Athanasius Kircher

Tiempo atrás hablamos sobre Athanasius Kircher y su invento musical: el piano gatuno, que recurría a una aguja afilada para así hacer maullar gatos de diferentes tonos vocales y quitarle el aburrimiento a un príncipe deprimido. No obstante, este monje también desarrolló uno de los primeros microscopios y descubrió los microbio y tomó la primer fotografía en la Historia con una cámara oscura inventada por el mismo entre muchas otras cosas.

Calculando la altura de la Torre de Babel

Athanasius Kircher.
Athanasius Kicher, el maestro de las cien artes, el último renacentista.

Pero esa no fue la única idea de Athanasius, quien, luego de eso crearía el primer mapa de la luna, descubriría el primer microscopio teorizando sobre la existencia de los microbios en el siglo XVII y estudiaria la luz y el sonido en profundidad.

Es entonces que el monje jesuita con mucha dedicación, un día se encontraba repasando sobre las enseñanzas e historias bíblicas. Dentro de éstas le llamó la curiosidad la Torre de Babel. Adelantándose por siglos al actual cuestionamiento sobre la interpretación literal de los textos religiosos, comenzó una investigación científica para ver si era posible construir una torre que llegara a la Luna, como según el Génesis 10-11 era la intención de un mandatario.

Es por esto que en su libro Turris Babel analizó la posibilidad en profundidad. Kircher no era un pensador cualquiera, si bien de imaginación elevada, contaba con un gran caudal de conocimientos. Y puso estos al servicio cuando trató de ver si hubiera sido posible llevar a cabo las intenciones de este rey, por lo que dedujo:

«En orden de alcanzar el cuerpo celestial más próximo; la Luna, la torre debería haber contado con 178,672 millas de altura, y compuesta de tres millones de toneladas de materia. está desproporcionada distribución en la masa de la Tierra hubiera alterado el balance del planeta y lo hubiera movido de su posición en el centro del universo, resultando en una distorsión cataclismica en el orden natural».

Si bien tras leer lo anterior nos puede llegar a resultar que las conclusiones de Kircher eran hasta inocentes y obvias, y es cierto algunas de las ideas de Athanasius eran muy alocadas, debemos considerar que fue uno de los pocos hombres de su época en intentar utilizar la física y la lógica para dilucidar un problema bíblico en vez de simplemente creerlo por el simple hecho de creer.

Ilustración de la Torre de Babel.
Turris Babel, la Torre de Babel por Athanasius Kircher.
Ilustración de la Torre de Babel.
Turris Babel, la Torre de Babel por Athanas

Sobre Athanasius Kircher

Athanasius, el microscopio y el descubrimiento de los microbios

Fotografías pioneras, la primer fotografía en la Historia

Musurgia Universalis

El ordenador de Athanasius Kircher

El piano de gatos de Athanasius Kircher