En Medio Oriente existía una leyenda muy similar a la de la Atlántida en Occidente. Una ciudad de avanzada cultura y arquitectura megalítica cuyas elevadas torres de mármol y pilares finamente decorados hacían arrodillarse a cualquier visitante ante su belleza; siendo a causa de su desgraciado infortunio hundida en el desierto por una tormenta de arena. La diferencia, es que mientras la Atlántida permanece en el Reino de Mythos, Ubar resultó ser una realidad.

Primero definamos qué es una Terra Incognitae, es decir, las islas y las ciudades sólo existentes en las leyendas. Ubar hubiese entrado en ésta lista, si no fuese porque hace 28 años un grupo de arqueólogos utilizando tecnología del programa Landsat y un complejo equipo abordo del transbordador espacial Challenger detectara los rastros de las rutas de trenes camello utilizadas por los mercaderes para llegar a la ciudad. Consecuentemente descubriendo la ubicación de la misma y desenterrando sus restos.

Ubar fue creída una leyenda dada la escasa cantidad de registros que la mencionaban, los cuales la marcaban como un gran centro comercial de esplendorosa arquitectura y riquezas en la región de Rub’ al Khali, al sur de la Península Árabe. Fundada hace 5 mil años y destruida bruscamente 3 mil años más tarde, el comercio logró que la misma poseyera todo tipo de riquezas, incluso varios relatos contaban sobre magníficas estatuas enchapadas en oro en las plazas.

Este esplendor, la falta de ruinas y su repentina desaparición -causada por un desastre climatológico según Surat al-Haaqqah llevaron a que la misma ingrese en el terreno de las leyendas durante casi 2000 años. Leyenda que, dada su romanticismo, ya que la misma incluso hablaba de mercaderes europeos pre-romanos, llevó a que infinidad de exploradores la buscaran -uno de éstos exploradores, Harry St. John Philby, en 1932, no descubriría la ciudad, pero su expedición lo llevaría a descubrir los increíbles cráteres de Wabar. Inmensos cráteres de vidrio formados cuando una serie de meteoritos impactó con la arena cristalizándola en el proceso (en unas semanas hablaremos de los mismos)-

Ilustración de como pudo haber sido la ciudad perdida de Ubar.
Ilustración de como pudo haber sido la ciudad perdida de Ubar.

Desafortunadamente el abandono y los casi dos mil años de entierro llevaron a que pierda todo su encanto original. Sin embargo, su historia ha quedado como uno de los hallazgos más fascinantes de la arqueología moderna. Hoy sólo quedan ruinas y una sombra de antiguo esplendor.

No obstante, a pesar del abandono y el pésimo estado de conservación tras tantos siglos en el olvido y la exposición a los elementos, esta joya arqueológica es un ejemplo de cómo las creencias y la tradición oral pueden conservar y transmitir a lo largo de cientos de generaciones detalles e información histórica que de otra manera se hubiesen, tristemente, perdido en las inclementes arenas de la Historia.

Más sobre enigmas

El fuego griego, el arma más enigmática de la historia

El enigma de los pioneros del Everest

Esta entrada tiene 19 comentarios

  1. al fin primero che!!!!!
    q bueno q volviste a postear!

  2. Toda una Pompeya del desierto 🙂 me pregunto si se encontró algún cuerpo como en Pompeya

  3. La ciudad es mencionada en Lawrence de Arabia 😀 Muy interesante y llamativa la fragilidad de la época. Una ciudad desaparecía e inmediatamente pasaba a ser leyenda

  4. Sería como la Avalón de los escoses 🙂

  5. Como siempre un magnifico post.Aunque me gustaria resaltar una cosa:
    En la literatura arabe (Las Mil y Una Noches y el Coran) se menciona una ciudad (Iram de las columnas),la cual fue destruida por la colera divina y creo que se basaria en la que tu mencionas.
    Salu2!

    PD:Si necesitas mas info,dimelo 8)

  6. Jon, así es, muy similar a Pompeya 🙂

    Animarcos, no lo sabía. Gracias por la mención 🙂

    Anton, había que ver si Ubar tenía un Arturo como protector 😛

    Quemandoacromo, Iram, Ubar y Wabar son la misma ciudad pero con distinto nombre a causa de su traducción a distintos dialectos 🙂

    Amigo do Saber, Sim isso é verdadeiro. Às vezes uma legenda pode ser muito real e é nossa falta do conhecimento, ou, como você disse, distorções do historia real, o que lhe faz uma legenda.

  7. Hola descubri un grupo de piramides en peru. Aqui mi pagina si desean ver parte de las fotos.
    Saludos Eduardo Camacho Vidal.
    Necesito su opinion gracias.
    Web
    perupiramides.galeon.com

  8. Si quieren entretenerse un poco con la Civilización Hidráulica de los Antis.
    Abran Google Earth y utilizando la herramienta de medir coloquen un punto en el Estrecho de Gibraltar “Columnas de Hércules” y el otro punto en el lago Rogagua, que se encuentra en la sabana de los Musus, o sea en el Departamento de Beni, Bolivia.
    La idea no es medir ninguna distancia, sino que vean como los bordes de las megalagunas rectangulares de los Musus forman una línea recta con el Estrecho de Gibraltar y la desembocadura del Amazonas.
    No solo estoy hablando de las lagunas que se encuentran entre los ríos Beni y Mamoré, sino que lo mismo ocurre con la dirección de las lagunas orientales del Mamoré y las que se encuentran al sur de San Pablo.
    Espero que se diviertan con las rarezas del corazón de la nesos sudamericana.
    Salu2,
    David Antelo

  9. Platón expone claramente en el Timeo y el Critias que Atlantis se hallaba localizada justamente «ante la boca» (pro tou stomatós) de las «Columnas de Hércules», junto a Gadeira, nombre con el que era conocida Cádiz en la Antigüedad Clásica. La expresión «pro tou stomatós», «ante la boca (o embocadura)», como bien ha demostrado el investigador hispanocubano Georgeos Díaz-Montexano, solamente fue usada por los autores griegos para señalar algo que se hallaba muy próximo, «ante las puertas», «a la vista»; desde unos pocos centímetros hasta no más de unos 20 km de distancia. Por consiguiente, es absolutamente imposible (entre otras muchas razones de peso, y de sentido común) que Atlantis estuviera en un lugar tan lejos de Gibraltar como lo está América del Sur (y otros remotos lugares del Mundo). Sin duda alguna, Atlantis solamente pudo hallarse en Iberia misma o en parte de esta y Marruecos, o muy próxima a ambas; en cualquier caso, como muy lejos a la altura de las Islas Madeira.

    Otra evidencia que apoya la identificación de la Atlántida con la Nêsos Iberia, es la descripción que leemos en el Critias 113-114, de como Poseidón dividió la Nêsos en 10 provincias o regiones, y como una de estas 10 regiones se hallaba junto a las mismas Columnas de Hércules y se llamaba Gadeira, o sea, Cádiz. Como bien demuestra Díaz-Montexano, el único lugar en todo el planeta tierra donde siempre han existido unas Columnas de Hércules, junto a un piélago o golfo Atlántico (términos que usa Platón), y junto a una región llamada Gadeira, es la misma área geográfica del entorno del actual Estrecho de Gibraltar.

    La supuesta civilización de los Antis podrá ser cualquier cosa, pero de ninguna manera la misma Atlántida de Platón.

  10. Ilustre JoseManu:
    No es correcto afirmar que:
    -o-
    Platón expone claramente en el Timeo y el Critias que Atlantis se hallaba localizada justamente “ante la boca” (pro tou stomatós) de las “Columnas de Hércules”; junto a Gadeira, nombre con el que era conocida Cádiz en la Antigüedad Clásica. La expresión “pro tou stomatós”, “ante la boca (o embocadura)”…, solamente fue usada por los autores griegos para señalar algo que se hallaba muy próximo, “ante las puertas”, “a la vista”; desde unos pocos centímetros hasta no más de unos 20 km de distancia.
    -o-
    Esta es una INTERPRETACIÓN del Sr. Diaz-Montexano y no una DEMOSTRACIÓN, ya que las traducciones de los textos de Platón a otros idiomas, no especifican si se trataba de 20 cm, 20 km o 200 millas… Lo que quiere decir que para aceptar la versión propuesta se debe suponer que todos los traductores (Exceptuando obviamente a Diaz-Montexano) eran una tropa de cretinos que no tenían idea del griego antiguo.
    Si de “rigor científico” se trata el asunto, mejor es que no confundamos INTERPRETACIÓN con DEMOSTRACIÓN, ya que la distancia es inmensa y la abrumadora mayoría de traducciones de los textos de Platón, (A la lengua viva que nos dé la gana, excepto la de Montexano), simplemente dice que la famosa nesos se encontraba en frente de…, sin indicar ninguna distancia.
    En cuanto al nombre del gemelo del primer Rey, tampoco nos olvidemos que el ilustre Diaz-Montexano no demuestra NADA, sino que simplemente interpreta lo siguiente:
    El texto de Platón dice que: “Al gemelo que nació después de él, al que tocó en suerte la parte externa de la “nesos”, desde las columnas de Heracles hasta la zona denominada ahora en aquel lugar Gadirica, le dio en griego el nombre de Eumelo, pero en la lengua de la región, Gadiro. Su nombre fue probablemente el origen del de esa región.”
    Es decir, el Rey Gadiros se transformó en Cádiz, interpreta Diaz-Montexano.
    Si leemos bien el texto, con el “rigor científico” que dice tener el Sr Diaz-Montexano no nos podríamos hacer los locos con las cotas, salvo que seamos poco rigurosos o unos filólogos militantes que ajustamos los datos a nuestra regalada gana.
    Si se utilizan los términos “desde” y “hasta”, queda claro que las Columnas de Heracles no se encuentran en la región llamada Gadirica y según las traducciones del 99% de cretinos, (Salvo Diaz-Montexano, que es el único que sabe traducir), la región de Gadiro es la parte externa de la gran nesos, que debe contener una nesos de anillos concéntricos con medidas geofráficas precisas, que nada tienen que ver con la filología, sino con la geografía.
    Si de MOSTRACIONES estamos hablando, no nos podemos hacer los pengas si a algún filólogo le afirmo que en frente de las Columnas de Heracles existe una gran Nesos mayor que la Libia y el Asia de la antigüedad, que en su centro hay una Nesos de anillos concéntricos con las mismas medidas egipcias descritas por Platón y que dista a 50 estadios de un mar interior completamente rodeado por tierra firme y que de yapa tiene delfines… Pero como el filólogo puede seguir jodiendo con Cadiz, puedo decir que la parte externa de la gran nesos tiene una inmensa región cuyos habitantes se llaman Guajiros, cuyo nombre, (por Divina Providencia), se puede relacionar con Gadiro. Es más, las obras hidráulicas en la zona de los Guajiros son similares a las que se encuentran en el centro de la gran nesos descrita anteriormente, además de su cerámica, sus lomas, sus obras hidráulicas, su lenguaje, sus genes y sus mapas precolombinos.
    Ilustre Sr. JoseManu. Por favor le ruego ponerse en contacto con su maestro Diaz-Montexano para preguntarle si en alguno de los lugares que él propone como Atlantis (Que son cerca de una decena), ha encontrado una isla de anillos concéntricos cuyo centro mida 5 estadios, rodeada de un canal de agua de 1 estadio egipcio de ancho. Esa isla debe estar rodeada de una banda de tierra de 2 estadios de ancho, seguida por una extensión igual de agua que está limitada por una banda circular de 3 estadios de ancho de tierra, seguida de una de agua similar a la anterior.
    No se olvide que en la isla del único NO-CRETINO del planeta, (El Sr. Diaz-Montexano), debe haber murallas que rodean la isla, tampoco se olvide que la isla debe estar bajo el agua a poca profundidad y dentro de ella deben haber manantiales de agua fría y agua caliente, como dice Platón… Tampoco se olvide de preguntarle por los tres puertos externos y las dársenas huecas dobles en el interior, además de los puentes que se nombran en el relato de Platón.
    Sr. JoseManu, le voy a simplificar la figura. Una cosa es una Atlantis filológica y otra muy distinta es una Atlantis geográfica, ya que ni por asomo el Sr. Diaz-Montexano ha encontrado nada que cuadre con la descripción antes dada. Y cuando digo NINGUNA no quiero que ningún filólogo me interprete como que quise decir “al lado de una” o a 20 km de otra, sino que el Sr. Diaz-Montexano no ha entregado ni media nesos que tenga la descripción antes nombrada, mientras que en la NO-Atlántida de los Antis, sí existe una nesos real que cumple al pie de la letra con lo descrito anteriormente. Pero…, no hay por qué preocuparse, ya que no es Atlantis, sino la NO-ATLANTIS o una simple nesos de anillos concéntricos, construida por humanos, que se encuentra ubicada en el centro de una sabana rectangular de forma oblonga, rodeada de montañas que llegan hasta el mar y donde floreció la Civilización Hidráulica de los Antis, que dicho sea de paso, no tiene nada de mitológica e irreal, como sí podría cuestionarse el relato de Platón.
    Quisiera saber qué explicación filológica se encuentra a lo siguiente:
    “Esta zona de la nesos estaba de cara al viento sur, de espaldas a la constelación de la Osa y protegida por el viento del norte”.
    Hace unas horas atrás estaba en Europa y les juro que la Osa no estaba de espaldas y, por las veces que me he cruzado de hemisferio, les puedo asegurar que el Norte es un viento frío, mientras que “de espaldas a la Osa”, el Norte es cálido y en el centro de la Nesos de los Antis, resulta que es el viento predominante, sobre todo, de cara al viento sur, donde se encuentra la nesos de anillos concéntricos, con muros y estructuras en sus nesos circulares y que dista a 50 estadios egipcios de un mar interior donde viven delfines.
    Yo sé que hay que ser cretino para considerar que la ausencia de evidencia puede ser considerada como evidencia de ausencia, pero igual de cretino sería aquel que considera la ausencia de evidencia como evidencia de existencia. Lo que quiere decir que cerca de una decena de ubicaciones propuestas por el ilustrísimo Diaz-Montexano no pasan de ser una filológica INTERPRETACIÓN que no coincide con la descripción geográfica de una nesos de anillos concéntricos. Lo que las convierte en un juego de palabras en el cual NO SE DEMUESTRA NADA y para ello uno de los primeros supuestos de base que se debe asumir; es que el 99% de los traductores eran un regimiento de INEPTOS, salvo el ilustrísimo y sabio Diaz-Montexano.
    Sr. JoseManu. Si el argumento fuerte de su demostración se basa en que “la ausencia de evidencia puede utilizarse como evidencia de existencia” no está siguiendo el “rigor científico” del iluminado Diaz-Montexano y si quiere hablar de una DEMOSTRACIÓN o una hipótesis no filológica, mejor es que indique las coordenadas de la Nesos de anillos concéntricos descubierta por el gran iluminado.
    Lamentablemente, hasta donde me he enterado, ni con dos puñados de ubicaciones propuestas por el sabio y agresivo Sr. Diaz-Montexano ha podido encontrar una nesos que “con el rigor científico” que tanto pregona esta eminencia, cuadre con la forma y medidas indicadas por el “Mentiroso” de Platón…
    Obviamente que Platón debe ser un “Mentiroso”, ya que si Diaz-Montexano no encuentra la nesos de anillos concéntricos, no debe ser porque el gran filólogo esté errado en sus apreciaciones, sino porque el filósofo fue un cretino y justamente la descripción geográfica más detallada, se la inventó para que el sabio hispano-cubano nos demuestre a la tropa de cretinos incultos, que sólo él supo leer a los antiguos.
    Salu2,
    David
    P.D: La pelota está en su cancha.

  11. Sr. JoseManu:
    Le recuerdo que el personaje conocido es el Sr. Diaz-Montexano y no éste tal David Antelo.
    Analice el posicionamiento estratégico antes de responder.
    El Sr al que defiende no ha encontrado una isla de anillos concéntricos con la descripción que dio Platón, pese a que se ha largado cerca de una decena de ubicaciones probables.
    Una cosa es la filología y otra muy distinta la geografía.
    No confunda interpretación con demostración, ya que a los números, a la física y a la geografía les importa muy poco la filología.
    ¿Dónde está la nesos de los anillos concéntricos del famoso Diaz-Montexano?
    Supongo que debe ser corroborable y palpable para seguir el “rigor científico”…
    Sí…, ya lo sé!!!…, pese a que el filólogo inventó cerca de una decena, hasta ahora no la encuentra porque es un incomprendido. ¿O no?
    Cuando encuentre la nesos en Cádiz, por favor nos avisa, para que vayamos a medirla. Mientras tanto no nos haga creer que la ausencia de evidencia puede ser utilizada como evidencia de existencia.
    Ojo que el personaje icónico y polémico es el Sr. Diaz-Montexano, además que es el más sabio de los siete sabios y el único que conoce la verdad de la mandarina.

    ¿Con esto busco pelea?
    No necesariamente, ya que quien saturó la red, y lo dice con insolencia, es el Sr. Diaz-Montexano. Lo que estoy haciendo es seguir sus pasos, solo que sin pelearme ni con las ciencias ni con los científicos, ya que la Civilización Hidráulica de los Antis es completamente real, al igual que los mapas.
    No soy tan despistado como para no darme cuenta del temperamento del ilustre Diaz-Montexano,(que es un caso muy simpático para un amigo psicólogo, que me lo describió muy bien), y sobre todo, estoy consciente del apasionamiento que este sabio personaje le pone a la decena de Atlantis, que defiende con uñas y dientes.
    Aseguro que he analizado detenidamente lo que escribe y me encantaría dejar un regadero de pólvora por el piso, ya que mi juego no consiste en una Atlantis cuestionada, sino en una Civilización palpable que les aseguro que no tiene bases filológicas.
    Saquen sus cuentas y al final del día tal vez JoseManu no sepa para quién trabaja.

    Salu2,
    David
    P.D: Si alguien conoce al famoso Diaz-Montexano, por favor dígale que lo queremos.
    P.D: JoseManu…, a vos también te queremos, así que seguí adelante, que tenés todo nuestro apoyo.

  12. Sr JoseManu:
    Yo creo que el Sr. Diaz-Montexano tiene una deuda con todos los Atlnatólogos del planeta que, como él, buscan la mítica isla.
    Digo esto porque él, y sólo él, tiene el documento original en griego y el saldo de bellacos lo tiene en Latín… Yo creo que el Sr. Diaz-Motexano lo tiene porque Platón se lo dejó de herencia en Cuba.
    Qué pena!!! Lo tiene y no lo comparte con el mundo, indicando que ese, y solo ese documento, es el único que se puede considerar absolutamente verdadero.
    ¿Quisiera que nos diga cómo le hizo para obtener el original griego, si todos los demás a lo único que aspiran es a conocer el escrito en latín? “Alea jacta est”
    ¿Será que es verdad que él, y sólo él, tiene el documento original o se trata de una interpretación?
    Como la pregunta es sarcástica desde su base, de aquí en adelante a cualquiera se le ocurrirá decir que gracias a un monje tibetano, (porque el título suena raro), consiguió un texto de la destrucción de Atlantis, pero en Egipcio y lo encontró en el sótano de una iglesia cristiana que alguna vez fue un mitreo.
    Sé que el cuento es un tanto raro, pero el cuento de la única verdadera traducción es del mismo calibre.
    ¿Qué tienen que ver los tibetanos con los egipcios?
    Nada!!! Yo no soy experto ni en filología tibetana ni egipcia…, de hecho, cuando leo egipcio lo hago en castellano y digo “ojo, momia parada, ojo, serpiente, momia sentada, escarabajo”, pero lo que me queda claro es que el relato original de la nesos desaparecida, no decía ‘pro tou stomatós’, sino algo así como “manito de un lado, ibis, un triángulo raro…, etc” o algo por el estilo.
    Perdón por los errores ortográficos de mi castellano-egipcio… Admito que no lo domino, pero sé muy bien que el relato en egipcio no pudo decir ‘pro tou stomatós’, “ni al ladito de”, “a 20 cm de”, “a menos de 20 km de” o cosa parecida. En primer lugar, porque los egipcios no medían en el sistema m.k.s., y en segundo lugar, porque no le creo a un filólogo que indica la posición de casi una decena de Atlantis y ni una de ellas cuadra con las numerosas medidas indicadas por Platón, como tampoco cuadra su periodo temporal, lo que lo convierte en el más purista de los libre-interpretadores.
    Salu2,
    David

  13. Una adicional para el Sr. Montexano.
    Resulta ser que si se cambian los 9.000 años por 900, antes que Solón se entere que Atlantis desapareció, tendría que entregar evidencia de la existencia de Elefantes y caballos en el mar, pero los elefantes no deben ser tan comunes como para llamarlos simplemente elefantes, ya que sus textos se refieren a la raza de elefantes, lo que indica alguna diferencia…, que en las posiciones propuestas deben ser elefantes acuáticos y con cola de delfín, mientras que los caballos deben pastar en los botes atlantes.
    Si de hacerse el loco cuando conviene y descartar lo que no conviene se trata el asunto, resulta que la nesos de anillos concéntricos debe estar protegida por el viento del norte, de cara al viento sur y de espaldas a la Osa, pero, no conforme con esta descripción que se entrega en el diálogo del alquimista (Timeo), la citada nesos debe encontrarse a 50 estadios de un mar interior rodeado por tierra (obviamente, ya que de otra forma no sería un mar interior) y la gran nesos, a diferencia de la de los anillos, debiera estar rodeada de océano auténtico.
    El Sr. Diaz-Montexano primero debiera explicar por qué Platón describe un mar verdadero rodeando la gran nesos y posteriormente describe otro, rodeado por tierra firme, que no lo califica como mar verdadero.
    No nos olvidemos que la nesos de anillos concéntricos debe ubicarla en una sabana oblonga rodeada de montañas, pero si de “rigor científico” se trata el asunto, ninguna persona le debiera perdonar la licencia de inventarse una sabana que no tenga la forma de cuadrilátero rectangular, salvo que el autor esté tratando de encajar a martillazo limpio una sabana filológica en vez de una sabana real.
    Siguiendo el tema de la sabana, el autor no se debe hacer el penga, “si es rigurosamente científico” en cuanto a las medidas indicadas por Platón, ya que de lado a lado, es decir, desde las montañas de un lado, hasta las montañas del otro, la sabana debe medir 3.000 estadios y desde el centro del mar hacia arriba, 2.000, pero como de “Rigor científico” y no de paja mental, se está hablando, el investigador está obligado a justificar la medida que ha utilizado para sus cálculos, ya que basta con una pequeña hojeada a las medidas antiguas para darse cuenta que los estadios pueden variar bastante, dependiendo del estadio del que se habla, ya que no es lo mismo el de Olimpia que el de Delfos y no nos olvidemos que el cuentito de Platón es de origen egipcio, lo que quiere decir que, si se trata de una transcripción de un relato egipcio, el estadio mediría poco más de 158 m y esta medida no varió hasta la última dinastía donde los Ptolomeos (griegos), se adueñaron del imperio del Nilo.
    Tal vez pueda pasarse por alto el tema climático en el asunto, pero el “riguroso científico” Diaz-Montexano no se puede hacer tan el loco con el tema de las precipitaciones pluviales del periodo que propone, sin recordar que el Sahara ya existía en la época que, (dicho sea de paso), él tergiversó a Platón, aunque él podría decir “interpretó”.
    Digo esto porque debe ingeniarse una buena solución para su nesos que le permita cosechar la tierra dos veces al año. La primera, gracias a la buena voluntad de Zeus y la otra con los canales, sin olvidarnos que cualquiera de sus posiciones debe conectar dichos canales con su nesos de anillos concéntricos y no conforme con ello, la nesos de los anillos debe verter sus aguas al mar completamente rodeado por tierra firme… Al menos Platón dice que “con absoluta corrección” así se la puede llamar.
    Yo creo que el “riguroso”, no debe hacerse el loco con el clima tan a la ligera, ya que su sabana debe llenarla de canales, ríos, pantanos y lagos, como indica Platón, salvo que el filósofo sea un mentiroso consumado. Además debe arreglárselas para bajar todo tipo de madera de sus montañas y la verdad es que no sé cómo lo haría en el 900 antes de Solón y en un lugar en el que no aclara dónde se encuentra.
    En cuanto a los temas de la guerra, mejor es no olvidarse que Atlantis estaba dividida en 10 reinos y la descripción que se hace en el Critias es únicamente del reino central, que es el dirigido por Atlante. Habría que preguntar al individuo que plantea la Atlantis filológica ¿Dónde están los 60.000 distritos que nombra Platón? Y no sólo la nesos de anillos, pero mejor es que no se haga el penga, ya que los distritos no pueden estar en otro lugar que no sea la sabana, suave, llana y plana que se describe, pero para complicar un poco más el asunto, debieran sacarse las cuentas de la cantidad de personas que debieron vivir en la llanura, ya que para la guerra cada distrito aportaba unas 20 personas, pero obviamente que el distrito no se componía de aquellos 20 que irían a la guerra.
    Si el filólogo se da cuenta, está obligado a alimentar un ejército de 1.200.000 personas y solo se habla del reino central, así que debe ver dónde mete el saldo del ejercito que aportan los 9 reinos hermanos de Atlantis, considerando que alguien se debe quedar para hacer producir la tierra y que los hijos no se queden solos. Si el ejército es el 20% de la población (Un Super Ejército), su nesos debe estar poblada al menos por 6.000.000 de habitantes… ¿Esta cantidad de personas entran en su Atlantis que navega entre Europa y África? Sí, seguro que debe entrar allí, solo que ya se murieron de hambre hace mucho tiempo, ya que según su investigación filológica los Atlantes que vivieron 900 años antes de Solón, no conocían el tractor, pero eran magos de la producción agrícola, ya que en el mismo terreno deben haber inmensos bosques, pantanos, lagos y ríos, además de manadas de caballos y la famosa raza de elefantes que es muy voraz. No olvidemos que este mismo territorio es rico en minerales y debe tener la capacidad de mantener un ejército de al menos 1.200.000 hombres… Es mejor que los nueve reinos adicionales no jodan y mantengan su propio ejército, ya que la Capital debió estar bastante ocupada en mantener el suyo procurando que su gente no se muera de hambre.
    De los 60.000 distritos, el filólogo debiera indicar al menos 1.000… ¿o no?, que tan solo es el 1.7% del total, ya que 3.000 años no es un tiempo tan largo como para que se trague las mayores riquezas y poderío que describió Platón.
    Una cosa es una Atlantis filológica y otra muy distinta una Atlantis geográfica.
    Salu2,
    David

  14. Sres:
    En este blog perdiendo lo que dice Víctor, así que voy a copiarles lo que ha escrito en otro lugar.

    Author: Victor
    Comment:
    Estimado Sr. Antelo. Se nota que usted no sabe que sí existen textos griegos conservados con los escritos de Platón. Es cierto que los originales, lo que escribió Platón con su puño y letra, no se han conservado (Díaz-Montexano nunca ha dicho lo contrario), pero sí se han conservado las copias (en papiros) de la primera edición docta que hicieron sus discípulos de la Academia…

    Lo primero (como usted afirma) no son unos códices en Latín, las primeras traducciones latinas se hicieron varios siglos después de existir ya los primeros textos en griego.

    Una duda, ¿por casualidad no serás amigo de un tal José Pérez, que también insiste en esta misma ignorancia?

    Usted no hace más que dar muestras de supina ignorancia. Es algo de sobra conocido por los estudios de la tradición manuscrita de los textos de Platón, desde la primera edición docta realizada en la Academia, pocos años después de fallecer Platón, que las copias se hacía cada varios siglos.

    Por favor, documéntese un poco antes de seguir haciendo el ridículo.

    Como bien ya le expuso JoseManu en otro foro, «Hay que añadir, además, que las copias del siglo IX A.D., remontan a otras del siglo VI-V A.D., y estas a otras más antiguas aún. Y todo esto está perfectamente demostrado por los expertos en paleografía griega clásica. Que D. David Antelo no lo sepa, sólo significa eso, que lo ignora como tantas otras cosas, y nada más»…

    Y sí, por mucho que le reviente a usted, el texto claramente dice: «ante la mísmisima boca de las Columnas de Hércules», y eso lo saben todos los verdaderos expertos en Griego clásico…

    A propósito, cuando Díaz-Montexano ha publicado en cierto artículo que Platón localiza la Atlántida justo «delante» y «del lado» (o de un lado) de las Columnas de Hércules, se sustenta en las cuatro preposiciones que claramente usa Platón (siempre con genitivo) que son pro, pros, epi e hüper, las cuatro, en su contexto (analizadas cada uno en el artículo que recomiendo), demuestran más allá de cualquier duda razonable, que Platón ubica la Atlántida justo ante las Columnas de Hércules, y por el lado de arriba, es decir, por la parte de encima (que para los griegos es hacia el norte) de las Columnas de Hércules, justo donde se halla Gadeira (en la Nesos Iberia), región o reino que no por casualidad es mencionado junto a las mismas Columnas de Hércules, y como una de las diez partes o provincias de la misma Atlántida Nêsos.

    Hola, si alguien quiere saber porque es totalmente imposible que la Atlántida haya estado en ningún lugar de América o de Indonesia, o en cualquier otro remoto lugar extremadamente lejano de las Columnas de Hércules (Gibraltar), sólo tiene que leer el siguiente artículo de investigación lecicográfica griega de Georgeos Díaz-Montexano: http://www.antiquos.com/La-Atlantida-de-Platon/modules.php?name=News&file=article&sid=125

    ¡Más claro imposible! Sólo un verdadero ignorante en materia de Historia y Geografía Antigua, y Lexicografía de la lengua Griega Clásica, podría atreverse a seguir defendiendo especulaciones tan absurdas y tan poco serias como las de todas esas Atlántidas en América o en otros parajes remotos de Gibraltar.

    See all comments on this post here:
    http://www.leergratis.com/relatos/las-diferencias-de-la-ubicacion-de-la-atlantida.html#comments

  15. Usted ni siquiera es consciente de los absurdos argumentos que utiliza. Si ataca la credibilidad o fiabilidad de todos los códices conservados de los textos de Platón, bajo el falaz argumento de que pueden ser copias adulteradas, o re-interpretadas, o re-escritas, y que por consiguiente no pueden ser usadas como pruebas, entonces usted se está tirando piedras sobre su propio tejado, y ya podría entonces tirar toda su teoría a la basura, porque las fuentes escritas son las mismas para todos.

    Si para su teoría de esa supuesta civilización de los Antis -que ninguna cátedra americanista reconoce- usted usa una traducción al uso -castellana o inglesa- del Critias, y usted cree que encaja en todo con la supuesta civilización (atención al término) de los Antis, repito, no reconocida ni por la ciencia académica Suramericana, si para usted vale la descripción del Critias, entonces usted da por válida la fiabilidad de los códices medievales conservados que son copias de otras copias de la primera edición docta que hicieron los discípulos de Platón en la Academia. Los Papiros hallados en Egipto con fragmentos de textos de Platón, al ser comparados con los códices medievales, demuestran que son absolutamente iguales, es decir, que las copias medievales son, al menos en un 99,9%, copias exactas de los más antiguos conocidos y que datan de apenas uno o dos siglos después de la primera edición de la Academia de los textos originales de Platón.

    Por otra parte, los únicos Antis que se conocen son un pueblo aborigen amazónico que hoy en día son conocidos como asháninca o asháninka y que pertenecen a la familia étnica arawak; estos también eran llamados chunchos, chascosos, campas, thampas, komparias, kuruparias y campitis, aunque han sido tradicionalmente más conocidos como campas. Esta etnia amazónica nunca fue una civilización, pues ni siquiera tenía un sistema de escritura propia. Además, estos indígenas amerindios llamados Antis nunca practicaron un culto al toro, ni tuvieron elefantes, ni tuvieron ejércitos con carros tirados por caballos, ni una gran flota de trirremes, ni construyeron grandes acueductos en forma de puentes, o sea, acueductos que canalizaban las aguas por encima de puentes (al estilo de los usados en la Civilización Clásica del Mediterráneo), ni tuvieron hipódromos para las competencias de carreras de carros tirados por caballos, y por supuesto, jamás ha aparecido ni una sola
    evidencia arqueológica que testimonie que este pueblo -con un simple nivel de aldea neolítica- haya jamás invadido el Mediterráneo, ni siquiera en un simple viaje turístico.

    La Atlántida era una talasocracia, es decir, un imperio o reino marítimo, como lo fueron los minoicos y después los micénicos, y después los cartagineses y romanos. Los pueblos aborígenes llamados Antis o Ashánink nunca formaron parte de una gran civilización talasocrática.

    En cualquier caso, repito, si los textos del Critias son válidos para usted, o sea, le valen para buscar esas coincidencias (la mayoría absolutamente forzadas) que usted hace con esa supuesta civilización de los Antis, entonces, igualmente son válidos para quienes ven otras cosas distintas por completo.

    Georgeos Díaz-Montexano se ha centrado en el estudio paleográfico, lexicográfico, y lexicológico de las fuentes documentales más antiguas conservadas, y en la traducción gramatical y lexicográfica correcta, según lo que indican todos los Lexicones, Diccionarios y Gramáticas Clásicas autorizadas y actualizadas. Él no se inventa nada. Ninguna de sus rectificaciones contradice las normas de la gramática y la sintaxis del Griego Clásico, y las definiciones y usos idiomáticos registrados por la Lexicografía. Al contrario, Díaz-Montexano lo que hace precisamente es demostrar como las traducciones al uso (en todos los idiomas modernos) violan estas normas en muchos pasajes importantes, y ello ha sido la causa de tanta confusión y de que existan tantas hipótesis y re-localizaciones de la Atlántida, hasta en los lugares más remotos del único punto exacto donde la sitúa Platón, y que es (por mucho que le reviente) en el «Piélago o Golfo del Atlántico» (Atlantikou
    Pelagous), «ante o delante de la boca» (pro tou stomatós) de las Columnas de Hércules, y «por encima» (hüper con genitivo) de las Columnas de Hércules (Cri. 108e), «de un lado», o «al lado» de las Columnas de Hércules (pros con genitivo).

    Si las Columnas de Hércules hubieran estado en la desembocadura del río que usted propone. Entonces no habría discusión alguna. Hasta el mismo Díaz-Montexano no tendría problemas en admitir su teoría. Pero la cuestión es que usted no puede re-colocar las Columnas de Hércules en tal desembocadura. Las Columnas de Hércules, según testimonian todos los textos de la Antigüedad, ya eran colocadas por los griegos en Gibraltar, incluso desde antes de los tiempos de Solón. Por consiguiente, el uso de las preposiciones en el Timeo y en el Critias, correctamente traducidas, respetando siempre las normas de la gramática y la sintaxis griega clásica, y las definiciones de la lexicografía griega clásica, sólo permiten buscar la Atlántida en los alrededores más cercanos (al alcance siempre de la vista) del actual estrecho de Gibraltar.

    Todo esto está perfectamente demostrado por los estudios de Georgeos Díaz-Montexano, y así ha sido presentado ya en dos Universidades españolas, donde ha sido elogiado por su demostración, y ningún experto en Griego Clásico ha contradicho ni ha cuestionado sus rectificaciones sobre los errores comunes en las traducciones al uso. Si entiende usted un poco el Catalán, por ejemplo, le recomiendo la tertulia o mesa redonda que él mantuvo con dos de las mayores autoridades en Filología Griega (con reconocimiento internacional), la Dra. en Filología Griega Monserrat Camps Gaset y el Dr. en Filología Clásicas Jame Pórtulas Ambrós, quienes no solo no rebatieron las precisiones gramaticales y lexicológicas de Díaz-Montexano sino que estuvieron de acuerdo en los puntos fundamentales, relativos a la única localización posible de la Atlántida (en caso de que realmente hubiera existido, claro). Como nota curiosa, que demuestra el avanzado nivel de conocimientos y dominio en
    materia de Griego Clásico alcanzado por Díaz-Montexano, podemos comprobar como el único que se atrevió incluso a pronunciar palabras griegas clásicas fue el mismo Díaz-Montexano. Y no olvidemos ante quienes estaba debatiendo. En Google Video tiene la tertulia ( http://video.google.es/videoplay?docid=6552052010807809349 )

    -o-
    Estimado Sr. Antelo. Se nota que usted no sabe que sí existen textos griegos conservados con los escritos de Platón. Es cierto que los originales, lo que escribió Platón con su puño y letra, no se han conservado (Díaz-Montexano nunca ha dicho lo contrario), pero sí se han conservado las copias (en papiros) de la primera edición docta que hicieron sus discípulos de la Academia…

    Lo primero (como usted afirma) no son unos códices en Latín, las primeras traducciones latinas se hicieron varios siglos después de existir ya los primeros textos en griego.

    Una duda, ¿por casualidad no serás amigo de un tal José Pérez, que también insiste en esta misma ignorancia?

    Usted no hace más que dar muestras de supina ignorancia. Es algo de sobra conocido por los estudios de la tradición manuscrita de los textos de Platón, desde la primera edición docta realizada en la Academia, pocos años después de fallecer Platón, que las copias se hacía cada varios siglos.

    Por favor, documéntese un poco antes de seguir haciendo el ridículo.

    Como bien ya le expuso JoseManu en otro foro, “Hay que añadir, además, que las copias del siglo IX A.D., remontan a otras del siglo VI-V A.D., y estas a otras más antiguas aún. Y todo esto está perfectamente demostrado por los expertos en paleografía griega clásica. Que D. David Antelo no lo sepa, sólo significa eso, que lo ignora como tantas otras cosas, y nada más”…

    Y sí, por mucho que le reviente a usted, el texto claramente dice: “ante la mísmisima boca de las Columnas de Hércules”, y eso lo saben todos los verdaderos expertos en Griego clásico…

    A propósito, cuando Díaz-Montexano ha publicado en cierto artículo que Platón localiza la Atlántida justo “delante” y “del lado” (o de un lado) de las Columnas de Hércules, se sustenta en las cuatro preposiciones que claramente usa Platón (siempre con genitivo) que son pro, pros, epi e hüper, las cuatro, en su contexto (analizadas cada uno en el artículo que recomiendo), demuestran más allá de cualquier duda razonable, que Platón ubica la Atlántida justo ante las Columnas de Hércules, y por el lado de arriba, es decir, por la parte de encima (que para los griegos es hacia el norte) de las Columnas de Hércules, justo donde se halla Gadeira (en la Nesos Iberia), región o reino que no por casualidad es mencionado junto a las mismas Columnas de Hércules, y como una de las diez partes o provincias de la misma Atlántida Nêsos.

    Hola, si alguien quiere saber porque es totalmente imposible que la Atlántida haya estado en ningún lugar de América o de Indonesia, o en cualquier otro remoto lugar extremadamente lejano de las Columnas de Hércules (Gibraltar), sólo tiene que leer el siguiente artículo de investigación lecicográfica griega de Georgeos Díaz-Montexano: http://www.antiquos.com/La-Atlantida-de-Platon/modules.php?name=News&file=article&sid=125

    ¡Más claro imposible! Sólo un verdadero ignorante en materia de Historia y Geografía Antigua, y Lexicografía de la lengua Griega Clásica, podría atreverse a seguir defendiendo especulaciones tan absurdas y tan poco serias como las de todas esas Atlántidas en América o en otros parajes remotos de Gibraltar.

    ————————

    Usted ni siquiera es consciente de los absurdos argumentos que utiliza. Si ataca la credibilidad o fiabilidad de todos los códices conservados de los textos de Platón, bajo el falaz argumento de que pueden ser copias adulteradas, o re-interpretadas, o re-escritas, y que por consiguiente no pueden ser usadas como pruebas, entonces usted se está tirando piedras sobre su propio tejado, y ya podría entonces tirar toda su teoría a la basura, porque las fuentes escritas son las mismas para todos.

    Si para su teoría de esa supuesta civilización de los Antis -que ninguna cátedra americanista reconoce- usted usa una traducción al uso -castellana o inglesa- del Critias, y usted cree que encaja en todo con la supuesta civilización (atención al término) de los Antis, repito, no reconocida ni por la ciencia académica Suramericana, si para usted vale la descripción del Critias, entonces usted da por válida la fiabilidad de los códices medievales conservados que son copias de otras copias de la primera edición docta que hicieron los discípulos de Platón en la Academia. Los Papiros hallados en Egipto con fragmentos de textos de Platón, al ser comparados con los códices medievales, demuestran que son absolutamente iguales, es decir, que las copias medievales son, al menos en un 99,9%, copias exactas de los más antiguos conocidos y que datan de apenas uno o dos siglos después de la primera edición de la Academia de los textos originales de Platón.

    Por otra parte, los únicos Antis que se conocen son un pueblo aborigen amazónico que hoy en día son conocidos como asháninca o asháninka y que pertenecen a la familia étnica arawak; estos también eran llamados chunchos, chascosos, campas, thampas, komparias, kuruparias y campitis, aunque han sido tradicionalmente más conocidos como campas. Esta etnia amazónica nunca fue una civilización, pues ni siquiera tenía un sistema de escritura propia. Además, estos indígenas amerindios llamados Antis nunca practicaron un culto al toro, ni tuvieron elefantes, ni tuvieron ejércitos con carros tirados por caballos, ni una gran flota de trirremes, ni construyeron grandes acueductos en forma de puentes, o sea, acueductos que canalizaban las aguas por encima de puentes (al estilo de los usados en la Civilización Clásica del Mediterráneo), ni tuvieron hipódromos para las competencias de carreras de carros tirados por caballos, y por supuesto, jamás ha aparecido ni una sola evidencia arqueológica que testimonie que este pueblo -con un simple nivel de aldea neolítica- haya jamás invadido el Mediterráneo, ni siquiera en un simple viaje turístico.

    La Atlántida era una talasocracia, es decir, un imperio o reino marítimo, como lo fueron los minoicos y después los micénicos, y después los cartagineses y romanos. Los pueblos aborígenes llamados Antis o Ashánink nunca formaron parte de una gran civilización talasocrática.

    En cualquier caso, repito, si los textos del Critias son válidos para usted, o sea, le valen para buscar esas coincidencias (la mayoría absolutamente forzadas) que usted hace con esa supuesta civilización de los Antis, entonces, igualmente son válidos para quienes ven otras cosas distintas por completo.

    Georgeos Díaz-Montexano se ha centrado en el estudio paleográfico, lexicográfico, y lexicológico de las fuentes documentales más antiguas conservadas, y en la traducción gramatical y lexicográfica correcta, según lo que indican todos los Lexicones, Diccionarios y Gramáticas Clásicas autorizadas y actualizadas. Él no se inventa nada. Ninguna de sus rectificaciones contradice las normas de la gramática y la sintaxis del Griego Clásico, y las definiciones y usos idiomáticos registrados por la Lexicografía. Al contrario, Díaz-Montexano lo que hace precisamente es demostrar como las traducciones al uso (en todos los idiomas modernos) violan estas normas en muchos pasajes importantes, y ello ha sido la causa de tanta confusión y de que existan tantas hipótesis y re-localizaciones de la Atlántida, hasta en los lugares más remotos del único punto exacto donde la sitúa Platón, y que es (por mucho que le reviente) en el «Piélago o Golfo del Atlántico» (Atlantikou Pelagous), «ante o delante de la boca» (pro tou stomatós) de las Columnas de Hércules, y «por encima» (hüper con genitivo) de las Columnas de Hércules (Cri. 108e), «de un lado», o «al lado» de las Columnas de Hércules (pros con genitivo).

    Si las Columnas de Hércules hubieran estado en la desembocadura del río que usted propone. Entonces no habría discusión alguna. Hasta el mismo Díaz-Montexano no tendría problemas en admitir su teoría. Pero la cuestión es que usted no puede re-colocar las Columnas de Hércules en tal desembocadura. Las Columnas de Hércules, según testimonian todos los textos de la Antigüedad, ya eran colocadas por los griegos en Gibraltar, incluso desde antes de los tiempos de Solón. Por consiguiente, el uso de las preposiciones en el Timeo y en el Critias, correctamente traducidas, respetando siempre las normas de la gramática y la sintaxis griega clásica, y las definiciones de la lexicografía griega clásica, sólo permiten buscar la Atlántida en los alrededores más cercanos (al alcance siempre de la vista) del actual estrecho de Gibraltar.

    Todo esto está perfectamente demostrado por los estudios de Georgeos Díaz-Montexano, y así ha sido presentado ya en dos Universidades españolas, donde ha sido elogiado por su demostración, y ningún experto en Griego Clásico ha contradicho ni ha cuestionado sus rectificaciones sobre los errores comunes en las traducciones al uso. Si entiende usted un poco el Catalán, por ejemplo, le recomiendo la tertulia o mesa redonda que él mantuvo con dos de las mayores autoridades en Filología Griega (con reconocimiento internacional), la Dra. en Filología Griega Monserrat Camps Gaset y el Dr. en Filología Clásicas Jame Pórtulas Ambrós, quienes no solo no rebatieron las precisiones gramaticales y lexicológicas de Díaz-Montexano sino que estuvieron de acuerdo en los puntos fundamentales, relativos a la única localización posible de la Atlántida (en caso de que realmente hubiera existido, claro). Como nota curiosa, que demuestra el avanzado nivel de conocimientos y dominio en materia de Griego Clásico alcanzado por Díaz-Montexano, podemos comprobar como el único que se atrevió incluso a pronunciar palabras griegas clásicas fue el mismo Díaz-Montexano. Y no olvidemos ante quienes estaba debatiendo. En Google Video tiene la tertulia ( http://video.google.es/videoplay?docid=6552052010807809349 ).

    Puestos a escoger, tiene mil veces más probabilidades de ser la misma capital de Atlantis, las antigua ciudad circular con fosos concéntricos de agua, alternados con anillos de tierra, hallada en Jaén (Marroquíes Bajos) que cualquier remota tribu del Paraguay, del Perú, o de cualquier otro lugar de América; incluso aún siendo poco probable -como expone Díaz-Montexano- debido a la distancia que presenta Jaén con respecto al estrecho de Gibraltar y la costa marítima.

    ADJUNTO MENSAJE INTERESANTE. En vistas a que el Anónimo, acude a iguales argumentos falaces que usted…

    Anónimo dijo:

    Victor dijo :
    «Estimado Anónimo: si algún día aparreciera algo exactamenet igual a como usted dice, y según creo entenderle, no estuviera exactamente donde la situaba Platón, «justo ante la boca de las Columnas de Hércules», entonces tendríamos las primeras pruebas científicas incuestionables de que Platón (o Solón) sería el primero (y el único), en toda la historia de la lengua griega clásica, que usó entonces mal las preposiciones griegas, especialmente la expresión «por tou stomatós», «anteo delante de la boca» de las Columnas de Hécules.»

    Bueno, yo no lo veo exactamente así. No dudo de que Platón usara las preposiciones correctamente. La cuestión es que Platón no está relatando algo que él haya visto, relata algo que ha oido.

    —- Victor responde: Eso ni usted ni nadie lo sabe. No sabemos si realmente Platón vió o no vió algo (ruinas por ejemplo). En cualquier caso, aunque él no hubiera visto nada (y no será necesario discutir sobre este punto). En el Critias se afirma que el joven Critias (tío de Platón, para quien no lo sabe) conservaba en su casa los escritos originales de Solón sobre la Historia Verdadera de la Atlántida. Así pues, nada impide que Platón haya tenido acceso a tales documentos originales. Por consiguiente, no se trata de algo que el escuchó, sino de algo que el pudo leer de primera mano, ya que dichos documentos se hallaban en el legado familiar. Recordemos que Platón es descendiente de Solón.

    Anónimo dijo: A saber, que en el 600aC, Solón escuchó esa historia en un viaje a Egipto.

    —- Victor responde: No fue en el 600 a. C. sino aproximadamente unos 40 o 30 años despuñes, o sea, entre el 570 o el 560 a. C. De acuerdo con que Solón escuchó la historia en su viaje a Egipto. Esto es lo que testimonian todas las fuentes, las platónicas y la extraplatónicas.

    Anónimo dijo: El pudo perfectamente usar de forma absolutamente correcta las preposiciones, pero quizás el que contó la historia que Platon oyó, o el propio Solón al interpretar lo que oyó en Egipto, o fueron los propios egipcios los que no recordaban exactamente el lugar, ….con el tiempo o la traducción el matiz pudo confundirse. Si la tradición egipcia era oral o había sufrido el reto de varios copistas……

    —- Victor responde: mera especulación subjetiva. Primero, porque ya está argumentado que los textos originales de Solón se conservaban en el legado familiar de Platón. Así pues, descartemos eso de que Platón oyó, y pasemos directamente a Solón. Solón transcribe al griego lo que los egipcios le narran, y lo que él mismo vio en documentos escritos, tal y como se deduce del mismo diálogo del Critias, cuando explica como al indagar sobre los significados de los nombres, halló que los egipcios, que fueron los primeros que reistraron la historia por escrito, habían traducido los nombres originales Atlantes, por sus significados, al idioma egipcio. Entonces Solón decidió hacer lo mismo. Tradujo los nombres indígenas (epikhorioi) Atlantes a palabras griegas, siguiendo también el significado de los nombres, y al exponer como ejemplo de un nombre Atlante el de Gadeiro, el cual traduce como Eumelos, evidencia que Solón entonces tuvo acceso a unos documentos escritos, fueran egipcios o en lengua atlante misma.

    —- ¿Podemos asumir que Solón cometió errores en la traducción o transcripción desde el egipcio hacia el griego? Por supuesto que podemos, pero en cualquier caso, sigue siendo una mera especulación subjetiva que no podrá ser solventada hasta que no se encuentre el documento egipcio o atlante original que debió usar Solón para tal transcripción. En definitiva, hasta que no aparezca algún documento egipcio que permita una comparación con la historia de Atlantis descrita por Solón, y que conocemos a través del diálogo sobre el Atlántico de Platón.

    —- Pero lo que no es serio ni riguroso es construir hipótesis sobre lo que no tenemos. Y lo único que tenemos es la historia de Solón, en el diálogo del Critias de Platón. Por consiguiente, mientras no aparezcan otros textos egipcios (o en cualquier otra lengua) anteriores a Solón, que permitan una identificación segura con el mismo relato, o sea, que permitan establecer que fue el documento base usado para la historia, no podemos demostrar -ni siquiera argumentar con suficiente solidez- que Solón pudo equivocarse en la traducción de las preposiciones.

    —- El argumento de los posibles errores y equivocaciones de Solón (o de Platón) es un argumento subjetivo y muy poco riguroso, que solamente aplican aquellos que desean re-colocar la Atlántida en lugares completamente diferentes al que claramente describe Platón. Por otra parte, Díaz-Montexano ha realizado un amplio estudio de reconstrucción del texto egipcio, y de las preposiciones, y las probabilidades de que una preposición griega como pro «algo que está ante o delante de algo», «cercano, siempre a la vista», sea un error de otra preposición egipcia que en realidad significaba «lo que está enfrente, pero lejos», son extremadamente bajas, por no decir, imposible. El sistema de preposiciones egipcias tenía sus perfectas equivalencias en el griego, como lo demuestran las numerosas transcripciones y traducciones bilingües greco-egipcias. Y una preposición como pro «ante/delante», o una expresión como «pro tou», «delante de», nunca fue una traducción griega de ninguna preposición egipcia que significara lo contrario, ni otra cosa diferente que lo mismo, o sea, «lo que está justo delante, a la vista». ¿por qué razón iba a ser justamente Solón el único que cometería errores tan graves? cuando hasta inscripciones y grafitos populares de gente menos culta demuestran las traducciones correctas de preposiciones egipcias al griego. Recomiendo que lean un poco más los trabajos de Díaz-Montexano, pues son muy esclarecedores al respecto.

    Anónimo dijo: No veo que un error en la posición geográfica determine que Platón no conocía las preposiciones.

    —- Victor responde: De demostrarse que la Atlántida, es decir una civilización como la que describe Platón (y que sea identificada más allá de cualquier duda razonable con la Atlántida misma), sea descubierta en cualquier otra parte del mundo diferente al entorno de Gibraltar y las costas Atlánticas de Iberia y Marruecos, sin dudas ello determinaría que al menos Solón no conocía lo suficiente el uso de las preposiciones, al menos que cometió serios errores a la hora de traducir las preposiciones egipcias hacia el griego. Pero repito, esto sólo ocurriría el día en que la Atlántida (si es que realmente existió) sea descubierta en otro lugar diferente al que describe el Timeo y el Critias, mientras tanto, todo lo referente a estos posibles errores de Solón, no son más que meras especulaciones (que aunque parezcan lógicas o estén dentro de lo probable) no tienen fundamento alguno, puesto que el estudio lexicológico comparado de las lenguas griegas y egipcia, demuestra que errores graves como confundir una preosición que indica «algo lejano» con «algo cercano» no ocurrieron nunca.

    Salu2,
    Victor

    NOTA:

    Centrar el debate…

    Le sugiero llegar a un acuerdo para el debate. Usar sólo este Blog: http://www.microplagio.com/articulos/la-atlantida-la-civilizacion-perdida/, ¿Y por qué este Blog? Por la siguientes razones:

    1- Está muy bien posicionado en Google en la primera página de resultados, cuando se escribe +Atlantis +Antelo +Georgeos, por ejemplo. Hay otros un poco más arriba, en mejor posición, pero estos no permiten texto demasiado largos, ni enlaces (como el caso de Blog Digital)

    2. Al parecer no tiene limitación en cuanto a la extensión de los mensajes. Lo cual resulta más cómodo.

    3. Permite introducir links.

    4. No es necesario introducir números o palabras para «Comprobación anti-spam». Lo cual agiliza el proceso.

    5. No necesita moderación. Es decir los mensajes salen al instante

    6. Es terreno neutral.

    En cualquier caso, si usted encuentra otro foro o blog, en mejor posición (es decir, con un puesto más alto en Google), y con mejores condiciones que este, estoy dispuesto a emplazar el debate hacia tal foro. Pero ojo, tiene que ser un sitio neutral. Es decir, ninguna página suramericana con claros intereses en americanistas o indigenistas ni una página española con claros intereses en las teorías de Díaz-Montexano. Fíjese que esta página está en México (no en España), y es mantenida por un mexicano, pero por lo que he visto, hasta el momento se ha mostrado neutral.

    Salu2,
    Victor

  16. Víctor:
    No tengo objeciones con el Blog, pero como aprendí del propio Diaz-Montexano, y como se puede corroborar, he lanzado los buscapiés por distintos lugares de la blogósfera. Tampoco tengo problemas que desde México hayan pinchado la página de Yesusa`iri, porque, de hecho, todo lo escrito en ella fue parte de una etapa del proyecto que ya fue concluida hace tiempo e importa muy poco que algún dañino haya metido mano en un buscapié estallado.
    Tal vez te asombre lo que te voy a decir, pero el Proyecto Yesusa`iri no busca Atlantis.
    Entremos en el tema.
    ¿El relato original que habla de Atlantis fue escrito en griego? Si le creemos a los diálogos de Platón, sea la traducción griega, polaca o china, no nos queda otra salida que admitir que el relato previo fue egipcio. Sin salirnos de este punto de la lengua ¿Alguien en este planeta puede asegurar que el relato original que habla de Atlantis estaba escrito en Egipcio? No lo creo, ya que pregunté por el relato original y no el que Solón tradujo en Egipto, pero como los egipcios ya habían hecho cambios, es probable que ese relato original ni siquiera sea de origen egipcio.
    ¿Si no era egipcio, qué era? Es probable que la lengua original del relato es el famoso “SepaMoya”, así que lo que se necesita es un estudio detallado del relato en “SepaMoyano” y no del griego ni egipcio, ya que hasta la higiene del relato egipcio puede ser puesta en duda.
    Si alguien puede afirmar que las traducciones Egipcias y Griegas son idénticas al “SepaMoyano”, recién podríamos tomar en serio un argumento, que obviamente tiene bases en la lingüística. El problema consiste en que el tan mentado texto griego, es una copia de una copia, de una copia y los Papiros hallados en Egipto con fragmentos de textos de Platón, son copias de la copia, de la copia de la copia, de la copia de la… Un momento… ¿Por qué copia voy y en cuántos idiomas voy? No importa, ya que no conocemos la higiene del escritor original y lo que queda claro es que este ilustre desconocido no escribió “pro tou stomatós”.
    ¿Platón es famoso por ser un gran traductor o un gran filósofo?, ¿Solón es famoso por haber sido un gran traductor o un gran estadista?, ¿El sacerdote de Sais, es famoso por haber sido un gran traductor? Hasta donde yo sé, el gran traductor era el sacerdote que hablaba como lengua materna SepaMoyano, pero como ya se murió el pobre, la historia no guardó su nombre, así que a este noble espíritu podemos cuestionarlo mil veces, porque su nombre no figura en ningún libreto.
    Según cuentan las personas acreditadas en el asunto, el escritor original del texto nació exactamente en Dodipepo, que en lengua SepaMoyana quiere decir, “Donde el Diablo Perdió el Poncho,” Aunque una explicación muy interesante es la que plantea Frank Joseph, cuando indica que el relato de la Atlántida puede tratarse de un informe militar de la CIA-Mediterránea… De hecho, habla del informe militar, pero lo de la CIA-Mediterránea me lo contó un Dodipepoano que ya se murió, simplemente para que no le pregunten burreras. La explicación del informe militar es bastante coherente, pero como el tema es “pro tou stomatós” mejor no me salgo del tema.
    ¿”Pro tou stomatós” se utiliza como una demostración o una interpretación? Si se trata de una interpretación, estoy plenamente de acuerdo con esta postura, pero lo que está claro es que “pro tou stomatós” no pertenece a la lengua SepaMoyano.
    Si la premisa o axioma de base es de dudosa reputación… ¿Bajo qué tipo de lógica se puede arribar a una conclusión verdadera?, ¿Desde cuándo, lo dudoso implica “absolutamente verdadero”? Si el axioma de base, es decir, la lengua, es desconocir lo mismo que el documento Original, cómo es que Diaz-Montexano puede decir que está utilizando el “rigor científico” para concluir algo “irrefutable”. Hombre!!!, no nos olvidemos que el estudio de la lengua no es considerado “ciencia dura” por parte de los químicos, físicos y matemáticos.
    ¿Todas las copias y traducciones posteriores dicen “al ladito de las Columnas de Hércules? De hecho, la respuesta es No, ya que se dice que:
    “En aquella época, se podía atravesar aquel océano dado que había una isla delante de la desembocadura que vosotros, así decís, llamáis columnas de Heracles.”
    Si la idea es “atravesar aquel Océano”. ¿El autor Dodipepoano está hablando de “20 cm”, “20 km”, “a tiro de piedra” o a orinada de vieja? Pregunto esto porque si a mí me dan una cortapluma y un par de palos cruzados me hago una balsa y en aquella época me las daría de Cubano huyendo a Miami o Africano cruzando a Europa en cayuco. El problema no se me crea con una idílica nesos ubicada a la distancia de una orinada de vieja, sino porque aquel océano se podía atravesar, o sea… 20 cm!!!, Hombre!!!, 20 km? Claro que es un problema, ya que si uno lo atraviesa no debe llegar al agua, sino a tierra.
    “Esta isla era mayor que Libia y Asia juntas y de ella los de entonces podían pasar a las otras islas y de las islas a toda la tierra firme que se encontraba frente a ellas y rodeaba el océano auténtico” O sea, desde las Columnas de Hércules nos ibamos isleando hasta llegar a la tierra firme.
    Si ustedes se fijan bien, antes de escribir un fragmento de una copia trucha, de los diálogos de Platón, yo estaba hablando de geografía y no de papayas rectas que atraviesan la idea del tomate. ¿Por qué creen que copié el fragmento?
    Por un simple motivo. Las papayas y los tomates no tienen nada que ver con el tema… ¿O sí? Si la nesos era mayor «en poderío» y no se refiere al tamaño físico de Libia y Asia juntas, quiere decir que desde «ella», o sea desde el poderío se podía atravesar a otras nesos!!! ¿O a otros poderíos? En este punto, el autor está hablando de la ubicación de la gran nesos de Atlas o de su poderío?, pero como al ilustre Diaz-Montexano le estorba este pequeño detalle nos va a vender esa idea del “poderío” en medio de una descripción geográfica. O sea, estamos ante la astuta idea de “las papayas rectas que atraviesan la idea del tomate.” Qué genial macho!!!, te pasaste!!!
    Claro!!!, Platón o Solón son unos metafóricos de primera que utilizan a Libia y Asia juntas, como muestra de poderío, en medio de una descripción geográfica?
    Resulta que la frase que copié, no importa la traducción que se utilice, es la que continúa a la de “al ladito de mi compadre Hércules.” La gracia de esta frase es que el ilustre dueño de la verdad absoluta, con absoluta certeza y con la absoluta compostura que indica el “rigor científico” nos dice que Platón hablaba del poderío de los Atlantes. Sí, Libia y Asia están nombradas en la frase y es probable que en SepaMoyano también, pero como la nesos sería muy grande, sí o sí debe hacer algo con esta frase, ya que si no lo hace, se le cae la estantería.
    ¿Lo de Diaz-Montexano es una demostración? No, ya que demostración no tiene que ver con interpretación y Libia y Asia no están pintados. El problema es que el autor está describiendo geografía, pero como en este caso la Geografía propuesta por el filólogo no encaja, y tiene el martillo de la lingüística a la mano, lo que hace es martillar para que encaje Libia y Asia en un lugar que no corresponde con estas dimensiones.
    Ojo que la nesos debe estar rodeado de “océano auténtico”, ¿Qué es un Océano Auténtico?, ¿ese que está en los Pirineos?, Ahora va a ser que los Pirineos son navegables!!! La respuesta lógica es NO, ya que los Pirineos quedan al otro lado de las Columnas y no ”Pro tou stomatós”
    ¿Existió una nesos más grande que Libia y Asia juntas ”Pro tou stomatós” de las Columnas del compadre Hércules?, Sí, pero no se encuentra a orinada de vieja de este punto, sino al otro lado del charco.
    ¿Existe evidencia irrefutable de que a la distancia de una orinada de vieja haya existido una nesos con el tamaño descrito? Los geólogos responden con un rotundo “NICA” y algo debe hacer el ilustre y sabio filólogo al respecto.
    “…puesto que lo que quedaba dentro de la desembocadura que mencionamos parecía una bahía con un ingreso estrecho. En realidad, era mar y la región que lo rodeaba totalmente podría ser llamada con absoluta corrección tierra firme.”
    ¿Por qué es que “en realidad era mar”?, ¿Era o no era?, ¿Será que se trata de un mar de segunda categoría o alguna jodita para los Atlantólogos? El caso es que ese “mar”, entre comillas, estaba rodeado de tierra firme. El pequeñísimo problema que tiene el Mediterráneo es que a orinada de vieja de Gibraltar, ya no se llama Mare Nostrum, sino Océano Atlántico. Si se asume cualquier ubicación interna, resulta que hasta ”Pro tou stomatós” se cae, por ubicación y falta de espacio.
    “Esta llanura era de forma oblonga y tenía por un lado tres mil estadios y dos mil en el centro desde el mar hacia arriba.” Es decir, unos 480 km de lado a lado y unos 320 km desde el “mar trucho” hacia arriba, solo que debemos yaparle el tema de las montañas, lo que nos agranda las dimensiones, por el simple hecho de que las montañas no son cuchillos parados y tienen un volumen.
    “En primer lugar, se decía que todo el lugar era muy alto y escarpado desde el mar, pero que los alrededores de la ciudad eran llanos, suaves y planos, circundados a su vez de montañas que llegaban hasta el mar.”… “Entonces se loaba que las montañas que la rodeaban superaban por su número, grandeza y belleza a todas las que hay ahora.”
    Hasta donde se sabe, los Pirineos y los Alpes, quedan dentro de Europa y no fuera de ella y su grandeza y belleza no la voy a cuestionar, pero esperaría que el filólogo las coloque a orinada de vieja, al ladito de, pero siempre y cuando estén al poniente del punto de referencia y mejor es que las haga más imponentes que las que nombré anteriormente, ya que estas eran colonias de los Atlantes y no la Atlántida misma.
    El problema es que estas imponentes montañas deben enmarcar un lugar llano, suave y plano, que al menos tenga las dimensiones indicadas. Si hace la trampa de colocar en el interior de la llanura algunas montañitas, debe afilar muy bien la filología para decir que el lugar no es “llano, suave y plano”, ya que los diálogos no nombran la sabana una sola vez.
    “…habían conformado la llanura de la siguiente manera. En su mayor parte era un cuadrilátero rectangular, y lo que faltaba para formarlo lo habían corregido por medio de una fosa cavada a su alrededor.” … “Habían cavado una profundidad de cien pies; el ancho era en todos lados de un estadio y, como había sido cavada alrededor de toda la llanura, llegaba a la ciudad por ambos lados y allí dejaba fluir el agua al mar.”… “habían abierto canales rectos de cien pies de ancho que corrían a lo ancho de la llanura.”… “En cuanto número, estaba dispuesto que cada distrito de la llanura con hombres útiles para la guerra proveyera un jefe.”… “El centro de la isla estaba ocupado por una llanura en dirección al mar, de la que se dice que era la más bella de todas.”… “También tenía comida el resto de los animales que se alimenta en los pantanos, lagunas y ríos y los que pacen en las montañas y en las llanuras.”
    No nos olvidemos de que en el centro de la nesos se encuentra la llanura, pero tampoco nos olvidemos que en el centro se encuentra la isla de anillos concéntricos que dista a 50 estadios del “mar trucho”, completamente rodeado de tierra firme, o al menos es lo que se debiera decir con absoluta corrección.
    La llanura es bastante nombrada en los diálogos como para hacerse el loco con el asunto y lo primero que debiera conseguir, el ilustre filólogo, es un regimiento de tractores y mucho TNT para poder nivelar su terreno, ya que si no lo nivela debe buscarle alguna interpretación a llanos, suaves y planos. Yo propondría que con la tierra, o el agua, que le vaya quedando de la excavación o exaguación, se dedique a construir una llanura que sea en forma de cuadrilátero rectangular, “oblonga”, que en lengua suajili quiere decir “más largo que ancho.” (Pido perdón a mis héroes, los fabricantes de instrumentos, por haberles robado la joda.)
    ¿En la nesos Ibérica, más al este de Gibraltar, existe una llanura que tenga las dimensiones entregadas en los diálogos de dudosa reputación? No nos olvidemos que debemos rodearla de cadenas montañosas que corran por cientos de kilómetros en línea recta, porque si no es de esta manera no tendremos un cuadrilátero rectangular y si encuentran las mentadas cadenas montañosas debieran encontrar la fosa de la que se habla. ¿En Iberia se encuentra esta topografía, exactamente como lo indican los diálogos de dudosa reputación? La respuesta es no y en el Océano, a la distancia de una orinadita de vieja, tampoco y de más está decir que los bordes montañosos no existen.
    Lo que sí está claro es que en la era glacial, que no es la propuesta del filólogo, el nivel de los océanos era entre 120 y 150 metros por debajo del actual. Dicho nivel hace que las islas británicas dejen de ser islas, ya que formarían parte de Europa, pero con ese nivel aparecerían en el Atlántico una serie de islas que hoy están bajo el mar, pero ninguna de ellas sería mayor a Libia y Asia juntas y ninguna de ellas tendría en su interior una sabana que al menos haya tenido 480 x 320 km2, sin considerar el área que ocupan las cadenas montañosas que deben rodearla. Ojo que una montaña de 300 m de altura no es una montaña imponente, así que el filólogo se las debe ingeniar para conseguir una serie de cadenas montañosas que al menos en la actualidad sobresalgan del nivel del mar. Si no es mucho pedir, por favor, quisiera que las montañas que se encuentran al ladito de nuestro compadre Hércules sean al menos más imponentes que los Pirineos o los Alpes, ya que si no es así, les aseguro que no las consideraré imponentes.
    ¿En la época propuesta por Diaz-Montexano existió esto en, o al ladito de, Iberia?, la respuesta es no y aún falta que encaje la flora y la fauna en esta geografía.
    “Esta zona de la nesos estaba de cara al viento sur, de espaldas a la constelación de la Osa y protegida por el viento del norte.“
    En la época que indican los diálogos de dudosa reputación, es decir, hace unos 11.500 años a. de P. Iberia y sus alrededores tiritaban de frío, ya que nos encontramos en un periodo poco conveniente para las Atlantis del filólogo, así que la salida más obvia es hacer que los diálogos no digan lo que dicen. Ya sea que se trate de las traducciones inglesas, checas, griegas o rumanas. Así que la idea es argumentar con “rigor científico” que Platón, Solón, el sacerdote de Sais o el cretino de Dodipepo no sabían contar los años y el relato habla de meses. ¿El relato habla de meses? No, el relato habla de años, pero como con 11.500 a cuestas y la propuesta Montexano, tiritaríamos de frío, y mejor es que nos hagamos los pavos con este asunto, ya que estaría obligado a jugar en un terreno más tenebroso que no concuerda con la geografía y la climatología, ya que la nesos propuesta, por ya sabemos quién, no se encuentra de cara al viento sur y ciertamente que no se encuentra de espaldas a la constelación de la Osa y sonamos con la idea de protegernos por el viento del norte… Pero como se trata de una Atlantis filológica, mejor es que desconsideremos el asunto y hagamos como que no existe.
    Hasta aquí, lo menos que se puede suponer, es que Diaz-Montexano es el único sabio del planeta y existe un regimiento de traductores que al no estudiar filología, se pueden considerar como una tropa de ineptos.
    La tierra era esférica antes que Colón viaje a las Américas y en épocas de Solón, no tiene por qué haber sido distinto. Lo que nos lleva a cuestionar cualquier ubicación de Atlantis que no se encuentre de cara al viento sur y de espaldas a la constelación de la Osa. ¿Por qué la osa? Por el simple motivo que la Osa gira alrededor de Polaris Alfa y desde la posición propuesta por el filólogo, una parte del año se la ve de espaldas, de frente, de un lado y del otro lado, dependiendo del periodo del año que se mire la constelación. Un cantar muy distinto es cuando se analiza la restricción astronómica desde un punto la Astronomía, que no es pariente de la filología, ya que como todos sabemos, la Astronomía, que se basa en las matemáticas, es menos ciencia que la filología. ¿O no?
    Está claro que existen los movimientos de rotación, traslación, precesión, nutación, excentricidad y otros menos importantes que varían con el tiempo, pero en cuanto a los 23.5 grados de inclinación del eje, la variación en 3000 años no se mide en decenas de grados, sino que es miserablemente pequeño para este pestañeo cósmico, lo que quiere decir que la Osa hace lo que le da la gana con la ubicación propuesta por el filólogo, ya que se encuentra en el hemisferio norte y a la astronomía le importan muy poco las interpretaciones filológicas.
    Supongamos que caímos a una orinada de vieja de Gibraltar, hace 3.000 años atrás o hace 11.500. En ese momento, al igual que en el presente, el viento del norte será el viento helado y no resulta coherente decir que estamos protegidos por ese viento, salvo que la tierra haya invertido su eje, cosa que no ha ocurrido en aquella época.
    “Cosechaban la tierra dos veces por año, en invierno con las aguas provenientes de Zeus, y en verano conducían desde los canales las corrientes que produce la tierra.”
    No nos olvidemos que hace 11.500 años atrás, nuestros atlantes imaginarios o reales, debían cosechar la tierra dos veces al año, pero en el periodo Pleistoceno – Holoceno, estaría muy contento si consigo una sola cosecha en la ubicación indicada por el filólogo, ya que estaría rodeado de focas en invierno y no faltaría el oso blanco que se las dé de excursionista en la nesos Ibérica.
    ¿Saben qué pasa cuando se riega la cosecha con agua helada? Sí, justamente eso que pensaron es lo que ocurre, pero como Platón o sus antecesores no sabían medir años, sino meses, las dos cosechas debieron darse unos 3000 años atrás, lo que crea otro problema adicional que debe ser resuelto desde la filología, ya que la geografía inexistente no ayuda mucho.
    “… También tenía comida el resto de los animales que se alimenta en los pantanos, lagunas y ríos y los que pacen en las montañas y en las llanuras, para todos había en abundancia.”
    En esta zona de canales que atraviesan la llanura inexistente del ilustre filólogo, deben existir pantanos, lagunas y ríos, donde no solo se alimenten nuestros queridos Atlantes, sino una fauna completa de bestias que no existían hace 3000 años atrás. Los canales rectos que atraviesan la geografía del ilustre Diaz-Montexano, no existen, ya que la extensa llanura no existe, como tampoco existe una isla de anillos concéntricos que están conectados con la llanura por ambos lados y sus medidas corresponden a las descritas por el mentirosillo de Critias.
    “Así bajaban a la ciudad la madera de las montañas y proveían con barcos el resto de los productos estacionales, ya que habían abierto comunicaciones transversales de unos canales a otros y hacia la ciudad.”
    ¿En qué parte de la Iberia del poniente existen estas montañas de donde se puede bajar madera y que además esté comunicada por canales transversales que puedan transportarla? Está claro que si se siguen los canales rectos que propone el filólogo en su hipótesis, (que debe ser 100% real), deberíamos encontrarnos con la nesos de anillos concéntricos. ¿El filólogo nos puede mostrar los canales que bajan la madera desde las montañas? Simplemente, quisiera poder ver estas obras de ingeniería antigua, ya que se trata de uno de los tantos elementos físicos que se describen. ¿Dónde se encuentran?
    Un elemento simpático de la sabana es que existe un mar trucho “En realidad, era mar y la región que lo rodeaba totalmente podría ser llamada con absoluta corrección tierra firme” y las dimensiones de la sabana oblonga no están completas, ya que no nos olvidemos de contar “dos mil en el centro desde el mar hacia arriba.”, pero como el mar trucho está rodeado de lo que con absoluta corrección sería tierra firme, lo que no se indica son las dimensiones desde el mar hacia abajo, lo que quiere decir que la sabana tiene que ser mayor que el área de 3.000 x 2.000 estadios. ¿Esta sabana es la que describe Diaz-Montexano?
    Ojo que si encuentran canales fuera de una sabana, eso no vale, si sus canales no son rectos, la ubicación no vale, si la sabana no es pantanosa y no está surcada por ríos, no vale y si el área propuesta no cuenta con las obras hidráulicas descritas en los diálogos y de yapa, no puede alimentar millones de habitantes, la hipótesis se cae, ya que los Atlantes tenían cosechas dos veces al año y no solo por obra y gracia de Zeus, sino por obra y gracia de los mismos Atlantes.
    El sitio propuesto debe tener la capacidad de alimentar millones de personas, ya que “En cuanto número, estaba dispuesto que cada distrito de la llanura con hombres útiles para la guerra proveyera un jefe. La extensión del distrito era de diez veces diez estadios y los distritos eran sesenta mil. Se decía que la cantidad de hombres de la montaña y del resto de la región era innumerable.”… “. Así estaba dispuesto lo concerniente a la guerra en la ciudad real, lo de las nueve restantes lo estaba de otra manera que llevaría mucho tiempo relatar.” O sea!!!, Si multiplicamos por 10 los números de habitantes, quiero ver en qué pequeña nesos, muchísimo más chica que Libia y Asia juntas, se las ingenia algún filólogo para encajar tal cantidad de gente, ya que además debe incorporarle bosques y una megafauna capaz de coexistir en el mismo territorio.
    ¿Alguien se ha fijado que el relato trucho de Platón no nombra un solo roble, una aceituna, un olivo, una frutilla, un cedro o una lechuga?, ¿Por qué no lo hace?
    “Además, producía y criaba bien todo lo fragante que hoy da la tierra en cualquier lugar, raíces, follaje, madera, y jugos, destilados, sea de flores o frutos. Pero también el fruto cultivado, el seco, que utilizamos para alimentarnos y cuanto usamos para comida -denominamos legumbres a todas sus clases- y todo lo que es de árboles y nos da bebidas, comidas y aceites, y el que usamos por solaz y placer y llega a ser difícil de almacenar, el fruto de los árboles frutales, y cuantos presentamos como postres agradables al enfermo para estímulo de su apetito, la isla divina que estaba entonces bajo el sol, producía todas estas cosas bellas y admirables y en una cantidad ilimitada.”
    ¿Dónde quedó la limonada y el olivo, el roble y la zanahoria? Yo no sé, pero si yo veo un achachairú, seguro que lo voy a llamar por su nombre, lo mismo que el jugo de guapurú, o un buen masaco de yuca. Si veo un jichituriqui o un cupesí no tengo motivo para no decirlo, ya que todos sabemos de qué se trata el asunto, lo mismo pasaría si se trata de un motoyoé o si me refiero al los cusis o al macororó, ya que todos sabemos para qué se los utiliza. Es tan obvio el asunto que solo basta con nombrar el elemento por su nombre para describir su uso como en el caso del urucú. Obviamente que la pequeña nesos del filólogo debe dar todo esto en forma abundante, “ilimitada”, ya que si no es de esta manera, la geografía propuesta puede estar oliendo a pescado podrido y no hablo de ninguno de los nombres que utilicé, sino de aquellos que sin decir un solo nombre, se describen en los diálogos. ¿Raro, no!!! Se describe la función y el uso, pero no se da un solo nombre! ¿Por qué será? No lo sé, ya que no soy filólogo, sino un sarcastólogo de la escuela de Luciano.
    Entrando al tema del hermano de Atlante, los diálogos truchos dicen que:
    “Al gemelo que nació después de él, al que tocó en suerte la parte externa de la isla, desde las columnas de Heracles hasta la zona denominada ahora en aquel lugar Gadirica, le dio en griego el nombre de Eumelo, pero en la lengua de la región, Gadiro. Su nombre fue probablemente el origen del de esa región.”
    Es a Atlante o a Gadiros al que le tocó la parte externa de la nesos, desde Gibraltar, (como punto de referencia), hasta Gadirica?, que en Atlante antiguo se decía Dodipepo. Lo que se ve, es que al menor no le tocó el centro de la nesos, que es la región materna que heredó su hermano mayor y es la del mar trucho y la sabana que no se corresponde con cualquiera de las propuestas del ilustre filólogo. Es la casa materna, la que contiene la isla de anillos concéntricos, así que mejor es no gastarse con el compadre Hércules, que perteneció al hermano menor y no a Atlante.
    Yo sé muy bien que el Guadalquivir queda en un valle del centro de Sudamérica y en esto no acepto discusiones. También puedo asegurar que el Río Grande se encuentra en el hemisferio Sur, y puedo asegurar que existe Santa Cruz de la Sierra alejado de la sierra y que Formosa podría quedar en el Pacífico. ¿Qué cretinadas estoy diciendo? Yo no sé!!!, pero es una maña de los imperios dominantes rebautizar lugares en sus colonias y de testigos los pongo a los Riojanos, Santiaguinos, Madrileños, Paulistas y a un extenso listado de tocayos de gentilicio que están separados por inmensas geografías.
    ¿Alguien oyó hablar de Limoncito? Bueno, es una localidad que se encuentra en muchos lugares de los Antis, porque me faltan dedos para contar los pueblos con ese nombre. Si les gusta ver los Simpson. ¿Alguien me puede decir dónde queda Springfield?
    “Su nombre fue probablemente el origen del de esa región.”
    Un momento que la están peinando!!!, Desde qué momento la “rigurosidad de la ciencia” admite la base de “probablemente” para arribar a una conclusión verdadera. Esto, simple y llanamente se llama paja mental y sería bueno que los Guajiros del extremo de la nesos continente, se tomen un cafecito con los ibéricos de Cádiz, para ver cuál Springfield es el que vale. ¿Vale?
    ¿Cádiz, queda en Europa o en Dodipepo? El problema con Cádiz es que la geografía lo coloca en Europa, lo que deja sin encajar una pieza más del relato.
    “En efecto, nuestros escritos refieren cómo vuestra ciudad detuvo en una ocasión la marcha insolente de un gran imperio, que avanzaba del exterior, desde el Océano Atlántico, sobre toda Europa y Asia.” En este caso, el Springfield llamado Cádiz, pertenece a Europa y en este caso, se trataría de una colonia. Aunque Colonia queda en Alemania y también sirve para no oler a chivo correteado, pero al Cádiz que me refiero, no es a ninguno de las Américas, ya que aquí hay varios. ¿O no?
    Desde un punto de vista bastante personal, si yo hubiese sido el relator Dodipepoano y Atlantis se encontrase en Europa, yo diría que el lugar estaba ubicado en Europa y no en Dodipepo, así que con los más altos marroquíes o los más bajos, mejor es que primero los saquemos de Europa antes de largarnos con hipótesis probables o improbables de Springfield.
    Si la persona está advertida de antemano, sabrá leer entre líneas y entenderá el hecho por el cual no tengo el más mínimo reparo en tratar a Platón, Solón o al sacerdote de Sais como una tropa de mentirosos. Advertidos de antemano, nadie se asombraría en lo más mínimo que yo utilice la figura clásica que consiste en, desacreditar un relato que dice ser “absolutamente verdadero” ya que me baso en uno de los métodos más ortodoxos que se aplican a este tipo de dilemas existenciales.
    Compañeros de ficción, no nos metamos con las ciencias blandas, sino con las ciencias duras y supongamos que la Relatividad de Einstein es una volada que no tiene fundamento. ¿Se entiende a dónde apuntan los dardos? Sí, los dardos están apuntando a la luna, pero no cualquier luna, sino la luna en eclipse.
    Fotografíen la luna en eclipse y después de confirmar la posición de las estrellas que la rodean, afirmen que la masa del sol no tiene nada que ver en el asunto. Una vez hayan realizado el experimento, que obviamente no es filológico sino físico, vuelvan a Einstein a decirle que es un simple astrólogo judío. ¿Podrán hacerlo?
    Juro que no es culpa mía que las ciencias duras utilicen el esquema de la demostración por el absurdo, suponiendo hipótesis de funciones divergentes, siendo que la prueba consiste en demostrar la convergencia. No es mi culpa que quien escriba, o quien lea, no tenga la capacidad de analizar varios de los métodos utilizados por las ciencias duras. No es mi culpa que quien hace gala del razonamiento y las evidencias, no tenga la capacidad de dominar una de las herramientas más clásicas de las ciencias, más aun, si a cada vuelta de la tuerca hace gala de utilizar el “rigor científico.”
    El interlocutor, como buen “científico riguroso”, debiera entender muy bien las bases del “Teorema del Enclaustramiento”, que obviamente es de dominio público y cualquier hijo de vecino debiera dominarlo, ya que simplemente se trata de fórmulas con las que no se puede jugar a la regalada gana. Pero, obviamente que este no es el tema, ya que los métodos matemáticos son mucho menos rigurosos y científicos que los métodos que utiliza la filología, no creen!!!
    Con respecto al tema de los Antis, resulta que cuando yo hablo de la Civilización Hidráulica, no me refiero a “chunchos, chascosos, campas, thampas, komparias, kuruparias y campitis” como tampoco aseguro que se traten de arawakos o tupí guaraníes, ya que estoy siguiendo exactamente la línea de la CEAM cuando habla de una “limnocultura.” A lo que me refiero con Antis es al nombre ancestral de una región geográfica y no a los pueblos que en él actualmente moran.
    “Esta etnia amazónica nunca fue una civilización, pues ni siquiera tenía un sistema de escritura propia.” Claro que no, tiene Ud. toda la razón si nos hacemos los locos con la historia documentada y formalmente aceptada que no habla de UNA civilización sino de varias, que dicho sea de paso, dominaron territorios mucho más extensos que los que dominó Roma en su esplendor máximo. Por si no lo sabía, mi ilustre copleador, el mal llamado “Camino del Inca” no es de origen incaico, sino muchísimo más antiguo y muchísimo más extenso que el que se ve en la cordillera de los Andis, Antis o Andes, que es el nombre con el que comúnmente se la conoce. Estas antiguas rutas no solo se encuentran en las montañas, sino en plena sabana y se internan en la selva, pero deben haber sido construidas por un pueblo de nómadas, lo mismo que fueron nómadas incultos y poco menos que neandertales los que construyeron más de 1000 megalagunas oblongas en forma de cuadrilátero rectangular. Obviamente que corresponde a un pueblo de bárbaros de la edad del chuño el haber confeccionado decenas de representaciones geográficas que coinciden con lujo de detalles con las actuales imágenes satelitales. Obviamente que el territorio descrito en dichas representaciones no corresponde a un territorio del tamaño de Europa, ya que esto sería degradar la magnitud de las representaciones geográficas, que a vivas luces fueron hechas por gente sin el más mínimo grado de cultura y que solo conocía los quipus… Un momento!!!, Alguien de esta esquina de la Blogósfera me puede afirmar que los quipus no son una forma de escritura o al menos una forma de llevar las cuentas? Alguien me puede afirmar que cuando llegaron los europeos a las Américas no se encontraron con 8 tipos de escritura diferente? Alguien me puede explicar cómo un pueblo de bárbaros, vestidos con taparrabos, pudieron realizar decenas de representaciones geográficas si no tenían idea de la superioridad de la cultura europea del Medioevo? Es propio de un pueblo bárbaro construir 200.000 km de canales en la nesos del sur? Claro que sí!!!, fueron una tropa de flecheros incultos los que hicieron estas pequeñas obras hidráulicas!!! Es un cacique el que dominó un territorio que comparativamente hablando iría al menos, desde Lisboa a Moscú y lo pobló de mega obras hidráulicas? Sí, obviamente que sí, ya que todo este sistema interconectado hoy es visible en su real magnitud desde el espacio y por lo visto, los bárbaros no son capaces de hacer lo que se encuentra en esta geografía.
    Solo una tribu de incultos neandertales es capaz de coordinar un sistema hidráulico interconectado que comprende embalses aterraplenados en montañas, lagunillas artificiales de cientos de km2 y que no se encuentran solas, sino que son parte de un sistema de control hidráulico monumental, que se conecta por canales a los millares de islas y millones de hectáreas de campos de cultivo elevados. ¿Esto obviamente que debe ser obra de bárbaros, porque así lo asegura la persona que endilga a otro el calificativo de “supina ignorancia”? Sí, es cierto, porque así lo dicen las academias Americanistas, como el CEAM y justamente es lo que pueden afirmar los investigadores del Smithsonian, que hicieron trabajos de campo en los Antis a mediados de los años 80. Si dudan de lo que dice Víctor, por favor averigüen por su cuenta lo que opinan las “Academias” locales y no tan locales. Por favor pregúntenle a los Japoneses, Suizos, Alemanes y Franceses, que han trabajado en la zona y no crean gratuitamente los comentarios de alguien que, de entrada, no sabe el significado de Antis, ya que su filología no contempla una lengua bárbara ajena al Griego, Latín o Egipcio.
    Imagínense por un momento una tropa desorganizada de emplumados tratando de construir una pequeña lomita de varios kilómetros cuadrados de diámetro y que tenga decenas de metros de altura, pero a esos mismos emplumados, denle la tarea cientos de veces y díganle que deben conectarlo por miles de canales rectos con lagunas como las ya descritas anteriormente y de paso, imagínenselos comiendo monos en el momento en que su mandamás les dice que deben crear salidas directas por el Amazonas y por el Río de la Plata. Obviamente que, como son incultos, lo primero que harán es agarrar de las patas a su mandamás y lo dejarán colgado de la mara más alta que encuentren, ya que solo con imaginarse la idea de semejante trabajo, da para derrocar hasta al más pintado, sobre todo porque los bárbaros de la época a lo más que aspiraban es a tender su hamaca entre dos totaises y ver cómo pasa el agua por el río.
    ¿Distinguieron la sátira al “error de Holmberg”? Si no la distinguieron, pueden leer a Charles Mann en su libro “1941, una nueva historia de las Américas antes de Colón”, de paso, pueden leer a William Denevan o a su discípulo Clarck Erickson, que no son famosos por indigenistas, aunque yo sé de fuentes bastante fiables, que Denevan no vio lo que comenta en sus libros, sino que se juntó con Kenneth Lee y fue este segundo el que le contó el cuento. Esto lo sé de boca de otro de los foráneos que trabajó directamente con Kenneth Lee y no le pueden salir con cuentos chinos que se basan en información incompleta.
    Por si las moscas. A quien lea esta sátira, le puedo contar que en esta gran nesos del sur, he tenido en mis manos un montón de huesos de caballos y de una extraña raza de elefantes adaptada a los pantanos. No es joda lo que digo y están a un click de confirmarlo. Busquen la megafauna que existía en Sudamérica hace 11.500 años atrás y van a ver que lo que digo es “Absolutamente verdadero.” La figura de estos bichos cornudos, alias, “toribios” es común en muchas de las reconstrucciones hechas por la SIARB. Aclaro que los gringos de la SIARB, no son muy indígenas que digamos, sino que son bastante despintados, como bien se esperaría de los Teutones.
    Si le preguntan a Schönhüte si en el Corazón de la Nesos del sur, hay pinturas rupestres que tienen elefantes pintados, aténganse a la respuesta, ya que esta extraña evidencia física cuadra con Monte Verde – Chile y Pedra Furada – Brasil. No estoy diciendo que en estos lugares también hayan elefantes pintados, sino que me refiero al paradigma de las “academias clásicas” con los cuales se confrontan.
    “Por favor, documéntese un poco antes de seguir haciendo el ridículo.”
    ¿Esta no es una frase tajante y agresiva? No, obviamente que no lo es, porque quien la escribió fue Víctor y dicho señor tiene piedra libre para escribir lo que sea, ya que directamente dice defender al dueño absoluto de la verdad, es decir, al ilustre filólogo Diaz-Montexano.
    Como yo soy un “supino ignorante”, y de paso me identifico como camba, pese a que soy tan despintado como cualquiera de la liga Mediterránea, me doy el lujo de asegurar desde mi ignorancia que entre mis manos he tenido restos óseos de distintos “equidaes” y “Cuveronius”, que tengo filmados y fotografiados, lo mismo que las pinturas que muestran animales fuera de contexto geográfico, aunque la realidad es que la creencia popular es la que está fuera de contexto, ya que la evidencia física es abundante y no solo se encuentra en la sabana que tiene forma de cuadrilátero rectangular, sino en toda la nesos.
    Por favor, necesito un favorcito, bien, bien chiquitito… Alguien averigüe lo que digo antes de tildarme de ridículo ignorante, ya que para eso me encargo, yo mismo, de demostrar lo ridículo e ignorante que soy, sobre todo en el tema de los Antis, que obviamente es uno de los puntos en los que no tengo la más pálida idea de lo que digo.
    Alguien alguna vez dijo:
    “Por otra parte, los únicos Antis que se conocen son un pueblo aborigen amazónico que hoy en día son conocidos como asháninca o asháninka.” ¿Qué tal esa?, después de todo, acaso no era yo el ignorante?, ¿Quién dijo que los únicos Antis que existen corresponden a un pueblo aborigen? La frase equivale a decir que la única Europa que se conoce, es un antiguo pueblo que se hacía llamar Helenos y que, de hecho, no eran europeos, sino que se trataba de su mitología en la cual se hablaba de una vieja que fue raptada por un toro que se creía Zeus.
    ¿Qué significa Antis? No puede ser que un amante de la filología no lo sepa, ya que el ignorante soy yo!!!
    ¿La “Civilización Hidráulica de los Antis” hace referencia a un pueblo o una tribu? Según el que dice saber, sí, pero según el que declara que no lo sabe, la respuesta es NO, ya que no se hace referencia a un pueblo, sino que al igual que los catalanes de la CEAM, con su término más conocido, se refiere a las obras hidráulicas que se encuentran en una región y los asháninka no tienen velas en ese entierro.
    De aquí en adelante estoy obligado a inculturizarme, porque si no lo hago, puede ser que termine creyendo que se trata de un solo pueblo. Faltaba más!!! Mañana mismo me voy a ir a “El Buey”, “Toro muerto”, “Toro Toro” y una trakilada de sitios precolombinos para contarles que no representen paparupadas, pero ya es demasiado tarde, porque se murieron antes que llegaran los europeos al sitio. Qué pena!!!, porque tal vez un gentil sabio del otro lado del Charco los hubiese rebautizado como Indios-Antis, pero sin su consentimiento.
    “…ni construyeron grandes acueductos en forma de puentes, o sea, acueductos que canalizaban las aguas por encima de puentes (al estilo de los usados en la Civilización Clásica del Mediterráneo)”. Claro que estos Indios-Antis no construyeron acueductos de la Civilización Clásica del Mediterráneo!!! Ya que no tienen visa europea o de la comunidad Mediterránea, pero el mentecato de Platón, no puede decir, porque no lo sabe, que en la nesos continente del sur existen muchísimos más canales que en la liga mediterránea unida y obviamente que más canalizaciones que las que se encuentran en la Libia y el Asia de la antigüedad.
    ¿Por dónde comenzamos? Por el mini sistema de canalización de Machupichu o nos ponemos más serios y empezamos a medir en decenas de miles de kilómetros? Supongo que los griegos y romanos del mundo clásico construyeron centenas de miles de kilómetros de canalizaciones y obviamente que en el periodo Pleistoceno-Holoceno, sus ancestros construyeron el equivalente a cinco vueltas al planeta, si se tratase de una canalización continua. ¿Eso hicieron los antiguos moradores de la liga Mediterránea? Hombre!!!, no lo sabía!!!
    Si nos vamos a los puentes, ¿De dónde salió la esotérica idea que en las Américas no se construían puentes?, si es sabido que los europeos se orinaban al cruzar los puentes de los antiguos, ya sea los que se construían de piedra o los que volaban sobre abismos, sin olvidarnos de los que se hacían de madera, pero como yo soy el inculto, mejor no voy a aconsejar que se lean las crónicas de la Corona, porque debe tratarse de un regimiento de mentirosos que no vieron lo que vieron y Tenochtitlán no estaba en medio del lago, lo que quiere decir que solo llegaban a la isla en yates de lujo provenientes de algún puerto de la ribera. En este caso no tengo idea por qué los españoles, después de la “Noche Triste”, salieron a pie de la ciudad de los Aztecas… Cuentan las malas lenguas que los españoles, al ser barbados, eran considerados como dioses, así estos personajes terminaron creyéndose el cuento, lo que explica muy bien que salieran caminando, ya que los dioses tienen la gracia de caminar sobre las aguas. ¿Digo la pura verdad o estoy mintiendo?
    “Georgeos Díaz-Montexano se ha centrado en el estudio paleográfico, lexicográfico, y lexicológico de las fuentes documentales más antiguas conservadas, y en la traducción gramatical y lexicográfica correcta, según lo que indican todos los Lexicones, Diccionarios y Gramáticas Clásicas autorizadas y actualizadas.”
    Muy bien por él y aplaudo mucho su loable esfuerzo, pero… ¿Ha encontrado una isla de anillos concéntricos con las medidas y características que indican los relatos truchos de Platón?
    Señores, si alguien me responde esta única pregunta, me doy por satisfecho, ya que conozco muy bien la respuesta y quisiera que alguien, que no sea yo, la escriba en letras mayúsculas.
    No me intenten modificar las medidas que si lo hacen deberán justificarlas muy bien, ya que en ninguna de las traducciones truchas del Critias han sido modificadas, como tampoco se han modificado la descripción detallada que se hace de esta nesos de anillos concéntricos.
    ¿Qué dirían si aparece una nesos de anillos concéntricos en otro lugar, distinto a cualquiera de los propuestos por el filólogo, pero con todas las medidas cuadrando con los diálogos truchos?
    ¿Qué dirían si en ella existen puentes que atraviesan los anillos, agua fría y agua caliente en su interior?, ¿Qué dirían si esa nesos tiene murallas circulares, tiene dos dársenas huecas dobles en su interior y tres puertos externos?
    Obviamente que no sería Atlantis, ya que el único que tiene razón sobre la ubicación de Atlantis es un filólogo.
    Le rogaría a quien me escriba que primero responda las preguntas que hago, ya que la evidencia geográfica no admite mucha discusión como las palabras y las medidas debieran ser precisas y no con un error del 50%, no creen!!!
    “…único punto exacto donde la sitúa Platón, y que es (por mucho que le reviente) en el «Piélago o Golfo del Atlántico» (Atlantikou Pelagous), «ante o delante de la boca» (pro tou stomatós) de las Columnas de Hércules, y «por encima» (hüper con genitivo) de las Columnas de Hércules (Cri. 108e), «de un lado», o «al lado» de las Columnas de Hércules (pros con genitivo).”
    Muy bien, ¿en este lugar existe la nesos de anillos concéntricos?, ¿Se la puede ver?, ¿Se la puede medir?, si no es así, estaríamos ante un estudio de pajología clásica que se basa en la ausencia de evidencia, utilizándola como evidencia de existencia. ¿Esto lo admite el “rigor científico”? Por favor, espero una respuesta contundente y no un ejercicio de especulología.
    Si no se me entrega la respuesta correcta, la misma pregunta la voy a repetir hasta el cansancio, porque soy uno de los herederos de Santo Tomás.
    ¿Qué Tomás?
    Yo Tomo el pelo y no acepto gato por liebre.
    Alguien dijo que:
    “… las Columnas de Hércules hubieran estado en la desembocadura del río que usted propone. Entonces no habría discusión alguna. Hasta el mismo Díaz-Montexano no tendría problemas en admitir su teoría. Pero la cuestión es que usted no puede re-colocar las Columnas de Hércules en tal desembocadura. Las Columnas de Hércules, según testimonian todos los textos de la Antigüedad, ya eran colocadas por los griegos en Gibraltar.”
    ¿Acaso este no es territorio del hermano de Atlante?
    Sí, suena bastante lógico que Atlante era Caín y Gadiro era Abel, así que nuestro Caín-Atlante mató por burro a su hermano Gadiro-Abel y le quitó su reino, luego desatornilló la morada materna ubicada en la sabana oblonga y con los templos en las valijas, hizo rodar los anillos de la nesos para colocarlos en frente de su compadre Hércules.
    Si la nesos de Atlante, la casa materna, fuera territorio de Gadiro, no habría discusión, ya que a él le tocaron las columnas, pero eso no es lo que nos cuenta el mentiroso de Platón. ¿O sí?
    ¿Se acuerdan de Carlos V?, Sí, ese que del otro lado solo se llamaba Carlitos. Si seguimos el razonamiento de Caín, resulta que Iberia queda a orillas del Rin, salvo que traslademos las columnas de las interpretaciones para hacer que encaje algo que la geografía no ayuda mucho.
    No creen que un texto trucho, al que se le modifican los años, al ladito de las dimensiones, en frente de Caín, donde se le da chiquitolina a Libia y Asia. Donde las montañas imponentes no aparecen porque están bajo el agua, se pasa por las quetejedi a la Osa y propone NUEVE ubicaciones, se vuelve un relato más trucho que billete de 3 $US o lo seguimos tomando como “rigurosamente científico”?
    No sería mucho más sensato asumir la absurda postura del absurdo, que basado en evidencia física , parte negando la evidencia física mesurable y comprobable. Después de todo, las “Academias” actuales no son consideradas como muy serias si sus integrantes se dedican a buscar fantasmas, ovnis y Atlántidas.
    Alguien dijo:
    “…las definiciones de la lexicografía griega clásica, sólo permiten buscar la Atlántida en los alrededores más cercanos (al alcance siempre de la vista) del actual estrecho de Gibraltar.”
    Muy bien, busquemos el reloj donde hay más luz. Vuelvo a preguntar… ¿Con toda la luz que existe en el sitio, ya se pilló la isla de los anillos concéntricos? Por favor, no me la charlen, que podría ponerme algo sarcástico.
    “…ningún experto en Griego Clásico ha contradicho ni ha cuestionado sus rectificaciones sobre los errores comunes en las traducciones al uso.” Lo que no se nombra en el párrafo es:
    Diaz-Montexano ya encontró una isla de Anillos concéntricos que coincide exactamente con las descripciones de Platón y esta no puede ser la opinión de un experto en griego clásico, ya que equivaldría a llevar al panadero, en vez de al taller mecánico, el auto que se quedó parado en la carretera. ¿O no?
    Ok. El Panadero puede dar fe de que el pan se hornea de tal o cual manera, pero… ¿Y la isla de los Anillos? Seguro que la tiene guardada en algún armario el Filólogo y no quiere sacarla a la luz porque la verdad de su armario no se comparte.
    “… le recomiendo la tertulia o mesa redonda que él mantuvo con dos de las mayores autoridades en Filología Griega (con reconocimiento internacional), la Dra. en Filología Griega Monserrat Camps Gaset y el Dr. en Filología Clásicas Jame Pórtulas Ambrós, quienes no solo no rebatieron las precisiones gramaticales y lexicológicas de Díaz-Montexano sino que estuvieron de acuerdo en los puntos fundamentales, relativos a la única localización posible de la Atlántida (en caso de que realmente hubiera existido, claro).”
    Yo recomiendo que no hablemos de panaderos.
    “…conocimientos y dominio en materia de Griego Clásico alcanzado por Díaz-Montexano, podemos comprobar como el único que se atrevió incluso a pronunciar palabras griegas clásicas fue el mismo Díaz-Montexano. Y no olvidemos ante quienes estaba debatiendo.”
    Otra vez pan para quien no tiene dientes!!! Hombre!!! Qué capo el individuo ese!!!, qué instruido!!!, qué letrado!!!, pero, ¿lo mismo puede hacer en Egipcio y Dodipepoano?
    Una preguntilla, simplemente de bellaco que soy… ¿Las traducciones de los textos de Platón a las lenguas vivas son hechas del Griego o del Latín?, ¿Ignoro el Latín, el Dodipepoano o lo que indican las traducciones? Ojo con su respuesta, que estoy atento a sus “elogios.”
    Lo siento, no vuelvo a ser tan inculto.
    Hay algo extraño en esta tertulia, que alguien que no la haya seguido desde el principio se puede haber perdido. Resulta que desde el momento que toqué el tema de “La Civilización Hidráulica de los Antis” que es 100% real, en las páginas que participa Diaz-Montexano empecé a recibir respuestas cargadas con una tinta reconocible, además de argumentos por demás reconocibles. Alguien me puede explicar por qué el estilo de las respuestas que se me entregan en la Blogósfera se parece mucho a aquel que aparece en una discusión de una página bloqueada en wikipedia por tratarse de una guerra de ediciones? Alguien me puede explicar por qué la línea discursiva no difiere de la del propio Diaz-Montexano?
    Bien, yo no tengo respuestas, pero como antes de jochear los petos tenía un perfil de quien me respondería, me quedaba claro que el ego dolido es una de las peores afrentas que puede recibir una persona de estas características y estaría obligada a responder con artillería pesada, utilizando adjetivos calificativos (Descalificativos), propios del ego dolido. ¿Este comentario dolió? Es probable que así haya sido, ya que desnuda el alma y la inseguridad del interlocutor y eso que, en este preciso punto solo he escrito una apreciación subjetiva.
    Señor Quien-sea, ¿Conoce el juego que en realidad estoy jugando?
    Si responde “Atlantis”, le aseguro que su respuesta es incorrecta.
    Salu2,
    David
    http://blogs.elcorreodigital.com/magonia/2005/8/16/-se-hundio-atlantida-el-estrecho-gibraltar-/7
    Como lector de buena voluntad, sé que el sarcasmo puede causar escozor en algunas personas que lo lean y sé que el tema que he tocado no corresponde a este espacio de la blogósfera, ya que lo que busco es lograr una comprensión, desde un punto de vista distinto al que aquí se plantea, así que la respuesta a Víctor la he colocado en:
    http://blogs.elcorreodigital.com/magonia/2005/8/16/-se-hundio-atlantida-el-estrecho-gibraltar-/7
    ¿Recuerdan el mito de la caverna?
    Bien, resulta que en este mito los prisioneros desde niños estaban en una caverna, atados de pies y manos, obligados a mirar en frente donde se proyectaban figuras del exterior, lo que nos muestra un mundo de sombras. Recordemos que en los diálogos de la Escuela de Atenas se planteaba que los prisioneros, que hablaban entre sí, podían pensar que las sombras proyectadas son la realidad misma, ya que era la única “realidad” que habían conocido desde niños.
    Luego, la figura del mito se complica, ya que imaginariamente uno de los prisioneros es liberado de su cautiverio y se lo saca de la caverna. Sus ojos en un momento quedan cegados por la luz, pero cuando se da cuenta de la realidad que genera las sombras, queda perplejo pensando en este mundo de colores y de formas tridimensionales, pero como de un ejercicio mental se trata el asunto, la propuesta siguiente es devolver a este personaje liberado a la misma posición que tenía en la caverna, considerando que no será la misma persona después de su retorno al cautiverio.
    La figura se vuelve compleja, ya que el prisionero que conoce el origen de las sombras, consideradas por los otros cautivos como la única realidad que existe, trata de explicar a sus compañeros lo que ha visto en el exterior, pero como sus compañeros no lo pueden entender, lo consideran como un loco y se aferran a la estabilidad de su cautiverio.
    Este es un resumen de una caverna imaginaria creada en las mentes de la Academia ateniense, pero resulta que al sur del mundo existe una caverna real en la que se proyectan sombras. Es una caverna que se conoce desde siempre y para acceder a ella se deben atravesar montañas hasta llegar a un arroyo pedregoso que fluye por entre ellas. Luego, el visitante está obligado a escalar hasta una caverna que queda a medio camino de la cima de la montaña.
    En este punto la historia real, de una geografía real, no se parece en mucho a la iniciación propuesta en la Academia ateniense, salvo en que ambos coinciden en una caverna.
    “Existe una tradición oral relacionada con el sitio. Según el conocedor del lugar, Darío Montaño, de 56 años, residente de Las Lauras, se escucharon un gallo y música en la zona hace más de 50 años, lo que parece indicar que los lugareños adscribieron a este sitio poderes especiales.”
    Lo interesante de dicha caverna, es que se conoce “desde siempre” y todos los visitantes que han ido ven pintadas en el fondo hachas ceremoniales, máscaras rituales, figuras geométricas y animales, pero las investigaciones que han hecho uso de las recientes imágenes satelitales demuestran que estas figuras, de miles de años de antigüedad, se corresponden exactamente con una geografía que se encuentra a cientos y hasta miles de kilómetros de distancia de la caverna y esto nada tiene que ver con máscaras rituales, símbolos fálicos o cualquiera de las interpretaciones que se le dieron hasta hace 3 años atrás, sino que en el fondo de “Sincho de Gallo” o “La Cueva del Geógrafo”, lo que se muestran son las sombras de un imperio que sólo se puede ver en su real magnitud si nos liberamos de las ataduras de la tierra, ya que sólo desde el aire, con las imágenes satelitales es que se puede ver la geografía real que generó estas sombras en la caverna.
    Un dato interesante es que La palabra Nahuatl para “iglesia” es la misma que caverna, que sumado a la montaña habla de lo sagrado, aunque para los griegos, el mito de la caverna habla de iniciación. El caso es que la caverna que muestra las sombras de un imperio perdido, no está sola, sino que dichos lugares iniciáticos se encuentran dispersos en toda la geografía del imperio perdido y al igual que en el caso de “Sincho de Gallo” las sombras que muestran son más grandes que toda Europa.
    Si quieren ver las sombras del imperio perdido, pueden entrar a:
    http://www.youtube.com/watch?v=R-b6SjeaAkY
    Como la charla con Víctor no corresponde a este rincón de la blogósfera, la traslado a la dirección que nombré anteriormente, de esta manera nadie se sentirá agredido.
    Salu2,
    David

    Víctor:
    Ya respondí y pregunté en otros sitios de la Blogosfera.
    El problema con esta esquina del ciberespacio, es que no admite comentarios muy largos, como los que acepta el siguiente blog:
    http://blogs.elcorreodigital.com/magonia/2005/8/16/-se-hundio-atlantida-el-estrecho-gibraltar-/7
    Espero la respuesta a una única pregunta, que puede ser escrita aquí, allá o a la vuelta de la esquina.

    Salu2,
    David
    http://www.youtube.com/watch?v=R-b6SjeaAkY

  17. http://spanish.peopledaily.com.cn/92121/6871331.html

    ESPAÑOL
    Se descubren en Brasil las ruinas de una antigua civilización amazónica

    Estas formas geométricas eran importantes símbolos de la época.
    Los signos de lo que podría ser una civilización antigua previamente
    desconocida están saliendo de debajo de los árboles talados del la
    región amazónica. En total son 260 enormes avenidas, largos canales de
    riego y cercados para el ganado que han sido divisadas desde el aire
    casi en la frontera entre Bolivia y Brasil.

    Nuevas imágenes satelitales y sobrevuelos por la zona han revelado más
    de 200 enormes obras terrestres geométricas labradas en la cuenca del
    alto Amazonas, cerca del límite de Brasil con Bolivia. Cubriendo más
    de 240 kilómetros, hay cuadrados y otras formas geométricas formando
    una red de avenidas y veredas que se construyeron antes de que Colón
    llegara al Nuevo Mundo. Algunos se remotan al año 200 AC , y otros al
    año 1283.

    “En la arqueología amazónica siempre se tiene esta idea de que se
    encuentra a diferentes pueblos en diferentes ecosistemas”, dijo Denise
    Schaan, de la Universidad Federal de Pará, en Belém, Brasil. Según su
    cálculo, la construcción de estas obras necesitó del trabajo de unas
    60 mil personas, mientras posiblemente aún quedan miles de
    construcciones semejantes en el fondo de la selva por descubrir.

    La visión tradicional es que antes de la llegada de los españoles y
    portugueses en el siglo XV no existían sociedades complejas en la
    cuenca amazónica, en contraste con la región de los Andes, al oeste,
    donde los Incas construyeron sus ciudades. Ahora la deforestación, el
    aumento de los viajes aéreos y de las imágenes de satélite están
    contando una historia diferente. (CIIC)
    18/01/2010

    Las imágenes satelitales muestran construcciones con formas geométricas.

  18. esto lo mejor k le a pasado ala arqueologia del mundo k kosa mas interesantisima

Deja un comentario

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies