Ross Allen, el Tarzan del mundo real

Afiche antiguo sobre como extraer veneno de una sepriente.
Afiche del Instituto de Reptiles de Ross Allen sobre como «ordeñar» a una serpiente de cascabel y extraer su venero.

Ross Allen es lo más cercano a Tarzan, y quizás Indiana Jones, que existió en la vida real. Éste zoólogo especializado en herpetología (científico experto en animales anfibios y reptiles), que a diferencia de los demás científicos que hacían su trabajo detrás de un escritorio o un laboratorio, emprendía viajes hacia las regiones más remotas del mundo atrapando por si mismo los especímenes más raros y peligrosos para su centro de investigación, el Ross Allen’s Reptile Institute.

Fue, sin lugar a dudas, el Tarzán de carne y hueso. Un domador de serpientes y víboras de todo tipo y un amante de la naturaleza fuertemente involucrado en los movimientos de conservación durante la década del 50 y del 60 cuando estos movimientos estaban en su nacimiento.

Sus costosas y prolongadas expediciones y travesías eran muchas veces enteramente financiadas por el gobierno de los Estados Unidos, ya que Allen era una gran fuente de venenos de reptil utilizados por los hospitales para crear anti-venenos, muchos de los cuales fueron diseñados por él mismo.

Ya habíamos hablado de Ross Allen en el pasado, en esa oportunidad lo veíamos luchar bajo el agua contra una enorme serpiente. El Ross Allen’s Reptile Institute fue fundamental para los primeros esfuerzos de conservación, capturando, reproduciendo docenas de animales en peligro y largando sus crías nuevamente a la naturaleza.

Fotografía de Ross Allen con una serpiente.
Ross Allen extrayendo veneno de una serpiente de cascabel.

Allen además permitió a distintos grupos y comitivas de científicos que visitaban su instituto estudiar de cerca el comportamiento de varios animales salvajes, desde su reproducción hasta los efectos de su veneno en los humanos, ayudando a desarrollar un tratamiento experimental para las personas que habían sido picadas por una serpiente de cascabel.

4 Comments

  1. Sólo un detalle: la hepertología estudia también a los reptiles, no únicamente los anfibios. Sigue con el gran trabajo que tienes en el blog.

  2. Joder! Este tío tenía los cojones del tamaño del sol!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies