La Islandia vikinga

Uno de los grandes factores de orgullo nacional de Islandia además de sus hermosos paisajes es la, según aseguran los islandeses, belleza de sus mujeres. De descendencia predominantemente nórdica y anglo celta, Islandia fue fundada por marinos vikingos los cuales, tras una de sus tantas expediciones, descubrieron una isla inhabitada con mucho potencial.

Si bien han sido idealizados, o, si nos permitimos el anglicismo romantizados, en gran medida durante las últimas décadas, los vikingos eran básicamente piratas. Gran parte de su economía estaba basada en atacar pueblos costeros o monasterios, blancos muy fáciles los cuales generalmente atacaban con mucha violencia y crueldad, robando todo lo que podían cargar consigo y quemando el resto.

Antes de continuar con este artículo presta atención al siguiente mapa. Esta es la Carta Marina de Olaus Magnus (1539), vemos que en el mismo Magnus refleja la tierra mítica de Thule e Islandia, donde vemos los asentamientos vikingos en la isla:

Carta Marina de Thule.

No obstante, y para ser justos, los vikingos eran también experimentados exploradores, viajando a lugares recónditos del mundo e incluso creando bases en lugares inhóspitos. Por ejemplo, hoy los arqueólogos están seguros de que los vikingos llegaron a América primero que colón, existiendo incluso mapas del territorio que estos exploradores denomina como Vinland (nombre vikingo para el oeste de lo que hoy es Canadá).

La colonización de Islandia

Tras crear las primeras estructuras y puertos en la isla, así como una estructura de mantenimiento básica para sus navíos, los vikingos comenzaron las primeras invasiones a las Islas Británicas con el fin de capturar provisiones y víveres, ya que la infraestructura agraria en Islandia era prácticamente nula.

Nota: puedes leer más sobre el mapa anterior en nuestro artículo sobre las tierras incógnitas, ya que en el mismo además de Islandia se incluye uno de los territorios míticos de los vikingos como por ejemplo la isla de Tule.

Varios grupos de vikingos se enfocaron en la zona del norte y centro de Irlanda, donde, y según cuentan los recuentos históricos, el principal motivo por el que invadieron la isla fue el secuestrar a las mujeres y así poblar su nueva patria. En efecto, los colonos de Islandia eran todos hombres, por lo que si deseaban comenzar una nueva patria necesitarían formar familias.

Bromas van y bromas vienen a lo largo de los siglos uno de los mayores mitos de los islandeses es que las mujeres son muy lindas porque cuando sus antepasados secuestraron a las irlandesas estos se llevaron a las más lindas, e incluso fueron muy selectivos.

Confirmación científica

Si bien se creyó que gran parte de lo anterior estaba fuertemente basado en mitos, en el presente la ciencia moderna ha confirmado que en efecto los vikingos islandeses secuestraron a un gran número de mujeres irlandesas.

Tras un exhaustivo análisis genético realizado por la empresa islandesa deCODE Genetics, se llegó a la conclusión que las características genéticas de los primeros pobladores de la isla eran tales que hombres de origen nórdico -es decir los vikingos- conformaban entre un 85-95% de la población masculina; mientras que las mujeres de origen celta -es decir las que se robaron de Irlanda- conformaban entre un 75-85% de la población femenina.

Puede leer los estudios publicados por deCode Genetics en el siguiente enlace (en inglés).

Más sobre vikingos

Gran parte de la cultura vikinga y escandinava en general en esa época estaba fuertemente influenciada por sus creencias religiosas y mitología, especialmente los mitos de creación del mundo. Así mismo, los héroes y semidioses como las valkirias también tenían una fuerte influencia tanto en la cultura como en las acciones de los vikingos, ya que los mismos basaban sus expediciones