ubicado al sur de Egipto y al norte de Sudán el mismo es un cuasi-trapezoide de unos 2060 km² no deseado ni por Egipto ni por Sudán, de hecho, ambos países se lo quieren adjudicar al otro. Esto, no obstante, no se debe a un caso único de bondad ni a ningún otro factor en detrimento de Bir Tawil, sino que es parte del esfuerzo de ambos países por la puja de una región más grande.

Egipto desea dejar como definitiva la línea fronteriza trazada en 1899, lo que haría que Bir Tawil quede como territorio sudanés mientras que el triángulo de Hala’ib, una tierra más extensa y rica en suelo quede en su poder. Sudán, sin embargo, quiere hacer honrar la frontera trazada en los tratados de 1902, que lograría lo mismo pero en su favor, Hala’ib para Sudán y Bir Tawil para Egipto.

Hielos penitentes, toda una maravilla andina

Hielos penitentesLos hielos penitentes son uno de mis fenómenos naturales favoritos. Tuve la oportunidad de verlos en persona durante mi viaje a Mendoza, Argentina, y son realmente algo para recomendar. Recorrerlos nos da la sensación de estar recorriendo un bosque hecho a partir de árboles de hielo.

Descritos por Darwin en 1839 durante su travesía a través del mundo en el Beagle, los mismos son formaciones naturales de hielo comprimido cuyos vértices apuntan hacia el mismo lado, dando esa ilusión de ser un bosque de hielo y su tamaño varia desde pocos centímetros hasta, en oportunidades, más de cuatro metros. Durante mucho tiempo se creyó que su formación era exclusivamente producto del accionar de los fuertes vientos andinos, sin embargo, hoy día se cree que los mismos se deben a una combinación de fenómenos climáticos y orográficos.

Hielos penitentes Hielos penitentes Hielos penitentes

Mil tonos de blanco


El siguiente “documental” -en realidad es sólo un video con escenas de la naturaleza- contiene algunas de las escenas más bellas de los fiordos de Groenlandia que pude ver en un video que no sea de la NG, realmente todo un mérito fílmico. El mismo fue realizado en el 2006 durante un viaje de estudios para investigar el cambio climático por participantes del Reino Unido y los Países Bajos.

Cuando la naturaleza supera al Photoshop

Arco de Parry

Arco de ParryLa fotografía anterior es simplemente sorprendente. En la misma tienen lugar varios fenómenos atmosféricos de los que ya hemos hablado, desde un parhelio hasta un arco-iris medio. No obstante, el más impresionante es el llamado halo del hielo o arco de Parry. Ilusión óptica que suele ocurrir en lugares en los cuales la superficie se encuentra completamente congelada. La misma fue avistada por vez primera en el siglo XIX por Sir William Edward Parry, durante una de sus expedición al ártico. Y puede observarse cuando los rayos de la luz solar atraviesan formaciones cristalinas formadas a partir del hielo de la superficie y cuya configuración las convierte en prismas hexagonales. Los rayos, si se dan las condiciones necesarias, atravesaran las dos caras adyacentes de los prismas, cuyos ejes y dos de sus caras se encuentran orientadas horizontalmente. De esta manera, tendrá lugar un brillante arco de luz de 22º. Como observan en las fotografías, si una persona se posiciona exactamente entre la cámara y el arco, el resultado logrado es simplemente indescriptible con palabras.

Parry realizó gran cantidad de ilustraciones muy precisas de lo visto en su viaje. Las mismas las incluiré en una entrada futura que estoy preparando sobre como se ilustraban los fenómenos atmosféricos en el pasado.

Rub’al-Khali, el desierto cuya superficie se congela

Los desiertos, maravillas de la naturaleza. Si bien se han caracterizado durante años como los reyes del calor despiadado, los mismos, durante las noches, suelen ser extremadamente fríos. No obstante, en varias partes del desierto árabe, como Rub’al-Khali al sudeste, durante los meses invernales de Noviembre y Diciembre, la temperatura puede llegar a los 0ºC. Esto, combinado con el frío inusual experimentado durante los años 2006 y 2007, ha llevado a maravillas tales como poder presenciar un desierto congelado. No será la Antártica, pero tiene su mérito.

Si bien esto suele ocurrir normalmente en la parte sudeste, ya que los vientos venidos del Índico disminuyen considerablemente la temperatura, dicho fenómeno también puede ocurrir más al norte. El siguiente video fue tomado en Kuwait, país también de la región oriental del desierto árabe.

Enlaces relacionados
Un desierto del centro de Asia desierto en el cual a veces suele nevar -por cierto, he descubierto este blog mientras investigaba para éste artículo y me ha resultado excelente y muy interesante. Así que se los recomiendo-.

Descendiendo al corazón glaciar de Groenlandia

Durante más de una década los montanistas de elite Janot y Janice Lamberton realizaron algunas de las exploraciones espeleológicas más asombrosas alguna vez registradas. No obstante, en 1996 junto a un grupo de científicos auspiciados por Air Greenland, y con el fin de estudiar cómo los cursos de agua semi-líquidos de las entrañas glaciares logran salir al exterior, descenderían 173 metros en uno de los glaciares más activos del mundo. Rompiendo todo récord y experiencia previamente registrada.

Al llegar la primavera el helado corazón de Groenlandia, y uno de los verdaderos hielos continentales del mundo junto al campo de hielo patagonico, abre varias compuertas hacia sus helados abismos. Decenas de fracturas y grietas quedan expuestas a lo largo y ancho de la gran variedad de glaciares que componen dichos hielos continentales. Aproximadamente unos magnánimos 1,8 millones de Km2 de superficie helada cuya profundidad, en sus lugares más gruesos durante el invierno, puede alcanzar los 3 de kilómetros -nota: aunque, a causa del calentamiento global, estas cifras están descendiendo estrepitosamente-.

No obstante, a pesar de estar congelada, la zona es una de las más activas del mundo. De hecho, como ejemplo, el glaciar Jakobshavn Isbræ puede llegar a moverse de unos 25 a 35 metros diarios y resultar en la formación de 20 mil millones de toneladas de icebergs -algunos tan masivos que llegan a tener 1 kilómetro de altura-. Abriendo nuevas grietas y cerrando otras en el proceso.

De la expedición, y solo sostenida por una cuerda y la ayuda de los expertos desde la superficie, sería la bióloga danesa Anette Grønnegaard quien lograra bajar por una de las grietas heladas a 173 metros de profundidad.

La furia invernal de Estonia y sus cascadas congeladas

Estonia es ciertamente un país con uno de los inviernos más fríos y crudos del mundo. A tal punto que las fuentes y cataratas del mismo cierran en invierno. La razón no es voluntaria ni mucho menos deseada, sino que es prácticamente imposible que el flujo de agua no se congele. En las imágenes a continuación podemos ver a Valaste, una cascada mediana que con sus más de 20 metros de caída es, no obstante, la cascada más alta de Estonia y una de las más considerables en Europa del Este cuya geografía no es por lo general favorable a la creación de cascadas de gran altura y cauda. La misma generalmente tras las inclementes tormentas de nieve invernales que azotan y castigan dicho país báltico se congela en cuestión de días, a veces incluso hasta en cuestión de horas, dejando a sus costados formaciones de hielo tan bellas como llamativas y las cuales se asemejan a largas espadas y lanzas de cristal que caen desde la cascada.

La gran tormenta de nieve de 1998

Hace apenas diez años la Costa Este de Canadá, sufriría una de las peores tormentas de nieve alguna vez registradas. Sólo comparable con las vistas en Siberia, la diferencia es que esta tormenta caería sobre un territorio habitado por millones de personas y compuesto por varias metropolis. Si bien la tormenta tocaría también parte de los Estados Unidos, Quebec y Ontario serían las regiones en recibir toda su furia.

El resultado de la tormenta sería nefasto. Cientos de líneas de poder caerían por el peso acumulado, dejando sin luz a más de 4 millones de personas; 28 muertos y casi 1000 heridos, a pesar que la región es un área especialmente preparada para recibir todos los años tormentas de nieve; y miles de millones de dolares en daños y pérdidas materiales.

Artículos relacionados
Las olas congeladas de Terranova

Arquitectura natural: Columnas de hielo del Canal Lemaire

Las Columnas del Canal de Lemaire, mejor conocido como conocido como “el cementerio de glaciares” a causa de su acción en el derretimiento de los mismos, son una de las formaciones más espectaculares del mundo. No es para menos ya que este canal es un arquitecto natural cuyas corrientes, al igual que cinceladas, no tienen nada que envidiarle a los arquitectos corintios y sus magnánimos columnas.

El proceso es tan interesante como único. Los enormes fragmentos de glaciar que quedan “atrapados” en este canal son lentamente desintegrados por el incesable accionar de las corrientes. No obstante, las singulares formas adquiridas se dan ya que el proceso tiene una matemática uniforme tras de si. Según el oceanografo polar Mark Brandon, esto se da ya que el agua profunda, al estar más caliente que la hallada en la superficie, derrite el hielo a un ritmo más acelerado. Esta perdida de masa lleva a que lentamente el fragmento de glaciar vaya saliendo uniformemente a flote, exponiendo de esta manera sus partes más altas a la superficie, donde el aire frío se encarga de mantener la forma de las mismas. Combinado con los cambios concéntricos de las corrientes del canal, se forman así los arcos y columnas uniformes que son generalmente avistadas con enorme asombro por los intrepidos viajeros que se animan a llegar hasta esta maravilla de la naturaleza.

De olas congeladas y lugares fríos

La isla de Terranova, en la Costa Este de Norteamerica, posee un fenomeno unico y singular que ocurre a causa de las bajas temperaturas y relativa calma de sus costas: Olas semi congeladas. Realmente un efecto visual impresionante

Otro de los lugares donde ocurre esto es en Siberia, y con un efecto mucho mas dramático. Si bien las costas poseen mareas mucho mas dinámicas el intenso frío de invierno hace prácticamente imposible que el agua permanezca liquida, llegando a congelar las olas y el agua entera de las lagunas en cuestión de minutos. Aquí puedes ver una galería de fotos de la región, noten que incluso las barandas están congeladas. Otro de estos fenómenos singulares se da en las costas del Lago Michigan, aunque es sin embargo un tanto engañoso, en el cual al mezclarse arena con nieve se forman “olas” masivas que parecen estar suspendidas en el tiempo. Y por ultimo otro fenómeno del tipo “ola congelada” se da en varios glaciares al rededor del mundo, donde la gravedad y el descongelamiento al llegar el verano forman estas asombrosas estructuras.

Artículos relacionados
La furia invernal de Estonia y sus cascadas congeladas.