Un planeta golpeado por asteroides

Si bien nuestra atmósfera y clima terrestre fueron extremadamente buenos a la hora de borrar cráteres de la superficie planetaria, a lo largo de los milenios nuestro planeta fue golpeado por gigantescos asteroides y objetos meteóricos. Causado extinciones naturales masivas (aclaramos naturales ya que la humanidad en si misma ha causado varias extinciones), cambios climáticos dramáticos y, en algunos casos, cráteres tan grandes que a pesar de los los miles de millones de años desde su creación aun continúan bien definidos desafiando a la erosión. En esta oportunidad hablaremos sobre Vredefort, el cráter más grande del mundo.

Vredefort, el cráter más grande

Vredefort es el cráter (verificado) más grande de nuestro planeta. Se halla en África del Sur y tuvo origen hace unos dos mil millones de años cuando un objeto de 10 kilómetros impactara contra la Tierra a gran velocidad dejando un cráter de más de 200 kilómetros de extensión. Tan grande y definido que incluso, como puede notarse por las imágenes, puede ser claramente visto desde el espacio.

Fotografía del cráter dejado por el impacto del asteroide Vredefort, el cráter más grande del mundo.
El cráter más grande del mundo es claramente visible desde las alturas.

Vredefort, no obstante, no sea probablemente el cráter más grande de nuestro planeta, ya que en la Antártida se encuentra el cráter de la Tierra de Wilkes, el cual tiene una extensión de 300 kilómetros (aunque estudios realizados por geólogos y geógrafos establece que el daño causado por el asteroide puede llegar a los 500 kilómetros). Para darnos una idea de la magnitud de la explosión que causó este cráter, lo podemos comparar con el cráter dejado por una explosión de 500 toneladas cortas de explosivos convencionales, el cual tiene una extensión de unos pocos metros.

No obstante, al estar debajo de una gruesa capa de hielo y encontrarse en una de las zonas más inhospitables del mundo, no ha podido ser estudiado en profundidad, por lo que aun no se sabe si es el producto de un sólo impacto o si en realidad son varios cráteres uno cerca del otro. De este último, ocurrido hace 250 millones de años, se cree que fue el causante del evento de extinción masiva denominado como Catástrofe Pérmica.

No obstante, ningún cráter en la tierra se compara al cráter más grande (conocido) del Sistema Solar. El mismo se halla en marte, y fue el producto de un impacto tan colosal que incluso llegó a modificar prácticamente la mitad de la superficie de este planeta. De hecho, durante la década del 70, cuando se obtuvieron imágenes claras de Marte, los científicos del proyecto quedaron atónitos al ver tanta diferencia entre la superficie de los dos hemisferios de Marte.

Cráteres artificiales: no solo los asteroides han dejado cráteres en el planeta tierra, sino que las bombas nucleares han marcado el planeta en igual manera. Por ejemplo, un área del desierto de Nevada se asemeja a la superficie lunar debido a la gran cantidad de pruebas nucleares en la región. Así mismo, la bomba nuclear más poderosa alguna vez detonada en el planeta tierra, la Tsar bomba, dejó un enorme cráter visible desde grandes alturas.

Nuevos hallazgos, indican que Marte que impactado por un objeto tan masivo que hoy, lo que anteriormente se cría como una depresión geológica en la que se hallaba un océano, es en realidad un gigantesco cráter de 8500 kilómetros. Se teoriza que algo más grande que Plutón tuvo que haber impactado contra Marte para dejar semejante marca.

Puedes leer más sobre la exploración pionera de marte siguiendo este enlace.