Con la implementación de maquinarias pesadas en la construcción sus operarios comenzaron a operarlas con tal destreza que incluso los ingenieros que las diseñaron nunca imaginaron semejantes usos. Entre las nuevas maniobras que comenzaron a realizar se encontraba la de realizar una serie de acrobacias con sus máquinas.

Estas acrobacias con maquinaria pesada de construcción van desde ingresar a camiones de carga utilizando no otra ayuda que las palas de la máquina, hasta incluso trepar a través de estructuras son algunos de éstos usos singulares. No obstante, este tipo de maniobras no eran algo banal, por ejemplo, muchos operarios las utilizan para subir y bajar sus equipos de los camiones de transporte sin la necesidad de rampas.

La empresa Liebherr, viendo a los operarios realizar éstos trucos habilidosos, decidió como estrategia de mercadotecnia bastante ingeniosa llevar esto al extremo y hacer todo tipo de trucos exagerados con sus máquinas para así demostrar su calidad o resistencia.

Esto que parece un simple truco es en realidad muy común entre los operarios veteranos que manejan dichas máquinas, ya que muchas veces es más simple y rápido utilizar al mismo equipo para bajarlo de un camión de transporte que el esperar a que la empresa constructora envía una rampa especializada para así bajar el equipo de manera normal.

Como mencionamos anteriormente, estas maniobras agilizan en gran medida los tiempos de trabajo. Por ejemplo, muchas veces un mismo vehículo de construcción puede ayudar a otro a bajar y subir, como por ejemplo cuando las topadoras ayudan a un camión de transporte de materiales o desechos de la construcción a salirse de un atasco en el barro.

Estos concursos se han vuelto en cierta medida populares en todo el mundo, sobre todo en los Estados Unidos donde anualmente se realiza una competencia mundial de maniobras acrobáticas con maquinaria de construcción pesada.

Más sobre construcciones y maquinarias

La mudanza de Abu Simbel, el esfuerzo internacional en plena Guerra Fría para salvar un tesoro egipcio

La elevación de la ciudad de Chicago en el siglo XIX