Los barcos en el Canal de Suez

El Canal de Suez es una ruta acuática en Egipto que conecta al mar Mediterráneo con el mar rojo. El mismo, al igual que otros canales como el impresionante Canal de Corinto famoso por «haber partido a Grecia en dos», comenzó su construcción en el siglo XIX, más precisamente en el año 1859 y fue finalizado en el año 1869. Su importancia comercial es gigantesca, ya que ofrece una conexión mucho más rápido entre el océano Pacífico norte y el océano Índico.

Barcos navegando sobre la arena

Una de las escenas comunes en varios cuentos y novelas de piratas y de fantasía en general es el relato de barcos navegando sobre las arenas de un desierto. Sin embargo, y de manera muy curiosa, estas escenas, si bien el producto de la imaginación humana, ocurren en cierta medida a manera de ilusión óptica en el canal de Suez.

Vemos un ejemplo de esto, algo muy común en el canal de Suez:

Fotografía de un buque navegando por el canal de Suez.
Barco garguero dando la ilusión de estar navegando a través de las arenas del canal de Suez.

Si bien un barco navegando por el desierto es algo físicamente imposible, existe un lugar en la tierra donde, al menos de manera visual, podemos llegar a ver algo muy similar. Ésto ocurre en varios tramos del canal de Suez donde la relativa estrechez del canal, su baja altura con respecto a los montículos de arena circundantes y el enorme porte de los barcos militares, comerciales y buques cisterna que transitan a través del mismo hacen que, si nos ubicamos a unos metros del canal, podamos ver barcos que parecen navegar desplazándose por las arenas desérticas de la región.

El canal de Suez tuvo un impacto gigantesco en la región, tanto económico como turístico. Cuando este fue abierto al mundo, esto permitió el paso regular tanto de cargueros como de cruceros turísticos, los cuales permitían a turistas de todo el mundo visitar las tierras de Medio Oriente de una manera más directa. Fue justamente la apertura del canal de Suez cuando los cruceros a vapor con turistas comenzaron a llegar a Egipto, volviendo así populares entre los turistas el ir a visitar las pirámides y los otros tesoros arqueológicos de la región.

Fotografía de un buque navegando por el canal de Suez.
Portaaviones estadounidense cruzando el canal de Suez en una de sus áreas más estrechas.
Fotografía de un buque navegando por el canal de Suez.
Buque mercante cruzando el canal y dando la ilusión de estar varado en las arenas.

Barcos en el desierto

Como mencionamos anteriormente la temática de barcos navegando por las arenas es muy común y popular en el género de la fantasía literaria, sobre todo el de piratas, debido a que tanto el agua como la arena pueden ser fácilmente desplazados por objetos sólidos. Dándoles así cierto grado de similitud al menos visualmente.

Curiosamente esto no es algo que se quedó simplemente en el campo de la fantasía. Los barcos a vela con ruedas, de la disciplina denominada como «land sailing» en la cual se emplean veleros ultra livianos con ruedas para navegar por las arenas utilizando los vientos como impulso.

Otro lugar del mundo donde también podemos ver barcos aparentemente navegando por las arenas, aunque estos a diferencia de los vistos en el canal de Suez permanentemente estáticos, es en los restos del mar Aral. Al secarse gran parte de dicho mar, en uno de los mayores desastres ecológicos del siglo XX, una curiosa cantidad de barcos previamente hundidos quedaron expuestos en las arenas que solían ser el lecho de dicho cuerpo de agua.