Los fenómenos ondulatorios

De todos los fenómenos naturales los fenómenos ondulatorios forman algunos de los patrones más bellos y visualmente distintivos de la naturaleza debido a su uniformidad y frecuencia. Las olas son uno de estos fenómenos, y generalmente se dan en complejos sistemas con una infinidad de variables influyendo sobre las mismas.

Las olas cuadradas de Ré

Cuando un sistema de olas se propaga fuera de su zona de generación, es decir el área del cuerpo de agua donde se originan las olas debido a la fricción entre el viento y la superficie del agua, las ondulaciones producidas por fichas olas se denominan como mares de fondo. Un mar de fondo es por lo general, como acabamos de mencionar, generado por una perturbación ciclónica.

Fitografái de las olas cuadrada de la isla de Ré.
Olas cuadradas de la isla de Ré.

Son, básicamente, olas cuya forma se regulariza y viajan a manera de onda a través de largas distancias al punto que en un determinado momento se convierten en olas de tipo senoidal, las cuales poseen un período casi idéntico y una longitud muy alargada.

Es en el Faro de las Ballenas, Isla de Ré, ubicada en la costa Oeste de Francia, que ocurre uno de los fenómenos más llamativos en la tierra. Dos mares de fondo perfectamente perpendiculares, ambos generados varios kilómetros en lo profundo, colisionan entre si cerca del faro generando como resultado el único patrón completamente natural de olas grilladas en el mundo. Además del faro la isla de Ré era conocida por la enorme ciudadela de tipo estrella de Saint-Martin.

Este faro, construido en el año 1854, es llamado de esta manera, es decir el faro de las ballenas, debido a la frecuencia con la que se pueden avistar los cetáceos cerca del mismo, lo que llevó a los pobladores locales a creer que de alguna manera el faro estaba atrayendo a la ballenas, llamándolas como una sirena de roca.

Modelo de la Ciudadela Saint-Martin.
Modelo a escala del fuerte estrella de Saint-Martin hallado en la Isla de Ré, Francia, como se veía en el año 1702.

Al chocar estos dos mares de fondo perpendiculares, obtenemos una de las vistas más raras de la naturaleza, una grilla perfecta de olas moviéndose al unísono. Es así que debido a este curioso y particular fenómeno natural en la Isla de Ré pueden vislumbrarse olas cuadras, otra de las grandes maravillas de la naturaleza terrestre.

Las asombrosas olas: en el mundo existen varios fenómenos relacionados a las olas, desde olas gigantescas que arremeten contra faros y barcos hasta las olas del lago Baikal en Siberia que, debido al intenso frío y el lento movimiento de las olas, lleva a que se congelen las olas.