Los agujeros azules

Una de las formaciones geológicas más sorprendentes son los agujeros azules. Su formación fue única, ya que son cavernas que se crearon en la superficie durante la edad de hielo, cuando el nivel del mar era 100 metros inferior al actual. Al derretirse las capas de hielo, estas cuevas y cavernas quedaron tapadas, formando un inmenso agujero azul. Su mayor característica es el contraste con el resto de la zona ya que la profundidad del agua les da un tono azulado mucho más fuerte que el del agua circundante.

Quizás una de sus mayores características es su peligrosidad, ya que muchos agujeros azules forman intrincados laberintos cavernosos extremadamente traicioneros en los cuales es muy fácil perder la orientación y terminar atrapados. En efecto, un agujero azul en el Mar Rojo, cerca de Dahab, es el punto de buceo más peligroso del mundo, habiendo causado la muerte de cientos de buzos a lo largo de los años, razón por la cual hoy es conocido como la Tumba de Sinaí.

En este artículo hablaremos sobre algunos de los agujeros azules emblemáticos del mundo y algunas de sus características más importantes, como por ejemplo la curiosa cantidad de bacterias y microorganismos que poseen en su interior y la gran cantidad de tiburones que suelen habitarlos.

Diagrama del agujero azul de Belice.
Diagrama del agujero azul de Belice, vemos como el mismo es el hogar de varios tiburones.

El Gran agujero azul de Belice

El más impresionante de los agujeros azules, tanto por su tamaño como por su casi perfecta circunferencia, se encuentra en Belice. Si bien imponente, su exterior es recién la punta del iceberg, ya que la garganta azul posee una profundidad de 125 metros y sus prehistóricas cavernas presentan algunas de las formaciones de estalactitas más impresionantes que se puedan observar.

Este agujero azul es una de las atracciones turísticas más importantes de Belice, atrayendo tanto a buzos de todo el mundo que se arriesgan a ingresar y descender a su interior así como simplemente navegantes que desean navegar sobre este profundo y particular cuerpo de agua.

El Gran Agujero Azul de Belice.
El Gran Agujero Azul de Belice visto desde el aire. El mismo es una profunda caverna de 125 metros de profundidad.

Bacterias, tiburones y peligros

Uno de los detalles más interesantes de estas singulares formaciones geológicas es la relativa profundidad que poseen con respecto a su alrededor y el poco recambio de agua que experimentan, debido a las débiles corrientes en las que se forman, los llevan a ser una verdadera «placa de petri gigantesca» teniendo un nivel de bacterias por mililitro en el fondo del agujero azul que es varias docenas de veces superior al agua de la superficie.

Espeleo buceo: debido a que los agujeros azules son muchas veces intrincadas e interminables redes de cavernas y pasajes submarinos, los buceadores que atraviesan éstas formaciones deben (o al menos deberían) ser por lo general buzos expertos en el campo del espeleo buceo, es decir, buzos entrenados para bucear a través de estrechas cavernas sumergidas: Espeleo buceo, la exploración de estrechas cavidades sumergidas.

Así mismo, en los agujeros azules que están conectados a grandes cuerpos de agua como océanos y mares, existe otro gran peligro: los tiburones. En efecto, mucho tiburones descienden al interior de los agujeros azules con el fin de atrapar peces que quedan atrapados en los mismos.

Vemos en el color la gran diferencia de profundidad entre el agujero azul y sus alrededores:

Un agujero azul ubicado cerca de un cabo.
Un agujero azul ubicado cerca de un cabo.

Los cenotes

Como vemos los agujeros azules son unos de los tantos ejemplos en el mundo en los cuales distintos factores geológicos y climáticos se combinan para formar profundas cavernas. Nos recuerdan en parte a los cenotes hallados en el Caribe, sobre todo en México, agujeros cavernosos que se forman en el medio de distintos terrenos para terminar llenándose de agua con el paso del tiempo. Al igual que los agujeros azules, los cenotes son uno de los puntos de exploración preferidos de los buzos más aventureros.


Artículos relacionados

Glory holes

La cueva de los cristales