Drones y glaciares

De todos los lugares a explorar los glaciares son el territorio predilecto de los exploradores con drones. Ya de por si, como es lógico debido al clima donde se encuentran los glaciares, estos son lugares extremadamente remotos y extremos. Debido al frío, los fuertes vientos y la condición del terreno la exploración a pie y con vehículos limita en gran medida la capacidad y habilidad de los exploradores para explorar grandes distancias en un margen de tiempo razonable.

Los drones, no obstante, permiten explorar grandes distancias a una velocidad considerablemente mayor. El equipo de investigación ya no tiene que recorrer el área de que se está investigando. Sino que, por el contrario, se emplea una base móvil la cual servirá como el centro de operación del área de investigación. De esta manera, se explora la circunferencia circundante a la base, la cual puede ser de varios kilómetros, y cuando se termina de explorar dicha área el equipo mueve la base móvil a un nuevo punto el cual se explorará de manera similar al anterior.

Drones y volcanes

El siguiente video de drone extremo fue tomado en Vanuatu, este bello territorio del Pacífico está plagado de volcanes activos, y es uno de los mejores lugares para captar este tipo de imágenes.

Como vemos los drones permiten obtener imágenes únicas de los volcanes en erupción, algo que sería imposible desde un helicóptero debido a la peligrosidad de acercarse tanto al área. Esto ha permitido no solo tomar impresionantes filmaciones para varios documentales, sino que además le ha permitido a los científicos ver y observar las erupciones volcánicas desde otro ángulo, mucho más cercano y distinto del que habitualmente se observaban.

Incluso, como podemos ver en la filmación, el drone se acerca volando al epicentro de la erupción y filma la dinámica de la misma desde arriba, casi tocando el agujero del volcán.

Drones y cuevas submarinas

Albania, además de ser el país con más búnkers por kilómetro cuadrado del mundo, posee algunas de las cuevas submarinas más espectaculares del planeta tierra. La cueva en cuestión es la Cueva Viroit, cuya profundidad varía entre los 270 y los 300 metros de profundidad. Técnicamente no se utilizan drones para su exploración sino un equipo de inmersión profunda y propulsión asistida.

En la imagen a continuación podemos ver uno de estos mini-submarinos drones. Vemos que su mayor limitación es el cable que necesitan llevar añadido para poder controlarlos, debido al poco alcance que las señales inalámbricas tienen bajo el agua. No obstante, la ventaja de llevar este cable es que se les puede suministrar electricidad por lo que no están limitados por el tiempo de duración de una batería.

Drone de exploración submarina.
Drone de exploración submarina.

Deja un comentario

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies