El congelamiento de las olas

Si bien generalmente los grandes cuerpos de agua no llegan a congelarse incluso a temperaturas bajo cero debido a la energía presente en el agua por la acción de las olas y su salinidad, existe un lago de agua dulce en Siberia en el cual, durante los más cruentos inviernos, puede verse un fenómeno asombroso: olas congeladas.

El congelamiento de las olas y su lento y gelificado movimiento causa un efecto visual impresionante, que nos recuerda a otros fenómenos de congelamiento extremo como por ejemplo las cascadas congeladas de Estonia. Fenómenos que solo pueden ocurrir en los más intensos e implacables fríos.

Las olas congeladas del lago Baikal

El lago Baikal es uno de los lugares más interesantes del planeta tierra al ser el lago más profundo del mundo y a su vez contener el 20% del agua dulce hallada en el planeta tierra. Ubicado en Siberia, uno de los lugares más fríos del mundo, este lago de unos 20 millones de años de antigüedad y 1,7 kilómetros de profundidad, llega a congelarse durante el invierno tanto total como parcialmente.

La infinidad de cristales generados por las olas congeladas del lago Baikal.
La infinidad de cristales generados por las olas congeladas del lago Baikal.

Si bien, como ya hemos mencionado, las costas poseen mareas mucho mas dinámicas el intenso frío de invierno hace prácticamente imposible que el agua permanezca liquida, llegando a congelar las olas y el agua superficial de este lago. No obstante, y a diferencia del centro del lago donde se forma una gruesa capa de hielo, las olas no llegan a congelarse del todo, sino que se gelifican, es decir, se convierten en un gel semihelado debido al constante movimiento de sus olas.

En el vídeo a continuación podemos ver como la combinación de los cristales de hielo y la dinámica de las olas crean un espectáculo único. En especial notamos el intenso sonido que este fenómeno provoca, causado por millones y millones de cristales de hielo golpeando y quebrándose mutuamente.

Otros lagos congelados

Otro de estos fenómenos singulares se da en las costas del Lago Michigan, aunque es sin embargo un tanto engañoso, en el cual al mezclarse arena con nieve se forman «olas» masivas que parecen estar suspendidas en el tiempo. Y por ultimo otro fenómeno del tipo «ola congelada» se da en varios glaciares al rededor del mundo, donde la gravedad y el descongelamiento al llegar el verano forman estas asombrosas estructuras.

Así mismo el fenómeno de las olas congeladas también ocurre en la isla de Terranova, en ingles Newfoundland, una isla ubicada en la costa este de Canadá, y además uno de los lugares del mundo con una de las nieblas más espesas y fuertes del planeta (de hecho gran parte de Canadá es cubierta por intensas nieblas. La ciudad de Vancouver, en la otra punta del país, es completamente cubierta por una espesa niebla varias veces al año).


Más sobre olas

Las olas cuadradas de la Isla de Ré y los mares de fondo

El impresionante video que muestra a los faros soportar olas gigantes