Un avión digno de Flash Gordon

XFY-1 PogoEn Anfrix hemos hablado reiteradas veces sobre rarezas de la ingeniería aeronáutica. Desde el caza parásito hasta el el Frankenstein de la aviación entre tantos otros, pero si de rarezas en verdad se trata el XFY-1 Pogo se lleva todos los laureles. Éste prototipo ideado durante lo que sin duda alguna fue la época dorada de la ingeniería aeronáutica, fue uno de los primeros intentos «exitosos» en crear un avión capaz de despegar verticalmente y, en vuelo, asumir las prestaciones aerodinámicas de un avión común y corriente.

Su diseño tuvo lugar durante los primeros meses de 1951, en lo que eran los cuarteles generales de la legendaria Convair, y en la construcción del primer y único prototipo, el cual tuvo su primer vuelo con combinación entre vuelo vertical y horizontal el 2 de noviembre de 1954, participaron la gigante Lockheed y personal técnico de la marina de los Estados Unidos, rama de las fuerzas armadas americanas que desde un primer momento, tras el fin de la Segunda Guerra claro, se dio cuenta de la necesidad y utilidad que podrían llegar a brindar los vehículos de despegue vertical en el campo de batalla moderno.

Con un estilo muy similar al de los cohetes interplanetarios tan populares en la ciencia ficción de los años cincuenta éste avión de poco más de 10 metros y medio de longitud no sólo logró despegar verticalmente con éxito en todas sus pruebas, sino que además su motor de aproximadamente 5700 caballos de fuerza lograba, una vez en vuelo aéreo horizontal, impulsarlo a más de 980 kilómetros por hora a través de los cielos de California.

Si bien el prototipo realizó 70 despegues y aterrizajes exitosos y varias pruebas con transición de vuelo vertical-horizontal, los resultados finales no fueron satisfactorios para los veedores del proyecto, sobretodo en lo que respectaba al aterrizaje preciso en un punto geográfico pre-establecido, ya que al carecer de alerones regulables, no por capricho de los ingenieros sino una consecuencia de la cola atípica de la nave, le era extremadamente difícil al piloto frenar en un punto dado del trayecto con eficiencia para así acercarse lentamente a la zona de aterrizaje y descender en el lugar adecuado. El proyecto terminó siendo cancelado dos años después del vuelo inicial, rompiendo los corazones de varios ingenieros quienes aseguraban poder mejorar el diseño con los fondos necesarios.

8 Comments

  1. Manya! De haberse logrado, se imaginan todo el espacio que se ahorraría en los aeropuertos?

  2. Rafael, ahora existe el V-22 Osprey, que es el vehículo que usan las fuerzas especiales de los Estados Unidos para sus misiones en las zonas montañosas de Medio Oriente.

  3. Que genialidad de la ingeniería, una mezcla de helicóptero con avión de propulsión a chorro. Ese tipo de invenciones quedo en esas décadas, ahora solo se busca es miniaturizar todo o llevarlo a combustibles alternativos pero la era de los diseños de vanguardia quedo en el siglo 20.

  4. Sin embargo, no fue ni mucho menos único. Así a bote pronto, se me ocurren los siguientes:

    – Lockheed XFV-1 Salmon, muy similar en su aspecto general al Pogo.
    – Ryan X-13 Vertijet, un reactor que también se posaba sobre la cola.
    – Posiblemente el más radical de todos, el SNECMA Coléoptère, con su extraña ala anular.

    Todos eran unos cacharros de mucho cuidado, mucho más peligrosos para sus pilotos que para el enemigo. Lo que tiene más miga es que, aunque era bien difícil aterrizar en tierra firme con ellos, se pretendía que fuesen capaces de operar, no ya desde portaaviones, sino desde la pista de helicópteros de fragatas y destructores aunque hiciese mal tiempo.

    Para otro cacharro extraño de la Convair, échale un vistazo a su hidroavión de combate supersónico F2Y Sea Dart.

    No le envidio su trabajo a los pilotos de pruebas, la verdad.

    Un saludo desde Galicia.

  5. Muy interesante el post. Este avión como otros de su especie tenían el gran inconveniente de tener que aterrizar «sobre la espalda» del piloto lo que hacía esta maniobra muy complicada y arriesgada.

  6. la Segunda Guerra claro, se dio cuenta de la necesidad y utilidad que podrían llegar a brindar los vehículos de despegue vertical en el campo de batalla moderno

  7. Me encantan los aviones, sobre todo los antiguos, pero de calidad como este

  8. Jajaja muy bueno el titulo, tambien me gusto el contenido saludos sin dudas es una muy buena nave

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies