Sería quizás hasta incluso lógico pensar que el deportista mejor pago de la historia pertenece a nuestra era, incluso, que fuese un deportista actualmente en actividad. Después de todo, si consideramos la explosión de los salarios de los deportistas que practican deportes populares a nivel mundial como el fútbol o el baloncesto, más los gigantescos contratos publicitarios que hoy abundan en el mundo deportivo, nada en la Historia puede compararse. No obstante, ese sería un gran error, ya que los romanos no solo tenían niveles de fanatismo por sus atletas preferidos que rivalizaban o sobrepasaban a los actuales. También pagaban muy bien.

Cayo Apuleyo Diocles, o Gaius Appuleius Diocles en su versión original en latín, fue un hombre de origen lusitano, provincia romana ubicada en el oeste de la península ibérica, el cual vivió y compitió durante el siglo I después de Cristo. Se especializaba como auriga, es decir un conductor de la biga y de la quadriga romanas. La biga era una carroza ligera tirada por dos caballos mientras que la quadriga, como su nombre lo indica, por cuatro caballos. Generalmente las bigas se utilizaban para transportar a comandantes militares y las quadrigas para las carreras, aunque esto variaba.

Todo lo que sabemos de su vida proviene de dos recordatorios en piedra que relatan sus hazañas como auriga y aspectos de su vida. Una ubicada en Roma en lo que fue el emblemático Circo de Nerón que según se cree fue encargada por sus seguidores inmediatamente tras su retiro y que lista todos sus triunfos deportivos, logros y hazañas y otra más pequeña a manera de estela de una estatua en su honor la cual tristemente desapareció en la Historia. Esta última ubicada en el Praeneste, región al sur de Roma, donde pasó sus últimos días tras retirarse como deportista.

Ilustración del Circo de Nerón, veduta di Roma.
Circo de Nerón, donde comunmente se corrían carreras de quadrigas a principios del Siglo I.

De sus inicios se sabe poco, la lápida levantada en su honor por sus seguidores comienza a relatar su vida cuando este ya ejercía como auriga. Sabemos que nació en lo que hoy es Mérida, y que se inicio como auriga a la edad de 18 años corriendo para la denominada facción blanca y luego cambiando por la facción verde para posteriormente retirarse con la facción roja. Aunque esto último está en disputa entre los historiadores y algunos, como por ejemplo Masdeu, sostienen que siempre corrió para la facción roja y que en realidad lo anterior es un error de interpretación del texto de la lápida hallada en el Circo de Nerón.

El más grande corredor de carros de Roma

Sus hazañas fueron monumentales, al final de este artículo pondremos una traducción de la lápida realizada por el mismo Masdeu. Para comenzar Diocles corrió durante 24 años retirándose a vivir en la opulencia a la edad de 42 años. Eso por si solo es todo un logro, ya que estas carreras era peligrosas con una gran cantidad de accidentes y muertes, tanto para los caballos como para los corredores.

Según la lápida corrió un total de 4257 carreras obteniendo 1462 victorias y quedando en el segundo puesto en 1438 carreras. En total, según la lápida, sabemos que ganó unos 35.863.120 de sestercios que, según Peter Struck historiador de la Universidad de Pensilvania experto en la economía de las culturas clásicas, equivalen a 15 mil millones de dólares actuales Es decir, unos 13,3 mil millones de Euros.

Fotografía de una quadriga.
Reenactors moderno demostrando una quadriga. No obstante, lo más probable es que Diocles y sus rivales compitieran sin armaduras, vistiendo simplemente una túnica.

Esto es más llamativo si tenemos en cuenta que los aurigas eran por regla general esclavos, y no siempre competían en carreras. Sino que lo normal era que sirviesen como conductores para los generales o comandantes del ejército. No sabemos mucho de los inicios de Diocles como mencionamos anteriormente, y la placa no aclara si este fue o no un esclavo al principio. Pero lo más probable es que se haya iniciado a muy temprana edad siendo simplemente un conductor de biga para los comandantes romanos de su provincia, y que con el tiempo haya demostrado su talento y esto le haya permitido llegar al Circo de Nerón.

Te puede interesar

Carreras de carros al mejor estilo romano pero con motocicletas

Los dos gladiadores enemigos a muerte que hicieron las paces en la arena y ganaron su libertad

El texto de la placa traducido al español

Cayo Apuleyo Diocles, auriga de la facción roja, de nación hispano lusitano, con 42 años, 7 meses y 23 días. Corrió por primera vez en la facción blanca, siendo cónsules Acilio Aviola y Cornelio Pansa (122 d.C.). Venció por primera vez en la misma facción siendo cónsules Manio Acilio Glabrión y Cayo Belicio Torcuato (124 d.C.). Corrió por primera vez en la facción verde siendo cónsules Torcuato Asprenate por segunda vez y Anio Libón (128 d.C.). Ganó por primera vez en la facción roja siendo cónsules Lenas Ponciano y Antonio Rufino (131 d.C.), condujo cuádrigas (durante) 24 años. Salió de la puerta 4.257 (veces). Venció 1.462 (veces), 110 a pompa. Venció en singulares 1.064 veces, de entre ellas 92 premios mayores: el de 30.000 (sestercios) 32 (veces), tres de ellas con tiro de seis caballos; el de 40.000 28 (veces), dos de ellas con tiro de seis caballos; el de 50.000 29 (veces), dos de ellas con tiro de siete caballos; el de 60.000 tres veces; en los desafíos de dos carros 347 (veces), 4 de ellas con un tiro de tres caballos, (el premio de) 15.000 sestercios; en los de tres carros venció 51 (veces). Consiguió los honores en 1.462 carreras, segundos 861 (veces), terceros 576, cuarto una vez con premio de 1.000, y salió en vano 1.351 veces. En la facción azul venció 10 (veces), en la blanca 91, de ellas dos con premio de 30.000 sestercios. Obtuvo una ganancia (total) de 35.863.120 sestercios, y además ganó con tiros de dos caballos miliarios (que ya habían ganado 1.000 carreras) 3 (veces), 1 (de ellas) en los blancos y 2 en los verdes. Tomó la delantera (desde el inicio) y venció en 815 (ocasiones), quedó retrasado (y luego) ganó en 67, perdió la delantera (la recuperó y) ganó en 36. En otros géneros ganó 42 (veces). Adelantó a todos (saliendo último) y venció 502 (veces), 216 en los verdes, 205 en los azules (y) 81 en los blancos. Hizo centenarios a 9 caballos y bicentenario a 1. Sus distinciones (…) cuando un año ganó con un tiro de cuatro caballos por una cabeza (de ventaja) dos veces y adelantando a todos (saliendo último) dos veces. Según consta en las actas (del circo) Avilio Terencio, de su facción, fue el primero que venció 1.011 (veces), desde lo cual muchos (también) vencieron (…) Diocles, el año que (obtuvo) por primera vez 100 victorias consecutivas, fue vencedor 103, (y) venció en singulares 83. Además de esto, aumentando la gloria de sus títulos, superó a Talo, de su facción, que por primera vez en la facción roja (…) Diocles, el más eminente de todos los aurigas, venció en un año 134 (veces) cediendo el inicio (¿dando ventaja?), en singulares 118, títulos que lo elevan por encima de todos los aurigas que jamás corrieron en los certámenes de los juegos circenses. Todos repararon y admiraron el mérito de que, cediendo el inicio y con un tiro de dos caballos, llevando en su yugo a Cotino y a Pompeyano, venciese 99 (veces), 1 (con un premio de) 60.000 (sestercios), 4 de 50.000, 1 de 40.000 y 2 de 30.000 (…) de la facción verde, venció 1.025 (veces), el primero de todos desde la fundación de la ciudad que venció en 7 carreras de 50.000 sestercios. Diocles le superó y venció 8 veces con tres (caballos), llevando en su yugo a Abigeio, Lúcido y Parato. Asímismo superó a Comunis, Venusto y Epafrodito, tres aurigas miliarios de la facción azul que ganaron 11 (veces) en (premios) de 50.000 sestercios. Diocles, con dos (caballos), Pompeyano y Epafrodito, venció en (premios) de 50.000 (sestercios) ¿12? (veces) (…) de la facción verde, vencedor 1.025 (veces), Flavio Escorpo, vencedor 2.048 (veces), Pompeyo Musculoso, vencedor 3.559 (veces), tres aurigas que (en conjunto) vencieron 6.632 (veces), 28 de ellas de 50.00 sestercios (…) Diocles, el más eminente de todos los aurigas, ganó 1.462 (veces), 29 (de ellas) de 50.000 sestercios. Con nobilísimo esplendor brilla Diocles. Si Fortunato, de la facción verde, con el (caballo) vencedor Tusco, ganó 386 (veces), 9 (de ellas) de 50.000 sestercios (…) Diocles, con el (caballo) vencedor Pompeyano, ganó 152 (veces), 10 (de ellas) de 50.000 sestercios y 1 de 60.000. Diocles descolló con nuevas proezas y marcas nunca antes registradas, como ganar en un día dos veces (un premio) de 40.000 sestercios con un tiro de seis caballos, y, aún más, (…) con un tiro de siete caballos uncidos entre sí, espectáculo nunca visto hasta entonces con ese número de caballos, venció en un certamen de 50.000 sestercios, y descolló victorioso con (el caballo) Abigeio y sin látigo. Ganó en otros certámenes de 30.000 sestercios (…) como estas novedades se vieron por primera vez está doblemente ornado por la gloria. El que parece haber obtenido el primer lugar de entre los aurigas miliarios, Poncio Epafrodito, de la facción azul, solo ganó 1.467 (veces), 940 (de ellas) singulares, en tiempos de nuestro emperador Antonino Pío Augusto. Diocles ganó 1.462 veces, 1.064 (de ellas) singulares. En este mismo tiempo Epafrodito venció adelantando a todos (saliendo último) 467 (veces). Diocles venció adelantando a todos (saliendo último) 502 (veces). El auriga Diocles venció este año 127 (veces), con (los caballos) Abigeio, Lúcido y Pompeyano; Poncio Epafrodito, de la facción azul, venció con Búbalo 134 (veces); Pompeyo Musculoso, de la facción verde, con (…), venció 115 (veces). Diocles los superó, (y) ganó con Pompeyano 152 (veces), 144 (de ellas) singulares. Y, aumentando su gloria, ganó 445 (veces), 397 (de ellas) singulares, llevando en yugo a los cinco (caballos) Cotino, Gálate, Abigeio, Lúcido y Pompeyano

Esta entrada tiene 8 comentarios

  1. Interesante. Soy de los que pensaban que los de hoy ya ganan un dineral, pero veo que aún les falta en comparación con Cayo. Muchas gracias por compartir esta historia! Saludos!

    1. En ese sentido, y muchos otros los romanos eran muy obsesivos. El fanatismo que los romanos tenían por los corredores de carros y los gladiadores supera incluso al fanatismo que vemos por los deportes en el presente.

  2. Guau… y no lo digo por el articulo, que es muy interesante, sino porque despues de ¿dos años? Anfrix vuelve a las andadas.

    1. Intentaré actualizar al menos una vez por semana. En realidad hace 2 meses que retomé el sitio. Pero estuve arreglando entradas antiguas, algunas de hace muchos años que tenían imágenes rotas y otros defectos.

      1. Enhorabuena Anfrix, me alegro del esperado regreso.

Deja un comentario

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies