Tag Archives: Londres

Crocky, el as de las cartas que arruinó a la aristocracia británica y se convirtió en el hombre más rico de Londres

William Crockford era el hijo de una humilde familia de pescaderos establecidos en uno de los sectores trabajadores del oeste Londres a finales del siglo XVIII. Si bien se esperaba que William siga el oficio familiar, este prefirió buscarse la vida jugando a las cartas por dinero y realizando todo tipo de apuestas. A pesar de no poseer una educación formal su talento mental para los números y su memoria privilegiada lo llevaron a convertirse en uno de los mejores jugadores de cartas en los barrios bajos. Su prestigio ganado a fuerza de victorias consecutivas tanto en las cartas como las carreras de caballos le aseguraron la en ese entonces rara oportunidad de movilidad social, y “Crocky”, como lo conocían en el mundo de las apuestas, comenzó a jugar en los establecimientos de clase media de Piccadilly.

Fue en el año 1805 que Crocky dio el gran salto. Ese mismo año un caballero de la aristocracia, dueño del matadero más grande de Londres, con problemas de alcoholismo y que solía frecuentar los establecimientos de Piccadilly decidió reafirmar su orgullo desafiando al prodigioso jugador que “a veces perdía”. Crockford, cuyas derrotas eran casi siempre planeadas, ganaría esa misma noche el equivalente a 300 mil libras actuales y con ese dinero, más allá de retirarse del juego, comenzó su propia casa de apuestas. Si bien en el principio servía a jugadores de clase media y comerciantes, los juegos de dados como el hazard y las apuestas de considerables sumas de dinero contra la casa hicieron que el hijo de pescaderos genere una envidiable fortuna con el tiempo. Es así que a mediados de 1820 se asoció al Watier’s Club, un club que atendía a personajes de la alta sociedad entre los que se encontraban figuras tales como Lord Byron y John FitzGibbon.

La sociedad con el Watier’s Club duraría poco, su dueño, Josiah Taylor, no podía soportar ver a Crocky moviéndose cada noche entre los aristócratas de Londres con la mayor impunidad, como si las divisiones sociales no le importasen y estos, empujados por el alcohol y el juego desmedido, reían con él como si fuese uno más de ellos. La sociedad se rompería en 1827, y meses más tarde, en enero de 1828, Crocky abriría su propio club, el Crockford’s Club a metros del Watier’s Club.

Aristócratas, embajadores, e incluso miembros de la realeza comenzaron a visitar Crockford’s. Además de abrir mesas de juegos que existían en los clubes de clase trabajadora, como las mesas hazard, Crocky había creado el primer club temático de Londres. El mismo era en simultáneo un antro de juego y alcoholismo, pero la decoración era opulenta, la fachada al mejor estilo embajada e incluso el personal estaba siempre exquisitamente vestido. El club otorgaba la combinación perfecta entre los vicios y juegos de las clases más bajas con el confort y el lujo de la aristocracia. Se puede decir que Crockford creó el primer casino moderno, ya que incluyó el acto de bandas musicales y contrató los servicios de Eustache Ude, el más afamado chef francés, para manejar la cocina del establecimiento. Fomentando así una atmósfera festiva y de excesos dentro del club, en el cual se conseguían los mejores vinos y además ofrecía un exclusivo servicio de hotel para quien se encuentre agotado tras horas de juego.

El club fue un éxito gigantesco, movía durante los fines de semana más dinero que el puerto de Londres, y Crocky sólo se dignaba a jugar si la apuesta era millonaria, llegando a ganar tierras y mansiones en unas pocas manos de naipes. El Duque de Wellington, que en el pasado había derrotado a Napoleón en Waterloo, no pudo con el club y perdió una fortuna en sus mesas. Lo mismo ocurrió con Lord Rivers y el conde de Sefton quienes asumieron deudas millonarias. Prontamente, gran parte de la aristocracia británica no sólo había malgastado una fortuna en Crockford’s, sino que además le debía dinero a Crockford, quien oportunamente permitía jugar a cuenta. El conde de Linkwood, por ejemplo, se fue una noche del club habiendo perdido toda su fortuna.

Para 1840, William Crockford, hijo de pescaderos en el oeste trabajador de Londres, era el hombre no perteneciente a la familia real más rico de Inglaterra.

Continue reading Crocky, el as de las cartas que arruinó a la aristocracia británica y se convirtió en el hombre más rico de Londres

El día en que Londres fue tapada por su propia contaminación

Great smogEl Great Smog -gran niebla- es el nombre con el que hoy se recuerdan los acontecimientos ocurridos entre el 5 de diciembre al 9 de diciembre de 1952, cuando una serie de eventos climáticos llevaron a que la polución producida por la quema de combustibles fósiles y las estufas de carbón, utilizadas en exceso durante aquel particularmente frío invierno, descendiera nuevamente sobre la ciudad en vez de disiparse y causara la muerte de más de doce mil personas y más de cien mil enfermos.

El inverno de 1952 fue extremadamente frío, al punto en que las fuentes públicas se congelaban dando un espectáculo tan bello como aterrador. Éste intenso frío, prolongado y agravado por la incapacidad de los servicios energéticos en suministrar de energía suficiente a la industria, más la costumbre aun en ese entonces muy popular de utilizar estufas de carbón y braseros, llevaron a que se quemaran miles de toneladas de carbón, queroseno y leños durante tres meses en prácticamente todas las hogares y establecimientos de Londres; mientras que a su vez la quema de combustibles fósiles en fábricas y el sector de transporte se vio fuertemente incrementada.

Pero el frío complicaría a los londinenses aun más, ya que su intensidad fue tal que terminó causando una inversión térmica. Fenómeno meteorológico por el cual cambian las propiedades normales de la atmósfera impidiendo, debido a ésto, la circulación atmosférica vertical al hacer que el aire que se encuentra a menores altitudes sea más frío, y por ende más denso, que el que se encuentra a mayores altitudes. Esto “atrapa” bolsas de aire a menor altitud que, lógicamente, terminan por convertirse en trampas de de polución y otros contaminantes transportados en el aire. Si el frío se incrementa aun más, como ocurrió en 1952, éste aire sucio atrapado comienza a enfriarse aun más y por consiguiente se acerca prácticamente a pocos metros del suelo.

Great smog

Todo comienza el 5 de diciembre, cuando la población nota durante la mañana que la niebla, eterna compañera de Londres, se encontraba curiosamente oscurecida y espesa, si bien en un principio no hubo alarma general, y muchos a su vez llegaron a tomarlo como algo curioso, ya para el siguiente día era evidente que se trataba de un gran problema. Los hospitales comenzaron a llenarse debido a la cantidad de personas sufriendo de complicaciones Great smogrespiratorias -algo agravado debido a la alta cantidad de azufre presente en el carbón de baja calidad utilizado-, los restaurantes, cines y tiendas comerciales comenzaron a cerrar sus puertas en masa y las autoridades incluso establecieron planes de contingencia para contener a la población en caso de disturbios masivos. Al 7 de diciembre, el peor día, ya no quedaba ninguna duda, no sólo se trataba de una enorme catástrofe económica y ambiental, sino que además era una tragedia con una cantidad de muertos tal que Londres no veía algo así desde la Segunda guerra mundial. Los casos por infecciones respiratorias y obstrucción de las vías nasales se contaban en decenas de miles, y lo mismo ocurría con las infecciones pulmonares -que durante las semanas posteriores al Great Smog causarían ocho mil muertes-. Así mismo el tráfico terrestre y aéreo era imposible, por lo que además las autoridades se encontraban ante un verdadero caos logístico y asistencial. Algo que no ayudaba ciertamente a calmar la docenas de incendios, altercados y protestas que no se hicieron faltar durante los peores momentos.

La tragedia tuvo un impacto tanto cultural como económico para la ciudad, según lo establecido por la comisión investigadora que debió de contabilizar los daños sufridos por el Great smog: cuatro mil muertos durante el transcurso de la catástrofe en si misma y luego otros ocho mil victimas mortales más debido a infecciones pulmonares y respiratorias durante las semanas siguientes.

Great smog

Si bien la lección fue aprendida, y entre 1956 y 1968 toda una serie de leyes y regulaciones fueron proclamadas para evitar un nuevo evento de este tipo, en 1962 ocurrió algo similar, aunque en ésta oportunidad sólo mueren al rededor de 700 personas. Al día de hoy las fuertes regulaciones y leyes ambientales han logrado limpiar en gran medida el aire de Londres, evitando la aparición de fenómenos de esta naturaleza y escala durante más de cincuenta años.

Great smog Great smog Great smog Great smog

Killer Fog
En Youtube pueden encontrar un gran documental con varia información de archivo sobre la histeria y el pánico que causo el Great Smog. Aquí la primer parte:

1934 cuando colgar a un bebe de una ventana para refrescarlo estaba a la orden del día

Bebe colgando de una ventanaRecorriendo una galería del Telegraph pude encontrar una de las imágenes más raras de la historia londinense. Se trata de una ‘moda’ de la década del treinta en la cual, buscando darles un poco de “aire fresco y sol” a bebes criados en hogares pequeños, como como por ejemplo apartamentos, se utilizaba una singular “cuna balcón,” la cual podía adherirse a cualquier ventana y mantener al niño jugando en las alturas.

Intento imaginar la reacción de un trabajador social moderno (sobretodo de los hallados en el Reino Unido, siempre intentado justificar su sueldo) y realmente me es imposible. Por supuesto, imagino decenas de “talk shows” al rededor del niño y un revuelo que desesperaría hasta a la Reina. No es que apruebe la conducta de los padres, de hecho me resulta reprochable. No obstante, recordemos que cuando observamos la historia debemos de despojarnos de los prejuicios modernos, ya que no podemos trasladar valores y juicios actuales a tiempos pasados. Y para ser justos con los padres del niño, en esa época, la gente tenía una visión muy distinta sobre la precaución y las normas de seguridad.

Un ‘dandy’ extremadamente obsesivo

Beau Brummell.Siguiendo con nuestra serie de personajes excéntricos y fuera de serie, esto último no siempre en un buen sentido, nos toca el turno de conocer, quizás, al ser más vanidoso de la historia: George ‘Beau’ Brummell. Nacido en la última mitad del siglo XVIII, vería morir a su tempranamente, y de quien recibiría una relativamente moderada herencia. Tras esto, George, decidiría seguir los pasados de muchos jóvenes de clase media-alta británica, y se enrolaría en un regimiento de caballería. Lugar en el que haría migas con el Príncipe de Gales. No obstante, la acción no era lo suyo, y prontamente renunciaría al ejército para dedicarse a seguir a una vida más “sociable” en Londres. Ciudad en la cual, gracias a su amigo Real, tendría acceso a fiestas y galas de la alta alcurnia.

De excelente vestir y pulcritud obsesiva, su finura y excelente oratoria lo llevarían a hacer amistades con personajes tales como Henry Mildmay y Lord Alvanley, famosos integrantes del “Dandy Club”. Consistiendo su rutina diaria en ir de fiesta en fiesta. Es en este punto de su vida en el cual su obsesión y vanidad cuasi-narcisista crecerían a alturas legendarias -muy para el pesar de sus finanzas, ya que las deudas del dandy crecían a la par como montañas.-

Prontamente los rumores sobre su obsesiva pulcritud, irónicamente, en lo que a rumores respecta, reales en su mayor parte, se volverían el tema de charla preferido de la alta sociedad. Y no era para menos, Brummell dedicaba de 6 a 9 horas de su día a su aseo y vestimenta. Según palabras del mismo Brummell, todo caballero que se considerase como tal no debía lustrar sus botas con otra cosa que no fuese espuma de champagne; los guantes, sobretodo, debían ser reemplazados al menos unas seis veces diarias y el cuello largo o el pañuelo corbata siempre debían de estar perfectamente almidonados.

Si bien Brummell no consideraba los atuendos llamativos como de buen gusto, su obsesión con la perfección era tal que llegaba a retener a sus sastres por varias horas, sin dejarlos marchar hasta que éstos lograran tomar las medidas perfectas de su figura, ni un milímetro más ni un milímetro menos. Esto ya que consideraba a este tipo de errores como la “mayor ofensa al buen gusto”. Incluso, según relatos de su amigo Lord Alvanley, Brummell a pesar de sus fuertes deudas siempre enviaba a lavar sus trajes a Francia ya que, según sus palabras, Inglaterra carecía del toque y la calidad franceses. Y esto, además, sin mencionar las costosas cremas y lociones que utilizaba para su rostro y cuerpo. De hecho, Brummell fue uno de los primeros hombres en utilizar cremas para afeitar, llegando muchas veces a crear sus propias recetas para así lograr la combinación perfecta entre aroma y textura.

Beau, como era conocido por todos, se convertiría en la figura número uno de la moda y el buen gusto. De hecho, sus consejos y opiniones eran muy preciados entre los caballeros de la alta sociedad. Sin embargo, su fama no lo salvaría de sus deudas, que terminarían arruinándole. Sólo gracias tras una intervención de Alvanley, conseguiría un modesto puesto en el consulado de Caen. Brummell moriría pobre y en el olvido a causa de la sífilis en el 1840.

Hoy lo redime su estatua, ubicada en la Jeremy street, calle en la que se encuentran los negocios más costosos de ropa para hombres.

Un cementerio victoriano de mascotas oculto en Londres

Hyde ParkQuizás uno de los lugares más excéntricos y raros de Londres sea el cementerio victoriano de mascotas oculto en el Hyde Park, uno de los últimos pulmones verdes en una ciudad cuya belleza natural ha sido prácticamente destruida a medida que se fue poblando cada vez más de edificios de metal y vidrio durante la última mitad del siglo XX -es entristecedor el solo pensar en la cantidad de parques y plazas que han desaparecido de Londres en pos del “progreso urbano”-

Cerrado al público y oculto detrás de la Victoria Gate, el mismo tuvo origen a finales del 1880, cuando una pequeña terrier llamado Cherry fuese enterrada por sus amos quienes, además, dejaron una pequeña placa conmemorativa. Poco más de 10 años después, las pequeñas tumbas superaban las tres decenas, y para su cierre, en 1967, cientos de pequeñas tumbas recordando a las fieles mascotas podían ser halladas por todo el predio.

Hyde Park Hyde Park Hyde Park

Bartitsu, la defensa de todo caballero

1188-2.jpgEte aquí el artículo de defensa personal más caballeresca alguna vez editado. Los Diferentes Métodos de Defensa Personal con un Batón o un Paraguas al Ser Atacados en Condiciones de Desigualdad.

Un buen hombre, o una noble dama, nunca saben cuando un ruin patán les faltará el respeto, por lo tanto, siempre deben de estar preparados para responder utilizando los elementos que se encuentren al alcance de su mano. Es así que entre finales del siglo XIX y principios del XX, nace en Inglaterra el magnífico arte del Bartitsu, o defensa con bastón. Un arte marcial compleja y elaborada, que no solo convertía al bastón o el paraguas -muy al placer del señor Steed- en un formidable instrumento de esgrima, sino que además combinaba técnicas del judo, el boxeo francés (savate) y el jujutsu. Tan formidable que sería el arte marcial predilecta del mismísimo Sherlock Holmes (de hecho le salvaría la vida, tras que el archi-malvado Profesor Moriarty lo empujase por las cataratas de Reichenbach).

1188-1.jpg1188-5.jpg1188-3.jpg1188-4.jpg

Si bien el arte marcial ganaría popularidad entre la alta sociedad inglesa, sería el artículo anteriormente mencionado, escrito por Barton-Wright y publicado en la edición de Enero de 1901 de la Pearson’s Magazine -revista londinense pero muy popular en el resto del mundo,- el que popularizaría este estilo mundialmente. Desafortunadamente, el abandono de bastones y paraguas como parte del vestuario cotidiano del caballero, condenaría al bartitsu a su gradual desaparición.


Nota, el video es una reconstrucción realizada por The Grange, una academia de artes marciales europeas que intenta revivir el Bartitsu, de hecho creo que dictan clases del mismo.

El bartitsu a su vez fue un desprendimiento del estilo La canne, de Pierre Vigny. En este sitio, en inglés, podrán encontrar gran cantidad de información sobre todos los tipos de artes marciales con bastones y paraguas.

Hans Talhoffer
Pero por supuesto, si hablamos de artes marciales europeas antiguas, no podemos dejar de incluir a la madre de todos los manuales de defensa personal. El Fechtbücher de Hans Talhoffer. Un manual del siglo XV en el cual se intentaba, mediante elaborados gráficos y textos explicativos, describir todas las técnicas de combate, sea con espadas, bastones, mazos, dagas o caballos, que el dualista debería de enfrentar en la arena. Talhoffer era alumnode la escula de esgrima de Johannes Liechtenauer, que a su vez descendía de las experiencias de combate de los Teutones durante las Cruzadas.

1188-6.jpg1188-7.jpg1188-8.jpg

Reloj cámara para espías victorianos

Hace unos días apareció en mis feeds un interesantísimo artículo del Daily Mail sobre gadgets antiguos. Por alguna razón me vino a la mente lo complicado que sería el trabajo de un James Bond de dicha era. Sin embargo, y tras buscar un poco, descubrí que incluso en aquella época, los espías estaban al último grito tecnológico

Es difícil servir a la Corona Británica si no se cuenta con un aparato capaz de grabar documentos sensibles del enemigo, y peor aun, ser capaz de ocultarse cómodamente. Todas estas características son reunidas por el reloj Lancaster de damos producido entre 1886 y 1890 el cual, gracias a su diminuto mecanismo interno, basado en un sistema de aumento óptico y un funcionamiento similar al de una camara obscura -en español cámara oscura-.

1137-1.jpg

Si bien el reloj requería largos tiempos de exposición y un manejo experto para lograr resultados legibles, era capaz de capturar exitosamente la información de un documento, mapa o plano. Al día de hoy sólo sobreviven cuatro modelos originales.

1137-2.jpg1137-3.jpg

Fuente, el geníal Watchismo. Por lejos, el mejor blog sobre relojería de la red.
 

Y si hay que escapar
Es así que nuestra Nikita victoriana logró seducir al general enemigo, fotografías los planos o documentos sensibles con su cámara reloj, y darse al escape con la valiosa información. Pero ningún escape es efectivo si no se cuenta con los medios necesarios para sortear cualquier contratiempo. Es así que se creó el revólver anillo para damas nombrado, apropiadamente, como Femme Fatale. Oculto en un fino bolso de mano, y producido en la séptima década del siglo XIX, este llamativo anillo de 1,6 pulgadas es capaz de disparar balas calibre .06. No las más mortales del mundo, pero útiles para sacarse un enemigo desprevenido de encima rápidamente.

1137-5.jpg1137-4.jpg1137-6.jpg

La tercer imagen, por su parte, pertenece a una alternativa: el encendedor pistola. Solo se debía esperar a que la víctima nos pidiese lumbre.

Puedes ver más imágenes y una descripción ampliada en éste sitio.

Artículos relacionados
Alfred Redl, el peor traidor en la Historia.
El Sr. Richebourg, un espia particular.
La paloma cámara, un drone versión 1903.

El Telectroscopio, un dispositivo único

Ví­a el “top-ten” de Digg llego a esta más que interesante nota de la CNN sobre el Telectroscope.

1081-1.jpgEste dispositivo de 11,2 metros de largo por 3,3 metros de alto había sido primeramente visionado por el ingeniero victoriano Alexander Stanhope St. George, quien enumeró varias teorías sobre un aparato capaz de permitirle a las personas ver de un lado a otro del Atlántico.

Si bien Alexander Stanhope St. George nunca concretó su sueño, serí­a uno de sus descendientes, Paul St. George, quien lo concretara, al menos simbólicamente. A diferencia de la versión original, la imagen no se proyecta a través de un túnel fí­sico, como lo deseaba Alexander, sino que lo hace mediante una conexión de fibra óptica y cámaras de alta definición. El punto de partida se encuentra cerca del emblemático Tower Bridge del Támesis, mientras que el punto de llegada en el Brooklyn Bridge de Nueva york.

Debido a que es un proyecto artí­stico y no una excavación real, Paul St. George decidió montar un pequeño espectáculo a ambos lados del atlántico en el cual varios taladros emergian hacia la superficie en el día de inaguración -más que nada como un homenaje a su antepasado-

1081-2.jpg1081-3.jpg

Curiosamente el nombre original del dispositivo deberí­a haber sido “Electroscope”, sin embargo, un reportero cometería un error tipográfico que alterarí­a, para bien o mal, el nombre original al de “Telectroscope”.

Si bien el dispositivo no funciona de la manera en la que fue originalmente pensado, el mismo si cumple la tarea perfectamente, ya que la conexión de fibra óptica transmite una señal de video en tiempo real a ambos lados del Atlántico, permitiéndo que personas a miles de kilómetros de distancia puedan verse unas a otras como si se tratase de una ventana.

Suena divertido:

Pero qué es lo mejor de todo, absolutamente que el miembro original de la familia St. George en pensar la idea no sólo la pensó, sino que durante años intentó llevarla a cabo. Una historia que merce un artículo para si misma.

Los Telectroscopios
Multitud de dispositivos compartieron esta nomenclatura durante los siglos 18 y 19, incluido uno de los primeros prototipos de un aparato de televisión conocido. El diseñado por el inventor alemán-polaco Paul Nipkow.

Enlaces relacionados
Video de la construcción del aparato.

La grabación musical más antigua que se conserva

Grabada el 29 de Junio de 1888 en el Crystal Palace de Londres por uno de los empleados de Thomas Edison, George Gouraud. La pieza en cuestión es “Israel en Egipto” del legendario compositor alemán Georg Friedrich Händel y fue conducida por el gran conductor Sir August Manns. Más allá de la comprensible falta de calidad en la grabación es impresionante escuchar las voces de personas del siglo XIX, voces que quizás por la calidad del audio, la cual hasta llega a ser casi fugaz, parecen ser ecos de su época.

– Puedes bajar el MP3 haciendo click aquí.

Artículos relacionados
La fotografía más antigua
El abate Moigno, el fonógrafo y la turba iracunda.
La primer película de la historia (video completo)
Voz del pasado, la lucha por recuperar la grabación más antigua de la voz humana.
Elefantes condenados a muerte -donde Edison utilizó su influencia para probar que el estándar eléctrico de su enemigo, Nicolás Tesla, era “mortal”-
El Frankenstein de Edison.
Jones Live Map, el GPS de 1909.
La Internet del siglo XIX.
Un mensaje que cambiaría al mundo, el primer mensaje de telégrafo.

Elefantes condenados a muerte

Nacida en 1875 y domesticada en el circo Forepaugh, Topsy, pasaría a la historia como uno de los pocos animales enjuiciados y condenados a muerte en un veredicto oficial. Durante su estadía en el circo debió de soportar todo tipo de abusos, su cuidador la obligaba a fumar habanos y todos los días recibía salvajes golpizas en las cuales cadenas y palos con clavos nunca faltaban. Cansada de estos malos tratos un día decidió decir basta a su manera y en un ataque de ira arremetió contra el personal del circo, matando a tres hombres entre los cuales se encontraba su desalmado entrenador.

Tras debatir como se la condenaría y enfrentar infinidad de protestas de la ASPCA -American Society for the Prevention of Cruelty to Animals- el gobierno contactó a Thomas Edison para que de una opinión. Edison, que en ese momento se encontraba luchando por imponer su estándar eléctrico basado en la corriente continua, sugirió que la mejor manera era electrocutar a la elefanta utilizando corriente alterna. Tras comer una última cena de zanahorias, su comida preferida, tal como indicaba la ley estatal, Topsy fue ejecutada por electrocución en 1903. Edison que también estaba incursionando en el mundo del cine filmó el evento:

La poderosa Mary
Otra trágica historia de abuso animal ocurre en el circo Sparks World Famous Shows, en el cual Mary, una elefanta asiática maltratada y abusada, en un ataque de ira arremete contra un asistente novato recientemente contratado de nombre Red Eldridge en Kingsport. Testigo del hecho un herrero quiso tomar venganza y realizó 12 disparos contra Mary, pero no tuvieron mucho efecto. Al pasar unos días del accidente los periódicos sensacionalistas comenzaron a inventar historias de Mary en las que aseguraban que ésta había asesinado a varios hombres en el pasado. Como es lógico el miedo creció, Mary se volvió famosa, y Charlie Sparks, el dueño del circo y oportunista desalmado, decidió aprovechar la fama de la elefanta realizando un juicio y ejecutándola en un evento pago.

El 13 de Septiembre de 1916 fue llevada entonces al complejo ferroviario de Erwin, y ante un público de 2500 personas ejecutada por ahorcamiento tras un juicio. Dado su peso en el primer intento se rompió la cadena, por lo que Mary cayó al piso rompiendo sus patas traseras. Tras media hora se le puso otra cadena reforzada y transcurridos unos 10 minutos de agonía Mary dejó de existir.

Chunee
Tras trabajar varios años como elefante de circo en Londres, Chunee llegó a conocer a varias personalidades, entre ellas Lord Byron quien se sorprendió con la inteligencia del animal. Desgraciadamente para 1826 una infección en uno de sus colmillos comenzó a causarle un dolor de muelas tan grande que su carácter se tornó violento. Esto llevó a que en una actuación saliera corriendo y matara a uno de sus cuidadores. Tras la tragedia se le declaró insano y se le ordenó morir bajo un pelotón de fusilamiento como indicaba la ley. Con este motivo un destacamento fue enviado al circo. Desafortunadamente 152 disparos de mosquete no fueron suficientes como para matarlo, ya que su dura piel prácticamente repelía las primitivas balas. Sufriendo por los agudos gritos del elefante su cuidador principal decidió terminar rápidamente con su vida y utilizando una pesada espada rebanó su cuello.

Mary Toft y sus hijos conejo

A principios del siglo XVIII Inglaterra era un lugar bastante llamativo: su rey se negaba a aprender a hablar en inglés y cientos de charlatanes y encantadores recorrían sus caminos vendiendo infinidad de panaceas y leyendas extravagantes. Algo que nos ayuda a comprender por qué Mary Toft tuvo tanto éxito en su charada y nadie la cuestionó.

Mary era una chica como cualquier otra, la diferencia, en septiembre de 1726 tuvo su primer hijo: un conejo. Ante tan surrealista visión su familia espantada corrió hacia el médico local, John Howard, un joven cirujano que prontamente se dirigió a la casa de los Tofts y una vez allí y de manera increíble ayudó a hacer parir un total de nueve conejos. Peor aun, como si ya parir conejos no fuese poco, todos nacieron muertos y mutilados. El suceso ganó tanta popularidad que el mismo rey envió a su consejero médico, Nathanael Saint André, a revisar el caso. Al reunirse éste con Mary ella confesó haberse antojado inmensamente con carne de conejo durante su embarazo, por lo que pasó varios días dedicándose a perseguir conejos sin éxito alguno. Asombrados, y tras presenciar en carne propia una nueva camada de conejos mutilados saliendo de las entrañas de Mary los enviados reales decidieron llevarla a Londres para poder estudiarla en detalle. Todo el mundo creería la historia de Mary, y tal sería el furor popular que miles de personas se reunieron en torno a la casa donde se hospedaba la joven. Sir Richard Manningham, uno de los estudiosos encargados de supervisar el caso y quien sospechaba de un engaño, con el fin de asustarla para ver su reacción sugirió delante de la chica que los médicos londinenses debían de “abrirla en dos y analizar su útero”. Al escuchar esto partió en lágrimas y confesó que ella misma había introducido las partes de conejo con el fin de ganar fama y recibir una pensión del real. Si bien Mary volvió a su casa y continuó con una vida normal, Howars y Saint André quedaron tan humillados por haber creído completamente la historia que sus carreras quedaron arruinadas.

Si bien la historia era falsa, en el creer popular la leyenda de “Mary, la madre de los conejos” quedó como algo verdadero e insólito.

Artículos relacionados
Viktor Lustig, el hombre que vendió la Torre Eiffel.
El embaucador de Los Angeles.
El morboso vendedor de inmortalidad.
La Sirena de Fiji.
Wilhelm Voigt un estafador con estatua propia.

La primer película

Dura solo 2 segundos, pero son dos segundos de historia pura. Filmada un 14 de Octubre de 1888 en el jardín de la familia Whitley, Yorkshire, Reino Unido, por Aimé Augustin Le Prince.

Para realizar la filmación utilizaría su cámara experimental Le Prince de lente simple. En la película se pueden ver a su hijo, Adolphe Le Prince, junto a familiares y amigos como: Joseph Whitley, Harriet Hartley y Sarah Whitley, quienes se habían hecho presentes para ver el invento que éste había anunciado.

Artículos relacionados
La fotografía más antigua
El abate Moigno, el fonógrafo y la turba iracunda.
Voz del pasado, la lucha por recuperar la grabación más antigua de la voz humana.
La grabación musical más antigua que se conserva.
Elefantes condenados a muerte -donde Edison utilizó su influencia para probar que el estándar eléctrico de su enemigo, Nicolás Tesla, era “mortal”-
El Frankenstein de Edison.
Jones Live Map, el GPS de 1909.
La Internet del siglo XIX.
Un mensaje que cambiaría al mundo, el primer mensaje de telégrafo.