Ilustración de un venado.

Der Berggeist, la pintura que inspiró a Tolkien para crear a Gandalf

La inspiración del mago Gandalf, uno de los personajes más queridos del Señor de los Anillos, vino de uno de los lugares más simples e inesperados. Una pequeña postal.

J.R.R. Tolkien se inspiró en nada más y nada menos que una pintura para crear al que ha sido sin lugar a dudas el mago más influyente del genero de fantasía. Uno de sus más queridos e interesantes personajes, nada más y nada menos que Gandalf.

Ilustración de un hombre con un venado.
Der Berggeist, por Josef Madlener. La postal que inspiró a Tolkien para crear al personaje de Gandalf.

Cuenta la historia, la cual ha sido confirmada por el mismo escritor, que Tolkien en 1911 se encontraba de vacaciones en Suiza. Como todo turista decidió traerse distintos recuerdos del lugar y entre estos trajo varias postales.

Una de estas postales estaba impresa con la pintura del pintor Alemán Josef Madlener conocida como Der Berggeist -En Español: El espíritu de la montaña-. La imaginación de Tolkien jugó con esta, atraída y seducida por la imagen cálida e intrigante que otorgaba este paisaje rocoso cubierto de verde y cuya parte central era un pino, majestuoso e imponente, donde se encontraba sentado un anciano con una larga y blanca barba vistiendo una gran capa y a un sombrero ancho. Todo mientras acariciaba con una expresión compasiva pero al mismo tiempo risueña a un joven venado.

Tolkien guardaría esta postal por mucho tiempo, no sin antes escribir en su papel: «El origen de Gandalf». Es así como una simple postal influenció en la creación de uno de los personajes más queridos y emblemáticos de la literatura moderna y el género de fantasía. Personaje que luego Ian McKellen en su genial interpretación del Mago Gris en la serie de películas del Señor de los Anillos.

Ciertamente podemos ver de manera clara cómo la imagen anterior inspiró a Tolkien e hizo volar su imaginación. Desde el ambiente mágico del bosque, con su pequeño arroyo y montañas en la lejanía, hasta el misterioso hombre en armonía con la naturaleza y sus alrededores, como si este fuese una esencia del bosque en si mismo. El dicho dice que una imagen vale más que mil palabras, y ciertamente esta imagen obedece la regla.

Relacionado a Tolkien, las Eddas y la mitología germana y nórdica

El Mabinogión, el Kalevala y las Eddas vikingas

La continuación inconclusa del Señor de los Anillos

La Creación del Mundo en la mitología Nórdica

El significado de la frase: le costó un ojo de la cara

Las Valquirias, las guerreras de la mitología nórdica

One comment

  1. Una anécdota es que el «señor» dueño de este blog se pasó 2 horas buscando la imagen del cuadro, hasta que le dije «Google image search» donde la encontró en unos minutos. Es muy tonto! pero muy tierno 😛 😀 (sigue mi venganza por lo de ayer 😀 )

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies