Arquitectura ilustrada

De principios del siglo XVII hasta mediados del siglo XX la literatura científica y técnica se vio revolucionada por la aparición de obras ilustradas de altísima calidad y detalle. Desde la evolución de los linotipos en las imprentas de la época, los cuales permitieron imprimir en gran volumen ilustraciones técnicas en grandes enciclopedias y diccionarios, hasta las bellas ilustraciones científicas producidas en obras como los tratados de plantas del Nuevo Mundo de Alexander von Humboldt o la bella e intrincada obra de biología marina y costera producida por Ernst Haeckel y sabiamente denominada «obras de arte de la naturaleza», el Kunstformen der Natur.

Si bien, como ya hemos mencionados la época dorada de estas obras tuvo lugar entre los siglos XVII hasta mediados del siglo XX, existió, no obstante, una obra pionera que puede considerarse como una de las primeras obras de divulgación científica ilustrada en la Historia: la Nova Reperta, producida a finales del siglo XVI, más precisamente en el año 1580, en la cual se ilustraban mediante grabados xilográficos distintas técnicas científicas y tecnológicas nuevas.

A continuación hablaremos sobre algunas de las más exquisitas de la arquitectura ilustrada de este periodo, La Historia de las Residencias Reales y la Gramática del Ornamento.

Las escaleras del Palacio de Buckingham, arquitectura ilustrada en la Historia de las Residencias Reales.
Uno de los juegos de escaleras principales del Palacio de Buckingham.

La Historia de las Residencia Reales

The History of the Royal Residences -La Historia de las Residencias Reales- es uno de mis más amados libros de arquitectura y diseño alguna vez publicados. Editado en 1819 por William Henry Pyne, paisajista, artista y aclamado narrador, la obra consiste en una ricamente detallada y lograda serie de ilustraciones sobre las residencias Reales Británicas durante el apogeo del Imperio Británico.

En sus tres volúmenes vemos magníficas representaciones ilustradas de los aposentos del palacio de St. James, la Carlton House, la Corte de Hampton, el Palacio Kensington y por supuesto las residencias reales por excelencia, el Palacio de Buckingham y el Castillo Windsor. Si bien la obra trata en profundidad las residencias, castillos y palacios más grandes y de mayor renombre, Pyne no se olvida de las residencias menores a las cuales dedica varias ilustraciones y descripciones.

La bilbioteca de la Reina, arquitectura ilustrada
La bilbioteca de la Reina, arquitectura ilustrada de la Historia de las Residencias Reales.

Todas las residencias descritas en la obra de Willian Henry Pyne, reflejando de manera fiel los lugares originales y desplegando inmensa calidad en los detalles de cada una de las ilustraciones. La obra en si misma es todo un documento histórico, ya que sería luego utilizada como referencia para realizar decorados en obras teatrales y películas de época.

Avances arquitectónicos: si bien la arquitectura ilustrada del siglo XIX se enfocaba en los aspectos artísticos y estilísiticos de la arquitectura, durante la segunda mitad del siglo XX innovadores tales como Le Corbusier y Henry Dreyfuss comenzaron a realizar ilustraciones técnicas en base a la funcionalidad arquitectónica. Puedes leer más al respecto en el siguiente artículo: Le Corbusier, Henry Dreyfuss y la antropometría en la arquitectura.

La Historia de las Residencias Reales se divide en tres volúmenes, los cuales poseen ilustraciones tanto de los exteriores como de los interiores de cada residencia. Cada estructura tratada en la obra contiene además una extensa descripción de su historia y características arquitectónicas.

Uno de los varios salones del Palacio de Buckingham.
Uno de los varios salones del Palacio de Buckingham.

Muchas de las residencias reales eran grandes palacios campestres y villas rurales, ya que la realeza y la aristocracia británica pasaba gran parte de sus vidas apartados de la sociedad. Por ejemplo, la cría del ganado y los animales premiados en las exposiciones de cría era un gran símbolo de prestigio entre los aristócratas de la época, al punto que muchas de las grandes especies de ganado y animales de granja del presente tuvieron su origen debido a la frenética obsesión con la cual estas personas criaban animales lo más grandes posibles.

La gran escalera del Palacio Kensington.
La gran escalera del Palacio Kensington.

La Gramática del Ornamento

Otra de las obras de arquitectura ilustrada de este período es la maravillosa The Grammar of the Ornament -La Gramatica del Ornamento- editado hace más de 150 años por Owen Jones es uno de los libros de ornamentería y arquitectura más bellos alguna vez editados.

Puedes leer más sobre esta obra y ver varias imágenes de sus bellas ilustraciones en el siguiente artículo: La Gramática del Ornamento, el libro sobre ornamentos más bello.

Placa con distintos patrones ornamentales de La Gramática del Ornamento.
La Gramática del Ornamento escrito hace más de 150 años por Owen Jones es uno de los libros de ornamentería y arquitectura más bellos alguna vez editados.