NEEMO, la base submarina de la NASA

NEEMO -NASA Extreme Enviroment Mission Operations-, un acrónimo que es en realidad un juego de palabras con el nombre del inolvidable capitán del Nautilos en la novela de Julio Verne Veinte mil leguas de viaje submarino, no es quizás el lugar apropiado para una persona con claustrofobia. Ya que el mismo se trata de un complejo submarino ubicado en las profundidades del Cayo Flores, diseñado específicamente para simular las condiciones de vida de una misión espacial y así entrenar a los astronautas que irán a misiones espaciales e incluso los seleccionados para habitar la Estación Espacial Internacional.

Fotografía de la base subacuática de la NASA NEEMO.
NEEMO, la base submarina de la NASA para entrenar astronautas en una simulación de una base espacial.

Construida durante el 2001, ésta base ya ha albergado decenas de misiones, y es parte de un largo legado de entrenamiento acuático para astronautas. De hecho, desde hace décadas la NASA entrena a sus astronautas en gigantescas piscinas con el fin de aclimatarlos a sus trajes espaciales. Siendo ya histórica la misión al Sealab II de Scott Carpenter, astronauta del Proyecto Mercury, quien en 1965 simularía exitosamente un viaje al espacio desde las profundidades oceánicas.

No obstante, uno de los detalles más pintorescos, es el que los futuros astronautas son denominados aquanautas, en honor a otra famosa obra de ficción. La instalación es controlada para la NASA por el NURC -National Undersea Research Center-, y en los últimos 6 años ha servido de hogar a infinidad de vida marina. Seres que lograron otorgarle un aspecto realmente asombroso.

El objetivo de esta instalación es simple de entender, como mencionamos anteriormente. En efecto, no es simular las condiciones físicas de vivir en el espacio ya que obviamente los tripulantes siguen estando sujetos a la gravedad terrestre. El objetivo es poner a prueba la estabilidad psicologica de un grupo de personas encerradas en una instalación rodeada por un medio hostil a la vida humana.

El nombre de la estación, el cual como mencionamos ha sido en honor al capitán Nemo, es muy pertinente, ya que Julio Verne fue un escritor visionario que, es sus varias obras de ciencia ficción, acertó de manera muy precisa varios detalles de los viajes a la Luna.

Fotografía de la base subacuática de la NASA NEEMO.
NEEMO, la base submarina de la NASA para entrenar astronautas en una simulación de una base espacial.

El hecho de que además para salir al exterior se requiera un traje de buceo especial y un protocolo para verificar que todo se produzca según lo establecido, simula a la par todos los requerimientos para salir afuera de una estación o nave espacial cuando los astronautas estén en el espacio. Esto hace a la instalación NEEMO algo invaluable tanto en el entrenamiento como en el seguimiento de los futuros astronautas.

Fotografía de la base subacuática de la NASA NEEMO.

Más sobre estaciones espaciales

El sauna de la estación espacial MIR, el baño de los cosmonautas

Sergei Krikalev, el cosmonauta que se quedó varado en la MIR