Los lugares más extremos de la tierra

El planeta tierra es un lugar maravilloso, con algunas de las curiosidades más llamativas del sistema solar. En este artículo hablaremos sobre dos tipos de curiosidades terrestres en particular: los lugares más extremos de la tierra en lo que a temperaturas respecta. Ambos de estos lugares han sido el lugar más caliente de la historia y el lugar más frío de la historia respectivamente. Lugares donde la vida normal del ser humano es casi imposible.

Si bien uno de estos, el más frío, es inhabitado salvo por pequeños grupos de científicos viviendo en bases antárticas, el más caliente tiene pueblos pequeños que se han adaptado al calor durante los miles de años de evolución social de la humanidad en el área.

El lugar más caliente de la tierra

Sería muy difícil definir cuál es el lugar más caliente de la tierra, obviando el núcleo terrestre claro está, el cual arde a unos impresionantes 6.000 °C. Sin embargo, en este artículo nos referiremos pura y exclusivamente a la superficie terrestre, y en la misma existen varios candidatos. Por ejemplo, nos encontramos con el Valle de la Muerte en los Estados Unidos cuya temperatura promedio en verano no baja de los 38 grados centígrados, o la región de Dallol en Etiopía con una temperatura constante durante todo el año que promedia los 34 °C (Etiopía es uno de los países con algunas de las regiones más inclementes del mundo, Danakil, por ejemplo, es un valle de minas de sulfuro y temperaturas agobiantes).

Fotografía de un desierto.
El Azizia, Libia este desierto registro una de las mayores temperaturas alguna vez medidas. Un 13 de Septiembre de 1922 se registraron 57.8º C dentro de la estación metereológica y se calcula que unos 66º C al sol.

El récord de temperatura en la tierra

Si bien los lugares anteriormente mencionados poseen los récords de temperatura promedia, nos interesa saber cuál es el lugar de la tierra que tuvo la mayor temperatura en un punto específico del tiempo. Existe un lugar muy particular que durante un día se convirtió literalmente en un infierno alcanzando la mayor temperatura alguna vez registrada en el planeta tierra.

El suceso ocurrió en el desierto de El Azizia, Libia, un 13 de septiembre de 1922 y fue registrado por una estación meteorológica de avanzada mantenida por exploradores en la región la cual registró unos 66ºC al sol. No obstante, un grupo de investigadores ha realizado un análisis crítico de las mediciones realizadas en Azizia llegando a la conclusión de que la medición se realizó de manera incorrecta, invalidando así el récord. Por ende, si descartamos lo mencionado anteriormente, entonces el récord de temperatura fueron los 54,3 °C registrados en Furnace Creek, Valle de la Muerte, el 16 de agosto del 2020.

El lugar más frío de la tierra

La Antártida es, sin duda alguna, la región más extrema del planeta tierra. Para recorrerla se requieren vehículos especiales todo terreno, y es común hallar en la misma lugares tan singulares y únicos como los Valles Secos, un desierto helado donde no llueve desde hace 2 millones de años

A diferencia del lugar más caliente el lugar más frío del planeta tiene un campeón insuperable: La Antártica. No obstante, la menor temperatura registrada hasta el momento ocurrió en la estación Vostok un 31 de julio de 1983 cuando los instrumentos de medición llegaron a marcar unos 89.6 grados bajo cero.

Fotografía de una base antártica, uno de los lugares más extremos de la tierra.
Estación de investigación Vostok.

El desgarrador frío fue tal que la tripulación de la estación Vostok irónicamente debió de encerrarse en los grandes refrigeradores industriales del complejo, ya que las paredes metálicas y aislante térmicos de estos aminoraban el frío externo. Al salir uno de los investigadores encontró con asombro que varios bidones de fluido anticongelante estaban solidificados.

Los seres humanos y los extremos

Lo más llamativo es que entre los dos lugares, el más caliente con 54,3 °C y el más frío con -89.6 °C hay una diferencia de más de 155 grados, y, sin embargo, en ambos abitaron seres humanos. Es decir, entre las personas de la base de la Antártida y los habitantes del Valle de la Muerte, había tal diferencia de temperatura que cuesta creer que en ambos lugares puedan existir comunidades de seres humanos.

Ciertamente un testamento a la resistencia y adaptabilidad de la especie humana. Es justamente por esta razón que las agencias espaciales tienen bases en lugares remotos, como por ejemplo la base NEEMO de la NASA. Estos lugares extremos permiten simular las condiciones extremas que la humanidad podría enfrentar en otros planetas.


Lugares extremos de la tierra

Las tormentas Antárticas de condición 3, las peores tormentas del mundo

Las impresionantes cascadas de sangre de la Antártica

Dasht-e Kavir, el desierto surrealista que parece una pintura al óleo