Detalle del rostro de la Mona Lisa.

El día en que un ladrón se robó la Mona Lisa, el robo de Vincenzo Perugia

En 1911, cuando las medidas de seguridad eran mucho menores a las actuales, un ladrón fue al Louvre, descolgó la Mona Lisa y se robó la famosa pintura.
El espacio que ocupaba el marco del cuadro de la Mona Lisa vacío tras que esta fuese robada en 1911.

Tiempo atrás la Mona Lisa o la Gioconda, como también se la conoce, no gozaba de la popularidad que hoy la acompaña, de hecho, a principios del siglo XX la misma ocupaba un un salón compartido con otras pinturas, no como pieza central, sino como una obra más de la exhibición.

Este era el salón Carré, en el cual se exponía arte del Renacimiento. La seguridad era tan laxa en el mismo que tras ser robada un 21 de agosto de 1911, debería pasar un día corrido hasta que el pintor Louis Béroud, quien iba solamente de visita al museo, notara un faltante en la pared. Acongojado, el pintor se dirigió hacia los guardias de seguridad, donde informaría que un robo había tenido lugar.

El guardia con un tono relajado y un tanto despreocupado, le replicó que la misma seguramente se encontraba siendo fotografía para utilizar su imagen en los folletos de publicidad del museo. Béroud, a quien le resultó extraño el procedimiento, se dirigió a buscar información con uno de los superiores del museo, quien le confirmó su temor, efectivamente, la sonriente dama había sido sustraída ilegalmente.

Théophile Homolle, curador del ala egipcia, encargado del museo ya que el director del Louvre estaba de vacaciones, llamaría a la Policía de Paris. Al llegar los oficiales, rápidamente implementarían un cerrojo y el museo cerraría sus puertas durante 7 días y medio, donde una frenética búsqueda se desarrollaría con el fin de encontrar la pintura. Búsqueda que resultaría inútil, ya que la misma no apareció, sólo su marco descartado.

Decididos a marcar un ejemplo los investigadores confeccionaron una larga lista de sospechosos, entre ellos Picasso, a quien lo citaron a declarar. Pero ninguno de los entrevistados parecía ser el culpable. En efecto, la Mona Lisa parecía haberse perdido para siempre.

No tardarían en aparecer todo tipo de conspiraciones y teorías del por qué del robo. Entre las más graves estaba la que sostenía que el robo fue organizado por el gobierno alemán para deshonrar a Francia. Tal sería la fuerza que tomaría la misma que un incidente internacional casi ocurre cuando los alemanes comenzaron a decir que era todo un complot francés.

Pasarían dos años y el comprador italiano de arte Alfredo Geri recibiría una carta ofreciéndole la pintura robada. Aunque incrédulo, Geri, que no quería problemas, dio aviso a uno de los administradores del museo Uffizi, quien le recomendó responder la carta.

Este acató el consejo y arregló con el misterioso vendedor una cita en Milan. Quien, tras presentarse bajo el seudónimo de Leonardo Vincenzo, comentó que quería vender la obra a un museo italiano por medio millón de liras en un acto patriótico de devolver a Italia los tesoros robados por Napoleón -curioso, ya que fue el mismo Leonardo quien llevó su obra a Francia y la vendió al Rey Francis I por varios cientos de onzas de oro-. Tras reconocer la obra como original, y dar aviso a la Policía, el hombre cuyo nombre real era Vincenzo Perugia y trabajaba como carpintero en el Louvre, sería apresado.

Fotografía de una fila de personas.
Miles de personas acuden a ver la Mona Lisa en Italia antes de ser retornada a Francia.

Sin embargo, a Perugia se le dio sólo una condena simbólica, ya que la gente lo alentaba como todo un patriota. La pintura recorrió toda Italia antes de ser devuelta al gobierno francés, y curiosamente, en un vuelco del destino, el incidente sería el primer escalón hacia la fama que goza actualmente esta emblemática pintura renacentista.

Curiosidades

Curiosidad 1: Una de las ironías es que la razón por la que Beróud fue a ver la pintura es porque éste quería unirse a la protesta de varios artistas por la colocación de cristales protectores frente a las obras más importantes, que según éstos, quitaban de la experiencia artística. Su intención era ver a la Mona Lisa y pintar a una mujer parecida arreglándose el cabello mientras utilizaba el reflejo del cristal protector como espejo.

Curiosidad 2: Posteriormente se sabría que Perugia no estaba sólo, y este había sido prácticamente convencido por un estafador argentino de nombre Eduardo Valfiemo. Valfiemo trabajaría junto al copista Chaudron durante los años en los que la pintura estuvo desaparecida vendiendo copias muy hechas de la obra maestra.

Piedras a la Mona Lisa

Además de su robo la Mona Lisa también sufriría un acto de vandalismo sin igual, cuando un hombre armado de piedras la apedreara en frente de los atónitos ojos de los visitantes del Louvre. Hemos hablado de este acontecimiento en este artículo.

21 Comments

  1. en el presente no llegan ni a 3 metros del cuadro. Tiene un vidrio contra granadas por si no lo sabian. Lo donaron los japoneses cuando la Gioconda fue de fisita a Japon

  2. Tenía que ser Argentino el que organizó todo nomás 😀 que orgullo ❗ el gol con la mano del Diego y el robo de la Monalisa 😀

  3. De los relacionados salió este posteo que me gustó mucho

    http://www.anfrix.com/?p=336

    :brujita:

  4. Hola… he tenido fuertes dosis de trabajo 👿 … pero magnifica historia, como siempre, muy bien contada… y por supuesto, era algo que desconocia totalmente. :brujita:

  5. Pipo, no te olvides de la mano de Perón.
    Y tengo entendido que durante esos dos años la gioconda había pasado una larga siesta debajo de la cama de Vicenzo. Por muchos años había adornado la sala de baño de un rey (supongo que Francis). También se le había agregado unos centímetros en el perímetro de la obra original y después se le quitó….. que ha tenido más aventuras que el Capitán Memo!!!

  6. Oli, ya que estas, podes leerte la novela Valfierno, que escribio Martin Caparros (con esa novela gano el premio planeta del 2004 creo). Ok, es una novela, pero novela «historica», con una investigacion detras.

  7. no es nada contra vos oli pero parami esa historia es falsa para mi q nunca encontraron la pintura y crearon toda esa historia ara quedar «bien parados» para mi q la pintura original esta en la casa de algún magnate millonario

  8. Por ahi es tan cierto como muchos tantos misterios… Elvis Presley, la muerte de Yabran y muchisimos misterios mas. No es descabellada tu idea. Nunca creo que se hubiese ocurrido a alguien. Cuantos plagios hay y bien hechos. Aparte, que lo sepan 2 o 3en el museo, no es mucho problema para mantener el secreto

  9. Estoy con lukillo… hubiera sido una verguenza para el Louvre perder la Mona Lisa… No es algo muy descabellado pensar que pusieron una copia para quedar bien parados…

  10. Pipo y Ephraim no se olviden del mas GRANDE robo argento de la historia: el CORRALITO!!!!

  11. La teoría de Lukillo es en verdad buena.. Hmm quién sabe 😛

  12. Coso feo: mirá, no quiero hablar mucho de política y a pesar de lo que causó el corralito, los millones de pesos que quedaron en los bancos, la gente que no podía disponer de su dinero. Es muy feo. Ahora, hacé esta reflexión: Que hubiese pasado si la población hubiera tenido libre disponibilidad de todos esos millones de pesos. El dólar no sólo hubiese pasado los irrisorios 4 pesos por dólar. Fácil habría sobrepado con creces cualquier estimación. Personalmente, creo que el corralito financiero fue una movida estratégica muy buena por parte de cavallo. Pero claro, a mi no me agarraron ni un centavo en el banco. En lo personal, no me afectó. No se, es una reflexión personal. Creo que no hace falta ser economista para pensar en el minimalismo económico de un país.

  13. todos los dias se aprende algo nuevo

  14. hola mona lisa como andas soy la erika

  15. PUES YO CREO QUE LA MONA LISA ES UN MISTERIO EN PRIMERO POR QUE NO SABEMOS SI LA MONALISA TIENE DECENDENCIA Y LA MISTERIOSA SONRISA ¿?

  16. esta muy interesante esta historia yo no tenia ni idea 😮

  17. ola marina

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies