Las apuestas sangrientas

Tristemente la humanidad no sólo se conforma con luchar entre si misma, sino que además a lo largo de los siglos ha empleado todo tipo de gladiadores, como era el caso de los romanos con sus violentos torneos gladiatorios, e incluso animales para su divertimento. Son muy conocidas las batallas entre cristianos y leones que ofrecían los emperadores Romanos, o los enemigos capturados arrojados a los linces que solían adornar los banquetes de Gengis Khan.

A continuación hablaremos sobre algunas de las más inusuales apuestas sangrientas en el mundo.

Sementales a duelo

Dos sementales luchando por una hembra, en una de las tristes y barbáricas apuestas sangrientas.
Dos sementales luchando por una hembra, en una de las tristes y barbáricas apuestas sangrientas.

En la provincia china de Guangxi, y también en Corea, uno de los «espectáculos» de este tipo más populares es el de apostar en peleas de sementales. Dos o más caballos en celo son puestos cerca de una yegua. Instintivamente, los animales intentaran aparearse con la misma, no sin antes tener que luchar por ese derecho.

Si bien este es un comportamiento muy natural en los equinos, en este caso, el encierro previo del animal durante días, en un corral en el que se desparrama orina de la yegua -cuestión de mantener al animal intranquilo-, y el limitado espacio en el cual se realiza la contienda, hacen que los mismos, incluida la yegua que ponen entre medio, terminen ensangrentados y extremadamente golpeados. Es su instinto reproductivo, lo que lleva a estos briosos sementales de gran fuerza y poderío físico a luchar ferozmente hasta que uno de los dos se de por vencido debido a los golpes y las mordidas.

Si bien tristemente esta práctica aun sigue siendo popular, existe una luz de esperanza en el camino. Ya que en la última década varias organizaciones de defensa al animal en China han comenzado a hacerse oír.

Las apuestas sangrientas con ratas

Las peleas de ratas solían ser muy populares en el Reino Unido durante el siglo XIX, y si bien esta práctica se encuentra casi extinta, muy de vez en cuando aparece nuevamente en las noticias. Si bien generalmente las peleas eran entre ratas, con el tiempo se hizo popular la modalidad de poner un perro de caza entre los roedores.

Si el mismo mataba una cantidad de ratas igual o superior a la de su peso en libras, el dueño del can podía quedarse con parte de las apuestas. Si bien las mismas, como mencionamos, casi están extintas, han habido reportes de esta práctica incluso en el siglo XIX.

Este tipo de apuestas sangrientas era extramadamente popular en los casinos victorianos, muchos al borde de la legalidad, como los casinos que eran administrados por Willian «Crocky» Crawford, el as de las cartas que llevó a la banca rota a gran parte de la aristocracia británica.

Ilustración de una pelea de ratas en el Reino Unido durante la época victoriana y sus inusuales apuestas sangrientas.
Ilustración de una pelea de ratas en el Reino Unido durante la época victoriana.

Como veremos a continuación estas apuestas sangrientas no estaban limitadas a mamíferos.

El sumo de escarabajos

Debemos aclara que, a diferencia de todos los demás ejemplos vistos en éste artículo, la siguiente apuesta no es a muerte y los escarabajos por lo general no quedan lastimados, ya que el escarabajo ganador es el que simplemente logra levantar y arrojar a su contrincante de la rama o la mesa.

Máquina expendedora de escarabajos.
Máquina expendedora de escarabajos.

Las luchas de escarabajos en Japón son practicadas desde hace varios siglos, y hoy en día continúan siendo extremadamente populares en los mercados de apuestas de toda la isla llegando a realizarse apuestas por sumas de dinero muy considerables.

Como mencionamos en el primer párrafo, estas no son luchas a muerte y el escarabajo perdedor no queda lastimado, sino que se trata de una réplica de otro deporte marcial japonés, el sumo. Deporte en el cual dos guerreros colosos se enfrentan unos a otros con el fin de utilizar su fuerza y gran peso corporal para expulsar o arrojar al contrincante del área de combate, exactamente igual a la manera en la cual los escarabajos luchan entre sí.

De hecho, todos los años se realiza el Campeonato Internacional de Lucha de Escarabajos, en el cual, diminutos seres luchan en cuadriláteros miniatura. Es tan popular, que incluso existen máquinas expendedoras de escarabajos de pelea.

Ciertamente los escarabajos son uno de los seres más fascinantes de la naturaleza debido a sus mecanismos defensivos. Si bien el escarabajo rinoceronte, el utilizado en Japón, utiliza su enorme cuerno para alzar y lanzar a su enemigo por los aires, otro tipo de escarabajos como el escarabajo bombardero han evolucionado algunos de los más increíbles métodos de auto-defensa.

La danza de los peces Betta

En los arrozales de Tailanda existe un pez de agua dulce tan territorial como hermoso. Su medio ambiente, hizo que los peces bettas machos evolucionaran durante miles de años para atraer a las hembras con largas y coloridas colas brillantes.

Atracción que una vez conseguida debía defenderse, y es así que gradualmente se tornaron en una de las especies más agresiva de las conocidas. Si bien en la naturaleza las peleas no son a muerte, en los círculos de apuestas, generalmente realizadas en establecimientos concurridos por personas de alto nivel adquisitivo, las mismas se realizan en espacios reducidos obligando al pequeño animal a luchar hasta la muerte.