Dan Osman

Dan Osman es considerado como el escalador más talentoso y temerario de la historia, tanto, que su pasión le costaría la vida cuando al saltar de un risco con una soga gastada y deteriorada, se terminó cortando al cruzarse con la linea, lanzando así al deportista al vacío.

Famoso no sólo por su habilidad a la hora de escalar rocas y saltar al vacío desde varios cientos de metros a sólo centímetros de la pared vertical de una montaña, Osman también era famoso por su excéntrico modo de vida, ya que vivía al mejor estilo Tarzán en una elaborada casa de árbol en el medio de un bosque en su parque nacional.

Quizás su hazaña más famosa fue el haber «escalado corriendo», es decir, a toda velocidad, El Capitán, una formación geológica de paredes relativamente verticales. El Capitán se encuentra en el parque nacional Yosemite, parque en el que además hallamos maravillas naturales tales como las asombrosas cascadas de fuego.

La hazaña del vídeo anterior fue años más tarde replicada por el escalador libre Alex Honnold logrando, de manera asombrosa, quebrar el sorprendente récord que Dan Osman había logrado décadas atrás.

Pero, ¿qué o quiénes son los escaladores libres?.

Los escaladores libres

Este tipo de escaladores, los cuales no emplean cuerdas o anclajes de ningún tipo, son denominados como escaladores libres. El nombre, como es lógico de asumir, viene del hecho de no contar cuerdas de ningún tipo durante los ascensos, es decir no están atados a nada, por lo tanto lo hacen libres. Esto no solo hace que su actividad sea de riesgo extremo, sino que la misma es lisa y llanamente mortal, ya que el más mínimo de los errores lleva a una muerte segura.

Lo anterior no es una exageración, como tampoco lo es la frase que dice que el «errar es humano», y un gran número de los pioneros de esta disciplina han perecido con el paso de los años y los accidentes. Esto debido precisamente a lo que mencionamos anteriormente: errar es humano, por lo que incluso los más experimentados practicantes de la disciplina, tarde o temprano, cometen errores.

Bungee jumping tradicional: en Occidente el bungee jumping, la actividad que terminó con la vida de Dan Osman, es algo relativamente moderno. No obstante, existe una tribu del pacífico que practica bungee jumping desde hace siglos con el fin de pedirle a sus deidades buenas cosechas.

Dan Osman llevó la disciplina de escalamiento libre a un paso todavía más extremo, ya que este intrépido atleta realizaba escalamiento libre en velocidad, es decir, además de no utilizar cuerdas ni anclajes de ningún tipo, añadía el desafío de intentar llegar a la cima lo más rápido posible.

Como mencionamos en el primer párrafo de este artículo, Dan Osman falleció en un accidente de deportes extremos. Cuando este al llegar a la cima de una montaña que se encontraba escalando se topó con cuerdas de una expedición anterior que habían quedado a la intemperie durante varias semanas. Osman quiso intentar un salto base, pero las cuerdas, corroídas por los elementos, cedieron a la tensión de la caída y se rompieron, propinando al deportista al vacío.


Más sobre temerarios y escaladores

Fred Dibnah, el hombre que se trepaba a las torres más altas del mundo

Escalando uno de los pilares de roca más altos del mundo