Ross Allen

Ross Allen fue un zoólogo  especializado en herpetología (científico experto en animales anfibios y reptiles) cuya travesía por todo el mundo atrapando algunos de los reptiles más peligrosos y venenosos de la tierra fue fundamental para obtener docenas de anti-venenos distintos, siendo además uno de los primeros conservasionistas en la Historia y la persona del mundo real que con sus incontables expediciones y aventuras no tuvo nada que envidiarle a Tarzán.

Un hombre que no solo se ocupó fervientemente de la conservación de especies de reptiles en peligro, sino que además ayudo a científicos de todo el mundo a desarrollar técnicas para el tratamiento de picaduras de serpientes venenosas.

A continuación hablaremos sobre una de sus varias aventuras, el día que tuvo que luchas bajo el agua contra una anaconda de seis metros que se había escapado de su hábitat.

Ross Allen y la anaconda gigante

Las siguientes capturas pertenecen a una serie de vídeos donde Ross Allen enseñaba como sacarse a una anaconda si esta te atacaba bajo el agua. Esta fue una reconstrucción de un episodio que tuvo lugar en el Ross Allen Reptile Institute, cuando una enorme anaconda de seis metros logró escapar de su área de contención y el famoso herpetólogo Ross Allen, con la ayuda presencial de su hijo Tom, debieron recapturar al fugitivo reptil y llevarlo nuevamente a su área de contención.

Vemos a Ross Allen acecándose a la anaconda, podemos apreciar el tamaño de la misma.

Ross Allen luchando contra una anaconda cerca de su bote.
Ross Allen rastreando a la anaconda fugitiva durante el episodio original.

No fue tan fácil ya que la misma atrapó y enredo a Allen con su cuerpo en un acto constricción. Allen se hundió con la gigantesca y pesada anaconda mientras su hijo Tom los miraba de la superficie. Tardó unos dos minutos en domar al reptil, desenfundarlo su largo cuerpo y llevarlo a su contenedor. To en un pequeño lago de tres metros de profundidad.

Los cazadores de serpientes en África: Si bien los métodos de Ross Allen son sorprendentes, en África existe un grupo de personas que, para garantizar su alimento en condiciones de pobreza, han aprendido a capturar enormes pitones utilizando su propio cuerpo como cebo.

Ross Allen luchando contra una anaconda.
Ross Allen recreando el acto con una anaconda verdadera pero especialmente entrenada bajo el agua para demostrar como hizo

Toda una hazaña temeraria si tenemos en cuenta que justamente el agua es el territorio por excelencia de éstos reptiles. Además su fuerza corporal y sus músculos de constricción pueden ejercer una fuerza mucho mayor a la de un hombre adulto. Para fortuna de Allen este entendía perfectamente la anatomía de la víbora y sabía donde tenía que presionar y como para entumecer su cuerpo y aflojar su constricción.

Ross Allen luchando contra una anaconda.
Ross Allen y su hijo Tom recreando el episodio original contra una anaconda.