La espeología

La espeleología, actividad que se basa en la exploración y el estudio de cavidades subterráneas muchas veces las cuales no son más que estrechas aberturas verticales, es ya de por si una de las actividades más peligrosas y físicamente demandantes que se puedan practicar. No obstante, la sensación de conquistar una caverna es una experiencia única y muy gratificante.

Si a lo anterior le agregamos lugares sumergidos el peligro se incrementa de forma exponencial. El espeleo buceo es la exploración de cavidades sumergidas, muchas veces tan estrechas que los buzos no tienen más remedio que quitarse las botellas para poder avanzar por pasajes y pequeñas aberturas. Muchos buzos experimentados en el mundo se especializan en esta disciplina con el fin de explorar lugares tales como los cenotes, complejas formaciones geológicas sumergidas que se forman por lo general en el Caribe debido a la acción de la lluvia en la piedra caliza a lo largo de los milenios; así mismo el espeleo buceo es practicado por los buzos que exploran los agujeros azules, las más impresionantes de todas las cavernas marinas.

En este artículo hablaremos sobre el espeleo buceo y sus detalles más interesantes, así como varios vídeos e imágenes de este apasionante pero a la vez extremadamente peligrosa actividad.

El asombroso espeleo buceo

En inglés la técnica de llevar las botellas por delante se suele denominar como «no mount diving» (buceo desmontado), y generalmente se combina con otras técnicas como la denominada «sidemount diving» (buceo de montaje lateral) en la cual las botellas se ubican a un costado para reducir el perfil vertical. El mismo fue filmado por el fotógrafo submarino Richard Dreher quien capturo las maniobras de su compañero en cámara.

La actividad es tan peligrosa que en varios lugares del mundo existen carteles de advertencia sumergidos en las entradas a las cavernas.

Espeleo submarino.
Advertencia sumergida en la entrada a una caverna submarina.

Otro ejemplo de espeleo buceo desmontado, esta vez en la Florida. En el vídeo vemos la utilización de cuerdas. Estas sirven para marcar el camino de regreso. Lo que permite a los buceadores tener un claro y definido camino de regreso una vez que llegan a su meta dentro de la caverna.

Una actividad extremadamente peligrosa: si bien muchas de las cavernas poseen carteles intentado convencer a los buzos sin experiencia de no adentrarse en las cavernas, un gran número de éstos no obedecen a las advertencias. Éste es el caso de lugares tales como la tumba de Sinaí, la caverna submarino o agujero azul considerado como el punto de buceo más peligroso y mortífero del mundo. Puedes leer más al respecto en éste artículo: La tumba de Sinaí, el punto de buceo más peligroso del mundo.

El siguiente vídeo fue filmado en la caverna Castle Rock en Fennimore, estado de Wisconsin. El buzo en varios tramos debe quitarse las botellas e incluso el casco para poder continuar avanzando.

El pánico, el peor enemigo

Tanto para el espeleo común como para el espeleo buceo, el peor enemigo y la mayor causa de muertes son los ataques de pánico, sobre todo al quedarse atascados en un punto. El pánico domina todas las acciones, se pierde energía, el forcejeo y los golpes hinchan las partes del cuerpo haciendo contacto y se respira de manera incorrecta generalmente a temperaturas que superan los 40°C.

El siguiente vídeo es incluso peor, ya que muestra un ataque de pánico dentro de una cavidad con agua fluyendo por debajo. Esto tuvo lugar en la caverna Lost John en Lancashire, Reino Unido. Justamente por esta razón uno de los mayores puntos de entrenamiento y práctica para los practicantes del espeleo es el control de la ansiedad y la angustia durante situaciones extremas, como es el quedarse atorado entre las formaciones rocosas que se están explorando.


Más sobre cavernas

Buceando en cavernas submarinas halocinas

Explorando cavernas y volcanes con drones