Este es el primero de una serie de artículos dada a llamar «Prisioneros de lujo.» En estas semanas, cuando saque la nueva versión de Anfrix, habrá un índice con las distintas series de artículos.

Que el dinero siempre trajo beneficios y comodidades no es noticia, ni siquiera, cuando esos beneficios y comodidades no eran legales. Ante esto se despertaría el público de los Estados Unidos de finales de los años 20. Cuando un valiente aunque anónimo reportero del Philadelphia Public Ledger se atrevió a reportar las condiciones de vida del poderoso y legendario gangster Al Capone, quien se encontraba sirviendo tiempo en la penitenciaria estatal Eastern State Penitentiary.

Celda de Al Capone
(Hoy día la celda se mantiene como pieza de museo en el mismo sitio de la prisión -de hecho la prisión se ha convertido en un atractivo turístico-)

«Toda la habitación estaba teñida con el resplandor de una lámpara que se apoyaba en un pulido escritorio […] Por una vez las paredes de la sombría cámara penal se hallaba colgado un cuadro de gran gusto, y las melodías de un vals eran emitidas por una gran radio de gabinete, la misma de diseño elegante y fino acabado.»

Y no era para menos, la habitación, nombrada como la «Park Avenue» de la prisión, esta decorada con finas pinturas, bustos y alfombras orientales así como también muebles de fina madera que superaban los varios miles de dólares la pieza. Al Capone, por supuesto, no comía el mismo potaje a base de arroz y maíz triturado que el resto de la prisión debía ingerir. Sino que tenía su propio chef el cual, a su pedido, le envía el plato deseado a prisión.

En el siguiente video pueden ver un recorrido por la prisión, y en especial la diferencia que existe entre la celda de Capone y las del resto de la población carcelaría.

Esta entrada tiene 10 comentarios

  1. Como rezaría un dicho de mi tierra Venezuela: «Que vida tan dura y yo tan frágil» 😀

  2. buenas

    aqui el Mario Conde comia langostinos y tenia uno que le limpiaba la celda

    siempre ha habido clases y clases

    me ha gustado la entrada

    un saludo

  3. Fórmula matemática:

    «Persona X + una pila de capital = se vive bien no importa donde»

  4. @Dan: Tal cual!!!!!
    Convengamos que Al tenia muy buen gusto tambien, asi tambien quiero estar «guardado», y con los tiempos que corren, una notebook bien coqueta con wifi 😯

  5. Has cortado el feed a propósito? Antes iba bien (salvo que a veces no salían las fotos) pero desde ayer solo se ve el primer párrafo. Te aviso por si no querías hacerlo.

    Saludos!

  6. Emmanuel, es en todos lados 🙂

    Jose, muchas gracias por la data. Uno más para la serie de prisioneros de lujo 🙂

    Dan, es tan triste la cosa que hasta se puede resumir en una simple ecuación 😛

    Efrain, sí, en verdad buen gusto, a mi me gustan los tonos rojos y marrones con una iluminación tenue de ambiente.

    MataRatas, sí, desafortunadamente el feed era capturado por decenas de sitios del tipo ‘scrapper’ y eso me afectaba muchísimo en Google ya que muchas veces, incluso, llegaban a ser indexados antes que Anfrix.

    Bunker, are you a bot or a real person? Anyway, thanks for the compliments.

  7. En Argentina hay varios que tuvieron verdaderos Penthouse estando presos.

  8. Pues que mas queda decir con dinero algunas cosas se pueden

  9. La vida y sus bromas de mal gusto… Las personas adineradas siempre han tenido una vida sencilla, llena de comodidades y lujos mientras que el resto de la población se rompe la espalda diariamente para sobrevivir a duras penas. A pesar de ver una muestra más de la corrupción legal, bastante interesante el aporte y aún así hermosa decoración, a pesar de estar en un lugar tan lúgubre…

Deja un comentario

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies