Hasta el Atlas mismo sentiría envidia


Realmente admiro la paciencia con la que esta persona realizó este particular video. Se trata de Walter Wick, fotógrafo especializado en ilusiones ópticas. No obstante, lo que vemos a continuación no se trata de ninguna ilusión ni truco, sino que consiste en un fenomenal trabajo de balanceo en el cual, con extraordinaria precisión, 117 piezas son sostenidas por un simple y humilde bloque Lego. Medio milímetro fuera de lugar o una fracción de gramo de más y todo se derrumbaría.

6 Comments

  1. Admiro a los constructores…

  2. Yo también, a pesar de ser un impaciente 😛

  3. Pues lo que me sobre es paciencia, cuando niño jugaba justamente a hacer edificios con piezas de dominó o barajas y después simulaba un «terremoto» moviendo la mesa donde jugaba. Ahora lo hago con mis hijos, pero ellos disfrutan derrumbándolos antes de que los termine. 🙂

  4. movían varias turbinas hidroeléctricas cuyo sistema, fuertemente modificado en comparación a las tradicionales, les permitía alimentar generadores ubicados a varios metros en la superficie. El sistema era

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies