La biblioteca que salvó sus contenidos gracias a ser quemada

Tablilla recuperada de AsurbanipalLas quemas de bibliotecas en el mundo antiguo fueron realmente algunos de los eventos más tristes en la historia, ya que en un tiempo en el cual la difusión de las obras no era muy amplia, muchas veces estas bibliotecas contenían documentos únicos e irrepetibles que al ser quemados se perdían para siempre. Es histórica y famosa la destrucción de la biblioteca de Alejandría, no obstante, existe un singular caso en el cual el fuego de la destrucción irónicamente serviría para preservar los contenidos.

A mediados del siglo XIX el arqueólogo británico Austen Henry Layard descubrió en lo que hoy en día es Irak los restos de lo que resultara ser una biblioteca en los territorios del antiguo reino asirio de Nínive, la misma sería nombrada en honor a Asurbanipal, el último gran rey asirio. Esta biblioteca no era cualquier otra ya que poseía una amplia y rica historia; historia que sería olvidada por más de dos milenios y medio cuando en el 612 AC resultara víctima de una de las inacabables guerras mesopotámicas tras que una alianza comandada por los babilonios invadiera la ciudad destruyendo todo. De la invasión desencadenaría un asedio interminable por el cual varios de los edificios de la ciudad arderían en la llamas de la guerra, edificios entre los que se encontraba la biblioteca. Si bien normalmente esto se traduciría en destrucción total, como en tantos otros casos, en este caso en particular algo maravilloso ocurriría, los contenidos de la biblioteca no estaban en su totalidad almacenados en papiros, sino que eran tablillas de barro que con el calor se cocieron y quedaron atrapadas dentro de los restos de la misma.

Layard enviaría las casi 31 mil tabletas halladas al Reino Unido, donde serían almacenadas y estudiadas hasta el día de hoy en el Museo Británico, tarea no simple ya que la condición de los textos no es perfecta y muchos de hecho han sido clasificados como irrecuperables. De la biblioteca pudieron recuperarse y reaparecer tras ser perdidos en las arenas del tiempo los textos de la épica de Gilgamesh, el mito de Adapa, el Enûma Eliš y la leyenda del Pobre hombre de Nippur entre muchos otros de menor importancia.

La villa de los papiros
Curiosamente algo similar, aunque no intencional como el caso anterior, ocurrió en Herculano con la Villa de los papiros. Esta pertenecía a un adinerado y poderoso romano, Calpurnio Pisón, amante ferviente de la cultura cuya rica y bien provista biblioteca quedaría enterrada en las cenizas volcánicas que calcinarían a la ciudad, de esta manera quedando congelada en el tiempo. Si bien los papiros han sufrido un fuerte deterioro con el pasar de los siglos, hoy en día varios museos y bibliotecas del mundo se encuentran con éxito desarrollando tecnologías que permitan recuperar el contenido de los mismos. Según se espera, en la biblioteca existen varios textos griegos y romanos perdidos, especialmente se cree poder recuperar al menos fragmentos de varios de los clásicos perdidos tras la caída del imperio, así como cartas y documentos que permitan tener un conocimiento de primera mano de las turbulenta situación política de Roma en esa época.


Bronces de la Villa de los Papiros
(No solo papiros fueron rescatados sino que además se recuperaron infinidad de estatuas y bustos de bronce de la biblioteca)

Por fortuna las autoridades italianas protegen celosamente el lugar, y al día de hoy se han permitido solo pocas excavaciones, enfocándose así en preservar, restaurar y descifrar lo que se ya se ha excavado y no continuar excavándose hasta que se cuenten con nuevos métodos tecnológicos para garantizar la protección de los contenidos.

Artículos relacionados
El texto matemático más antiguo.

19 Comments

  1. «Layard enviaría las casi 31 mil tabletas halladas al Reino Unido, donde serían almacenadas y estudiadas hasta el día de hoy en el Museo Británico»

    Los británicos… los mayores expoliadores de la historia.

  2. Para ser completamente justos debemos reconocer que si no hubiese sido por los esfuerzos del Museo Británico y las sociedades arquelógicas del Reino Unido esas tabletas posiblemente aun estarían perdidas o hubiesen sido destruidas en alguno de los tantos conflictos y guerras de la región.

    Yo estoy a favor con la posición del Museo Británico sobre mantener piezas que en sus lugares originales correrían peligro. No obstante, también estoy a favor de que devuelvan piezas a lugares que actualmente son estables, como Grecia, que esta por finalizar uno de los museos más avanzados del mundo en Atenas y a la cual se le deberían devolver los mármoles del Partenón.

    Notar que no estoy defendiendo al BM, de hecho he tenído palabras muy duras contra este en el pasado (aquí y aquí) , no obstante eso no quita mérito al trabajo de preservación que han realizado.

  3. Otra causal de la destrucción de bibliotecas son las inundaciones, lo comentan entre otros la gente de google:
    http://googleblog.blogspot.com/2009/10/tale-of-10000000-books.html
    Es tan difícil escribir algo y tan fácil perderlo …… 🙁

  4. jokotrokolo, lo que tu digas, pero si esa biblioteca se hubiese quedado en Irak hoy en día dios sepa si no estuviera hecha arenilla. Prefiero que esas maravillas esten en manos de un pueblo civilizado como el inglés que no en manos de follacabras como son los iraquies actuales

  5. pablo2m, interesantísimo. No lo conocia 🙂

    Liberal, eres libre de tu opinión pero por favor mantengamos el respeto hacia los demás y la cordialidad.

  6. Oliver, soy un lector de hace tiempo aunque no comento seguido y como has dicho que estas aprendiendo el español y quieres que te corrijamos cuando cometas un error ‘impiadoso’ en este contexto no es correcto, puedes remplazarlo por ‘furtivo’ por ejemplo.

    Por cierto, me gustaría hablar en inglés como tu hablas en español 😛

  7. Gracias por la corrección. Me dejas sorprendido ya que no sabía que que no era correcto en ese contexto. Podrías explicármelo mejor así aprendo cuando y cuando no utilizar ese término?

    Muchas gracias 🙂

  8. Somos dos entonces Oli yo tampoco lo sabía, utilicé la palabra impiadoso varias veces para referirme a algo violento.

  9. Si ustedes son españoles espero los «irakies actuales» les den con otro Atocha por el culo.

  10. paolo, por favor. Porque una persona haga un comentario desubicado no significa que sea correcto responder con algo tan horrible como desear un atentado a toda una población. De esa manera estás siendo un desubicado al igual que él.

    No quiero cerrar los comentarios para esta entrada, así que por favor seamos civilizados y evitemos calificativos, generalizaciones, insultos, etc.

  11. Gracias Paolo, gente como tu ayuda a erradicar el racismo, te deseo lo mejor en tu bonito, avanzado y democratico pais.

  12. Hola Oli, gran artículo e interesante página que la que acabao de descubrir.

    Siguiendo el comentario de patopera, te diría que un comentario suele estar «fuera de lugar», ya que desubicado hace más referencia a un espacio físico, más que a su significado. Puede ser una matíz difícil de diferenciar.

    Para encontrar al comentario «desubicado» debería darse el caso de que este comentario hiciese referencia a otro post que hayas hecho, estaría por tanto en un lugar que no le corresponde, es decir, desubicado.

    Como han comentado antes, espero que algún día mi nivel de inglés iguale al tuyo de españo.

    Saludos

  13. Hola RaF, si, he confundido desubicado con fuera de lugar. Muchas gracias, no conocía la diferencia, pensaba que ‘desubicado’ y ‘fuera de lugar’ eran lo mismo pero veo que no.

    Saludos.

  14. Qué buen artículo! no sabía nada sobre este tema y me parece casi un milagro que se haya conservado hasta nuestros días. Sería estupendo que en vez de pertenecer a italianos o ingleses perteneciese al mundo, pero bueno, mejor a salvo aunque no tan accesible 🙂

  15. Coincido con Oli sobre los ingleses y el Museo Británico, hay que separar lo expansionista que fueron y también su interés en preservar la cultura, aunque a pesar mio y con la misma lógica la alemania nazi también hizo lo suyo, pero no se pueden comparar.

    Digo esto porque me duele de que el moai más bien preservado de la isla de Rapa Nui (más conocida por el nombre de Isla de Pascua) se encuentra justamente en el Museo Británico (y quizás es gracias justamente a eso mismo). Se le conoce popularmente como el Gran Rompeolas por su imponente tamaño. Su nombre en idioma rapanui es Hoa Hakananai’a lo que irónicamente significa “el amigo robado o escondido”.
    En 1868, la Real Sociedad Geográfica de Londres encargó al navío inglés “HMS Topaze”, capitaneado por Richard Ashmore Powell, realizar una completa investigación por todo el océano Pacífico sur.

    En su larga travesía, el navío recaló en Isla de Pascua. Maravillados por los inmensos moais, la expedición decidió llevarse algunos ejemplares a modo de souvenir y de recuerdo del paso por ese misterioso triángulo de tierra emergido en medio del mar. Fue así como cargaron –con la inocente colaboración de los isleños– a Hoa Hakananai’a, la más espectacular de las esculturas hechas alguna vez en la isla. La única esculpida en basalto, de color rojo y blanco y con la espalda tatuada. Su coloración se perdió durante su viaje a Gran Bretaña por efectos de la brisa marina.

    A su regreso a Inglaterra, Ashmore regaló la pieza a la reina Victoria. Su majestad, sin saber bien en qué lugar poner el inquietante presente, optó más tarde por donarlo al Museo Británico de Londres, donde hoy es una de las muestras más visitadas del recinto. La estatua es una de las reliquias favoritas del museo, tanto, que con motivo de los 250 años de la galería, su rostro engalana una serie de seis sellos conmemorativos.

    Chile no ha intentado oficialmente recuperarlo.

    http://www.britishmuseum.org/explore/highlights/highlight_objects/aoa/h/hoa_hakananaia.aspx

    Como dato de interés para el que guste de este tema dejo un libro sobre Rapa Nui:

    http://books.google.cl/books?id=Fj17BYZH8NwC&printsec=frontcover&source=gbs_v2_summary_r&cad=0#v=onepage&q=&f=false

  16. Oli, te envidio sanamente por tu vasto recorrido cultural, me imagino que debes conocer muchos museos. Yo tuve la oportunidad de viajar por todo Chile por mi trabajo y pude conocer muchísimos museos. Sólo espero algún día poder conocer el BM y el museo del Louvre, con eso ya me puedo morir tranquilo. Por ahora tengo proyectado ir al Museo Tyrell de Paleontología, en Alberta, Canadá. Tiene más de 200 especímenes en exposición. Será fantástico recordar mi niñez allí, cuando soñaba con algún día ser paleontólogo, pero sólo quedó en eso, un sueño. 🙄

  17. Los museos del mundo por X o Y razón estan llenos de tesoros que nos pertenecen a todos, no os apresureis a pedirlos a gritos a que los devuelvan, pues en algún momento serán puestos en su lugar de origen Acuerdense que los museólogos son gente civilizada, con conciencia de preservar. 😀

  18. Vaya, no esperaba que mi comentario despertase airadas respuestas (me refiero, claro, a Liberal y Paolo), pero esa es mi opinión y lo siento por el que no la comparta. Los legados históricos, culturales y artísticos pertenecen al país de procedencia, pese a quien le pese y, siento discrepar al contradecirte Oli, pero no creo que sirva de excusa el que «si no llega a ser por el MB esas tabletas posiblemente aun estarían perdidas».

    Es cierto que esas «campañpas arqueológicas» son hijas de su tiempo pero, pasados unos años (cientos de años en algunos casos) y, asegurada la nueva realidad del país de procedencia siempre procede devolver esos tesoros artísticos y culturales a sus legítimos dueños. Y, ojo, que yo disfruté como un enano en el MB pero, al mismo tiempo, me corroía la rabia de presenciar tesoros expoliados y sacados con malas artes de sus lugares de procedencia. Aunque, hay que ser justos, no sólo los británicos tienen esas feas costumbres. Ahí están (y estarán siempre) franceses, alemanes o turcos, entre otros.

    Un saludo y espero que no se malinterpreten mis palabras.

  19. la destrucción de la biblioteca de Alejandría, no obstante, existe un singular caso en el cual el fuego de la destrucción irónicamente serviría para preservar los contenidos.

Comments are closed.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies